Pastel de plátano y avena, En buena onda

15 Comentarios


Mi amiga Elisa, Que no te falte un perejil y yo llevamos a cabo el proyecto En buena onda, desde hace ya un tiempo. Nos encanta compartir recetas en las que utilizamos el microondas y cada mes, compartimos ideas y aprendemos mucho con nuestras amigas participantes. Mucha gente sigue el proyecto, lo sé, porque en la herramienta donde colgamos las recetas, lo puedo ver y eso, nos halaga y lo agradecemos. Empezamos de nuevo y repetimos patrón sin saberlo; yo me he decantado por la receta dulce, aunque no lleva ni azúcar añadido, ni edulcorante. Un pastel de plátano y avena. Elisa, que según me cuenta, tiene muchas berenjenas, se ha decantado por preparar una deliciosa y original Tortilla de berenjenas y pepino. Seguro que os apetece ver cómo la ha hecho en el microondas. Yo estoy deseándolo.

Tal y como os indico en el apartado Notas, he horneado este pastel dos veces. En la primera utilicé la función crisp de mi microondas y en la segunda, que es la que publico, la función normal de este electrodoméstico. Es un pastel que no queda nada dulce porque el único dulzor se lo aporta el plátano maduro y el poco azúcar que lleva un chocolate con un 85 % de cacao. Como había hecho una Leche condensada casera, a mi hijo se le ocurrió acompañarlo con unas cucharadas. La verdad es que le va muy bien y le aporta ese punto dulzón que combina a la perfección con el resto de ingredientes.

Sed bienvenidos de nuevo a En buena onda, es un placer recibir todas y cada una de las recetas y también es un gusto saber que os gusta y nos seguís. La mayor satisfacción nos la dais cuando nos decís que antes no lo usabais prácticamente nada y poco a poco, vais cogiendo práctica y elaborando platos en este pequeño electrodoméstico.

En este pastel aproveché unos plátanos que se habían quedado muy maduros y parte de una tarrina de queso fresco que se había pasado de fecha de ´consumo preferente. Lo añado por ello al resto de aportaciones de mi proyecto 1 +/-100, desperdicio 0.

El virus sigue estando con nosotros y sigue contagiando. Seamos ejemplo y mantengamos la distancia, pongámonos la mascarilla y sigamos tomando las precauciones necesarias para poder evitar volver atrás, como ya está ocurriendo en algunas zonas.
Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en 1 +/-100, desperdicio 0 y En buena onda desde su inicio. Y si queréis saber en qué consisten los proyectos, pinchad en los enlaces o en los logos. Os invito a participar.

También encontraréis todas las recetas en Instagram (@enbuenaonda_) y en nuestra página de Facebook (En Buena Onda).

Como también es una receta de aprovechamiento, también va a acompañar al resto de aportaciones de 1 +/-100, desperdicio 0 de este mes de julio.



Ingredientes 

- 2 huevos L
- 280 g de plátano maduro (3 no muy grandes)
- 125 g de queso blanco 0% m.g.
- 80 g de copos de avena
- 2 cucharadas colmadas de coco deshidratado
- 3 cucharaditas colmadas de levadura química tipo Royal 
- 40 g de chocolate negro 85 % cacao
- mantequilla para engrasar el molde (opcional)
- Leche condensada para acompañar


Antes de empezar…

- Sacar los huevos de la nevera con antelación

- Separar las claras de las yemas.

- Pelar los plátanos y cortarlos en rodajas.

- Si se va a utilizar un molde para horno convencional, untarlo con mantequilla. Si es de silicona y no se pega, no será necesario.

- Trocear las onzas de chocolate groseramente.
Preparación en TMX

- Colocar la mariposa en el vaso (seco y sin grasa). Verter las claras con una pizca de sal o unas gotas de limón. Programar, 3 minutos, velocidad 3 y ½. Sacar del vaso y reservar. 

- Colocar las rodajas de plátano en el vaso, agregar el queso, las yemas de huevo, los copos de avena, el coco y la levadura y triturar, 10 segundos, velocidad 5.

