Mermelada de fresas y jengibre, panificadora

17 Comentarios


A muchos os extrañará que publique una mermelada en la panificadora. Sí, aunque escribí un tutorial al respecto (que es de los más visitados), yo no la suelo utilizar para este fin. La razón, creo que alguna vez la he explicado; al tener la TMX elaboro casi todas las mermeladas porque pesa, tritura, es más limpia y se realiza la mermelada en menos tiempo. También, para cantidades más pequeñas, utilizo el microondas. Por eso, os tengo que explicar el porqué de esta mermelada de fresas. Sí, tiene su historia y me apetece contarla. 

Creo, que tras 7 años de andadura en este blog, habré creado algún “no amigo”, o no gustaré a más de uno, pero también me parece, que mi honradez y la falta de lucro administrando este blog, están más que demostradas. También, los que me conocéis, sabéis que suelo “entregarme” fácilmente a la gente y ayudo en lo que puedo, si es necesario. Eso no me hace mejor, ni peor, simplemente, soy así y ya está. 

El año pasado, creo que en Pascua, tumbada en el sofá leyendo noticias en el móvil, me enteré de la existencia de un grupo de Facebook, relacionado con la panificadora de Lidl. Entré y pedí unirme. No soy mucho de grupos, me es imposible seguirlos y publicar en todos, pero al ser de pan y panificadora, me animé. Vi en seguida, que había gente muy experta, yo no lo soy con la panificadora, porque la uso más que nada, para el pan del día a día o por falta de ganas de encender el horno. 

Comentaba de cuando en cuando y también, como había amasado estos Mini bollitos al curry, en la panificadora, los publiqué en el grupo. No fueron muy comentadoss, porque en algunos grupos, la gente de blogs, no solemos tener mucho éxito. Es otro ambiente entre gente que llega a establecer lazos parecidos a los que se crean entre los blogueros. 

Se me ocurrió, que a más de uno, le vendría bien en temporada de fresas, tener a mano una receta de mermelada sin azúcar. A mí también me apetecía comprobar qué tal funcionaba el azúcar de abedul porque los bizcochos en la pani, quedan muy quemados por fuera. Me puse a ello y emboté la mermelada esperando unos días, para ver qué tal había quedado y compartirla en el grupo. 

Seguí en el mismo plan y publiqué otra receta de pan. No recuerdo ni cuál fue, pero en un santiamén, la administradora, borró la publicación y me dijo que los blogs no eran bienvenidos y que me leyera las normas. Le contesté con educación, pero muy seria y en seguida, empezó gente a nombrarla para que leyera lo que yo había escrito. Se puso en un plan tan feo, que ya no tuve ganas de seguir argumentando nada; lo que me decía era infumable. 

No se permitía publicar a gente de blogs porque ganamos dinero con publicidad. Al replicarle, que con sólo molestarse en entrar en mi blog, podía comprobar, que de publicidad, nada, me dijo que ella no se iba a molestar en eso. Siguió soltando más de una lindeza, demostrando bastante mala educación, pero lo más indignante fue saber que sí que permitía que cualquier miembro del grupo, cogiera una receta de blog y la compartiera en el grupo, sin mirar si ese blog tenía publi o no. ¡Coherencia total! También podían copiar y pegar recetas de blogs, sin indicar origen. Así y todo, mi mayor respeto a la gente que comparte sus conocimientos y experiencia en ése y cualquier grupo, pero con respeto y educación.

Me fui de allí contenta, porque no me merecía la pena perder ni un minuto más. La mermelada quedó en la nevera y decidí que ya que no la había podido “regalar” a nadie de ese grupo, podía servir para experimentar qué tal se conservaba en la nevera durante más tiempo que otras. Y así ha sido, el pasado sábado, abrí uno de los dos botes que tenía y está deliciosa. Casi un año han estado y es la que podéis ver en las fotos. 

