Panes y masas. Reflexiones para tiempos de confinamiento

17 Comentarios


¿Cómo va esa cuarentena? Son tiempos sin precedentes y difíciles porque no tenemos herramientas de ningún tipo que nos sirvan por haberlas experimentado antes. Esto es lo que podríamos pensar prácticamente todos, pero no es totalmente cierto y os lo digo, porque todos, incluso los niños, hemos pasado o estamos pasando en la vida por situaciones duras. Está claro, que nunca hemos estado confinados en casa debido a un virus que ha surgido sin saber muy bien de dónde y que se extiende a nivel global, ¡menuda pesadilla! Pero lo que os quiero decir es que sí que podemos echar mano de aquellos momentos vividos que no fueron fáciles, incluso, no tienen por qué haber sido especialmente duros; solamente se trata de saber buscarlos, pensar y adaptar la experiencia a la situación actual. 

Y ahora viene la primera pregunta, ¿y si no supe entonces reaccionar como se debía? Seguro que eso también puede ser positivo, porque como ya sabes cómo fue, cómo lo pasaste, que no lo hiciste demasiado bien, ahora ya puedes descartar esa forma de actuar y modificarla. Es APRENDIZAJE en mayúsculas. Como ves, siempre se trata de “dar la vuelta a la tortilla” y especialmente de ser POSITIVOS. 

En estos momentos y ya desde hace más de una semana, cada persona, como ser individual vive el confinamiento de forma diferente. Unos solos, otros en familia, con niños o sin ellos, con mayores en casa, mayores viviendo solos o en una residencia, con personas o niños con discapacidad, con un nivel económico o situación laboral más o menos complicada; son personas vulnerables por enfermedades, están embarazadas, se han puesto enfermas justo estos días… Son muchísimas situaciones, algunas, difíciles, pero yo os quiero hacer reflexionar para que todos intentemos poner de nuestra parte lo máximo posible para estar BIEN o MENOS MAL y para NO DECAER, también ayudándonos. La SOLIDARIDAD y GENEROSIDAD vengan envueltas en el papel que vengan, son imprescindibles. 

Es también muy importante saber, que, a muchos, nos toca tirar del carro de otros que por la razón que sea, son más “débiles”, pero eso no supone, que nos dejemos intoxicar y nos hagan desanimarnos, desmotivarnos o nos impongan su negatividad o falta de empatía. El coronavirus, no modificará las actitudes de algunos. Debemos poner barreras construidas con grandes ladrillos de DIGNIDAD, AMOR hacia nosotros mismos y también seguir utilizando un “spray anti-tóxicos” con diligencia. Si a ese tipo de personas las tenemos con nosotros en el confinamiento, será más complicado, pero si no es así, con darnos una orden interna que nos avise con un STOP, será suficiente y nos ayudará a cuidarnos. 

DAR LA VUELTA A LA TORTILLA es buscar la parte positiva de todo lo que nos agobie, desanime, asuste. Ver lo bonito, por pequeño que sea. Yo, por ejemplo, en estos momentos, miro a través de mi ventana y veo las flores de mis maceteros que a pesar de no haberlas cuidado demasiado, ya lucen primaverales. También estoy escuchando pájaros todo el día, no pienso que estoy sola, pienso que me acompañan, que hoy la lluvia ha mojado el césped, que el azahar vuelve a mi terraza desde los campos cercanos, hace años que no se olía; que a mediodía, la lluvia dio paso a un sol débil y he podido subir a la terraza, me he puesto música y he pinchado el click en mi cabeza para pensar en más cosas que puedo hacer en estos días. Me he recorrido cuatro kms “terraceros” y menuda suerte tengo de tener la terraza de 67 vecinos para mí sola, he bailado, he hecho flexiones apoyando los pies entre los muros en un gimnasio adaptado para mí, gratis y disfrutando de una radio francesa on-line y mucho aire puro que llega del mar cercano. Hoy, un día más, no puedo dar mas que las gracias porque estoy BIEN, los míos también. 

