Tartaletas de espinacas y salmón

17 Comentarios


Hacía mucho que no combinaba salmón y espinacas y mira que me gusta hacerlo. También hacía mucho, que no utilizaba mis moldes de tartaletas. Sólo he publicado dos recetas de tartaletas y las dos saladas. Poco uso les he dado, la verdad. Me apetece recordarlas: Tú y yo, una tapa especial para probar ya mismo y las Tartaletas de calabacín, bacon y queso parmesano, deliciosas. Una pena que tener un blog, casi obligue a no repetir recetas y eso es una pena. 

La textura de la mezcla de estas tartaletas, me recuerda a la de un cafloutis salado, pero servido en formato de tartaleta; os recuerdo las recetas de clafoutis publicadas en Thermofan. No hay nada más sencillo de preparar. Uno que me gustó muchísimo es el Clafoutis de tomates cherry, requesón y pimiento asado y con otro dulce, los Bombones de clafoutis de fresa, disfrutamos una barbaridad y quedaron preciosos.

Hoy la receta es totalmente diferente y todavía más ligera, pero no por ello, menos buena. Ya indicaba al principio, que me gusta la combinación de salmón y espinacas. No es nada complicado preparar estas tartaletas y tienen la ventaja de que se pueden dejar listas con antelación y calentarlas en el momento de servir. Una vez horneadas, quedan doradas y brillantes. El brillo se lo da la mantequilla con la que se ha untado el molde.

Sólo hice tres porque en casa, este tipo de preparaciones me gusta sólo a mí. Os recomiendo doblar cantidades y ajustar, tal y como indico en notas, la cantidad de espinacas, queso y salmón a vuestro gusto. Como podéis ver en las fotos, cada tartaleta se ve diferente, dependiendo de cómo han quedado colocados los ingredientes.

Espero que os guste mi receta y que miréis las otras que os he recomendado anteriormente. Feliz fin de semana.
Ingredientes para 3 tartaletas 

- 1 diente de ajo (yo 1 cucharadita de pasta de ajos)
- 20 g de aceite de oliva virgen extra 
- 150 g de espinacas frescas 
- 100 g de salmón fresco 
- 2 huevos L (115 g) 
- 75 g de leche desnatada 
- 75 g de leche evaporada 
- 25 g de maicena 
- sal y pimienta 
- mantequilla para untar las tartaletas o el molde 

*3 tartaletas de 13 cm de diámetro o un molde bajo apto para horno. Mis tartaletas son de silicona.

Antes de empezar… 

- Pelar el diente de ajo si no se tiene pasta de ajos. 
- Quitar la capa externa de la cebolleta y cortarla en cuatro trozos. 

- Si el pescadero no nos ha quitado la piel y las espinas del salmón hacerlo y cortarlo en dados. 

- Si las espinacas son de manojo, separar las hojas dejando muy poco tallo. 

- Untar las tartaletas o el molde con mantequilla. Yo, aunque las mías son de silicona, lo hago para asegurarme de que no se pega la mezcla, pero también porque quedan más brillantes y doradas.

- Precalentar el horno a 180º.
Preparación en TMX 5 

- Colocar en el vaso el diente de ajo y la cebolla. Programar, 5 segundos, velocidad 5. Bajar los restos con la espátula. 

- Agregar el aceite y programar, 3 minutos, 120º, velocidad 1. Se puede quitar el cubilete para favorecer la evaporación. 

- Añadir las espinacas, parece mucha cantidad, pero al cocerlas disminuye su volumen. Programar, 5 minutos, 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. 

- Mientras se cuecen las espinacas, ir colocando los trocitos de salmón en la base de las tartaletas. Reservar. 

- Colocar el cestillo sobre un bol. Cuando termine el tiempo de cocción, verter las espinacas en el cestillo y colar el jugo. Reservar éste en el bol. 

- Distribuir las espinacas escurridas sobre el salmón. 

- Sin lavar el vaso, verter el jugo de cocción de las espinacas, la leche, la leche evaporada, la maicena y los huevos. Salpimentar a gusto. Programar, 30 segundos, velocidad 4. 

- Verter la mezcla en las tartaletas distribuyéndola entre las tres con cuidado para que queden llenas por igual y sin que se vierta el contenido. 
Preparación tradicional 

- Verter el aceite en una cazuela o sartén honda. Cuando esté caliente, agregar el diente de ajo y la cebolla. Sofreír a fuego lento hasta que estén blandos y sin que se doren. 

- Añadir las espinacas, parece mucha cantidad, pero al cocerlas disminuyen su volumen. Ir removiendo con una cuchara de madera para ayudar a su cocción, que también será a fuego lento. 

- Mientras se cuecen las espinacas, ir colocando los trocitos de salmón en la base de las tartaletas. Reservar. 

- Cuando las espinacas estén hechas, colarlas y reservar el jugo en un bol. 

- Distribuir las espinacas escurridas sobre el salmón. 

- Verter en el vaso de un robot o batidora el jugo de cocción de las espinacas la leche, la leche evaporada, la maicena y los huevos. Salpimentar a gusto y batir unos segundos cuidando que no queden grumos. 

- Verter la mezcla en las tartaletas distribuyéndola entre las tres con cuidado para que queden llenas por igual y sin que se vierta el contenido. 

Horneado 

- Colocar las tartaletas en el horno precalentado a 180º. Hornear hasta que la masa haya cuajado y quede dorada. 

