Cannelés de acelgas, En buena onda

21 Comentarios


Ya ha pasado un mes desde que empezamos el confinamiento, yo llevo un poquito más. Quiero volver a agradeceros vuestras visitas, están siendo muy numerosas y no lo comento tan sólo porque supone una alegría para mí, lo digo porque me importa que mi trabajo os valga en estos momentos y que estéis teniendo en cuenta mis recetas, deseando que os ayuden a cocinar en casa.

Mis proyectos también os servirán y, En buena onda, proyecto de cocina en microondas, que comparto con mi amiga y compañera, Elisa "Que no te falte y un perejil", es muy útil para ahorrar tiempo y energía. Iniciamos otro mes en el que no sólo nosotras, también amigas, os mostraremos recetas elaboradas totalmente o en parte, en este electrodoméstico. La mía es una receta salada, los Cannelés, pero he hecho una adaptación de este pastel dulce típico de la tradición Bordelesa. Elisa nos cocina este mes, la propuesta dulce unas Natillas. Me ha comentado que ha intentado que se puedan preparar con ingredientes que podemos encontrar en nuestra cocina. Ya me pondré a hacerlas porque nunca he utilizado el microondas y con lo que me gustan las natillas, no me podré resistir.

El cannelé es un pastel dulce típico de Burdeos y su región. Estuvo de moda en los años 30 y desapareció tras la segunda guerra mundial, salvo en la burguesía bordelesa. Fue reapareciendo progresivamente en los años 80. El alcalde de Burdeos, percibió el valor promocional que podría tener para la ciudad y empezó a servirlo en las recepciones que tenían lugar en el Ayuntamiento. Tradicionalmente se horneaba en un molde que originalmente era de cuero, en la actualidad, en moldes metálicos y también de silicona. Su forma es cilíndrica y acanalado, de unos cinco centímetros de diámetro. A principio de los años 90, ya se computaban unos 800 fabricantes en las regiones de Aquitania Aquitania y unos 600 en la de Gironda. No existen fuentes fidedignas sobre su origen. 

El nombre, cannelé deriva de la forma de los moldes y por lo que he leído, existieron otras denominaciones anteriores relacionadas con un tipo de pan del siglo XIX, llamado canaule. 

Se prepara con una masa de crêpes muy líquida, perfumada con vainilla, ron y bastante azúcar de caña, también leche, huevos, harina y mantequilla. Suena bien, ¿verdad? El molde al ser un buen conductor del calor, carameliza la masa exteriormente, pero el interior es húmedo. 

Estuve hace unos años en Burdeos y en su comarca, Aquitania y los vi por todos lados, pero como llevaban mucho azúcar, ni los probé. Tampoco, los había visto todavía publicado en los blogs y me pareció una buena idea comprar unos moldes, pero de silicona, claro, ni parecido será el resultado. 

Para evitar mi enorme deseo de probarlo y poder utilizar los moldes que llevan en mi cocina nada más y nada menos, que seis años, he probado una receta salada y bien sencilla para la que no necesitáis estos moldes en absoluto. De hecho, utilizarlos era ya cuestión de urgencia y de un poco de vergüenza también. Pobrecillos moldes. 

Encargué, un manojo bien grande de acelgas y como se deben consumir al menos, en el día para que conserven sus propiedades, las dejé 24 horas (tema coronavirus) y al día siguiente las lavé muy bien para cocinar esta receta y otra que ya os mostraré.

La acelga ya sabéis que no tiene mucho sabor y por eso, tenemos que combinarla con otros ingredientes, pero sin pasarnos. Tenía mostaza antigua, pero no muy fuerte en la nevera y también unas nueces. En lugar de harina, utilicé maicena y también sustituí la leche por bebida de soja. Para completar la mezcla, un poco de leche evaporada con el fin de conferirles más cremosidad y una pizca de sal, nuez moscada y pimienta. La salsa es ideal.

Todo mi cariño y ánimo. Seguimos pasando momentos duros y seguimos confinados, pero estoy segura que con la SOLIDARIDAD, la GENEROSIDAD y el RESPETO a los demás, respetando las normas, TODO, será más sencillo, llegaremos a conseguir nuestra ansiada LIBERTAD. Demos ejemplo a los políticos, que todavía no nos muestran lo importante que es que estén unidos y trabajen por cada uno de los ciudadanos de este país. No compartamos bulos, ni odio en las RRSS. Esto no es ninguna broma y nos atañe a todos, sin diferencia alguna.