No hay mal que por bien no venga ¿verdad? 
Ingredientes para 2 botes 

- 550 g de fresas ya limpias y troceadas 
- 100 g de manzana verde 
- 350 g de azúcar de abedul  
- zumo de ½ limón 
- 1 cucharadita de jengibre molido (opcional) 
- 1 cucharadita de agar-agar en copos

Antes de empezar… 

- Lavar y trocear las fresas. 

- Lavar y trocear la manzana. No pelarla. 

- Exprimir el limón y reservar el zumo.
Preparación en panificadora (Lidl) 

- Poner en un bol grande toda la fruta cortada, rociar el zumo de limón, el azúcar de abedul y el jengibre molido, si os gusta. Dejar reposar unas horas. Yo, en esta ocasión, no lo hice. 

- Triturar la mezcla con una batidora, la TMX o un robot de cocina. El punto de triturado, dependerá del gusto de cada uno (ver notas). 

- Verter en la cubeta de la panificadora. 

- Conectar el programa "mermeladas" (El número 11 en la panificadora del Lidl). Una vez terminado el tiempo, si es necesario, volver a programar unos minutos más (ver notas). 

- Verter la mermelada en tarros de cristal esterilizados y dejarlos enfriar colocados boca abajo sobre un paño de cocina. 
Notas: 

- Esta mermelada es sin azúcar, por lo tanto, el punto y tiempo de cocción y espesor de la misma mermelada hecha en la panificadora, pero con azúcar, puede ser diferente. 

- El triturado previo lo haremos a nuestro gusto tenido en cuenta que la panificadora ablandará la fruta pero no la va a reducir a puré si la echamos en trozos grandecitos. 

- En la panificadora el tiempo de cocción es fijo, por lo tanto, si no está lo suficientemente espesa, se trata de poner la máquina a 0 y volver a programar y apagar cuando veamos que la consistencia está a nuestro gusto, pero sin olvidar que todas las mermeladas al enfriarse espesan, por eso no hay que pasarse en la cocción y con cada fruta es diferente. La manzana verde, ayuda a que espese y el agar-agar, también. Hacer anotaciones para cada mermelada, es útil. 

- Añadí agar-agar, pero muy poco, porque aunque lleva manzana, la cantidad de edulcorante no es mucha. 

- Para mí el dulzor de la mermelada es correcto porque no me gusta muy dulce. La cantidad de azúcar de abedul, dependerá de cada uno. Es ir probando, pero, si reducimos la cantidad, se conservará mucho menos tiempo y deberá conservarse en la nevera. Yo siempre tengo las mermeladas sin azúcar en la nevera y ésta es la que más tiempo ha estado, casi un año y está en perfectas condiciones. 

- Poner la cubeta en agua y lavarla en seguida con un estropajo suave que no raye. 

* Para ir directamente a mi listado de mermeladas sólo tenéis que pinchar aquí y si os apetece leer mis tutoriales, pinchad aquí

Bon profit!

17 comentarios:

  1. Una mermelada maravillosa y rica, después de ese tiempo sigue tan brillante y maravillosa, nada como lo casero. Marisa yo ya no me meto en casi nada, primero porque controlo poco y segundo porque la gente cada dia es menos intolerante, mal educada e insoportable, tu a lo tuyo, no te preocupes tus recetas nos vienen muy bien a nosotros y no a gente que no aprecia las cosas bien hechas,pues como te lean aquí va mi rasca jeje...Bess

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Marisa! Pues ahí está mi panificadora más muerta de pena que otra cosa la pobre... Con lo que me gusta todo lo que sale de ella pero estando todo el día fuera de casa es bien complicado poner en uso todos los cacharros que tengo.

    Estas historias dan ganas de chillar. Habrá gente que gane dinero con el blog y otros no. Pero ya leo que diste con hueso duro de roer y lo mejor que hiciste fue salir de ahí porque no merece la pena perder el tiempo con quien no valora tu trabajo.