- Servir frías o templadas. 
Notas: 

- La cantidad de espinacas o de salmón, la podéis adaptar a vuestro gusto. Yo prefería utilizar más y equilibrar las proteínas ya que cada tartaleta lleva salmón, leche y huevos. 

- Se puede añadir queso a gusto para conseguir más contraste de sabores. En ese caso, tened en cuenta que puede estar más salado. También estará más salado si os gusta más poner salmón marinado o ahumado.

- La cantidad de sal y pimienta no la indico porque no uso sal y pimienta muy poca. 

- La leche desnatada se puede sustituir por entera o semi y la evaporada, por crema de leche o nata. Con la leche desnatada y la evaporada, reducimos las calorías y el resultado es perfecto igualmente. 

- Si no tenéis molde de tartaletas, podéis utilizar un molde apto para horno. El tamaño dependerá de los moldes y de su altura. Es preferible que no sean muy altos para que se corte sin que se rompa. 

Bon profit!

17 comentarios:

  1. Me parece una receta muy rica y la voy a preparar pero con salmón ahumado ya que el fresco no nos gusta en casa.Que te parece Marisa? quedara bien.Bsssss

    ResponderEliminar
  2. Yo las hago en forma de quiche con base..es una forma de camuflar verduras que gustan poco a los más peques de la casa. La mezcla de espinacas y salmón no la probé.. todavía!!!
    Saluditossssssss

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa!! En Sevilla voy a un restaurante y siempre me pido un plato que lleva esta combinación. Me encanta. Me parece que tus tartaletas se vienen conmigo. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  4. Marisa me gustan este tipo de tartas saladas, en versión individual o en grande, aunque nunca la he hecho sin base de masa brisa, me gusta ese contraste de masa quebrada con la suavidad ligeramente cremosa de un relleno tan fabuloso como el que hoy has hecho, claro que así tal cual son mucho más ligeras, incluso me ha gustado como combinación de ingredientes para una fabulosa tortilla, jajaja, ya ves, yo siempre barriendo para el Club.
    Besos, que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. A mi personalmente me encantan éste tipo de tartaletas, con espinacas y salmón tal y como las has preparado, toda una delicia. Y me ocurre lo mismo que a ti, las preparo para mi solita...en casa no son muy partidarios de ellas, quitando la tarta de cebolla o de puerros y poco más.
    Una gran receta, fácil y super resultona. Las fotos preciosas....
    Buen fin de semana, desde "Mi Cocina"

    ResponderEliminar
  6. Que tartitas tan ricas!! Y que monas, me encanta todo lo pequeño y individual, para mi luce un montón y cada cual como lo que tiene en su plato, tienen que estar deliciosas Marisa, el salmón me encanta y junto con las espinacas seria un lujo degustarlas, te han quedado de 10 guapa....Besss

    ResponderEliminar
  7. Riquísima receta Marisa. Además, con thermomix que se hacen en un periquete. La presentación en tartaletas queda genial, y la combinación de salmón y espinacas tiene que estar buenísimo. Como siempre, es un placer venir a tu cocina.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  8. Muy prácticas asi individuales y seguro que deliciosas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Uuummmmmmmmmm que pintaza tienen esas tartaletas si lo se no vengo por que me estas poniendo los dientes largos largos seguro estan de rexupete ,te han quedado de relujo no lo siguinte .
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaa.

    ResponderEliminar
  10. Marisa, tenía pendiente pasar a saludarte por año nuevo, mira que tarde vengo, ya casi terminando enero!!
    Divinas tus tartaletas, muy buena combinación de sabores, en casa nos gustan las espinacas. Yo también tengo unos moldes que apenas he usado una vez, creo que necesito darle mas uso, pues me gustan las porciones individuales en muchas recetas.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  11. Mi querida amiga, que razon tienes en lo que es una pena no repetir recetas, es cierto que al tener un blog es lo normal, pero a veces hay cosas tan buenas como el caso de estas tartaletas que estoy segura que se tienen que repetir, tienen una pinta maravillosa y me han encantado. Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar
  12. Marisa llevo unos días un poco complicados, en mi entrada del jueves os contaré y a ella me remito para no irme repitiendo por las cocinas.

    ¿En casa sólo te gustan a ti las tartaletas? Sin problema, cuando quieras hacer ¡llámame! A veces me sorprendo cuando leo que no gusta tal o cual cosa, porque en mi casa nos gusta todo. Mi marido y yo somos de buen comer, no hay duda, y a muy poquitas cosas decimos que no ¿eh?

    Bueno, a lo importante que son las tartaletas y que tienen una pinta fantástica además de que la combinación de ingredientes me gusta muchísimo.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  13. Tienen una pinta estupenda!! Me parecen perfectas para darte un capricho a la vez que ayudas a perder esos kilitos que hemos cogido en navidad ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  14. Buenísimas aunque a mi no me gusta el salmón y a mi marido no le gustan las tartaletas saladas, pero la receta se la mando a mi hijo que a el le chiflan las dos cosas. Tienes razón que eso de tener un blog es complicado para repetir recetas, aunque a veces yo las repito si me gustaron muchisimo.
    Un beso enorme Marisa.
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  15. Mmmmm...ideals per un sopar de cap de setmana! M'agrada molt aquesta combinació! Últimament m'he animat més a fer coses amb salmó. Cada vegada m'agrada més!
    Petonets, Marisa! Molt bona setmana,
    Olga

    ResponderEliminar
  16. En casa se las comerían prescindiendo del salmón, no les gusta mucho, mejor les pongo algún pescado blanco que les gusta más. Aunque a yo me las comería todas tal cual. Bs.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.