Panecillos dorados con kamut y hierbas

18 Comentarios


Desde enero no había publicado una receta de pan y ya tenía muchas ganas. La receta era de unos Panecillos con masa madre que le suelo preparar a mi hijo para que se los lleve al colegio. Una masa madre sencilla y que se hace en un momento. Los de hoy, son los que más repito desde hace unos meses porque quiere que sean ligeros, pero os aseguro, que cada vez aumento el peso, o doblo ingredientes, porque con 25 años y dando clase a pequeñas fierecillas, hambre a media mañana le entra y no poca. 

La bola de masa madre ya la he utilizado en panes muchas veces pero no tanto, como el prefermento de esta receta que ya para más de uno, es conocido. ¿Recordáis la famosa Pataqueta de l’horta? Pues sí, era una pena, después de tanto tiempo no utilizar esta receta y lo he hecho infinidad de veces y con diferentes tipos de harinas; el prefermento es una maravilla y se nota una barbaridad cuando se añade a cualquier masa. 

No os podéis imaginar, la cantidad de panes en panificadora que estoy haciendo con esta receta y modificando las harinas, añadiendo semillas, más cantidad de harina para que salga tipo sándwich… Os puedo asegurar, que la miga es espectacular, especialmente cuando los hago en la pani. 

Él los quiere que no pesen, como os he dicho antes, ligeros y a la vez tostados. Después de tanta prueba, con éxito, se me ocurrió ir a lo práctico y a lo poco ortodoxo. Ya os indico que hace meses que mi tiempo es escaso, pero no me gusta comprar pan y saco tiempo de donde no lo tengo y ánimo, para que siempre haya en el congelador panecillos como los que os muestro o cortadas de pan de molde para mí. Un día no quedaba ni uno, entré en una panadería de esas en las que en la pared de la calle pone, “horno de leña”, compré un panecillo y al llegar a casa y abrirlo por la mitad, se desmigó todo, como si fuera congelado. Los míos, sacados del congelador ya cortados, no se desmigan, quedan perfectos. 

Es una receta ya básica para mí, pero la “no técnica” se me ocurrió para acelerar y pasar de que quedaran bonitos, perfectos y terminar en seguida de darles forma. El secreto, preparar el prefermento la noche anterior. Como ha hecho frío hasta ahora lo dejo tapado a temperatura ambiente. 

Como le gustan con orégano, a veces, los pinto con aceite y le espolvoreo un poco antes de que vayan al horno, otras veces, con harina tamizada. 

Tenía harina de kamut de la que me regala mi amiga Milia, Cousas de Milia, pero le puse muy poca en esta ocasión. Me encanta y tengo que hacer un pan que sólo lleve esta harina. 

Espero que os gusten mis panes y juguéis como yo. No hay excusa, no son muy bonitos, pero están deliciosos. 

Me despido con vistas desde mi ventana, mi querida y vieja ventana y os deseo un buen fin de semana. 

Ingredientes para 6 panes dependiendo del tamaño 

Prefermento 

- 100 ml de agua mineral 
- 50 g de harina de cualquier tipo 
- ½ cubito levadura fresca (12.50 g) 
- ½ cucharadita de azúcar 

Masa del pan 

- 400 g de harina de trigo 
- 50 g de harina de kamut 
- 200 ml de agua mineral tibia 
- 10 g de sal fina (no le pongo)
- todo el prefermento 
- hierbas provenzales u orégano (opcional) 
- aceite de oliva virgen extra (para el rodillo y para pintar los panes) 

*un rodillo y una brocha de silicona
*papel sulfurizado 
*placas metálicas perforadas para hornear pan o bandejas de horno
La noche antes… preparar el prefermento. 

- Es tan sencillo mezclar los ingredientes, que no es necesario utilizar la TMX. 

- En un bol mezclar bien la levadura con el agua. Añadir la harina y el azúcar y mezclar bien. Cubrir el bol con papel film. Dejar reposar de 12 a 48 horas. 

- El reposo tiene que ser como mínimo de unas 12 horas. Saldrán burbujas o quedará un líquido por la superficie si lo dejamos más tiempo, pero no pasa nada. Si es verano, mejor introducir el bol en la nevera, sacarlo pasado el tiempo y dejar que se atempere. No siempre se forman las burbujas.

Preparación en TMX 

Masa del pan 

- Verter en el vaso el agua y programar 2 minutos, 37º, velocidad 2. 

- Añadir el prefermento (si estaba en la nevera, dejar que atempere)y la sal; mezclar 6 segundos, velocidad 6.

