Bagels


Debido a que las recetas propuestas en el resto, Baking Partners de mi amiga, Swathi Iyer, Zesty South Indian Kitchen no eran adaptables a mi dieta, no he podido participar en los dos últimos meses. Creo que Swathi, lo ha tenido en cuenta y este mes de agosto nos invita a hornear Bagels.

Es una adaptación de la receta de un libro de Peter Reinhart que yo he vuelto a adaptar añadiéndole un poco de masa fermentada. Los he preparado 3 veces y aunque no me han quedado perfectos, no quería que estuvieran duros o secos. Por eso añadí la masa. En la receta original, no los llevan. Al añadirla, he tenido que “retocar” todos los ingredientes de la receta dos veces. Os lo explico:

1. La primera vez, no les puse la masa fermentada, olvidé pegarle las semillas de sésamo y los horneé a la temperatura indicada pero me quedaron demasiado oscuros y más secos; así y todo, mis amigos y vecinos, dieron buena cuenta de ellos.

2. La segunda, añadí la masa fermentada, al sacarlos de la nevera, los dejé leudar demasiado y se fueron a la basura. En estas dos veces les di forma antes de meterlos en la nevera. 

3. En la tercera, que es la que os traigo, decidí, reducir la cantidad de masa fermentada y dejar leudar en la nevera la masa en bloque. Al día siguiente, saqué la masa, la dejé a temperatura ambiente una hora y formé los bagels. Los dejé leudar de nuevo una media hora y los horneé a menos temperatura. Los agujeritos no quedaron muy bien, pero, la masa estaba esponjosa. Si los bagels no son así, no me importa, porque yo lo que quería era poder comerlos como si fueran unos deliciosos bocadillos.

Vamos, que os aseguro, que tras tres intentos, esperaré un tiempo para repetirlos, no por nada, pero es que… ¡ya me vale! Al menos, espero que os sirva mi experiencia.

Thanks a lot Swathi. Lovely recipe, I’ve never tried before. I need to improve shaping the bagels!.




Mis ingredientes
masa

Masa fermentada

- 50 g harina de fuerza
- 1,5 g de levadura fresca o ½ cucharadita de levadura instantánea
- 50 g de agua mineral




Masa

- 260 g de agua mineral
- 2 cucharaditas de levadura instantánea
- 1 cucharada de miel
- 40 g de masa fermentada
- 1 cucharadita o 2 de sal
- 400 g de harina de fuerza (la mía no era de fuerza y añadía 15 g de gluten)
- 1 cucharada de leche en polvo (opcional)
Líquido para bañar los bagels

- agua (cantidad suficiente para que floten los bagels)
- 1 cucharada y ½ de miel (opcional)
- 1 cucharada de bicarbonato
- 1 cucharadita de sal

El día de antes de hornear

Preparación en TMX de la masa

- Verter el agua en el vaso y programar, 1 minuto, 37º, velocidad 1.

- Añadir la levadura, programar, 15 segundos, velocidad 5. Agregar la miel y la harina junto con la sal y la leche en polvo. Programar, 6 segundos, velocidad 6 y 4 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Los dos últimos minutos, quitar el cubilete.

- Comprobar la textura de la masa y si es la adecuada, pasarla a un bol untado con aceite. Tapar con papel film y dejar reposar 1 hora.


Preparación tradicional de la masa

- En un bol, mezclar la miel, la levadura y la sal con el agua tibia. 

- En otro bol, colocar la harina. Añadir la otra mezcla.

- Remover la masa durante los primeros 3 minutos con una cuchara de madera. Amasar después a mano más hasta conseguir una masa elástica.

- Comprobar la textura de la masa y si es la adecuada, pasarla a un bol untado con aceite. Tapar con papel film y dejar reposar 1 hora.

Formado de los bagels

- Transcurrido el tiempo de leudado, colocar una hoja de papel sulfurizado sobre una placa de hornear. Pintarla con aceite. 

- Desgasificar la masa y dividirla en bolas de unos 113 g. Tenemos que conseguir 6 bolas. Si los queremos hacer más pequeños, necesitaremos, otra bandeja.

- Formar las bolas pero bolear sobre una superficie limpia, sin harina. Ayudándonos con la mano ir boleando hasta que no queden marcas, ni dobleces en la base de la bola. Si no conseguís hacerlo, mojad un papel de cocina con un poco de agua y mojad un poco la superficie de trabajo con él. Un poco de humedad, facilitará el trabajo.

- Formar un agujero en el centro de la masa y apretar con los dedos con el fin de conseguir un agujero como si fuera un donut.

- Coger la masa con los dos pulgares en el agujero, apretarla y darle forma al agujero.