    Lo bueno es que hemos podido disfrutar en tu cocina de esta deliciosa mermelada que además de tener un color y una textura increíbles es una todo terreno y aguanta muchísimo tiempo.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. También me uní a un grupo de panificadora ,no se si de lidl o otro ,aunque no suelo entrar ,como dices parecen grupos bastante cerrados y en este solo contaban lo bien que les salia el pan pero sin receta ,no he hecho mermelada en la pani ,pero la tuya tiene una pinta deliciosa
    besitos

    ResponderEliminar
  4. Pues vaya Marisa! Qué mala experiencia con lo del grupo.
    Olvida que aquí estamos tus compañeras blogueras para entender tu trabajo.
    Yo de panificadora entiendo poco, ya que no tengo ninguna. Lo que sí veo es el resultado que ha tenido con esta mermelada. Exquisita!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo de los grupos también estoy escarmentada. En un grupo del Mercadona se me ocurrió comentar que yo gastaba el aceite de coco en repostería y me dijeron de todo: que vaya burrada, que eso era insano, que mejor el aceite de oliva.., intente enseñarles alguna receta (y no sólo mías) pero al final decidí salirme de aquel agujero.
    La mermelada es l parte positiva: te ha quedado preciosa y te ha servido de experimento. ¡No hay mal que por bien no venga!

    Besos mil.

    ResponderEliminar
  6. Marisa ni un minuto más. No gastes energías innecesarias con este tipo de gente. Tenías que explicar la historia de esta receta y solo me queda felicitarte por salir de ese grupo "tóxico", y por supuesto por la receta. Por comodidad yo también utilizo la Thermomix pero con panificadora también te quedó una mermelada deliciosa, diferente y sin azúcar. Ya ves!, después de un año continuó perfecta. ¿Por qué la dejaste dentro de la nevera?. Yo las conservo en la despensa y tengo algunas que superan el año.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, la conservo en la nevera porque es sin azúcar y aguanta más, o al menos, ésta. Besos.

      Eliminar
  7. Bien hecho. Lo peor es que no aprendemos, y encima nos molestamos en dar explicaciones donde de antemano no se van a parar a escuchar.
    De la mermelada no hay más que añadir: PERFECTA.
    En nevera, bien hecho el vacío, aunque sea sin azúcar, te sorprenderás del tiempo que aguanta (mermelada normal con el mismo peso en azúcar, en despensa hasta cinco años, así que calcula cuando se conserva en un lugar con temperaturas y humedad constante)
    Un beso dulce. Muakkkkkk.

    ResponderEliminar
  8. Madre mía! Cuánta gente mala por favor, yo no sé porqué no podemos convivir todos sin que nos busquen problemas... Qué pasa con los blogs?? Y qué publicidad ni qué publicidad? Me pasó algo parecido con un grupo de cocina "normal" y ya dejé de publicar allí porque siempre eran pegas para todo.. También creo que algunos que crean grupos se le suben a la cabeza eh?? Una vez también participé en un sorteo y una tiparraca vino a acusarme de haber robado mi receta a un blog! Y claro era el mío jajajaja!! Pero estaba tan enfadada por no haber ganado ella que buscó problemas a todos los ganadores... Jolin! Cuanta maldad por favor!! Borrón y cuenta nueva Marisa, que no vale la pena!!
    Lo que sí vale la pena es tu mermelada, se ve riquísima! No tengo panificadora para experimentar pero es muy curioso el hecho que hayas hecho mermelada con este aparato, sorprendente! Te ha quedado de fábula, Un besito!!

    ResponderEliminar
  9. Facebook es una jungla cada vez más indomable y algún día estallará. , HAy muchos que se piensan que las blogueras somos ricas a costa de la publicidad, claro claro, solo hay que inventar e imaginar. En fin, que tú a lo tuyo. Yo si hice alguna que otra vez mermelada en la panificadora para probar, como tú, y para poder dar mi punto de vista cuando me preguntaban pero como tú, prefiero otros métodos y robot. La mermelada espectacular. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  10. Marisa recuerdo aquel día... y es que las incongruencias de la gente y la mala educación hacen de muchas personas una cosa imposible.., luego de un año esta perfecta. Me encanta la mermelada de fresas, aunque no tengo ningún aparato en casa como panificadora, me parece una idea genial darle usos alternativos a las cosas y ver que salen estupendos resultados. La combinación de sabores me gusta mucho el jengibre que lo he usado fresco y da un punto y picantico delicioso, que claro va de gustos.