- Agregar las harinas y programar 20 segundos, velocidad 6 y 1 minuto, velocidad espiga. Parar la máquina, quitar el cubilete y volver a programar de nuevo, 1 minuto, velocidad espiga. Repetir la operación 3 veces más.
Preparación tradicional

Masa del pan

- Poner en un bol grande las harinas y la sal, hacer un hueco en el centro y verter el prefermento (si estaba en la nevera, dejar que atempere).

- Añadir el agua. Mezclar bien con una espátula o rasqueta de panadero para que se integren todos los ingredientes.

- Empezar a amasar durante unos 10 minutos, después seguir amasando hasta obtener una masa lisa y homogénea.

Formado de los panes

- Volcar la masa sobre la superficie de trabajo sin espolvorearla con harina. Desgasificarla, amasando un poco.

- Formar una bola con la masa.

- Dividir la masa en porciones del peso deseado. Yo suelo hacer panes de 120 g. Tapar con un paño las porciones para que no se seque la masa.

- Para bolear cada porción, primero, estirar los bordes de la masa desde fuera hacia adentro y dejar estos pliegues en la base. Después, bolear aplanando con la parte de la palma de la mano, presionando más en los bordes de la masa boleada hasta conseguir una forma redondeada. Ver vídeo aquí, mi amigo Fernando os enseña cómo.

- Y ahora toca aplanar rápidamente los panes. Para ello, untar la encimera con un poco de aceite y también el rodillo. Estirar la masa dándole la forma alargada o redonda, pero sin esmero, es en lo que vamos a ganar tiempo.

- Pasar cada pan a la bandeja perforada o cubierta de papel sulfurizado. Cuando estén todos, tapar la bandeja con un paño enharinado y dejar leudar 1 hora aproximadamente. Es muy importante que queden tapados y resguardados del aire.

Horneado

- Precalentar el horno a 220º C, sólo calor abajo. Poner en la base un recipiente con agua.

- Al llevar aceite el rodillo, no es necesario untar los panes, pero si queremos que se queden más pegadas las hierbas y queden muy dorados, es mejor hacerlo con una brocha, pero sin pasarnos. Si se desea, es el momento de espolvorear las hierbas sobre la superficie de los panes.

- Hornear 10 minutos, calor abajo. Después, sacar el recipiente con el agua con cuidado y hornear, 10 minutos más, calor arriba-abajo. Si se doran mucho, bajar la temperatura a 200º C.

- Repetir con la segunda bandeja. Me suelen salir unos 6 u 8 panes, dependiendo del peso.

- Sacar la bandeja con los panes y dejar enfriar sobre una rejilla.
Notas:

- Si es verano, sacar el bol del prefermento de la nevera, dejarlo a temperatura ambiente y tapado. Suele bastar con 1 hora.

- Al untar la encimera y el rodillo con aceite, la masa se desliza fácilmente y consigo el espesor adecuado en seguida. En estos panes, la forma es lo que menos importa. La miga queda suave y esponjosa, pero no tiene mucha. La corteza, crujiente. Los dejo enfriar, los abro por la mitad con cuidado utilizando un cuchillo de sierra especial para pan y los congelo en bolsas aptas para ello.

- Con la práctica, he conseguido ahorrar un poco de tiempo y son panes con poca miga, tal y como me los pide mi hijo. El prefermento cumple su función, la miga es esponjosa y el sabor delicioso.

- He probado con varias harinas y el resultado es perfecto. Se trata de practicar e ir comprobando cómo funcionan las harinas.

Bon profit!

18 comentarios:

  1. Te han quedado unos panes fabulosos, con esta harina no me he dstrenado y me gustaria, aunque a todo no llego, están que quitan una pena y lo que es mejor seguro que riquisimos, con un buen jamón y un buen queso manchego yo me pongo las botas bien puestas Marisa...Bess

    ResponderEliminar
  2. Marisa entre tus palabras y esas fotos casi puedo percibir el aroma de estos panecillos. No me extraña que tu hijo siempre te los pida y haga valer sus gustos porque ahí llegas tú rauda y veloz y los haces para satisfacer sus peticiones.

    El pan que se compra... pues eso. Yo tengo la suerte de que sea de un poco más de calidad al vivir en un pueblo, pero tampoco es para tirar cohetes en la mayoría de los casos.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Marisa qué miga más rica tienen se ven super blanditos, me encantan....buen finde cariñet ;.)

    ResponderEliminar
  4. Qué preciosidad Marisa!!!
    Debe de ser la envidia del colegio cada vez que tu hijo saca un bocadillo de estos jeje

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. se ven estupendos ,a mi cada día me gusta menos el pan que venden, para encontrar uno bueno ...estos seguro que a mi marido le encantan al llevar poca miga para el es perfecto y a mi me gustan todos
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Marisa cómo me gustaría ser tu vecina, hasta entonces no me lanzaría a retomar mis escasas dotes panaderas, teniendo a una maestra como tú viviendo en la puerta de al lado, sería fácil con clases prácticas en directo, tengo mucho que aprender.
    Tus panecillos me parecen super bonitos, no digamos lo ricos que deben estar, porque es leerte y echarme a llorar por no tener uno a mano para merendar.
    Besos. Pasa un buen fin de semana guapa.