- Agregar el chocolate y programar 8 segundos, velocidad 3. Si se desea que el chocolate quede más triturado, añadir más segundos.
Preparación tradicional

- Con la ayuda de unas varillas manuales o eléctricas, montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal o unas gotas de limón. Reservar. 

- Colocar las rodajas de plátano en el vaso de un robot o batidora, agregar el queso, las yemas de huevo, los copos de avena, el coco y la levadura y triturar hasta que no se noten grumos.

- Incorporar el chocolate picado o troceado groseramente. Volver a triturar unos segundos o no hacerlo, dependiendo del gusto de cada uno.

Mezclado y horneado en microondas

- Verter la mezcla a un bol grande e incorporar el merengue. Integrarlo con una espátula con movimientos envolventes desde del fondo del bol.

- Verter la mezcla en el molde que se vaya a utilizar. Dar unos golpes sobre la encimera.

- Hornear primero durante 5 minutos a 750 W. Después, 3 minutos a la misma potencia. Dejar dentro del microondas durante unos 5 minutos. Pinchar con un palo de brocheta. Tiene que salir limpio. Es importante que no quede seco, ver notas.
Horneado en microondas función crisp

- Introducir el molde apto para función crisp en el microondas y programar 7 minutos, función crisp. Pinchar con un palo de brocheta. Tiene que salir limpio. Es importante que no quede seco, ver notas.

Notas: 

- La primera vez, utilicé para hornear el pastel, la función crisp y el molde función crisp azul. No me subió demasiado, aunque estaba muy bueno. En la segunda ocasión que lo horneé añadí una cucharadita más de levadura, monté las claras a punto de nieve y utilicé el molde silicona redondo silkomart color terracota pequeño que tengo desde hace años y me gusta más que ninguno. Nunca se pega y no le pongo mantequilla. Este pastel, nada más sacarlo del microondas, ya se había desprendido de las paredes. Se lava de maravilla. Tiene un aro rígido que facilita que al llevarlo al microondas u horno, se derrame el contenido. Este modelo es pequeño, 18 cm, pero para pocas personas va perfecto. Tengo también el mismo, pero más grande y casi no lo uso.

- Como cada microondas es un mundo, es importante programar pocos minutos y comprobar la cocción para que no quede seco. 

- Si se desea hornearlo en el horno, precalentarlo a 180º y hornearlo durante unos 30 minutos. El tiempo siempre dependerá del tipo de horno y del tamaño del molde. En este caso, siempre nos referimos a un molde de 18-20 cm de diámetro.

- El queso fresco se puede sustituir por yogur.

Bon profit!

You are invited to the Inlinkz link party!
Click here to enter

15 comentarios:

  1. Yo soy de las que cada vez uso más el microondas, pero en cosas pequeñas, por eso no suelo subir recetas, estoy aún en la fase aprendizaje. Este bizcocho se encuentra entre mis preferidos, sin probarlo lo se, fresco por sus ingredientes, poco dulce y rápido en su elaboración, esto último cualidad del microondas. No se si me dará tiempo a subir algo antes de tomarme un descanso en agosto, pero lo que si es seguro es que vuestro espacio lo seguiré donde me encuentre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Marisa, un mes más En Buena Onda. Contentas y agradecias por el resultado de nuestro proyecto que sigue adelante. Tú el dulce y yo el salado para que el menú que presentamos sea perfecto y completo, siempre saludable y apto para la mayoría . Este pastel es una delicia más, sin azúcar, ya sabes que me vienen genial todas las ideas y sobre todo poder hacerlo de de manera tan fácil y limpia en microondas.
    Las fotos son preciosas, nada como tener la mejor compañía, tener a quien más quieres cerca de ti y compartir los más entrañables momentos.
    ¿¡Un beso muy grande y disfruta!!

