Albóndigas de rape y cigalas

17 Comentarios


Esta receta es una adaptación de la que publicó mi amiga Alica, Alicia y sus recetas. No dudé en prepararla porque me encantó. Cuando fui a comprar el rape, vi unas cigalas frescas que no estaban demasiado caras y me pareció una buena idea, combinarlas con el rape. No preparé la salsa de Alicia porque a mi hijo no le va demasiado el pimiento, pero no me importaría hacerla especialmente para mí. Abrí un buen bote de salsa de tomate casera y la verdad, las hemos disfrutado.

Tengo menos recetas de albóndigas de pescado, que de carne y eso, se tenía que remediar. Os recuerdo las Albóndigas de bonito en salsa Basilicata, porque lo merecen.

El rape es un pescado que mengua bastante al cocinarlo, pero si vamos a utilizarlo para hacer albóndigas, es mejor no cocerlo en exceso. También me parece necesario que sea de buena calidad para que el sabor de nuestras albóndigas sea exquisito. Las cigalas fueron un pequeño capricho, pero se pueden obviar o sustituir por otro ingrediente.

Unas albóndigas deliciosas, blanditas y con un sabor delicado. No va a ser la última vez que las prepare. La próxima, adaptaré la preparación a la TMX y modificaré la entrada. Quería publicar la receta y como la maquinita andaba ocupada, no pude utilizarla.

He reeditado una receta especial, para participar en el Recetario Mañoso de Otoño 2017, el lema es, Cuéntame cómo empezó, y nos piden que actualicemos recetas antiguas. No dudé, quería volver a hacer mi primera receta de pan, que era muy curiosa y cuyas fotos, daban pena. También me he dado cuenta que la receta era mejorable. En 6 años y pico, algo he aprendido de masas y el resultado ha merecido la pena. Os dejo el enlace, porque cuando vuelvo a editar una receta, no me gusta borrarla o dejarla duplicada. Los panecillos tienen un nombre gracioso. Pinchad en el enlace y veréis qué bien os vienen para preparar unos bocadillos o simplemente para disfrutar. Panecillos de leche, youtubines. También tenéis la foto al final de esta entrada.

Unas albóndigas en salsa acompañadas de pan, no se me ocurre nada mejor que os pongáis a cocinar.

Os deseo un buen fin de semana.
Aunque no se ven mucho en las fotos, estas cazuelitas-corazón, fueron un regalo de mi querida amiga Maggie.
Ingredientes 

- 1100 g de colas de rape 
- 300 g de cigalas frescas
- 1 huevo L (66 g)
- 4 cucharadas de pan rallado
- 50 g de miga de pan remojada en leche
- 1 cucharadita de cebolla en polvo
- 2 o 3 cucharaditas de ajo en polvo
- sal y pimienta
- aceite de oliva virgen extra
- harina para rebozar las albóndigas

Antes de empezar…

- Quitar las cabezas de las cigalas y pelarlas. No tirar las cabezas, ni las pieles.

- Sofreír las cabezas y las pieles con un poco de aceite.

- Cortar las colas de las cigalas en trocitos, pero que no sean muy pequeños.

- Poner agua en una olla y blanquear las colitas de rape. Sacarlas del agua y dejarlas escurrir sobre papel de cocina hasta que se enfríen.

- Sacar las colas de rape del agua y dejarlas escurrir. Dejar que se enfriar.

- Agregar al agua las cabezas de rape partidas por la mitad. Cocer unos 10 minutos a fuego medio. Colar el caldo y reservar. 

- Verter dos cucharones de caldo en el vaso de la batidora y agregar las cabezas y las pieles de las cigalas. Triturar, colar y agregar el jugo al caldo de rape.

- Remojar la miga de pan en un poco de leche. Escurrirlo.
Preparación tradicional de las albóndigas

- Desmenuzar la carne del rape y quitar la espina central y si hubiera otras espinas.

- Batir el huevo y mezclarlo con el rape y las cigalas. Para que la mezcla no nos resulte demasiado blanda, ir incorporando el huevo batido poco a poco. 

- Añadir la miga de pan escurrida y el pan rallado.

- Sazonar con la cebolla y el ajo en polvo, la sal y un poco de pimienta. Comprobar si es necesario añadir un poco más de huevo o de pan. La mezcla tiene que estar blanda, pero se tienen que poder formar las albóndigas y que no se nos peguen en las manos.

- Mezclar muy bien e ir formando las albóndigas. El tamaño dependerá del gusto de cada uno. 

- Pasar las albóndigas por harina. Yo no las frío, las suelo cocer al vapor o sofreírlas en un poco de aceite. En esta ocasión, puse muy poco aceite en una sartén y las sofreí hasta que estuvieron doradas.

- Sacar las albóndigas de la sartén y dejarlas sobre papel de cocina. 

- Verter la salsa de tomate en una cacerola. Calentarla un poco e ir añadiendo con cuidado las albóndigas. Al estar sofritas, no es necesario que cuezan demasiado.

- Si no se van a servir en seguida, es mejor conservarlas en un recipiente hermético porque al día siguiente, su sabor es mucho mejor.

Notas:

- Servir con arroz o pasta o simplemente acompañadas con pan para no dejar de mojar.

- Utilizar el caldo de pescado para otras preparaciones.