No soy psicóloga, ni pretendo dar clases a nadie de nada, pero si mis palabras, te pueden servir de alguna forma, me alegraré y como has podido ver, no te he hablado de nada negativo y hay de eso en mi vida, por supuesto, como en la de muchos. Podría haber seguido escribiendo, pero no quiero ponerme ni seria, ni pesada. Me ha pasado, como tantas otras veces, he necesitado compartir mis sentimientos con vosotros en este mundo privado, a la vez abierto al mundo, que es mi blog. 
Una de las cosas que he observado en Thermofan, es que estáis viendo recetas de panes sencillos y me parece que es algo generalizado en las redes. Estar en casa, para muchos, ha sido volver a la cocina o empezar de alguna forma en ella. Recuperar tradiciones y espero que comer más sano, unir lazos en la mesa. Eso es otra forma de cuidarse y de cuidar. Empezar a hacer pan (sé que más de uno lo ha hecho, gracias a mi blog o a nuestra amistad), os abrirá puertas que os servirán para mucho más de lo que podéis imaginar. 

Hacer pan es aprendizaje, a partir del acierto-error, es relajación, sirve para ocupar la cabeza. Oler un pan casero, aunque te haya quedado feo, no tiene nada que ver con uno comprado descongelado y además, es más sano. 

Me encantaría que a través de mi correo thermofanblog@gmail.com, me enviarais fotos de vuestros panes o en mi página de Thermofan en Facebook, también en mi cuenta de IG @marisa.thermofan. 

Para mí, hacer pan supone sentirme enraizada en el presente, me ayuda a sentirme fuerte, empoderada en estos momentos difíciles, como lo fue en otros. 

Necesitamos formar COMUNIDAD, sentir confort y todo eso lo conseguimos, compartiendo y aprendiendo entre todos. Espero que navegar por Thermofan os sirva de inspiración y de ayuda para que vosotros y vuestras familias os sintáis bien alimentados, seguros y sanos. Os doy las GRACIAS por vuestra presencia, siento vuestro calor sin veros, vengáis de donde vengáis, de cualquier parte del mundo. 

Empiezo por eso, compartiendo los panecillos que más visitas tienen en mi blog (algunos ya los tenéis pillados), barras, un pan de molde en el varoma de la TMX, un pan plano italiano, una masa de tarta con copos de avena, unos bollos con masa de pizza… Echad un vistazo porque os pueden gustar y ni los habíais encontrado o no los recordabais. Tened en cuenta, que podéis congelar el pan en rebanadas o si son panecillos, partidos por la mitad y así, no se estropeará y dispondréis de provisiones para más tiempo. ¡Ah! No olvidéis que los niños pueden pasar tiempo compartiendo momentos con las manos en harina. Ellos son lo primero siempre.

Deseo que os guste y os sirva. Seguiré en esta línea mientras dure el confinamiento, combinando antiguas recetas, con las que pueda publicar nuevas. No solo pan, también otras que no sean complicadas, ni con ingredientes difíciles de conseguir..

#YoMeQuedomeEnCasa

You are invited to the Inlinkz link party!
Click here to enter

17 comentarios:

  1. Buenos dias Marisa:
    Todos estamos de acuerdo en que este tiempo pasará, algunos ya tienen puesta la vista en lo que el futuro no muy lejano nos traerá, en casa no queremos anticiparnos a nada porque lo que pensemos ahora será incierto, depende de muchos factores y sufrir antes de tiempo me parece una tontería, cuando lleguen las situaciones concretas nos pondremos a ellas. Mientras, lo único que podemos hacer es seguir las recomendaciones y llenar nuestro tiempo de la mejor manera, cada cual sabe las suyas. Ayer me decía Esther, una bloguera, que era un momento estupendo para meternos en harinas, yo en amasados no me siento segura, pero en otras recetas sí y estoy cocinando bastante, cada cual tiene su forma de relajarse. Te deseo lo mejor para ti y los tuyos y que esta espera nos sea lo más corta posible a todos.
    Te he dejado un arroz aprovechado en tu apartado de 1+/-100, espero que te guste.
    Un beso. #yotambienmequedoencasa

    ResponderEliminar
  2. Hola Marisa!!
    Dices que no eres psicóloga, pero tu texto ayuda pero que un montón. Has escrito muy bonito y muy positivo. Gracias!!