    ResponderEliminar
  3. hace tiempo que no preparo un bizcocho en el micro ,este me viene genial que tengo que preparar algo para una merienda con amigas y no sabia que hacer rápido ,tiene una pinta genial
    besitos

    ResponderEliminar
  4. Yo soy del grupo que poco a poco va utilizando algo el microondas, de momento no para cocinar un plato entero, pero sí parte de él y de eso tenéis la "culpa" Elisa y tú (dicho cariñosamente). Hoy nos propones un dulce rápido y sencillo, que hecho en microondas no da nada de pereza con este calor y eso es algo que hay que tener muy en cuenta en verano.
    Me gusta mucho la foto en la que tu hijo (imagino) intenta atrapar el dulce.
    Seguid cuidándoos. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Marisa tu pastel tiene muy buena pinta, yo también le pondría un poquito de leche condensada, aunque no soy muy golosa, la leche condensada en pequeñas cantidades me encanta de vez en cuando, así que le doy la razón a tu hijo, es un acierto.
    Me llevo mi trocito de postre, ya que la Tortilla me la ha regalado Elisa entera para #ElClubdelaTortillaPerfecta, Jajajaja...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Una pinta espectacular,tengo dos plátanos pidiendo auxilio...🤔ya se como ayudarlos 😋espero me salga tan rico como el tuyo que el microondas mío es muy común...🤷‍♀️besinos

    ResponderEliminar
  7. Que rico Marisa, me gusta mucho el plátano y lo uso a menudo para hacer postres, así que este pastel me lo apunto porque tengo que probarlo si o si, además pudiendo hacerlo en el micro no da nada de pereza, gracias por la receta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Marisa me gustan mucho los plátanos o bananos para estos lugares, hace mucho que no realizo alguno. Una fruta que me gusta mucho, lo veo y sencillamente dan ganas de hacerlo, ya sabes que me provoco de todas las delicias tuyas, esta la guardo porque de seguro la hago caer un fin de semana de estos. Me gusta leer las pruebas y contrastes que has hecho, sin duda con las claras batidas queda más esponjoso. El aporte de leche condensada así al final como lo muestras en la foto final es una cosa que se ve requetedeliciosa.......
    Te mando un beso y me encanta ver estas recetas que para quienes tienen micro, son ideas maravillosas para aprovechar esta herramienta. De moldes de silicona, me hace falta comprar alguno grande.
    Bueno mi bonita, te mando un abrazo grande y cuídate mucho!

    ResponderEliminar
  9. Para mí es perfecto, ya que soy de poco dulce y el plátano ya le dará ese dulzor, junto con el chocolate, una combinación ideal. Además sin encender el horno, ¡lo que se aprende En buena honda! Besitos linda!

    ResponderEliminar
  10. Ese toque de leche condensada me parece un acierto total, será porque soy adicta a ella, como me gusta, cada vez que abro un bote para hacer flan, me tengo que comer antes una cucharada o dos , no lo puedo evitar ja ja.
    Un pastel perfecto , como todo lo que haces.
    Me tomo un respiro del blog, lo necesito, nos vemos-leemos a la vuelta y `por redes seguro.
    Te deseo un feliz verano amiga.

    ResponderEliminar
  11. Marisa cada vez me sorprendes con tus platos en microondas. Es un postre muy sano y la opción de poner leche condensada para acompañarlo va fenomenal para los más dulzones.
    Las fotos en el balcón son preciosas. Me imagino que las manos son de Carlos :)

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho el bizcocho, lo voy a hacer en cuanto tenga un rato, estoy segura de que me va a gustar.
    Bss

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa, esas imagines en el balcón le dan mucha alegría y frescura a tu entrada. Pero ese pastel de plátano y avena que ya había visto en tus redes es una auténtica preciosidad. Tomo buena nota y me lo apunto. Te deseo un buen verano , eso esperamos todos. Un fuerte abrazo, besos.

    ResponderEliminar
  14. ¿Buenas noches, todo bien? Soy brasileño, de Río de Janeiro y busco nuevos seguidores para mi blog. Y seguiré el tuyo con mucho gusto. Los nuevos amigos también son bienvenidos, sin importar la distancia.

    https://viagenspelobrasilerio.blogspot.com/?m=1

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno Marisa, tengo ganas de desayunar por segunda vez, jaja. Lo encuentro buenísimo y la avena me encanta en las recetas dulces, además bien fácil de preparar. Esperemos que la responsabilidad está a la órden de día y las cosas vayan mejor...
    Besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.