Fior di gelsomino. Flor de jazmín. Umbría

14 Comentarios


Como cada mes, vuelvo a participar en el el reto CRI, de mi amiga Maggie, El cajón desastre de Maggie Este mes nos invita a visitar Umbria, una de las veinte regiones que conforman la República Italiana. Se compone de las provincias de Perugia y Terni, y es la única región que no se encuentra situada en los confines, terrestres o marítimos, de la nación. En la literatura, a veces se llama a Umbría "il cuor verde d'Italia" (el corazón verde de Italia). No tengo el placer de haber estado y por eso, me apetece conocer un poquito su gastronomía. 

Para la receta salada ha elegido un pan, el Pane nociato y para la dulce, una receta especial con un nombre precioso, que es la que hoy publico, Fior di gelsomino (flor de jazmín).

Os extrañaréis que no haya horneado el pan, pero es que no me llamó la atención y esta receta me atrajo desde que leí el nombre y los ingredientes. Al buscar información no encontré nada y por eso, todavía me sedujo más porque no tenía otra que ir a ciegas.

La primera duda fue al leer que se pone un grano de café sobre cada flor y como no tenía, ni quería comprar porque en casa no tomamos, puse un poco de café molido en la mitad para probar y por si no me gustaba. Se utiliza azúcar blanca y azúcar glas en cantidades enormes, como no podía ser de otra forma, reduje el azúcar de abedul muchísimo y para nuestro gusto, están perfectas así. Por si las moscas, reduje la cantidad de ingredientes por la mitad y creo que al usar huevos L, la masa quedó bastante blanda y por eso, no usé la manga pastelera para formar las flores. Esperaré a ver qué tal le han salido a Maggie, porque me ha comentado que yo he sido la única participante, además de ella, que me he decidido. 

Nos han gustado mucho y las repetiré usando huevos M para comprobar que que pueden formar las flores y corregir esta entrada. Son como unas galletas esponjosas con sabor a almendra y en mi caso, poco dulces. No duraron ni 24 horas y al día siguiente, conservadas en una caja metálica estaban igual. Faltará saber si vale la pena priorizar esa esponjosidad que le da el merengue preparado con claras de huevo tamaño L a formar flores que queden tal vez, más secas. No tardaré en compartir con vosotros el resultado. También me ayudará hoy ver cómo le han quedado a Maggie.

Si queréis ver las recetas saladas que se publicaron ayer, pinchad aquí y si queréis ver el resto de recetas dulces, pinchad aquí.

Con forma de flor o no, os recomiendo que sigáis la receta porque están deliciosas. Quien no tenga problemas con tanto azúcar, que siga la receta original. Si se usa la TMX, en nada, están listas.
Ingredientes 

Mi adaptación

- 3 claras montadas a punto de nieve (huevos L)
- 60 g de azúcar de abedul o de azúcar
- 200 g de almendra Marcona molida
- la corteza rallada de ½ limón
- un poco de café molido (opcional)

Receta original

- 500 g  de azúcar 
- 400 g de almendras molidas 
- 60 g de azúcar glas 
- 6 claras montadas a punto de nieve 
- la corteza rallada de 1 limón 
- granos de café 
- una placa de horno y una hoja de papel sulfurizado 

Antes de empezar… 

- Lavar bien el limón y rallar la piel. 

- Si no se utiliza la TMX, hacer glas los 60 g de azúcar o comprarlo. Si no tenemos la almendra triturada, molerla en un robot potente.

- Sacar los huevos con antelación de la nevera y separar las claras de las yemas.

- Cubrir una bandeja de horno con el papel sulfurizado. 
Preparación en TMX 

- Poner las claras en el vaso con una pizca de sal. Colocar la mariposa. Programar, 4 minutos, 37º, velocidad 3 y medio. Cuando pase el primer minuto, quitar el cubilete. Sacar del vaso y reservar.

- Mientras se montan las claras, mezclar la almendra molida con el azúcar de abedul o azúcar y la ralladura de limón.

- Ir incorporando a la mezcla las claras montadas a cucharadas. Mezclar con una espátula con movimientos envolventes y no añadir la siguiente cucharada, hasta que no esté incorporada la anterior.
Preparación tradicional 

- Mezclar los dos azúcares. Perfumarlos con la ralladura de limón.

