Crazy cake, sin huevos, ni lácteos, ni azúcar


El Crazy cake, también llamado, Wacky Cake & Depression Cake, tiene su origen en la época de la Gran Depresión (Great Depression) o La crisis del 29. La llamada Gran Depresión se originó en los Estados Unidos, a partir de la caída de la bolsa del 29 de octubre de 1929 (conocido como crack del 29 o Martes Negro, aunque cinco días antes, el 24 de octubre, ya se había producido el Jueves Negro), y rápidamente se extendió a casi todos los países del mundo.

Cuando la Gran Depresión golpeó América tras el desplome de la bolsa de 1929, las familias se vieron obligadas a estirar sus presupuestos y "conformarse" con ingredientes mínimos y baratos a la hora de cocinar. Algunas mujeres fueron capaces de alimentar a sus familias con 5 $ por semana. Tomar postre se convirtió en un lujo para la mayoría. Este pastel era una alternativa más asequible a otros pasteles que utilizaban la leche, los huevos y la mantequilla.

No lleva huevos, ni leche, ni mantequilla y es muy sencillo porque no se necesitan demasiadas herramientas o utensilios para prepararlo. Por eso no lo he preparado con la TMX. Quería preservar su esencia original.

Los ingredientes son pocos debido a que eran entonces o bien caros o difíciles de obtener. Pasteles similares se conocen como "War Cake", (pastel de guerra), ya que evitan los ingredientes que eran escasos o estaban siendo conservados para el uso de los soldados. 

También existía una versión denominada "Boiled Raisin Cake" porque se hervían pasas con el azúcar para hacer una especie de jarabe. 

En un folleto distribuido por The United States Food Administration en 1918, este pastel está en la lista de recetas de dulces en las que se reducía el azúcar. Durante la guerra se ofreció la melaza, jarabe de maíz y pasas en su lugar.

Los programas de radio y las revistas para las mujeres, jugaron un papel importante en la circulación de esta receta durante la Gran Depresión. Betty Crocker’s Cooking Hour era un programa que facilitaba a las mujeres recetas de bajo presupuesto. General Mills, propietario de Betty Crocker, contrató a nutricionistas y cocineros que trabajaban para experimentar con diferentes formas de "arruinar" un pastel, con la omisión de ingredientes.

Elogiado por su practicidad, también se le reconoció como "el pastel más valioso que jamás se había hecho". Se pueden añadir otros sabores o utilizar otro tipo de harinas, incluso para celíacos.

Con esta receta que tanto me ha gustado y que he adaptado, sin azúcar, participo por primera vez en el Asalta Blogs. Como indica Marga Postigo, una de las coordinadoras del Reto, llevo la L de prácticas, pero es lógico, aún me queda mucho por asaltar. Por si los que me leéis, no sabéis de qué se trata el Asalta Blogs, os lo explico. Cada mes uno de los blogs participantes es elegido por sorteo para ser asaltado. El resto de blogs asaltan el blog elegido y "roban" una de las recetas, la que más les gusta. El último domingo de cada mes, todos a la misma hora, publicamos el resultado del asalto. Toda una sorpresa. Divertido, ¿verdad?.

El blog asaltado es un lujo. Beatriz, de Bearecetasymás tiene un largo índice de recetas para ser asaltadas con todo el gusto. Yo lo tuve claro muy rápido porque quería “robar” una receta fácilmente adaptable para mí.

No conocía el crazy cake y es de lo más sencillo. Se puede elaborar hasta con niños. La receta original es en tazas. He intentado adaptarla con las mías, pero sin azúcar.

Espero que os guste mi "Pastel loco", Crazy cake. Más fácil, barato y rico... imposible.

Gracias Beatriz por la receta. La repetiré.




Ingredientes (mi molde de 20 cm diámetro)

Para el bizcocho

- 1 1/2 taza de harina normal, 155 g
- 3 cucharadas soperas de cacao puro en polvo
- 1 taza de azúcar 225 g, (yo puse azúcar de abedul 200 g)
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico
- 1 pizca de sal
- 5 cucharadas de aceite de girasol
- 1 cucharadita de vainilla en pasta (yo 2 cucharaditas de aroma de vainilla)
- 1 cucharadita de vinagre
- 1 taza de agua, 250 g

Para la cobertura de chocolate (opcional, pero la recomiendo)

- 200 ml de agua
- 2 cucharadas rasas de maizena (20 g)
- 250 g de chocolate negro troceado (el mío 75 % cacao y sin azúcar)

En esta foto se nota más la cobertura
Preparación tradicional

El bizcocho 

- Precalentar el horno a 180º (170º si se usa azúcar de abedul) y comenzar a preparar el bizcocho.

- Poner en recipiente de hornear los ingredientes secos: cacao, azúcar, harina, bicarbonato sódico y sal. Mezclar hasta que estén integrados. Con el dedo, hacer 3 huecos en la mezcla: en uno de los huecos verter el aceite, en otro la vainilla y en el último el vinagre.

