Mermelada de naranja y pimiento rojo, 1 +/- 100 desperdicio 0

25 Comentarios


Esta mermelada se ha publicado por error, no era para hoy, pero ya que ya está en Thermofan, no voy a volverla a borradores. Es un aprovechamiento de un “culete” de pimiento rojo, pero esa no era la idea en principio. Había comprado demasiadas naranjas ecológicas, al no llevar ningún producto químico, temí que se me estropearan y el primer pensamiento fue preparar una mermelada de naranja. Añadir un poco de piel y el pimiento, se me antojó y quise probarlo en seguida.

No la quería nada dulce y le puse muy poca cantidad de azúcar de abedul, por eso, la mermelada tarda mucho más en espesar. Podría haber utilizado el doble de agar-agar, pero no lo hice porque conlleva el riesgo de conseguir una gelatina y no era eso lo que buscaba. Añadir más tiempo, es la única solución. Al ser una mermelada de aprovechamiento, no la quise repetir. En vuestro caso, si la queréis más dulce, podéis aumentar más edulcorante. La situación cambia si en su lugar, utilizáis azúcar. Seguro que espesa mucho antes.

A pesar de llevar poco azúcar de abedul, tiene bastante brillo. Se nota muy poco el pimiento, lo cual, a mi parecer es perfecto. Las tiras de piel de naranja también aportan textura y el sabor un poco amargo. Hay otras mermeladas de naranja en el blog. No te las pierdas que estamos en temporada.

Como aproveché el pimiento, esta receta también va a acompañar al resto de aportaciones de este mes de mi proyecto 1 +/-100, desperdicio 0.

Cuidaos y cuidad.
Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 y En buena onda desde su inicio. Y si queréis saber en qué consisten los proyectos, pinchad en los enlaces o en los logos. Os invito a participar.
Ingredientes

- 550 g de naranja ecológica
- 20 g de piel de naranja ecológica
- 1 limón pequeño
- 100 g de pimiento rojo
- 250 g de azúcar de abedul o azúcar
- 2 g (1 sobre) de agar-agar en polvo

Antes de empezar…

- Lavar las naranjas. Con un pelador de verduras, quitar la parte coloreada de la piel. Pelar las naranjas y retirar la parte blanca y las semillas.

- Cortar la piel en tiras de 1 cm de largo y muy estrechas.

- Repetir la operación con el limón. Reservar la piel congelada para otros usos.

- Lavar el pimiento y cortarlo en trozos de unos 3 cm aproximadamente.

- Poner un platito en el congelador.

- Si no tenemos esterilizados los botes, hervirlos con las tapas en agua hirviendo durante unos 10 minutos. Sacarlos con cuidado y colocarlos boca abajo en un paño, después secarlos con papel o un paño seco.
Preparación en TMX

- Poner en el vaso la pulpa de la naranja, las tiras de piel, los trozos de pimiento, el limón y el azúcar.

- Trocear programando, 4 segundos, velocidad 6.

- Como no lleva mucho azúcar de abedul y tampoco mucha cantidad de fruta, si se tiene la TMX 6, se puede colocar la tapa anti salpicaduras. Si no se tiene este modelo, colocar el cestillo sobre la tapa. De esta forma, se evaporará más fácilmente el líquido. Después, programar 30 minutos, 100°, velocidad 1.

- Pasado el tiempo, añadir el agar-agar cuidando de que no caiga sobre las cuchillas. Poner la tapa con el cubilete y programar, 10 segundos, velocidad 3. Después, 20 minutos, 100º, velocidad 1.

- Comprobar si la mermelada está en su punto, vertiendo una cucharadita en el plato recién sacado del congelador. Si se desliza lentamente, está lista. Si no es así, programar 10 minutos más, varoma, velocidad 1.

- Verter en los tarros, taparlos, darles la vuelta y colocarlos sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.
Preparación tradicional

- Poner la pulpa de la naranja, las tiras de piel, los trozos de pimiento, el limón y el azúcar.

en el vaso de un robot o batidora. Triturar un poco, pero no demasiado. Verter en una cazuela.

- Cocer a fuego medio, removiendo a menudo hasta que la mermelada vaya reduciendo.

- Incorporar el agar-agar, remover bien y seguir cociendo hasta que espese. Remover con frecuencia.

- Comprobar si la mermelada está en su punto, vertiendo una cucharadita en el plato recién sacado del congelador. Si se desliza lentamente, está lista.

- Verter en los tarros, taparlos, darles la vuelta y colocarlos sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.

Bon profit!

25 comentarios:

  1. Marisa tu mermelada tiene una pinta exquisita 😋 me encantaría comerme esa galleta repleta...mmm!😋besinos corazón cuídate 💪

    ResponderEliminar
  2. Mira que he visto mermeladas y combinaciones para mermeladas, pero nunca de naranja y pimiento rojo, y que te haya quedado con ese color tan bonito. Con los experimentos a veces nos sorprendemos y para bien, como parece ser el caso. Pintaza tiene y tú buena mano, pues con lo limitada que estás con algún ingrediente, te quedan recetas buenísimas. El proyecto está que se sale con tanta buena idea.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla de mermelada, te ha quedado maravillosa, menuda pintaza tiene, y la combinación es lo que más me llama la atención, me ha encantado ese color tan bonito que le ha quedado, que ahora mismo me tomaba una tostada bien untada de esa mermelada...Bess

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa, que curiosa combinación!! Pues no descarto probarla, porque tengo dos naranjos en casa, y los tengo a tope.
    No sufras por que se estropeen las naranjas ecológicas, yo te diría que aguantan más.
    A veces he comprado para alguna cosa específica, si no es época de naranjas, y con el tratamiento ese de lavado que le dan para que brillen, se estropean en un "tres i no res". Este año me ha pasado con las mandarinas, las compraba preciosas y se pudrían en dos días.
    Bueno que me lío, voy a probar tu mezcla, que me ha picado la curiosidad!
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  5. Una combinación poco vista y que desdeluego debe estar deliciosa.
    Las fotos así lo expresan con esa textura perfecta que hace soñar con ella.
    Un abrazo linda.

