Thermofan

Blog culinario de recetas sanas y bajas en azúcar.

Natillas sorpresa, sabor torrija


El pasado miércoles tuve la mala suerte de caerme en la calle y me rompí el radio. Llevo el brazo derecho escayolado y como podéis suponer, no puedo hacer nada con esta mano, ni el brazo. Soy diestra y muy nula con la mano izquierda, pero aquí me tenéis escribiendo con los dedos de dicha mano a velocidad lenta, pero contenta al fin y al cabo. 

Lo que no puedo hacer es cocinar, ni hacer fotos por lo que me va a ser imposible durante un tiempo, publicar en el blog. Seguiré de cuando en cuando publicando lo que me queda en borradores, que no es mucho.

Como el proyecto 1 +/- 100, desperdicio 0 está teniendo muy buena aceptación, no quería cerrarlo del todo para que vosotros, los que recicláis, reducís y aprovecháis todo, podáis seguir haciéndolo. He decidido publicar la entrada de mayo y dejar abierto el plazo hasta que yo me pueda incorporar de nuevo. También servirá para que no me desanime, que no es poco.

Por lo tanto, desde hoy hasta nuevo aviso, podéis seguir conmigo igualmente aunque el mes cambie. Os estoy agradecida de antemano porque al fin y al cabo, estamos entre amig@s.

En la cocina experimentamos o al menos yo, lo hago mucho. Estas natillas no fueron el resultado de un experimento ni nada parecido. Os explico que fue el resultado de un reciclaje con sorpresa, pero si lo analizamos, tiene su lógica. De todo aprendemos, pero si se trata de reciclajes, todavía me alegra más.

Para conseguir que las Torrijas de leche en CRISP quedaran como yo deseaba, ya os dije que probé dos veces y con distintos panes. La primera vez, no tuve el pan a remojo en la leche infusionada durante toda la noche y como el pan era de miga mucho más densa, me sobró leche, huevo y un poco de azúcar de abedul mezclado con canela. También quedaron pequeñas migas de pan en la leche. Mezclé todo en un bol, lo cubrí con film transparente y lo dejé en la nevera.

Pasados un par de días, se me ocurrió preparar un mini pudin, aprovechando también restos de ese pan para torrija. Como la mezcla llevaba huevo, programé una temperatura no demasiado alta para que no hirviera y sólo cinco minutos. Terminado el tiempo, la sorpresa fue que la mezcla había cuajado y una ración de ricas natillas, sabor torrija esperaban sólo a ser enfriadas. Podía haberlo deducido, pero me despisté y ni se me pasó por la cabeza pensar que el huevo y las migas de pan que quedaban en la leche, con la temperatura, cuajarían la leche. 

Ese día era domingo de Pascua y aquí diluviaba. No había mucha luz y no quería que esta mini ración de natillas se quedara sin fotos. Coloqué el molde al lado de la ventana e hice unas pocas con el móvil. Aunque no son perfectas, sirven para mostraros cómo quedaron.

Tenía claro que no podía poneros sólo las cantidades de mi reciclaje, así que, como la receta, lo más complicado que tiene, es cascar los huevos, me puse a repetirla con la mano izquierda y duplicando ingredientes. El resultado es el mismo y por eso, publico estas ricas natillas con sabor a torrija que están muy ricas y fueron resultado de un reciclaje con despiste.

He querido que sean la receta para 1 +/- 100, desperdicio 0 de mayo y junio seguro o hasta que pueda volver a publicar de nuevo cuando esté recuperada. 

Espero que os gusten mis natillas sorpresa. Aunque yo no pueda publicar, os espero como si así fuera.