    Es verdad que se está viendo por la blogosfera panes y más panes. Claro, hay más tiempo y seguro que eso de hacer, mimar y esperar a las masas debe de ser relajante.
    Gracias por tu ayuda!!

    Besos y cuídate pero que un montón!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa !
    Yo soy de las que tienen que tirar del carro en esta ocasión. Mi madre vive conmigo y está tan asustada con la situación que le ha dado un bajón tremendo y esto no le beneficia en nada con los problemas de salud que padece , pero día a día , trato de animarla , de hacer cosas con ella que la estimulen y la hagan olvidar por un ratito todo ese maremagnum de miedos que la acechan.
    Pero estamos vivos, de momento en orden y en eso nos tenemos que apoyar, ser positivos y querer ver la luz por mucho que se esconda, siempre hay alguna grieta por la que se cuela.
    También estoy haciendo pan y preparando mi masa madre de nuevo.
    Gracias por tus consejos e ideas , entre todos debemos animarnos y darnos fuerza.
    Te mando un abrazo sentido y querido.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa ! siempre se agradecen tus palabras ,hay que ser positivas ,pero viendo como estamos en Madrid algunas veces es complicado , pero bueno yo hablo todos los días con mis hijos y veo a mis nietos por video conferencia y nos alegran el día .
    uno de los panes que mas nos gusta es tu receta de la pataqueta , nos encanta y ahora tengo mas tiempo,algo bueno hay que sacar de esto,voy a mirar alguna receta mas ,a si mientras me dure la levadura variare de pan
    besitos y cuidate

    ResponderEliminar
  5. Tal vez estar confinados no es tan malo, tenemos tiempo de muchas cosas y de reflexionar, lo peor es no tener a los tuyos cerca aunque lo importante es saber que están sanos y hoy en día gracias a todos los medios que tenemos, redes sociales, teléfonos estamos permanentemente comunicados.
    Alguien arrasó por aquí con la levadura fresca, no se encuentra y tampoco seca, pero en vez de pan hago otras cosas.
    Cuídate mucho Marisa. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa!. Sabias palabras las de tu escrito, no me cabe la menor duda de que a muchos les servirá de gran ayuda. Yo soy de las que siempre pienso en positivo, sabemos que son tiempos difíciles pero, saldremos en bien, también comprendo que hay personas mas débiles las cuales requieren de que estés animándolas siempre. Una pinta la de tu pan riquísima.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa, tiempo difícil el que nos toca...cierto que a unos más que a otros. Yo tengo a mi madre sola en su casa y ya es mayor..me pongo todos los días al teléfono y la entretengo esperando que esta pesadilla termine pronto. El pan tiene muy buena pinta 👍 besinos wapa
    Yomequedoencasa💪💪

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, si hay que arrimar el hombro y cada uno poner de nuestra parte, la que nos toca. Cada cual sabe su situación, en soledad o compañía, pero lo que si es cierto, es que aprenderemos de esta situación lo que no hemos aprendido de otras. Espero estes bien y que tengas mucho ánimo. Seguiremos panarreando. Un beso :) cuidat!