Desde aquí, de nuevo, quiero transmitir mis condolencias a todos los familiares de los fallecidos que no han podido despedirse, ni estar a su lado, pero también felicitar a todos nuestros compatriotas que han conseguido plantarle la cara al virus y se han recuperado. Sin todos nosotros, no se puede.

#YoMeQuedoEnCasa #TodosUnidosLoConseguiremos
Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 y En buena onda desde su inicio. Y si queréis saber en qué consiste el proyecto, pinchad aquí o en los logos. Os invito a participar.

También encontraréis todas las recetas en Instagram (@enbuenaonda_) y en nuestra página de Facebook (En Buena Onda).

Ingredientes para 8 cannelés y un bol 

Cannelés

- 200 g de hojas de acelga 
- 1 diente de ajo grande 
- 3 huevos L 
- 450 g de bebida de soja o de leche 
- 50 g de leche evaporada 
- 2 cucharadas soperas de mostaza (a la antigua la mía) 
- 45 g de maicena o de harina 
- 1 cucharadita de nuez moscada rallada o molida 
- sal y pimienta 
- 20 g de nueces 
- 10 g de parmesano rallado

Salsa de nueces

- 20 g de mostaza (más o menos dependiendo de cómo nos guste)
- 30 g de miel o azúcar de abedul
- 20 g de vinagre de manzana
- 100 g de leche evaporada
- 1 pizca de pimienta
- 20-30 g de nueces

* moldes pequeños de silicona o el tamaño que tengáis (utilicé 8 de cannelés y uno más grande apto para microondas). 

Antes de empezar… 

- Separar las hojas del tallo. Cortar los tallos en trozos (yo no les quito las fibras), introducirlos en un bol con agua y reservar para otra receta, en ésta, solamente vamos a usar parte de las hojas. 

- Lavar muy bien las hojas, dejarlas a remojo en agua y reservar hasta el momento de usarlas. 

- Pelar el ajo y quitarle el germen. Cortarlo en trozos 

- Trocear las nueces a mano o con un cuchillo. Prefiero que se noten bien los trozos. Se puede añadir más cantidad. 

- Si no tenemos el parmesano rallado, será mejor ponerlo en el vaso antes de empezar y triturarlo o rallarlo a mano. 
Preparación en TMX 

Cannelés

- Poner el ajo en el vaso y programar, 5 segundos, velocidad 5 o función triturar unos segundos. Si no queda triturado, repetir la operación tras bajar los restos con la espátula. 

- Agregar las acelgas cortadas en trozos y ya escurridas. Programar, 4 minutos, 120º, velocidad 3. Sacar las acelgas del vaso y colar el líquido que han soltado. Reservar. 

- Agregar el resto de ingredientes (excepto las nueces) y programar, 10 segundos, velocidad 6. 

- Agregar las acelgas y las nueces. Mezclar con una espátula.

Salsa 

- Poner la mostaza, la miel o azúcar de abedul, el vinagre, la pimienta y la leche evaporada en el vaso. Programar, 5 segundos, velocidad 7. 

- Añadir las nueces y triturar programando, 10 segundos, velocidad 5. El tiempo de triturado, dependerá de si os gusta notar las nueces más o menos. Sacar del vaso y reservar.

Preparación tradicional 

Cannelés

- Picar el ajo menudo y cortar las hojas de la acelga menudas. 

- Poner las acelgas en una olla con muy poca agua y hervirlas. También se pueden cocer al vapor hasta que estén tiernas. Con unos 10 minutos, será suficiente. Si no se tapa la olla, conservarán el color verde. Cuando estén hechas, sacarlas acelgas de la olla y colar el líquido que han soltado. Reservar. 

- Poner el resto de ingredientes (excepto las nueces) en el vaso de un robot o batidora. Batir hasta obtener una mezcla homogénea. 

- Agregar las acelgas, el ajo picado y las nueces. Mezclar con una espátula.

Salsa 

- Poner la mostaza, la miel o azúcar de abedul, el vinagre, la pimienta y la leche evaporada en el vaso de un robot o batidora. Batir hasta que estén integrados todos los ingredientes.

- Añadir las nueces y triturar unos segundos. El tiempo de triturado, dependerá de si os gusta notar las nueces más o menos. Sacar del vaso y reservar.
Horneado en microondas 

- Verter con cuidado la mezcla en los moldes (ver notas). 

- Introducir los moldes en el microondas y programar 7 minutos, 750 W para los moldes de cannelé y 10 minutos a la misma potencia, para el más grande. No abrir el microondas hasta que no pasen como mínimo 5 minutos. 