Ingredientes 1 ración

- 205 g de preparado para torrijas: 100 g de huevo batido, 95 g de leche infusionada con canela y corteza de naranja, 30 g de azúcar de abedul o de azúcar, resto de migas de pan

- 55 de leche desnatada

Para 2 raciones

- 200 g de leche desnatada
- 200 g de huevo batido
- 80 g de azúcar de abedul o de azúcar
- 1 palo de canela 
- ½ cucharadita de canela
- piel de una naranja sin nada de parte blanca
- 5 g de miga de pan
*galletas o bizcocho 




Preparación en TMX 5

- Poner la mezcla de preparado de torrijas y la leche. Calentar programando 5 minutos, 80°, velocidad 2.




Para 2 raciones

- Poner todos los ingredientes en el vaso. Calentar programando 8 minutos, 80°, velocidad 2, giro a la izquierda.

- El tiempo dependerá del tipo de leche y de lo espesas que nos gusten. Se puede agregar más o menos leche. 

Bon profit!

You are invited to the Inlinkz link party!
Click here to enter

Comentarios

Publicar un comentario

  1. Vaya Marisa! Que te mejores y mucho ánimo guapa! Lo peor de estar así es que las personas que nos gusta hacer muchas cosas, nos paraliza, pero veo que tú igualmente te defiendes. Espero que la recuperación sea rápida. Las natillas que nos traes hoy, una ricura y si además son de reciclaje, mejor que mejor. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Marisa, qué miedo tengo a las caídas. A veces con lo más tonto, caes al suelo y recibes fracturas de algún hueso, o esguinces, o roturas fibrilares...
    Te mando muchísimos ánimos. Piensa que ya queda menos, y que es una cosa puntual. Mucha paciencia y mente positiva.
    Sin pensarlo conseguiste elaborar unas ricas natillas de torrija que sabrían a gloria. Eso es reciclar !Buenísimas!
    Un beso y muchas fuerza.
    Sil
    PD: y felicidades porque para escribir una entrada tan larga con un dedo, eso es tener paciencia.
    Sil

    ResponderEliminar
  3. Jolín qué mala pata, yo estuve 15 días con el brazo derecho inmovilizado (gracias a Dios sólo fue un esguince), y fue un calvario. NO podía ni hacerme una coleta. Me imagino cómo te encontrarás.
    Mucho ánimo Marisa. Yo iba a publicar el viernes, pero lo haré mañana, porque no quiero demorar más mi aportación. Hoy tengo post, que si no...
    Un beso grande grande.

    ResponderEliminar
  4. Las caídas tontas son las peores, pero la buena noticia es que se curan y a otra cosa, aunque ya veo que no estás esperando sentada, sino que te estás apañando como puedes, que es muy bien.
    Me han sorprendido tus natillas, tienen un aspecto fantástico y las fotos con el móvil te han quedado muy bien, a mi no me ocurre con el mio, cuando quiero inmortalizar algo que me gusta me salen fatal y tengo que repetir la receta. Comenzamos bien el mes con el proyecto, rico y aprovechado, así no hay quién se lo pierda. Me gustaría probarlas.
    Un beso. Y a mejorarse.

    ResponderEliminar
  5. Cuanto lo siento Marisa!!, me imagino el desespero que te entra de no poder hacer nada con la mano derecha... pero veo que te apañas bien con la izquierda...las natillas y las fotos han quedado estupendas. Besitos y espero que lo lleven con paciencia y con calma y la recuperación sea perfecta.