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa. Qué razón tienes en que siempre hay que buscar el lado positivo de TODO. Hace apenas tres años yo pasé por una situación difícil y aunque hubo momentos en que me derrumbé (seguro que más de los que recuerdo), siempre intenté tener una actitud positiva, porque si uno lo pasa mal, los que están alrededor también, aunque a otro nivel y puede incluso que peor, pues a su preocupación suele unirse la impotencia y la incertidumbre de no saber cómo te encuentras realmente. Entonces, aunque sólo sea por ellos, hay que sonreír, levantar la cara, erguirse y decir "un día menos para que esta situación acabe". Sé que eso va en el carácter de cada uno, pero aunque no salga de forma natural, siempre hay que intentarlo.
    Yo desde entonces sonrío más y la experiencia me ayuda a afrontar esta situación, para mí mucho más fácil porque hoy tengo salud, que es lo que entonces me faltaba y aunque hoy estuviera enferma, seguiría pensando lo mismo "ésto lo voy a superar".
    Después de esta perorata, decirte que me parece muy interesante tu recopilatorio; la tarta de copos de avena con verduras y queso aún la tengo en pendientes y eso es algo que voy a tener que solucionar en breve.
    Cuídate. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa, comparto y reafirmo cada una de tus reflexiones, hay que ser positivas, fuertes y sobre todo mirar hacia adelante. Ni nos queda otro remedio ni quiero que sea de otra manera.
    Has hecho bien en recordar todos estos panes, ahora esel mejor momento para ponerse a ello pues además de entretener y , sin duda, ser mucho mñas saludables que los comprados, hará que tengamos que salir menos a la calle. Mil besos preciosa y gracias!!

    ResponderEliminar
  11. Es que eres muy bien panadera.
    La raza humana lo esta haciendo pero que muy mal... todo lo demás sigue su curso y sin humanos, la primavera, los animales libres, las polinizaciones.... como se cambie la naturaleza seguira su curso y las personas humanas recogerán lo que están sembrando.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  12. Querida amiga, sabes que vengo poco por aquí. Tengo recetas en borradores y una vez a la semana se van publicando. Te he leído con atención y no puedo estar más de acuerdo contigo. Espero que cuando todo esto termine, que terminará, tomemos consciencia de todo lo que estamos haciendo mal. Rememos a favor y ya vendrán los días de ver quién, cuando y cómo tiene culpa.
    Ya sabes que mi vida no ha cambiado nada, aquí estamos confinados...casi como siempre.
    Un beso enorme y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  13. Saludos querida señora Marisa, sus palabras son alentadoras y llenas de positivismo que nos llenan de esperanza en estos momentos, acá en Ecuador también estamos confinados esperando salir de todo esto en cualquier momento, su blog lo encontré navegando en el internet en busca de una receta de mug cake y sin querer encontré su blog como caído del cielo jeje, yo soy fanática de la buena cocina y todo lo intento hacer y la verdad me salen muy bien pero lo único en lo que me he dado por vencida después de la cuarta ocasión de ver malos resultados es en hacer pan y leyendo las recetas de su blog que lo hace ver tan sencillo he decidido intentarlo otra vez, espero buenos resultados ya que voy con mucho positivismo, saludos a la distancia estimada Señora y gracias por sus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Alexandra. Me ha emocionado su comentario y me alegra enormemente. Para mí, después de 9 años administrando este blog, es tal vez, uno de los regalos más bonitos que recibo. Me he permitido compartirlo en Facebook porque es mi forma de agradecerle sus palabras.
      Un abrazo enorme y espero que mis recetas de pan sirvan para que por fin, consiga que le salga bien. Paciencia y práctica, no se necesita más.

      Eliminar
  14. Marisa , cualquiera de tus recetas son un acierto y los panes , que te voy a decir , mi debilidad , es que todo te queda bien porque tienes unas manos maravillosas .
    besinos y cuidate mucho

    ResponderEliminar
  15. Buenos días Marisa, veo que dentro del encierro al que todos estamos obligados, te encuentras bien física y mentalmente, algo muy importante en los días que corren...y estas recetas de panes nos vendrán estupendamente para ocupar parte de estos días.
    Yo tengo fé en que pronto mejore la situación y esos paseos virtuales que hacemos ahora podamos hacerlos al aire libre y sin miedo.Cuídate mucho y sigue dándonos esas ideas tan atractivas. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Es todo tan extraño! no se tu, pero yo vivo en un domingo eterno. No es que note demasiado el cambio porque vivo en un pueblo muy pequeño donde el silencio es lo habitual, mi marido sigue trabajando y yo también. La única diferencia es que toca hacer de maestra con mi hijo y que estamos 24 horas juntos :)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.