Flanes de champiñón

18 Comentarios

Me encantan los pasteles salados, también los flanes como el que os traigo hoy. Aunque los champiñones, incluso después de rociarlos con limón, no quedan con un color atractivo, esta receta, si os gustan, es muy sencilla de preparar.

Es muy importante que compréis champiñones de cultivo de calidad, porque el sabor no tiene nada que ver. Los vi en el mercado y me los dejaron a muy buen precio. El sabor se enriquece porque una parte los sofreímos en una sartén para añadirlo al resto.

Quedan unos flanes muy oscuros y en mi caso, pequeños, porque utilicé un molde de magdalenas cuyos huecos no son grandes. Los prefiero así, porque el tamaño es perfecto para comer la cantidad que se desee. 

Nos gustaron fríos, pero templados también se pueden servir. Si ya ha llegado el calor, seguro que elegís la primera opción. 

Ya sabéis que no ando con tiempo de sobra y por eso, no preparé ninguna salsa. Los comimos con una ensalada abundante. Os explico más cosas en notas.

Puse en cada flanera un champiñón laminado en la base antes de verter la mezcla, pero en unos quedó visible tal y como veis en las fotos y en otros, no.

Espero que os guste la receta. Feliz semana.
Ingredientes

- 50 g de cebolleta
- 1 diente de ajo pequeño
- 40 g de aceite de oliva virgen extra
- 500 g de champiñones (200+ 300) 
- 200 g de agua
- 200 g de leche evaporada
- una pizca de pimienta negra
- sal
- 4 claras de huevo
- mantequilla para untar el molde
* una bandeja metálica para hacer magdalenas o flaneras individuales
* una bandeja de horno

Antes de empezar...

- Lavar los champiñones y cortar la parte de pedúnculo en la que tenga tierra, si es el caso.

- Cortar 300 g de champiñones en láminas y el resto en trozos. Reservar.

- Untar los moldes con mantequilla y reservar.
Preparación en TMX 5

- Poner la cebolleta en el vaso. Programar, 5 minutos, velocidad 5. Bajar los restos con la espátula. 

- Agregar 20 g de aceite y programar, 5 minutos, 120º, velocidad 1.

- Agregar 200 g de champiñones cortados y programar, 5 minutos, 120º, velocidad 1.

- Incorporar 100 g de leche evaporada, el agua, la sal y la pimienta. Programar, 20 minutos, 120º, velocidad 1.

- Mientras tanto, poner los 20 g de aceite restante en una sartén. Sofreír los 300 g de champiñones cortados en láminas hasta que estén hechos. Tienen que quedar dorados.

- Precalentar el horno a 180º.

- Terminada la cocción en el vaso, colar con el cestillo y volver a introducirlos en el vaso, pero sin el líquido de cocción (que se puede reservar para preparar una salsa). 

- Agregar los 100 g de leche evaporada restantes y programar, 20 segundos, velocidad, 6.

- Añadir los champiñones sofritos (reservando los necesarios para colocar en la base de cada flanera) y programar, 8 segundos, giro a la izquierda, velocidad 2.
Preparación tradicional

- Veter 20 g de aceite en una cacerola y esperar a que esté caliente.

- Picar la cebolleta y sofreírla en el aceite  con un poco de sal hasta que esté blanda. 

- Agregar 200 g de champiñones y seguir sofriendo durante 5 minutos.

- Incorporar 100 g de leche evaporada, el agua, la sal y la pimienta. Cocer durante unos 20 minutos.

- Mientras tanto, poner los 20 g de aceite restante en una sartén. Sofreír los 300 g de champiñones cortados en láminas hasta que estén hechos. Tienen que quedar dorados.

- Precalentar el horno a 180º.

- Terminada la cocción en la cacerola, colar con un colador y volver a introducirlos en el vaso de un robot o batidora, pero sin el líquido de cocción (que se puede reservar para preparar una salsa). 

- Agregar los 100 g de leche evaporada restantes y triturar a gusto de cada uno.

- Añadir los champiñones sofritos a la mezcla (reservando los necesarios para colocar en la base de cada flanera).

Horneado

- Verter la mezcla en los moldes, llenar la bandeja de horno con agua y colocar los moldes dentro para hornear al baño de maría. 

- Introducir en el horno precalentado y hornear unos 30 minutos, calor arriba-abajo, o hasta que al introducir un brocheta salga limpia. Dependerá del tipo de horno y del tamaño de los flanes.

- Servir fríos o templados con la guarnición que prefiráis. Nosotros con ensalada.
Notas:

-  Se puede utilizar otro tipo de setas si es la temporada.

- Se puede utilizar mantequilla en lugar de aceite o nata en vez de leche evaporada. 

- Se puede utilizar el caldo de cocción como base para hacer una salsa con un poco de maicena, pero yo no lo hice.

Bon profit!

Receta adaptada de Vorwerk.