- Dejar en reposo hasta que se enfríen y desmoldar con cuidado.

- Servir templados o calientes con la salsa. A mí me gusta con la salsa templada y los cannelés también. Adornar con medias nueces y si os gusta la mostaza, tanto como a mí, agregar a la salsa un poquito de mostaza.

Notas:

- Si podéis utilizar acelga no embolsada, estará más fresca, pero si no, en las bolsas, ya tenéis las hojas separadas del tallo.

- Se puede sustituir la bebida de soja por leche. Yo preferí no malgastar mi reserva en tiempos de confinamiento. 

- La acelga tiene muy poco sabor, el toque de la mostaza a mí me parece que le va de maravilla. La mía es de Lidl y está menos fuerte que otras mostazas a la antigua. También las nueces aportan su punto de sabor.

- No trituré la mezcla y se nota mucho la acelga, pero si no os gusta, triturad y quedará igualmente bueno. 

- Si no queréis hornear en el microondas, se puede utilizar el horno y hornearlos a 180º. NO indico el tiempo, porque dependerá del tamaño de los moldes. Para tan poca cantidad, es mucho más rápido el micro y se ahorra mucha luz.

- No preparé mucha cantidad de salsa, pero podéis duplicar los ingredientes. También se pueden adaptar los ingredientes al gusto de cada uno.

Bon profit!


You are invited to the Inlinkz link party!
Click here to enter

21 comentarios:

  1. Buenas noches Marisa, sigo despierta y nada mejor que emplear el tiempo en vnir a ver estos pastelitos salados. Me dijiste que muy sencillos y con una verdura mñas sencilla aún, pero a mí me has ganado pues me encantan las acelgas (llámame rarita je je je). Estos pastelitos se vienen conmigo incluída esa salsita. Abrimos nuevo mes en medio de una situación triste y complicada, por eso no nos vamos a complicar en la cocina. la seguimos haciendo fácil a la vez que deliciosa. Estamos en buena onda, eso no va a cambiar, disfrutando siempre.
    ¡Mil besos Marisa!!!

    ResponderEliminar
  2. Me dejas de una pieza.Con estos ingredientes y lo rico rico que te quedó.Cuidaros mucho que ya queda menos.Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  3. Quedan muy elegantes y por lo que lleva también muy rico, para que luego digan que las acelgas son aburridas, buena prueba de que no es así.
    Este tipo de preparaciones también me gusta hacerla en el microondas por el ahorro de tiempo y lo bien que quedan.
    Cuídate mucho Marisa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Los pastelitos o flanes salados algunas veces los utilizo como acompañamiento, no muchas si te digo la verdad porque solo gustan tipo muffins. Estos canneles no los conozco ni salados ni dulces y con lo facilitos que los has hecho al microondas no te digo que algún dia no les meta mano, ahora que tenemos tiempo, aunque yo no te creas que tanto, lo lleno con mil cosas.
    Yo también creo que ahora más que nunca debemos estar unidos, tiempo habrá para saldar cuentas, odio los bulos y la gente que se aprovecha del momento para dar informaciones falsas, creo que quien no lo entienda así, no vive en la realidad.
    Un beso. #yotambienmequedoencasa

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa, no conocía la historia de estos moldes , me ha gustado conocerla. Y en cuanto a la receta es una maravilla, me gustan este tipo de recetas donde la protagonista es la verdura camuflada o en enriquecida. Te ha quedado divina. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla con unas simples acelgas! Tengo en el campo 😜 ya te diré 😘

    ResponderEliminar
  7. Deliciosa y rápida forma de preparar unas acelgas. Tengo que probarlas, a ver si con la mostaza y resto de condimentos "engaño" a mi pareja anti verduras, que no sabe lo que se pierde.
    Debo estar boba porque por más que leo la receta, no veo como preparas la salsa.
    Cuídate mucho Marisa. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Que original receta Marisa,me la apunto a ver si encuentro algunos ingredientes que me faltan
    Besitos y cuídate¡¡

    ResponderEliminar
  9. parece que no pero las acelgas dan mucho juego ,a mi es una de las verduras que mas me gusta, y esta preparación me ha gustado mucho
    besitos

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa.
    Madre mía, con unas humildes acelgas has preparado un plato 10.. lujo total... en los pastelitos salados, en la presentación, en ese precioso plato.
    Es verdad que aquí el verde pasa más que desapercibido. Se ve un plato muy elegante.
    Yo creo que ya hemos dado ejemplo, pero parece que los únicos que no se enteran son ellos.
    Un beso muy fuerte. Cuidate mucho.!!!