    ResponderEliminar
  6. Que mermeladas tan diferentes nos enseñas siempre, me gusta!!!!
    1 saludito

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Marisa!! Me encantan las mermeladas caseras, son una de mis debilidades. Nunca se me hubiera ocurrido ponerle pimiento a una mermelada de naranja, curiosa e interesante combinación, seguro que está riquísima. El color es precioso y ya puesta así en esas galletitas, dan ganas de pillar ya unas cuantas, je, je. Una gran delicia. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. la combinación es cuando menos sorprendente ,y seguro que rica ,ya me he acostumbrado a prepararla con el azúcar de abedul aunque de naranja aun no he hecho
    besitos

    ResponderEliminar
  9. Que combinacion tan original, esa mermelada se ve toda una delicia y de un color muy bonito. He hecho pocas mermeladas, me has animado a probar con la tuya.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué colorcito y textura! Te ha quedado divina. Además le va bien a platos salados. Buen aprovechamiento. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Marisa, me ha llamado mucho la atención la combinación de ingredientes para la mermelada que nos presentas hoy, y describes tan bien el sabor en tu receta, que casi puedo imaginarlo, claro está, que lo que en realidad me gustaría es tener la posibilidad de probarla

    Abrazos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa, qué original esta combinación con el pimiento. Nunca la he visto y estoy haciendo por imaginar el puntito de sabor que debe tener, que me la imagino deliciosa total!
    Besitos, buen finde!

    ResponderEliminar
  13. Marisa qué delicia de mermelada, qué colorcito y qué combinación más fantástica.
    Deliciosa para acompañarla con tostadas, galletas o a cucharadas ¡jajaja!
    Bonito finde

    ResponderEliminar
  14. Marisa, me encanta tu propuesta. Pero no me queda claro cuanta cantidad de limón pones. En el detalle de la receta no lo encuentro.

    Gracias
    Emilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la anotación. No había puesto el limón en la lista de ingredientes. Ya está corregido. Saludos, Emilia y gracias.

      Eliminar
  15. Tu mermelada tiene un aspecto sensacional que invita a meter una cucharilla para saborearla. Yo también congelo la piel sobrante de naranjas y limones, así siempre tengo a mano y no se corre el riesgo que, haciendo falta un trozo de piel de limón, éste se vaya quedando mustio sin el trozo utilizado porque no tengamos necesidad de usar el limón.
    Cuídate. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Marisa que mermelada tan original y se ve sencillamente para ponerla en una tostada o una galleta y disfrutar de ella
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  17. El color es de lo más bonito!! y la combinación de sabores diferente, nunca se me habría ocurrido mezclar el pimiento con la naranja, pero seguro que queda estupenda!! Bs.

    ResponderEliminar
  18. Marisa qué bonito color el de esta mermelada, yo hice un montón de mermeladas hace dos Navidades con mi hermana, trajo su TMX y para estrenarla le dimos un buen tute, Jajajaja..., a todas las variedades que hicimos pusimos naranja, mi padre tiene 8 naranjos en su huerto y están riquísimas, nunca he comido naranjas mejores, y se nota en todo lo que hagas. Yo creo que ese puntito amargo le va muy bien a la mermelada de naranja, a mi marido es la única mermelada que le gusta, y la única que se come a cucharadas.
    Si yo fuera tú, la volvería a repetir, porque seguro está buenísima. Gracias por compartirla, aunque haya sido por un desliz, Jajajaja...

    ResponderEliminar
  19. Marisa , una mermelada original y por su aspecto tiene que estar buenisima , que rica
    besinos

    ResponderEliminar
  20. Hola Marisa!!
    Qué color y que atractiva se ve esta mermelada.
    Con paciencia has conseguido una textura perfecta.
    Con estos sabores se podrá usar en un montón de cosas.

    Besos y que pases un feliz día!!! ♥

    ResponderEliminar
  21. Hola Marisa, aque llego bien tarde no iba a perderme esta deliciosa mermelada.me arece una delicia con un color precioso. Hace poco he hecho una de naranja con zanahoria que no he publicado pues ni anoté tiempos ni cantidades, prisas que una lleva de vez en cuendo, jjjj. Haré la tuya que no he probado. Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola Marisa creo que esta mermelada me va a gustar mucho ,pero te quiero preguntar que tipo de especias le podrí añadir para que tenga un toque aromatizado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M Carmen. El toque del pimiento se nota un poco, lo justo para mi gusto, pero la piel de la naranja, mucho más. Yo no le pondría nada más a no ser que le quites el pimiento y la piel.
      Busca en la etiqueta de mermeladas por si hay otra de naranja o mandarina que te guste.
      Saludos y gracias.

      Eliminar
  23. Hola Marisa, a veces pasa que no quieres publicar solo programar y por error o lo que sea salta la receta, y ya está, no puedes volver a ponerla en el cajón. Es una receta de lo más original , ya la vi y aplaudí en tus redes sociales, es una combinación explosiva la naranja y el pimiento rojo, debe tener un sabor original y un poco exótico. Una mermelada con mucho carácter, seguro. Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.