- Sobre el conjunto verter la taza de agua, y remover con cuidado con una cuchara hasta integrar los ingredientes.

- Hornear unos 20-25 minutos (si usamos una bandeja más pequeña habrá que incrementar el tiempo hasta 30-35 minutos).

- Retirar del horno, y dejar enfriar el bizcocho.

Y en ésta se diferencian bien el bizcocho y la cobertura
La cobertura

- Mezclar el agua y la Maizena, removiendo hasta que no queden grumos.

- Poner a calentar en un cazo esta mezcla, a fuego medio bajo. Añadir el chocolate troceado y remover sin cesar hasta que esté totalmente fundido.

- Retirar del fuego, remover un poco para templar y verter sobre el bizcocho que habíamos preparado previamente (que deberá estar ya frío). Dejar en el frigorífico hasta que se solidifique la cobertura de chocolate (varias horas, o de un día para otro).

- Conservar el pastel en el frigorífico hasta su consumo, tapado con papel film para que no coja olores (preferiblemente sacándolo 15-30 minutos antes de comer, aunque no es imprescindible). En el momento de servir, decorar usando una plantilla (si no tenéis plantilla, podéis imprimir la imagen que os guste en una cartulina o folio, y recortarlo). Para decorar, simplemente colocar la plantilla sobre la tarta, y con un colador espolvorear azúcar glass hasta cubrir todos los huecos. Retirar la plantilla y servir. Como el mío es sin azúcar, me limité a espolvorear con un colador cacao en polvo sin azúcar. Os aseguro que contrasta de maravilla con el pastel.

¿Os apetece un bocado?
Me comí la cobertura y me dejé este bocadito de bizcocho para el final
Notas:

- Según las anotaciones de Sandea, que fue de quien Beatriz, copió la receta, os indico en mi receta las cantidades en gramos ya que las recetas de ambas y las de la receta americana, vienen en tazas. 

*1 taza de líquido son 250 ml, 1 taza de harina son 110 g aproximadamente, y 1 taza de azúcar son unos 220 g.

- El pastel se conserva perfectamente jugoso durante varios días en el frigorífico. Yo lo tengo congelado en trozos y descongela perfectamente.

- La decoración con azúcar glass hay que hacerla poco tiempo antes de servir, ya que el azúcar se humedece si pasa mucho tiempo. El chocolate lo espolvoreé antes de hacer las fotos. Hasta que lo congelé, se mantuvo igual.

Bon profit!
4 sencillos pasos y... ¡Al horno!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

35 comentarios:

  1. Qué rico bizcocho Crazy cake, no lo conocía y la verdad que me ha llamado la atención. Por sus ingredientes, que no lleva los típicos de una bizcocho. las fotos me dan una idea lo buenísimo que tiene que estar. Una delicia, me encantaría probarlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No conocía este pastel, ni mucho menos nada sobre la historia de donde viene. Es tan interesante cuando empiezas a escarbar en la história de algunos platos! Tampoco conocía el reto y me ha resultado muy curioso y divertido.
    Te ha quedado una tarta loca preciosa y esa cucharada me ha dejado salivando. Tremenda pinta!!! Bs

    ResponderEliminar
  3. Uala... Que vicio: chocolate y más chocolate. La verdad es que sí había oigo hablar de este pastel. Te ha quedado de cine y lo mejor que se pueda adaptar a tantas intolerancias.
    Estupendo robo, Marisa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Qué fotos tan estupendas, te dan una idea perfecta del postre...genial por cierto!!
    Me encanta volver a visitarte después de un largo paréntesis veraniego y disfrutar de tus recetas.
    Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena pinta tiene ese pastel loco... que me vuelve loca todo lo que lleva chocolate y lo sabes!!. Un reto muy divertido, a disfrutar!!!
    Besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  6. No conocía este pastel... mira con que pocos ingredientes se puede preparar un bizcocho tan rico!! y ademas se ve esponjoso y jugoso...me he encantado!! buena elección!! Bs.

    ResponderEliminar
  7. Esto tiene que ser pecado... ¡Que cosa mas rica, por Dios! Unas fotos para relamerse, estupendas.

    ResponderEliminar
  8. Madre del amor hermoso Marisa , esto es para babear de continuo , que ricura de pastel , debe ser un sin parar de comer , delicioso
    besinos

    ResponderEliminar
  9. La historia es curiosa a más no poder, y desde luego, la textura se ve de locos, que rica!

    ResponderEliminar
  10. Que rico tiene que estar! Solo de verlo se me hace la boca agua! Genial tu asalto!

    ResponderEliminar
  11. Pues para no llevar ni huevos ni lácteos ni azucar tienen una pinta estupenda!!!
    El martes negro del Crack del 29...que se lo digan a uno que yo se...que "adora" los martes, jejje
    Gran asalto

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué pasada de tarta! Me llevo la receta

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  13. Igual lo has indicado pero ya me he leído dos veces la receta y no lo veo ¿de qué tamaño es tu molde?