    ResponderEliminar
  11. Que forma más elegante y rica de presentar las acelgas👍y tampoco es tan complicada de hacer 🤔anotada queda. Besinos

    ResponderEliminar
  12. Marisa, te han quedado preciosos, la acelga no es lo que más me guste en el mundo, pero al verlo seguro que sí me lo comería tan contenta.
    Estos platos tradicionales me gustan mucho, hace tiempo en el blog de Marina vi sus dulces de Burdeos y me encantaron también aunque intento no hacer demasiadas cosas dulces pues yo no soy muy golosa y entonces mi “santo” lo devora y no es plan...
    Daria oro por tener unos moldes tan bonitos y pequeños como estos tuyos.
    Precioso plato y preciosa presentación.
    Cuídate mucho y a ver cuándo acaba esta terrible pesadilla.
    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa. Me ha gustado mucho la intro de la receta. Me encanta conocer la historia de los platos que cocinamos. Este postre debe estar buenísimos.
    En este confinamiento todo el apoyo y cariño es poco, te mando un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  14. Marisa pero que bien que pinta y en micro :-)))
    Una muy chula decoración.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa. Los días van pasando, unos más rápidos que otros, pero al final de cuentas lo que importa es que poco a poco parece que la situación va mejorando, eso si no nos salen con alguna actualización y todo se va al garete. Ya veremos que nos depara el futuro.
    No conocía esta preparación y leyéndote me he enterado de su historia que por lo que he leído ha sufrido altibajos.
    Pero has llegado tú, has hecho la receta y como por arte de magia estas canneles van a tomar de nuevo brío y van a ser conocidas por muchas personas.
    La acelga la utilizo muy poco, a mí me gusta, pero a mi mujer no le llama mucho así que se cumple el dicho de que ←donde hay patrón, no manda marinero← y ese es el motivo de utilizarlas poco.
    Tampoco el micro lo uso para preparar alguna receta, todo lo contrario que tú que le sacas mucho rendimiento, tendré que probar alguna vez con algo sencillo a ver que sale jj.
    Espero que te encuentres perfectamente.
    Un abrazo y cuídate.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta tu receta y me asombra la facilidad con que la has transformado de dulce a salada, tengo que probarla en cuanto pueda porque creo que tiene que estar buenísima, gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  17. Hola Marisa, me gustan mucho, por las acelgas y por lo bonitos que quedan. Para mi siempre las acelgas son una delicia, así que me lo estoy imaginando y me lo guardo. Te los vi por facebook y tenia pendiente venir a verlo, beset!

    ResponderEliminar
  18. Marisa, me pasa como a ti, abro pestañas con los blogs que voy a visitar en el día y muchas veces se me quedan allí, ahora comparto computadora con mi hija para sus asignaciones de escuela, y cuando no estamos en eso, ella demanda mi atención para jugar pues soy la "única amiguita" disponible, jaja, entonces ahora no puedo hacer todo lo que me planteado para el día y se me han acumulado las visitas y hasta contestas de los mensajes que me dejan en el blog y correo, me acuesto muy cansada porque el día es muy largo. Por fin pude poner el logo a la entrada del pan porque puse el enlace en carrera desde el celular, por lo mismo que te digo...me parece muy duro para ella no poder salir, yo tampoco, tengo más de 1 mes que no piso calle, creo que cuando salga voy a sentirme nerviosa, pero en fin, seguimos aquí, como leí en alguna parte, no estamos encarcelados en nuestras casas, estamos seguros en ella.
    Besos!
    PD, la receta preciosa en presentación, las acelgas con deliciosas con bacon, me encantan así ;)

    ResponderEliminar
  19. No conocía la versión dulce, me recuerda a un flan y tu adaptación con las acelgas y las nueces me parece riquísima y muy original. Aquí os dejo mi aportación. Un abrazo linda!

    ResponderEliminar
  20. Hola Marisa. Como he aprovechado el tiempo me he ido a andar y a la vuelta pensaba colocar la entrada que he hecho hoy en vuestro blog ←en buena onda←, pero al actualizar el mío he visto tu comentario en el que dices que lo insertas tú, cosa que ya has hecho, y por lo tanto te lo agradezco. Trataré de poco a poco ir viendo la posibilidad de preparar más recetas en el micro.
    Gracias por todo, un abrazo y espero que te encuentres perfectamente. Esperaba que a partir de hoy íbamos a entrar en la fase 1 pero no ha sido así, no sé en que criterios se basan.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.