Torta di carote del Trentino

19 Comentarios


Como cada mes, vuelvo a participar en el el Reto Cocina Regional Italiana de mi amiga Maggie. Este mes ha elegido como anfitriona a mi otra querida amiga Mabel, Mabel´s kitchen que ha elegido las dos nuevas recetas. Para la receta salada, una especialidad del Veneto, el Risotto con branzino y para la dulce, la Torta di carote del Trentino.

La región del Trentino-Alto Adigio (Trentino-Alto Adige) es una de las regiones que conforman la República Italiana. Su capital y ciudad más poblada es Trento. Está ubicada en Italia nororiental y es la quinta menos densamente poblada. El Trentino-Alto Adigio está formado por dos áreas distintas histórico-culturales y administrativas: al sur el Trentino, que se corresponde con la Provincia Autónoma de Trento, de habla italiana y con capital también en Trento; y al norte el Alto Adigio o Tirol del Sur, de habla mayoritariamente alemana. El territorio es enteramente montañoso, caracterizado por los Dolomitas y los Alpes meridionales.

Esta región, encerrada en las montañas, ha logrado mantener inalterada la tradición gastronómica y las recetas típicas de la tradición campesina. La población de Trentino siempre ha podido aprovechar al máximo los productos y obtener alimentos de alta calidad, como carnes y quesos. Trentino cuenta hoy con una producción lechera respetable.

Es la región con mayor producción de manzanas de Europa, tienen denominación de origen protegida y son de muy buena calidad. Con ellas prepara el Strudel di mele/apfelstrudel. Un postre con masa enrollada y relleno de manzana, pasas, piñones y canela. 

No tengo en el blog ninguna tarta, pastel o bizcocho con zanahoria y me apetecía mucho probar una casera y comprobar qué tal me quedaría sin azúcar. Esta ha sido la oportunidad de hornear una receta de tarta de zanahoria diferente a otras porque lleva almendra molida y pan rallado. Buscando por internet, he visto recetas tradicionales que en vez de pan rallado, utilizan bizcochos secos.

Ayer se publicaron las recetas saladas. Para verlas pinchad aquí. Y si queréis ver las dulces, pinchad aquí.

He adaptado la receta a mis necesidades, reduciendo la cantidad de ingredientes, sobretodo de azúcar y huevos. Entre paréntesis, tenéis las cantidades de la receta original. El molde indicado es de 22 cm, pero yo he utilizado un molde redondo desmoldable de 18 cm y como me ha sobrado masa, 5 moldes de magdalenas.

Me ha gustado mucho el sabor de este pastel, predomina el sabor de la almendra y la zanahoria le aporta jugosidad. Lo tuve 30 minutos en el horno, porque al comprobar con un palillo el horneado, salía limpio. Así y todo, como sucede con muchas recetas dulces con almendra molida, la masa se rompe con facilidad; también ocurre en algunas masas sin azúcar como la mía. Como en Thermofan, decimos la verdad y toda la verdad, aquí está este pastel medio roto, pero rico.

Espero que os guste tanto como a mí, aunque se rompa.
Ingredientes 

- 200 g de zanahoria (250 g) 
- 150 g de almendra molida (250 g) 
- 3 huevos M BIO (5 huevos) 
- 200 g de azúcar de abedul o de azúcar 
- 25 g de moscatel (1 cucharada de ron) 
- ralladura de un limón (no le puse) 
- 50 g de pan rallado 
- 1 cucharadita de mantequilla y un poco más, para untar el molde 

* un molde redondo desmoldable de 18 cm y 5 moldes de magdalenas (un molde de 22 cm de diámetro) 

Antes de empezar… 

- Pelar las zanahorias y cortarlas en trozos. 

- Sacar los huevos de la nevera para que estén a temperatura ambiente. Separar las claras de las yemas. 

- Poner una cucharadita de mantequilla en una sartén. Cuando esté derretida, agregar el pan rallado y tostarlo ligeramente. Reservar. 
Preparación en TMX 5 

- Tenía almendra molida con piel, por eso, sólo trituré la zanahoria. Si no la tenéis molida, introducirla en el vaso y programar, 50 segundos, velocidad 10. Sacar del vaso y reservar. 