    Yo también suelo poner las mermeladas en la nevera, aún haciéndolas con azúcar (casi todo lo que tiene azúcar lo meto en la nevera para conservar mejor, por la cantidad baja de azúcar que uso para las mermeladas que es un 20% del total de fruta porque no me gustan tan dulces y sí sentir la fruta; pero también porque las hormiguitas pueden hacer de las suyas si dejamos las cosas por allí y más si estamos en verano y he llegado a casa y no me han dejado tranquila, tengo que buscar ideas para acabar con ellas, por todos lados están...). Como siempre un gusto pasar por aquí, por tu sinceridad y por ti!.
    besos

    ResponderEliminar
  11. No voy ni a comentar lo de la administradora del grupo, porque no me apetece perder el tiempo con gente así... tu ya me conoces! Lo mejor que con tu generosidad habitual as preparado una mermelada fantástica y que nos va a venir bien a más de uno, aunque tu eso lo haces todos los días sin necesidad de grupo querida Marisa. Besiños rula

    ResponderEliminar
  12. Has hecho bien en salir corriendo de ese grupo. Si la gente te da de lado es que no merece la pena. La mermelada se ve fantástica. Yo hago pocas mermeladas y las hago en thermomix, pero tengo la panificadora y la próxima vez probaré.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  13. Holaaa, pues yo aquí estoy amasando panecillos de espelta con lino. Gracias a tus consejos, he elegido la opción de solo amasado y luego los he voleado a mano. Ya sabes que soy nueva con la pani, pero le estoy dando mucho más uso del que pensaba. Si no fuera porque me regalan pan el finde todavía la utilizaría más!!.
    La mermelada estupenda y te ha servido para experimentar y a la vez, como buena maestra, regalandonosla. Mil gracias querida amiga.

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa, qué bonita de color y de aspecto, eres una crack con las mermeladas. Ahora tengo una de fresones también que la probé porque la verdad es que estaban un poco verdes y se me hacían raros para comer naturales. La quiero repetir cuando hayan mejores fresas, en bcn están un poco inmaduras. Te ha quedado de maravilla, genial con el jengibre. es lo más... Bon cap de setmana, petonets!

    ResponderEliminar
  15. Hola guapísima !!!
    Estoy deseando que empiecen las fresas a estar en pleno rendimiento para ponerme a hacer mermelada. Si te digo la verdad, alguna vez si utilicé la panificadora para hacerla, pero desde que también me decidí por el micro, lo utilizo mucho más. Pero si te digo la verdad, el modo tradicional es mi preferido.
    En fin que me enrollo, es difícil querer aportar conocimientos y recetas allí donde no se quieren oir, así que lo mejor es dejar el esfuerzo y contarlo en un espacio más amable. Y desde luego tu blog es la ventanta perfecta para que todas veamos tu trabajo, siempre honesto, impecable y delicioso.
    Sabes que gracias a las mermeladas, tenemos otro cariño en común amiga. Ahora mismo me comería tan a gusto una buena tostada con ella. Te quedó perfecta.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  16. Siento mucho que estas cosas te pasen a ti, no es que no me importen otras personas, que sí que me importan. Me duele que algunos personajes, por llamarlos de alguna manera, te traten así, que tienes una sensibilidad fuera de serie, lo capté desde que empecé a tratarte. Hemos llegado a un punto de desconsideración y de mala educación que se nos va de las manos el saber convivir y respetar. Espero y deseo que algún día esos prepotentes reciban lo que dan y con creces, es lo único que queda por hacer.
    Pero, al final, no hay mal que por bien no venga, nos has regalado una estupenda mermelada con la que te puedes sentir más que orgullosa. Te lo agradecemos, Marisa. Gracias, en serio te lo digo. Un beso grande, grande.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.