    ResponderEliminar
  6. Nada Marisa, a recuperarse y deja que te cuiden ;)
    Nosotros seguiremos reciclando que sabes que nos encanta!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. ¡Vaya! Cuánto lo siento Marisa, por mí sé lo que es estar incapacitada de un brazo,sufrí una lesión en el hombro y tuve que pasar por quirófano, entre una cosa y otra pasaron 18 meses hasta que me dieron el alta, a día de hoy tengo limitaciones todavía, pero al menos me valgo sola para todo. Espero que tú te recuperes pronto y no tenga mayor cuidado que unas semanas de reposo para luego rehabilitarte sin problemas. Tú eres fuerte, verás como en nada todo esto habrá pasado.
    Tus natillas son bien ricas, sin duda nunca un reciclado hubiera salido tan bueno con menos cosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Lo siento muchísimo Marisa. Tiene que se muy frustrante tener el brazo inmovilizado y no poder hacer casi nada y más para una mujer tan activa como tú. Imagino que ha supuesto un gran esfuerzo preparar esta entrada de estas natillas tan ricas, pero veo que pocas cosas pueden contigo.
    Un abrazo y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  9. Cuanto siento lo de tu caida ,espero que te recuperes pronto te entiendo perfectamente con lo activa que tu eres verte ahora sin poder hacer nada es frustante pero de vez en cuando necesitamos tomarnos un descanso y cuidarnos.
    El tiempo pasa volando ,veras como en nada estas de nuevo por aqui a pleno rendimiento.
    Las natillas se ven de relujo no lo siguiente y no dudo que esten de rexupete.
    Bicos mil wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  10. Marisa,cuanto lo siento,mucha paciencia y a disfrutar de tu tiempo de otra manera
    Esta receta me parece de rechupete .....y muy,muy fresquita mejor aun ¡¡¡
    Muchos besitos y disfruta amiga de tu tiempo libre¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. Ya te lo puse por facebook, pero vuelvo a desearte mejoría por aquí.Esta receta debe estar de rechupete, que rica. Besitos, paciencia y animo que con un brazo menos es una impotencia...

    ResponderEliminar
  12. Ainsss madre mía que rico, Marisa esto si que es preparar unas natillas sabrosas
    Que mala pata con tu accidente, te deseo que te recuperes pronto, aquí estaremos para lo que necesites.
    besitoss

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa!!
    Espero que por lo menos ya se ta haya pasado los dolores. Además sé que en los próximos días tienes tus asuntos por resolver y desde aquí te mando mucha suerte.

    A mi me encantan las natillas, más que el flan. Y solo en leer el título ya he babeado jeje.
    Tiene que tener un saborcito muy especial con esas torrijas.

    Un beso grande y que te recuperes pronto!!

    ResponderEliminar
  14. Que ricas!!! no soy muy fan de las natillas pero estas las voy a probar porque me encantan las torrijas jajaja, el saborcito tiene que ser espectacular.
    ¿Tu como sigues? espero que estés mejor y que te recuperes pronto del todo, un beso guapa

    ResponderEliminar
  15. Ánimo! soy fanático de las natillas! Voy a usar estas técnicas y te comento.
    Yo suelo usar leche condensada para darle mi toque personal, pero no se hasta que punto puedo incorporarla en esta receta. Suelo usar esta: https://cafejurado.com/es/leche-condensada/90-leche-condensada-antigoteo-8410894002165.html ¿Crees que me cambiará mucho el resultado final?

    Espero tu respuesta y que te recuperes pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola buenos días. Yo también soy fan de las natillas y tienes más recetas en el blog. Y soy adicta a la leche condensada pero al no poder tomar azúcar la preparo con edulcorante y también tienes la receta en el blog.
      En estas natillas reciclé un resto de preparado para hacer torrijas por lo tanto creo que la leche condensada no le va nada porque ya tiene el sabor de los demás ingredientes del preparado.
      Nunca he hecho natillas con leche condensada y me das una idea y lo probaré cuando cuando pueda.
      Por lo tanto lo único que te puedo decir es que no creo que para esta receta le vaya la leche condensada. El método con el pan fue una sorpresa al ver que al hacerlas espesaron.
      También puedes encontrar en el blog la receta tradicional valenciana que llamamos sopà, que seguro que te va a gustar.
      MUCHAS gracias por tu comentario y por tus deseos, por suerte ya estoy en rehabilitación y mucho mejor.
      Un saludo.

      Eliminar

Sé bienvenido a mi cocina. Me alegra compartir contigo mis recetas y deseo que te gusten.
Espero que no tardes en volver.
Saludos.


Form for Contact Page (Do not remove it)

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Lo último en Instagram

Lo último en Pinterest