- Triturar los trozos de zanahoria programando, 10 segundos, velocidad 5. Bajar los restos con la espátula. 

- Agregar las almendras molidas, el azúcar de abedul o el azúcar, el moscatel o ron, las yemas y el pan rallado tostado con un poco de mantequilla. Programar, 30 segundos, velocidad 3. Terminar de mezclar con la espátula. Pasar la mezcla a un bol y reservar. 

- Lavar el vaso y secarlo bien para que no queden restos. Poner la mariposa y agregar las claras y una pizca de sal. Programar, 4 minutos, 37º, velocidad 4. Pasar las claras con cuidado a otro bol. 

- Incorporar poco a poco las claras montadas a punto de nieve firme a la otra mezcla. 

Preparación tradicional 

- Triturar las zanahorias y las almendras en un robot. 

- Batir las yemas junto con el azúcar. Incorporar la mezcla de zanahorias y almendras molidas, la ralladura de limón, el ron y el pan rallado tostado con un poco de mantequilla. 

- Mezclar bien e ir incorporando poco a poco las claras montadas a punto de nieve firme. 
Horneado 

- Verter la mezcla en un molde untado con mantequilla. Yo puse un trozo de papel sulfurizado en la base. 

- Introducir el molde en el horno precalentado a 200º. Al introducir el molde, bajar la temperatura a 170º si es sin azúcar y a 180º, si es con azúcar. 

- Hornear durante 40 o 50 minutos. Yo la tuve sólo 30 minutos. 

- Esperar a que se enfríe antes de desmoldarla.

Bon profit!

19 comentarios:

  1. Querida Marisa, aunque se rompa te queda preciosa! Creo que todas coincidimos que esta tarta nos ha sorprendido y maravillado a la vez, esta muy rica y en mi casa se queda para siempre. El corte que tiene es precioso y me encanta que quede rústica porque a simple vista esperas una cosa y cuando la pones en boca es sencillamente sublime. Me alegra que hayas podido adaptarla, gracias por participar! Besitos

    ResponderEliminar
  2. Que color tan bonito con esos toque naranjas.....seguro que no quedaron ni las migas
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. no sé si roto o no, pero tu torta está preciosísima y que jugosita se ve.
    Un beso
    Rosa

    ResponderEliminar
  4. Marisa un trocito de este pastel sienta de maravilla a cualquier hora, pero a estas horas me vendría divino que ni he tomado café aún, y no te preocupes por las migas y si está roto o entero, que ya me encargo yo de dejarte el plato bien limpito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que corte tiene querida amiga, de esos que enamoran su tectura y su color son una preciosidad y su sabor seguro que algo delicioso me ha encantado. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta tiene esta torta! Me ha encantado todo lo que lleva y habrá que probarla, clos italianos son la caña, y me encanta toda su cocina, tampoco conozco mucho pero lo que he probado me ha encantado, tiene que estar muy rica..Bess

    ResponderEliminar
  7. Se ve muy jugosa debido a las almendras y las zanahorias, lo veo muy rico, tengo ganas de hacer algún pastel de zanahoria, pero no acabo de encontrar el tiempo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Para no variar me llevo la receta a pendientes no dudo que en casa sea un exito con esos ingredientes,te ha quedado de relujo ademas de estar de muerte relenta.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa, yo también la hice mas pequeña, también al desmoldar se me estropeo un poco. Las cantidades mías fueron como las tuyas o semejantes. Pero todo eso no importa, porque a pesar de romperse, esta bien rica.Me sorprendió la diferencia con cualquier bizcocho de zanahorias, este esta mucho mas bueno. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Rota o no, es una delicia de todas formas y con esos ingredientes imagino lo rica que debe de estar!!
    Un besito y buenas noches

