Ensalada de lentejas escondida en tomate rosa

8 Comentarios


Hace justo dos años, publiqué Mi ensalada de lentejas y me he asombrado porque pensaba que hacía menos tiempo. Esa ensalada es la preferida en casa y la de mi hijo y la prefiere incluso en invierno. Los ingredientes se pueden modificar como los de cualquier ensalada y en la que os muestro hoy, lo que cambia es la forma de servirla y que como era para mí sola, es mucho más ligera. Por eso, si os parece “pobre”, echad un vistazo a la otra o preparadla a vuestro gusto.

Como os indicaba, la forma de presentarla se me ocurrió cuando compré unos tomates rosa pequeños y cuyo sabor, a pesar de ser principio de temporada, era delicioso. La pena fue, que como no me fiaba de su calidad, compré solamente cuatro.

Como la ensalada de lentejas la hago casi cada semana y esta vez era más ligera, se me pasó por la cabeza servirla dentro de los tomates y de esta forma, daros ideas y por qué no, comer yo sano, pero como si estuviera en un restaurante. Un regalo para la cocinera.

En marzo estuvimos en Cáceres de nuevo y compré pimentón de la Vera agridulce. La vendedora me dijo que ellos lo usan para casi todo. Ese mismo día, me sirvieron en el restaurante una ensalada básica pero espolvorearon pimentón agridulce por encima. Me gustó tanto, que me quedé con la idea y justo al preparar esta ensalada, la puse en práctica. No es la misma ensalada que tomé, pero puede ser que esté incluso mejor la mía. El pimentón agridulce lo usaré mucho más y marina perfectamente con los ingredientes de mi ensalada.

Espero que os guste la idea. Podéis preparar varios tomates y servirlos incluso como guarnición. Si son más grandes, pueden ser hasta un plato único, ligero y muy sano.
Ingredientes 

No voy a indicar cantidades exactas. Yo rellené 3 tomates pequeños y me sobró ensalada de lentejas.

- 3 tomates rosas pequeños
- 4 puñados de lentejas pardinas
- 2 huevos cocidos
- 1 zanahoria pequeña
- ½ pimiento rojo
- ½ pimiento verde
- ½ cebolleta (opcional)
- la pulpa de los tomates
- aceite de oliva virgen extra
- 1 cucharada de pimentón de la Vera agridulce
- una pizca de pimienta negra
- sal

Antes de empezar… 

- Hervir los huevos. Dejar que se enfríen y pelarlos. 

- Aunque en el paquete de las lentejas pardinas, indica que no necesitan remojo, siempre las pongo a remojo una hora como mínimo porque me parece que se cuecen más rápido. 

- Cocer las lentejas hasta que estén hechas. Nunca las he cocido en TMX, por eso no lo indico. 

- Lavar bien los tomates y cortar la parte superior, dejando el casquete aparte. Vaciar la pulpa de cada tomate y reservar. 

- Lavar los pimientos y cortarlos en trozos. 

- Raspar la zanahoria y cortarla en trozos. 

- Pelar la cebolleta y cortarla en trozos.

Preparación en TMX

- Poner los huevos en el vaso. Programar, 2 segundos, velocidad 2. Bajar los restos con la espátula. Pasarlos a un bol y reservar.

- Colocar la zanahoria en el vaso. Programar, 4 segundos, velocidad 5. Repetir la operación unos segundos más si la queremos más menuda. Sacar la zanahoria del vaso y reservar.

- Poner los pimientos en el vaso. Programar, 4 segundos, velocidad 4. Comprobar si todos los trozos han quedado a nuestro gusto y si no es así, programar unos segundos más a la misma velocidad. Sacar del vaso y reservar.

- Poner la cebolleta en el vaso y programar, 3-4 segundos, velocidad 4. No hay que pasarse si no queremos obtener un puré de cebolla. Sacar del vaso y reservar.
Preparación tradicional

- Cortar todas las verduras en brunoise. Reservar.

- Picar los huevos menudos.

Montaje de la ensalada

- Mezclar en un bol las lentejas frías con el resto de verduras y la pulpa del tomate rosa.

- Agregar el huevo picado, la sal, la pimienta y el pimentón agridulce. 

- Aliñar con el aceite y remover bien. Comprobar si está aliñada a nuestro gusto.

- Rellenar los tomates con la ensalada de lentejas y espolvorear por encima un poco de pimentón de la Vera agridulce.

- Introducir los tomates en la nevera, pero no demasiado tiempo para que no se echen a perder las verduras de la ensalada.

- Servir fríos.

Notas:

- Los ingredientes de la ensalada se pueden modificar a gusto de cada uno. Se pueden añadir alcaparras, anchoas, pimiento morrón…

- Al ser una ensalada en la que utilizo pimentón agridulce, me gusta que predomine su sabor y por eso, no añado vinagre ni otro tipo de ingrediente al aliño.

- También se puede utilizar otro tipo de lentejas u otra legumbre, pero en casa es la lenteja la que triunfa.

Bon profit!

8 comentarios:

  1. Hola Marisa!!
    Usas siempre unos productos de tanta calidad que solo puede salir un buen resultado.
    Ese tomate, ese pimentón... puro sabor!!
    Encantada me sentaba a la mesa para degustarlos ;)

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Uummmmmmmm como me gusta esa ensalada de lentejas ademas con lo ricos que son los tomates rosa ,seguro que esta para ponerle un piso o dos ,para no variar la presentacion y receta son de 20 points.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaa.

    ResponderEliminar
  3. No me parece pobre y si muy bonita, siempre podemos añadir más o menos ingredientes depende de lo que tengamos en la nevera, es un buen plato de aprovechamiento. Ah, me encanta la idea de espolvorear con el pimentón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Solo por lo bonita que es ya me apetece y los ingredientes me encantan. La idea del pimentón agridulce me seduce mucho... a mi, me ha pasado lo mismo que a ti, lo compré allí en una de mis visitas y me he hecho una adicta, me da muchísimo juego... nosotros somos unos pimenteros de pro!
    Besiños y buen finde

    ResponderEliminar
  5. A mi me parece una forma original de comer y sobre todo de aprovechamiento.
    besinos

    ResponderEliminar
  6. U envoltorio de lo mas rico has elegido para esa ensalada!! me encantan esos tomates!!Bs.

    ResponderEliminar
  7. Una ensalada de lo más completa Marisa, deliciosa a la vez pues ese pimentón es todo un lujo. Aportará un sabor espectacualr a esta ensalada tan bien presentada. Un beso!!!!

    ResponderEliminar
  8. ¿Pobre? Para nada. Si el tomate es bueno, no creo que necesite nada más. En cuando maduren los de mi huerto, la hago y además con esta presentación tan bonita, aunque sean sólo para mí, porque como bien dices, l@s que cocinamos nos merecemos estos pequeños regalos, no sólo para el paladar, sino también para la vista.
    Besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.