    ResponderEliminar
  7. A mi también me gusta el pan con más corteza que miga y se ven estupendos. Qué recuerdos la pataqueta..qué fui la ganadora jajjajaja. Tengo que volver a prepararla! Igual que tu, mi querida maestra, tengo el congelador lleno de panecillos, pan de molde, bollos... "llegar y descongelar" una delicia. Cada día estoy más feliz con mi pani y con tus consejos.
    Besicos

    ResponderEliminar
  8. Se ven deliciosos, no me digas que son feos porque yo los veo fantásticos. Ya quisiera probar alguno. Toda una experta. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Todo un lujo el pan casero, y lo cierto es que aunque es un poco "entretenido", si uno se sabe organizar, se hace pan en un periquete, y como bien dices, congela perfectamente. Precisamente hoy no tenía pan del mio y compre una barra de pan de leña. Cuando cogí la barra ya vi que no pesaba nada. Resultó reseco, desmigado y sin sabor. Encontrar un pan como el que hacemos en casa, es tarea difícil. No me extraña que tu hijo te pida ese pan, porque además con el toque de las hierbas aromáticas, ya es todo un lujo. Sobre la harina de kamut, yo tengo un pan publicado y parece ser que es mucho más sana que la harina común, pero la verdad es que yo en sabor, no noté gran diferencia. Ya me contarás.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapísima !!!
    Yo los veo preciosos mi querida Marisa, por más que los miro no puedo decir otra cosa. Y lo más importante, el sabor y saber que son panes hechos a conciencia, no como los que venden que me parecen un fraude.
    Cómo olvidar Las Pataquetas, con lo qu disfruté haciéndolas para tu cumpleblog, les guardo un gran cariño y sé que para tí también son especiales.
    Es una receta tan buena, que está bien ir haciendo juegos con ella de tiempos y formas, y ya con la experiencia (mucha o poca según se miree) que tenemos entre harinas, nos permitimos licencias que nos quedan así de bien.
    Buenos bocatas los de tu hijo, a esa edad o llevan algo contundente o se comen a los niños por los pies jajaja
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Aquests els preparo...seguríssim, Marisa! M'he tornat a engrescar a fer pa a casa (vull fer moltes coses el cap de setmana i a tot no arribo) i quan començo ja no puc parar!
    Petonets i molt bona setmana,
    Olga

    ResponderEliminar
  12. Lástima que esa harina no la conozca porque me ponía a ello de momento!! la pinta es impresionante!! como todos tus panes!! Bs.

    ResponderEliminar
  13. Marisa , yo siempre digo que el pan casero me encanta y estos panecillos tuyos me parecen una tentación , que ricos por dios
    besinos

    ResponderEliminar
  14. Esa harina de kamut la tengo pendiente aun de probar, pero no cabe duda que deben estar riquísimos esos panecillos, yo hice el otro día un pan de finas hierbas que estaba riquísimo!!
    Un besito.

    ResponderEliminar
  15. Te han quedado unos panecillos de relujo y no dudo lo mas minimo que estuvieran de muerte relentisimaaaaa ,yo he ido gastando las harinas que me regalo nuestra querida Milia en algun pan , bizcochos y en masa de empanada , el resultado no nos ha podido gustar.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  16. Que buenas las pataquetas... me encantan, y de hecho hubo una época que en mi congelador siempre había bollitos de aquellos... que disfrute sacar uno y hacer un bocata, tengo que intentar hacerlas con harina sin gluten.
    Otra cosa que me encanta es la harina de kamut, no se si tan poca cantidad se nota, aunque por el aspecto diría que si. En cualquier caso se ven muy apetecibles ese corte es muy tentador.
    Besiños reina

    ResponderEliminar
  17. Marisa, un pan estupendo y muy. Yen explicado. No hay nada como un pan casero y con buenos productos. Me ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Estos panecillos no me los podía perder, ese formato aplanado me gusta mucho Marisa, nada como los panes hechos en casa, entiendo lo que dices de la miga y del pan que compraste y se desmoronó. El prefermento es importante le da una textura distinta, solo ver tus panes y comprobar lo estupendos que quedan. Ya imagino al señorito degustando estos panes en el descanso con una grata sonrisa, nada como lo que hace mamá eh!!. A mi me encantan, desde tu vieja ventana tan bonita estos panes son la gloria y ya imagino el aroma de la casa, que delicia esa sensación de deja el pan horneado, calor de hogar.
    Besitos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.