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa, roto pero con una pinta delciiosa y espectacualr. Me encantan las zanahorias y seguro que mezcladas con las almendras , serán una combnación deliciosa y perfecta. Me llevo un trozo para ir probando. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  12. Marisa estos días he estado por fuera de redes, fue un puente largo. Pero por fin llego a ver tu tarta y leyéndote, creo que nos ha pasado lo mismo, quizás por la reducción de azúcar, no sé cuándo volqué la tarta que, si fue medio caótica la cosa, se quedó una capa pegada al plato y luego el corte no salía liso, quizás fue porque le baje azúcar al máximo jijijiji, como sea, creo que te ha quedado muy bien, yo la veo deliciosa y es que no es más que ver el corte para afirmarlo. Ya he realizado el clásico bizcocho americano de zanahoria con especias, nueces y crema de queso (que la verdad me encanta), pero...., esta tarta me ha flechado, tendré que repetirla en un tiempo, que este mes estoy con varias cosas por hacer y adelantar.

    te mando un beso y ya me paso que ando medio atrasada, voy al revés...
    besitos

    ResponderEliminar
  13. Hola, Marisa:

    ¡Qué interesante el artículo! Muy interesante todo lo que nos descubres sobre Italia y esta torta. Yo no sé si estará rota o no, porque en las fotos sale preciosa; de lo que sí estoy segura es de que estaría deliciosa. ¡Y es que una imagen vale más que mil palabras!

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa. Siempre es un placer visitarte porque además de encontrarnos con estupendas recetas casi siempre nos relatas algo que nos ayuda a conocer un poco más de zonas que posiblemente no hayamos visitado. Aunque he estado en Italia, esa zona no la conozco, pero estoy seguro que como casi toda ella será digna de ver.
    Casi nunca he utilizado la zanahoria en pasteles o bizcochos dulces y ya veo que tu le sacas rendimiento jj.
    Estoy totalmente seguro de que este pastel tiene que ser una auténtica delicia.
    Dices que el pastel está medio roto jj, debe ser en tu imaginación jj porque la verdad es que no se nota nada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Querida Marisa, yo sí que tengo la receta en el blog y recuerdo que ésta tarta es riquísima pero ya sabes, las bloggers siempre necesitamos hacer cosas nuevas para alimentar el blog y hace años que no he repetido ésta tarta. Viendo la tuya me ésta entrando el gusanillo, tiene una pinta deliciosa y me encantaría poder llevarme un trozo para mi merienda jeje. Me apunto tu receta más saludable que la mía jiji. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  16. Que buena pinta tiene Marisa , seguro que esta sabrosísima , las fotos lo dicen todo
    besinos

    ResponderEliminar
  17. Hola Marisa ¡Cuanto tiempo sin pasar por aqui!
    He estado un poco fuera de juego, pero he vuelto con muchas ganas de cocinar y visitar a las amigas.
    Esta tarta pienso hacerla ya mismo.

    ResponderEliminar
  18. Me encantan este tipo de pasteles que quedan húmedos y sabrosos, la almendra es de lo que mas me gusta en un postre, super delicioso Marisa.
    bess

    ResponderEliminar
  19. Querida amiga Marisa, llegar a tu cocina es siempre un momento de placer. Es como sentarse en esos ambientes familiares donde se disfruta de la compañía, el cariño y la tradición: momentos acogedores que reconfortan. Se que me entiendes cuando digo que retomar el blog es complicado y hace tiempo que me vengo planteando cerrarlo... Ya son muchos años y acaba saturando, pero (y aunque no te lo creas) me anima pensar que voy a llegar a cocinas amigas como la tuya y disfrutar de esto que nos une y nos gusta :-)
    De entre tantas recetas que me he perdido en estos meses, me ha llamado la atención esta torta italiana, porque estuve por esas tierras (en el sur) una temporadita este verano y tengo un poco de morriña. La torta tiene que estar fantástica porque los postres con zanahoria y almendra son acierto seguro, y además están llenas de propiedades saludables. El aspecto lo dice todo.
    Un fuerte abrazo y gracias por tu compañía y esas palabras siempre de ánimo y de cariño :-)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.