17 comentarios:

  1. Marisa ¡por Dios! ¿por dónde empiezo?
    Tienes la cualidad de hacer que cuando entro a tu cocina sé a qué hora entro, pero nunca a qué hora salgo, y es que todo lo que haces me encanta, y si además me llenas el post de recomendaciones, como esas albóndigas de bonito con salsa basilicata, que no me pienso perder (solo el nombre me hace gozar, jajaja) y esos panecillos youtubines, que tienen que ser super ricos con estas albóndigas, por cierto para mí con esa salsa casera de tomate me vuelven loquita, en fin que me despido de este comentario, pero me vas a tener un rato entretenida con tanta cosa rica.
    Besos, que pases un feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. Como bien dices hay que remediarlo ,por que yo no he preparado nunca albondigas de pescado y las tuyas se ven muy apetitosas
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Marisa qué buena mesa nos sirves para este fin de semana. Empezamos con unas deliciosas albóndigas de rape y cigalas (¡OMG!) acompañadas de estos panecillos tan bonitos para mojar en esa salsa casera ¡¿se puede resistir alguien?! Encima una estupenda recomendación por si el menú de hoy nos sabe a poco...

    A mí es que las albóndigas de pescado me encantan, cuando la mayoría prefieren las de carne, pero a pesar de ser de interior en mi casa mi madre siempre las hacía de pescado y a mí me siguen estando mejores.

    Espero que disfrutes mucho del fin de semana ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Que lujo de receta :) estas albóndigas tienen que estar tremendas. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja mira que he visto las fotos y he dicho..me suenan esas cazuelitas 😍 muy rica receta y te invito a probar la mía 😋😘😘😘

    ResponderEliminar
  6. No le falta nada a ese receta Marisa, hasta el pan nos has preparado!! Yo tampoco tengo muchas albóndigas de pescado y eso que somos muy albondigueros en casa, lo voy a remediar yo también. Se ven muy apetecibles y con esas cigalitas habrá mejorado muchísimo la receta. Pasa un buen finde.

    ResponderEliminar
  7. Todo un lujo, tienen que estar exquisitas. Qué pases un buen fin de semana. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  8. Menuda sorpresa me he llevado! No esperaba encontrarme por aquí con ésto, jajaja. Apreciando, como aprecio tu cocina y a ti, me parece todo un honor que versiones mi receta de albóndigas, que dicho sea de paso he de decirte has bordado y encumbrado con esas cigalitas, como todo lo que haces. Gracias querida amiga, por lo que me atañe, que es mucho y por el cariño que me demuestras.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Marisa!

    Nunca he preparado albóndigas de pescado (a decir verdad, tampoco de carne, siempre las hago vegetarianas). Pero esta combinación de rape y cigalas me parece sencillamente espectacular.

    Ese caldito hecho con las cabezas y las pieles de las cigalas...¡buf! El sabor ha de ser bien intenso. ¡Qué rico!

    Una propuesta sorprendente y deliciosa.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Pedazo de receta mas buena Marisa, todo un lujo de receta.Bs y buenas noches.

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa, a mí también me han enamorado estas albóndigas, también me las guardé y pienso hacerlas. ya veo que tú has puesto cigalas y tienen que ser pura delicia. Me parece que para Navidad puede ser un plato perfecto , delicioso y para que todos disfruten. un beso!!!

    ResponderEliminar
  12. Yo me las comeria todas , menuda pinta tienen!!!Me la guardo para hacerselas a mis peques que no quieren comer pescado a ver si consigo engañarlos. Bs

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa !
    Desdeluego que unas albóndigas tan ricas se merecían un buen pan que estuviera a la altura . No me extraña que las hayáis disfrutado.
    Las fotos hablan por sí solas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Pintaza tienen esas albondigas no he dejado de hacerte la olaaaaaa y no dudo ni un segundo que esten de rexupete.
    Te han quedado de relujo a ver si esta semana me pongo con la receta para el congelando que al final me va a pillar el toro ,me faltan horas en el dia para llegar a todo y ahora no hay luz para hacer fotos por la tarde.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  15. Estas son unas albóndigas de fiesta!! y ahora que empiezan a estar cerca, me parecen ideales para poner en cualquier día de esos con invitados, que bien te han quedado, a un bocado así no se niega ni el más repugnante para comer, y la salsa más de lo mismo, una delicia vaya...Bess

    ResponderEliminar
  16. Hola Marisa! No soy mucho de albóndigas de carne pero creo que las tuyas de pescado no les diría que no por nada del mundo, has sublimado el plato añadiendo cigalas, podría competir con los mejores platos de los restaurantes, se me hace la boca agua con esta salsa de tomate casera uf! Y sin hablar de los panecillos youtubines (que nombre más curioso jeje)! Me llevo una tapita que también me han encantado esas cazuelitas de corazón ♥ Un besote!

    ResponderEliminar
  17. Te puedes creer que nunca he realizado albondigas de pesacado!!!, eso también lo tengo que solucionar :)
    Esa salsita Marisa, ese sabor que tiene ya lo imagino, cuanto sabor comprimido en esas lindas tazas, muero de amor con esta receta tan rica. Tengo que revisar algún buen pescado de estas latitudes para probar. Deliciosa receta de Alicia.
    y ahora voy por las manzanas y melocotones Mmmmmmmmmm!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.