Panecillos rápidos y crujientes con semillas de amapola


El gran éxito que han tenido en casa los Panecillos rápidos y crujientes, ha contribuido a que los repita varias veces.

Esta vez, quise darles otro toque y la verdad es que estaban muy ricos. Los cambios han sido, añadir a la masa, antes de formar los panecillos, semillas de amapola, pero sin controlar la cantidad. Mezclar harina de repostería, que es la que usó Salomé, junto con harina de fuerza. El otro, pincelarlos con clara de huevo ligeramente batida.

Probé a darles otra forma y con la mitad de la masa forme mini bolitas. Estaban deliciosas, rellenas de mermelada o simplemente haciéndoles un agujero en un lado y poniéndoles unas gotas de aceite. Son los que mostraba en la anterior receta de Mermelada de albaricoques y cerezas.

Vuelvo a publicar la receta, no por mis ideas, sino para volver a insistir en lo bien que salen. Esta vez, incluso al día siguiente, estaban ideales.

Espero que os gusten los cambios.

El 31 de agosto de 2015, mi amiga Maggie, me dio la gran sorpresa de publicar sus panecillos y a la vez, regalándome un homenaje. Gracias preciosa. Os dejo su foto al final.
Ingredientes

- 250 g de harina de repostería 
- 250 g de harina de fuerza
- 300 g de agua mineral
- 1 sobre (5,5 g) de levadura de panadería Maicena (puse 2 sobres de levadura seca vahiné)
- 8 g de sal (yo no les puse nada)
Preparación TMX

- Poner el agua en el vaso. Programar 1 minuto, 37º, velocidad 1.

- Añadir la harina, la sal y la levadura. Programar 2 minutos, velocidad espiga.

- Dejar levar la masa en un bol untado con aceite y cubierto con papel film untado en aceite para que la masa no se pegue, durante una hora o hasta que doble su volumen.

- Una vez levado hay que dividir la masa en dos y bolear, dejar que repose durante 10 minutos. Hacer una barra con cada bola, partir a la mitad y luego en tres.

- Dar forma a los panecillos (cada mitad de masa, una forma diferente) que dejaremos levar, durante media hora. 

- Colocarlos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y separados entre ellos.

- Precalentar el horno a 230º (en mi caso). 

- Pintar los panecillos con clara de huevo ligeramente batida con un tenedor y pintar la superficie de los panecillos.

- Justo antes de hornearlos les haremos un corte longitudinal y los meteremos en el horno, calor arriba - abajo y poniendo un recipiente con agua para producir vapor. A los redondos, no les haremos ningún corte.

- A los 10 minutos podemos abrir el horno para que salga todo el vapor, sacamos el recipiente con agua. 

- Hornearemos 10 minutos más hasta que estén bien dorados. Ir observando si hay que bajar un poco la temperatura.

- Enfriar sobre una rejilla.
Preparación manual

- Poner el agua en un bol y calentar unos segundos en el microondas para que no esté fría.

- Añadir la harina, la sal y la levadura.

- Mezclar bien y amasar.

- El resto de pasos, como en la TMX. 

Notas: 

- Descongelados a temperatura ambiente, estaban deliciosos.

- Es importante para que las bolitas queden tal y como las veis en la foto, que al formarlas, dejéis los pliegues de la masa en la base y los selléis bien.

Bon profit!

La foto de Maggie.



Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

14 comentarios:

  1. Que bien te han salido, parecen de panadería. tengo que probarlos.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos, sí señor. Me encantan estos bollos. Así estoy, que estoy poniendo kilos a pasos agigantados. Besitos y sigue disfrutando de tus vacas.

    ResponderEliminar
  3. Tienen una pinta estupenda ^.^ A mí los panecillos me encantan y si son recién hechos mas... me lío con el pan y después no como la comida :)

    http://recetasde2.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado de cine, recién hechos y buen crujuentitos es toda una gozada poder llevarsélos a la boca.

    besines

    ResponderEliminar
  5. que bonitos te han quedado¡¡¡¡
    y seguro que riquísimos
    besotes

    ResponderEliminar
  6. Te han quedado perfectos, además el tamaño me parece ideal, yo me he autoprohibido hacer pan con estos calores pero me cuesta mucho controlarme, al ver tus panecillos tan preciosos me han dado ganas de ir corriendo a preparar la masa. Ahora estoy experimentando con la masa madre de Xavier Barriga, es un proceso laborioso y largo pero estoy deseando probarla en algún pan.
    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Preciosísimos te quedaron.... los de lo piquitos me encantan y con las ganas de pan que estoy pasando no quiero ni volver a mirarlos! Besos

    ResponderEliminar
  8. No los probé, y eso que suelo probar casi todas las recetas de Salomé.
    Me encanta cómo te quedaron

    ResponderEliminar
  9. Te han quedado preciosos Marisa, que buenos y con una pinta de supercrujientes.


    B7sss

    ResponderEliminar
  10. ¡nena!, que ricos que debían de estar, parecen comprados, a mi no me sale el pan bien, pero ahora que he puesto un horno de leña en el jardín, lo voy a probar otra vez. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Qué delicia de panecillos... Los tengo que probar.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Que panecillos tan moninos, me encantan! besos

    ResponderEliminar
  13. Son una monada!!! y si haces muchos y los congelas siempre los tienes a mano!!! besos

    ResponderEliminar
  14. Gracias por vuestros comentarios. Mi conexión a internet no me permite estar mucho tiempo por aquí ni visitar vuestros blogs, pero recibo vuestros comentarios con ilusión. Es lo que tiene el verano y no estar en casa, pero también disfruto de tener menos calor. Me alegra que os gusten estos panecillos. besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.