- Batir las claras a punto de nieve con unas varillas.

- Mezclar la almendra molida con los azúcares y agregar las claras montadas.

Formado

- Formar montoncitos con la mezcla y distribuirlos sobre el papel sulfurizado. Yo utilicé una cuchara sopera y sin ensuciarme, fui depositando la masa, dejando espacio entre cada una. Como he indicado anteriormente, mi mezcla era muy blanda y no era posible darle forma.

- Colocar por encima un grano de café o un poco de café molido, si se desea.

- Hornear a 150º en horno precalentado durante una media hora aproximadamente o hasta que

estén cocidas. Las horneé con aire.

Bon profit!

14 comentarios:

  1. Son unas galletitas que deben de estar muy ricas, solo con los ingredientes que llevan ya son un éxito seguro.
    Maggie dice estar decepcionada con esta receta pero yo la veo estupenda.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Lo que te gusta un reto y no me refiero a tu participación en CRI, sino a tus propios retos, los personales, que hacen que busques, pruebes y adaptes cada receta a tus preferencias. Y además te salen bien, por lo menos los que muestras, que alguno se quedará en el tintero como nos pasa a todos, pero si los demás salen, la dicha es buena. Esas galletas se ven suaves y tiernas, de las que se comen sin sentir porque cada bocado pide otro. A mi me encantan porque como tampoco me gustan los dulces empalagosos, son las que me comería con agrado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me guardo tu receta que ahora es la que puedo comer al no llevar azúcar ,a mi me parece que han quedado estupendas
    bss

    ResponderEliminar
  4. Pues no conocía la receta, pero para mi gusto la original me parece excesivamente dulce. Pero buenas han de estar que con las almendras el éxito es seguro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. A mi me pasa un tanto lo mismo....casi siempre adapto las recetas a mi, unas por dulces....otras por algún ingrediente....El caso es que esté rica y estas galletas no tengo ninguna duda que lo estén. besinos

    ResponderEliminar
  6. Uuummmm como me tientas asi a estas horas con lo lamboreteira que soy no dudo lo mas minimo que esten de rexupete con tus cambios.
    No conocia la receta ,como siempre receta y fotos son de 20 points te han quedado de relujo.
    Bicos mil wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  7. Que delicia .......y se tienen que comer solas,en mi casa durarian poco tiempo te lo aseguro
    besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. No me extraña que te atrajera esta receta por su nombre, es muy poético. Por otra parte, se parece muchísimo a la receta de los amarguillos de almendra que por aquí se encuentran en cualquier pastelería. Es curioso que en lugares tan distantes en kilómetros existan elaboraciones tan iguales.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Unas galletitas deliciosas y con tus cambios mejor, prefiero menos dulce. BSS perla!

    ResponderEliminar
  10. Pues a Maggie le quedaron fatal jajajaja ya lo has visto, yo las intentare tambien a ver que tal, no me puedo quedar con la espinita! Las tuyas amigas estan divinas, como siempre, y fijate, a ultima hora se animo mi prima y ya tenemos dos versiones. Un besito guapa y gracias por participar!

    ResponderEliminar
  11. Ya he llegado al fin, a mi me parecen deliciosas y elegantes, con almendra no podía ser más de mi gusto. Pocos ingredientes, fáciles... De las mías.Las fotos son preciosas. UN BESO GRANDE!!!

    ResponderEliminar
  12. Marisa, pues con el café molido quizás es hasta mejor para comer, porque con un grano entero a la hora de masticar, no sé yo si es agradable.
    Las galletas se ven de vicio, para empezar y no parar :)

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Marisa, nada más leer el nombre de tu receta me ha venido a la mente, Giulietta Masina con el personaje de Gelsomina en la Strada de Fellini. Lo que es la información guardada... no se sabe dónde.
    Bueno, un dulce muy bueno y auténtico, seguro que me gustará. Me da pereza siempre hacer estas cosas pequeñas en cocina sobre todo por vaga. Estas las tengo que probar. Te han quedado preciosas.
    Muchos besos y feliz fin de semana (ya casi viernes) el tiempo vuela. Hay que disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  14. Estas galletitas me recuerdan a nuestros almendrados, así que deben ser deliciosas!! y además aptas para celíacos!! Me gustan mucho!! Bs.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.