18 comentarios:

  1. Me gustan así en porciones pequeñas, a la hora de servir no da ningún problema, el color es lo de menos, lo importante es el sabor a champiñón, por eso una simple ensalada es un perfecto acompañamiento y nos evitamos las calorías de la salsa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buenos Marisa! A mí me gustan mucho los pasteles salados, pero flanes no suelo preparar nunca ¡con la de recetas buenas que nos ofreces tú en tu cocina!

    Cocinar con champiñones no es fácil. A mí se me oscurecen siempre, pero me importa un pie porque me gustan y todo lo que preparo con ellos queda bien rico, así que no te preocupes por el color, que a mí me parecen unos flanes preciosos.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa! los pasteles salados me encantan y si son de verduras mas aún. El tamaño me parece ideal, sobre todo para los que comemos poco, como yo.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa
    Yo también me apunto a este bocado o pastelito salado.
    Los champiñones me encantan y lo de menos es el color que deje,...si no su sabor...
    Y el que nos dejas debe ser bien rico.
    Un besazooo guapaaaa

    ResponderEliminar
  5. Son unos flanecitos de lo mas ricos, ya sabes que a mi las setas me gustan mucho, el champiñón es muy sabroso aunque con unos camagrocs estarían también de vicio, a mi me parece perfecto una ensalada para acompañarlos, buena elección.
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Tienen el tamaño ideal , al menos para mi mesa, me encantan los pasteles salados con champiñones,pero en flan no los he preparado
    besitos

    ResponderEliminar
  7. hola Marisa, me parece que has elegido la mejor forma de preparar estos pasteles salados. A modo de flanes pequeños se comen de maravilla. Seguro que para mi familia tendría que preparar bastantes pues sabrán a poco. Para el verano es una opción estupenda pues siempre me vienen de lujo todo lo que dejo preparado con antelación. Un beso guapísima!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa,estos pastele salados me encantan,y ahors en el verano dan mucho juego,y este de champiñones me parece muy rico aunque estos,incluso con limón se oscurecen al hacerlos
    El tamaño me parece estupendo
    Muchos besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Marisa me gusta hacer este tipo de flanes salados en fechas especiales, precisamente en Navidad hicimos unos similares a estos tuyos, con setas Portobello, para mi hermana Pilar y su marido que son vegetarianos y no comen los aperitivos comunes, es decir Jamón, Marisco y demás, pero claro como el resto de la familia come de todo, siempre hay que hacer de más porque todos los queremos probar, jajaja.
    Me llevo tu receta, porque una de estas noches de verano caerán seguro.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Una receta diez para mi Marisa, me ha encantado y en pequeñas porciones aun mas, bss

    ResponderEliminar
  11. wow,they look so cute dear..perfect size of mushroom flan,must have been tasty with evaporated milk and egg whites..yummy!

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa, sabes que los voy a hacer, ya por el color me atraen y por el sabor que me imagino que es una delicia. Un petonet!

    ResponderEliminar
  13. Marisa , que buenos y originales , me encantan como te quedaron
    besinos

    ResponderEliminar
  14. Pintaza tienen esos flanes de champiñon y no dudo lo mas minimo que esten de rexupete,con tu permiso tomo nota a ver si los preparo en el microondas , con el calor que hace aqui no enciendo el horno por naaaaaaada, te han quedado de relujo.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaa.

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa. Suelo preparar champiñones con cierta frecuencia porque nos gustan mucho y tienes razón en lo del color que adquieren al cocinarlos, pero el color oscuro no es óbice para que estén deliciosos.
    En flan no los he preparado y viendo el aspecto que tienen los que has hecho no me cabe duda de que deben estar fabulosos.
    Pasaré y me guardaré tu receta de pollo en escabeche.
    Que tengas un estupendo verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Marisa, estos bocaditos deben saber a gloria. Seguro que para un picoteo entre amigos quedan geniales. No los pierdo de vista porque me gusta la idea.
    En unos días dejaré el blog, ando agobiada con unos temas y otros. Te diré que he aprovechado cuatro ratillos que he tenido para hacer alguna receta destinada a tu reto, tal como te dije. Nos vemos, guapa. Besos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola Marisa!

    Todo lo que lleve champiñones me encanta...y estos flanes salados, tienen pinta de convertirse en favoritos de la casa muy pronto.

    ¡Recetón!

    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  18. ohh!!! muchas veces llego alucinada con recetas que me dejan flechada y esta es una de ellas Marisa. Acá los champiñones increíblemente son los más costosos de todos (y no sé por qué, en Colombia son muy baratos y de gran calidad), pero setas como shitakes, shimejis, portobelo pueden ser más accesibles. Todas las setas me gustan, el color y el contraste que tienen con ese punto de salsa naranja que parece de zanahoría, se ve tan bonito. Jajajjaja no puedo evitar ver los contrastes de colores en la comida y la presentación, una cosa que va en todo lo que veo. La composición de atrae mucho, con ensalada esos flanes te aseguro que si me tuvieras en casa, me los comería todos de una sola sentada *_*

    Besitos querida amiga

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.