- Colocar los bagels sobre la bandeja cubierta con el papel. Pintarlos con un poco de aceite. Esto es importante porque si no lo hacemos así, se quedan pegados a la hoja. Tapar la bandeja con papel film y refrigerar toda la noche o hasta 2 días. También se puede conservar la masa en la nevera sin haber formado los bagels, dándoles forma unos 60-90 minutos antes de sumergirlos en el agua hirviendo. Así es como yo los hice la tercera vez y son los que os muestro.


El día del horneado

Horneado de los bagels

- Sacar los bagels de la nevera unos 60-90 minutos antes de hornearlos. Ahora es el momento de comprobar si están listos para ser horneados, usando el método de sumergirlos en agua. 

- Colocar uno de los bagels en un bol con agua fría. 

- Si el bagel se hunde y no flota en la superfice, sacarlo y volverlo a colocar en la bandeja, dejándolo reposar de 15 a 20 minutos. Después, volver a repetir el test. Cuando un bagel pase el test, los demás bagels estarán listos para ser hervidos. Si pasan el test antes, estarán listos para ser hervidos y horneados. 

- Unos 30 minutos antes de hornearlos, precalentar el horno a 200º. Preparar las semillas de ajonjolí o los ingredientes que queráis colocar en la superficie.

- Preparar el líquido para escaldarlos. Poner en una olla agua. Tapar y esperar a que hierva. Mantener el agua a fuego lento. Añadir la miel, el bicarbonato y la sal.

- Introducir cada bagel con cuidado en el líquido, añadiendo los que quepan en la olla. Deben flotar en la superficie durante 15 segundos.

- Cuando transcurra un minuto, con una espumadera, darles la vuelta y dejarlos otros 20-60 segundos. Sacarlos con la espumadera y volverlos a colocar sobre la bandeja. Es importante que el papel esté untado ligeramente con aceite. Espolvorear con los ingredientes deseados.

- Hornear a 200º durante 8 minutos. Rotar la bandeja y comprobar la cocción. Si están muy oscuros, colocar otra bandeja de horno sobre ésta. Esto servirá para aislarla del exceso de calor. 

- Hornear otros 8-12 minutos o hasta que estén dorados. 

- Dejar enfriar en una rejilla durante 30 minutos. No cortarlos, ni servirlos antes de que estén fríos.


Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

11 comentarios:

  1. fantásticos Marisa, los hago muchísimo y no me complico demasiado y están buenísimos!! bsssss

    ResponderEliminar
  2. Tú si que cumples los refranes, a la tercera va la vencida y por la pinta que se ve en las fotos, deben estar esponjosos y ricos. Te diré que los bagels tal y como se supone que son en realidad a mi no me gustan mucho, creo que es una masa demasiado compacta y dura, por lo tanto me quedo con tus bagels, alias bollitos crujientes.

    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Que ricos Marisa, me encantan los bagels! me quedo con tu receta seguro! Un besito

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, Marisa, eres un caso!! no paras hasta conseguir la perfección en la receta...yo no los he comido mas que comprados, unos que me regalaron en una de esas cajas de degustabox y la verdad es que no me gustaron nada...no se como estarán los hechos en casa, seguro que mucho mejor,el aspecto de los tuyos es muy bueno, doraditos y se ven crujientes, pero viendo el trabajo que te han costado a ti , no se si atreverme con ellos...parecen difíciles...verá si algún dia me atrevo!! Bs.

    ResponderEliminar
  5. Buenissimos y hechos en casa ni te cuento.Me ha encantado tu bloc te espero esta semana con un post blanco.
    Dicen del color blanco que es el más protector de todos, aporta paz y confort, alivia la sensación de desespero y de shock emocional, ayuda a limpiar y aclarar las emociones, los pensamientos y el espíritu es el color que puede hacerte sentir libre y olvidarse de las opresiones, significa luz, bondad, inocencia, pureza, virginidad, optimismo, perfección etc.elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Peter no falla. Yo hago su versión integral de los bagels, pocas veces porque me resulta engorrosísimo tener que cocerlos en mi minicocina que me aturullo enseguida con los cacharros, pero son geniales.

    ResponderEliminar
  7. You made perfect bagels Marisa, I love the way you added liittle sourdough, it increase the flavor my friend love it.

    ResponderEliminar
  8. Ya estamos de nuevo por aqui y retomando el blog poco a poco.
    Yo no los hice nunca,si los comi comprados pero seguro que no tienen nada que ver,haber si me animo y este invierno los hago.Besinos desde Asturias

    ResponderEliminar
  9. Marisa....¡eres una pasada! Modificas ingredientes, haces tu propia versión.....te quedan perfectos.... y publicas en inglés! ¡Yo quiero ser como tú!
    Apunto los bagels para prepararlos este otoño-invierno.
    Besos,
    Olga

    ResponderEliminar
  10. Seguro que tanto trabajo merece la pena, se ven deliciosos y esponjosos, besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.