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Me encanta todo lo que cuentas de este curioso pastel-tarta. Es una verdadera ricura.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  15. mmm que rico me parece delicioso.... este tengo que hacerlo porque que pintaza.Un beso,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  16. Yo que soy una chocolatera insaciable este pastel haria mis delicias Marisa,hasta terminarlo no dejaría la fuente en paz jeje, menuda textura y que aroma no!!...Bess

    ResponderEliminar
  17. Tiene una pinta increíble, por lo que me lo guardo para cuando tenga una ocasión poder prepararlo porque se ve deliciosooooooooooooo... mmmm!!! No lo conocía y me ha encantado conocerle...jejejeje!!!
    Besitos y felicidades por tu súper asalto! ^_^
    Besotes!

    ResponderEliminar
  18. Sin na de na y mira la pintaza que tiene

    ResponderEliminar
  19. Mmmmmmm me encanta este pasteeeeeel
    Quépintaza que tiene!
    Menudo asalto buenobueno
    Yo lo conocía con el nombre de Depression Cake, no con el de Crazy Cake
    Pero da igual, por que lo voy a probar de todas formas jajaa

    Un besitooo

    ResponderEliminar
  20. Hoola1
    crazy crazy me has dejado con el azúcar de abedul y la técnica de los tres huecos a dedo. esto es que lo tengo que experimentar lo antes posible.
    Buen crazy asalto!
    Saludos!
    Marisa

    ResponderEliminar
  21. holaaa, otra que viene con L jijiji. a hurtar sin piedad ehhh jajajajaja. Oyeee me ecanta tu asalto y ahora soy yo la que voy a asaltar tu blog porque me lo llevo. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  22. Bienvenida a la familia!! Me parece increible con qué cosas podemos hacer un pastel tan apetitoso como este!! Enhorabuena :D

    ResponderEliminar
  23. Uf, no sabes lo que me gusta a mi el crazy cake, ademas sorprende que sin huevo ni lacteos quede tan rico y jugoso, verdad? A mi me va genial para mi peque que es alergica al huevo y ahora yo a la lactosa asi que es ideal en casa para las dos y asi poder disfrutar de este cake!
    Gracias por el asalto y bienvenida!
    besitossssss

    ResponderEliminar
  24. Hola Marisa bienvenida al asaltablogs a mi me encanta este reto.
    Y tu cake nunca lo había visto es mas se me escapo del blog de Bea, tampoco lo vi, me parece un manjar delicioso
    Yo te lo robare a ti jajja, por cierto he echo la mermelada de melón y muy buena.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  25. Me parece una receta estupenda , sin huevos , sin lácteos y encima con vinagre . Esto tengo que re robarlo

    ResponderEliminar
  26. Ummm, que jugosito se ve, de los que se deshacen en la boca.

    ResponderEliminar
  27. Parece mentira que con tanto sin o sin casi nada te haya salido tan, tan.
    Me encanta tu asalto.
    Bss

    ResponderEliminar
  28. Hola Marisa, tu asalto me ha gustado por varias razones, la primera es que pone de manifiesto la creatividad de las mujeres en épocas de guerras y posguerras, es impresionante descubrir como podían crear un bizcocho a partir de tan pocos ingredientes. La segunda razón es que bueno, a nosotras también nos puede venir muy bien conocer esta receta, sobre todo a finales de mes!!!! Te doy la bienvenida al reto "elasaltablog", yo también soy nueva, este es mi cuarto asalto pero ya estoy totalmente enganchada. Me ha gustado muchísimo tu blog, después con un poco más de calma, ahora tengo que ayudar a mis hijos con los deberes, lo veré en profundidad. Un abrazo. Sandra "el delantal rojo cereza".

    ResponderEliminar
  29. Tiene que estar de vicio, solo por el aspecto ... Apuntada para hacer este invierno con las niñas, creo que durará poco en casa. Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Bienvenida!.
    Muy buena la intro. Parece increible que se pueda hacer algo tan apetitoso con tantas limitaciones. Sorprendente

    ResponderEliminar
  31. Una explicación de lujo para un pastel espectacular! Bienvenida al reto!

    Besos!

    ResponderEliminar
  32. Madre mía que delicioso pastel! Tiene una pinta increible!!! buen asalto! nos vemos en el próximo! Besos

    ResponderEliminar
  33. Tiene una pinta increíble esta tarta!!!! Me encanta como te ha quedado y la receta, dado que no la conocía!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  34. Qué receta más interesante, con toda una historia detrás que da gusto conocer. No sólo nos ponemos ciegos a chocolate, sino que no nos vamos a la cama sin aprender algo nuevo. Y es que los tiempos de escasez agudizan el ingenio. Un gran asalto, compañera!

    ResponderEliminar
  35. No conocía este pastel y me ha parecido muy curioso, me ha encantado conocer su historia. Pasa directo a mi lista de recetas para hacer. Un asalto delicioso!
    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.