Albóndigas con tomate y Portobello

14 Comentarios


En casa, la carne se cocina mucho menos que el pescado. Las albóndigas siempre tienen éxito y me gusta prepararlas sin freír, la mayor parte de las veces. Uso cada vez más las setas Portobello y esta vez, decidí agregárselas a la salsa de tomate. Esta receta no tiene más historia; modifiqué unas cuantas cosas y en no mucho tiempo, las albóndigas y su salsa estaban listas para comerlas al día siguiente, porque su sabor mejora. 

No dudéis en hacerlas. Unas ricas albóndigas con salsa de tomate y Portobello para chuparse los dedos. Panes para mojar, tenéis muchos en Thermofan. 

Sed felices. 
Ingredientes

Para las albóndigas

- 40 g de pan fresco, el mío casero
- 70 g de leche
- hojas de perejil fresco
- 1 diente de ajo
- 400 g de carne picada mixta
- 1 huevo L
- 1 diente de ajo
- ½ cucharadita de sal
- pimienta negra molida
- 2 cucharadas de pan rallado
- 1 cucharadita de especias para espaguetis (Hacendado)
- aceite para engrasar el varoma

Para la salsa de tomate y Portobello

- 1 diente de ajo
- 80 g de cebolla cortada
- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- 600 g de tomate en conserva triturado 
- una cucharadita de azúcar
- 1 cucharadita de sal
- pimienta negra molida
- 100 g de champiñones Portobello

Preparación en TMX 5

De las albóndigas

- Poner un bol sobre la tapa y pesar la leche. Reservar.

- Pesar el pan, desmenuzarlo y remojarlo en la leche hasta que esté blando.

- Poner en el vaso el ajo y el perejil. Programar, 5 segundos, velocidad 7. Bajar los restos con la espátula.

- Añadir la carne picada, el huevo, el pan rallado, las especias para espagueti, la sal y la pimienta negra. Si la mezcla queda muy blanda, agregar un poco de pan rallado más.

- Escurrir el pan y desechar la leche sobrante. Agregarlo al vaso. Programar, 10 segundos, velocidad 5.

- Engrasar con aceite el recipiente varoma y la bandeja varoma.

- Ir formando las albóndigas con las manos e ir colocándolas sobre el varoma. Tapar y reservar.

De la salsa de tomate y Portobello

- Lavar y cortar los champiñones en láminas. Reservar.

- Poner en el vaso la cebolla cortada en trozos, el ajo y el aceite de oliva. Programar, 5 segundos, velocidad 5. Bajar de nuevo los restos con la espátula. Programar, 3 minutos 100º, velocidad 1.

- Añadir el tomate, los Portobello, el azúcar, la sal y la pimienta.

- Situar el recipiente varoma sobre la tapa y programar, 20 minutos, varoma, velocidad 1.

- Pasar las albóndigas a una cazuela, verter la salsa por encima y cocer a fuego lento durante 5-10 minutos.
Preparación tradicional

De las albóndigas

- Pesar la leche. Reservar.

- Pesar el pan, desmenuzarlo y remojarlo en la leche hasta que esté blando.

- Poner en un bol grande el ajo muy picado y el perejil. 

- Añadir la carne picada, el huevo, el pan rallado, las especias para espagueti, la sal y la pimienta negra. Si la mezcla queda muy blanda, agregar un poco de pan rallado más.

- Escurrir el pan y desechar la leche sobrante. Agregarlo al bol. Remover bien hasta que esté todo bien mezclado. Yo lo hago con las manos.

- Ir formando las albóndigas con las manos e ir colocándolas en una vaporera. Cocerlas hasta que estén hechas. Si no se tiene vaporera, se pueden freír y dejarlas sobre un papel absorbente para que escurran el aceite.

De la salsa de tomate y Portobello

- Lavar y cortar los champiñones en láminas. Reservar.

- Poner en una cazuela el aceite, la cebolla cortada menuda, el ajo y el aceite de oliva. 

- Cuando el sofrito esté hecho, añadir el tomate, los Portobello, el azúcar, la sal y la pimienta.

- Pasar las albóndigas a una cazuela, verter la salsa por encima y cocer a fuego lento durante 5- 10 minutos.

Notas:

- En la receta original, la carne que se utiliza es de ternera. Yo la he utilizado mixta, pero podéis elegir la que más os guste.

- También se indica que se puede añadir parmesano rallado al agregar la carne.

- El tomate es en conserva, pero si se utiliza fresco, habrá que triturarlo durante 7 segundos a velocidad 6.

- En la receta del libro indica que hay que sofreír a 120º, la cebolla y el ajo de la salsa de tomate. Al ser durante 3 minutos, la temperatura no llega a alcanzar esa temperatura, por eso he indicado que programé 100º.

- Las albóndigas que no se vayan a comer, es preferible congelarlas antes de cocinar, nada más hacer las bolas. Poner en un tupper sin amontonar y cerrar bien, que no entre aire y meter al congelador.

Bon profit!

14 comentarios:

  1. ¡¡Buenooooooos días!!
    No es que no me gusten tus panes, me vuelven loca, pero estas albóndigas me han conquistado, jajaja. Y no solo porque la cocina sencilla y saludable, sea lo mío, si no porque si le añades setas Portobello, me tienes en el bote, ¡cómo me gustan xD! jajaja.
    Me encanta tu receta, nunca he cocinada las albóndigas al vapor quizá por falta de costumbre, pero precisamente este verano me han regalado una vaporera multiusos, y estoy deseando utilizarla para algo más que no sean verduras.
    Me parece fantástico no tener que freírlas, siempre evito fritos por mi dichoso colesterol, así cocinadas no tendré que sacrificarme ya que las albóndigas con tomate son uno de los platos que mi madre cocinaba, y que siempre me encantaba que guardara un plato para el día siguiente ¡qué bueno!
    Besos guapetona, y gracias por la receta que me llevo con mucho gusto; que pases un finde formidable.

    ResponderEliminar
  2. Que ricas albóndigas Marisa, a nosotros también nos gustan mucho, estas tienen una pintaza y el varoma nunca las hice, están para mojar pan y mucho pero claro si es de thermofan el éxito esta asegurado, lastima que he comido ya, de lo contrario me tenias en la puerta ya jaja...Besss

    ResponderEliminar
  3. Marisa , estupendo y completo plato de albóndigas , tieen una pinta espectacular , que rico
    besinos

    ResponderEliminar
  4. En casa las albondigas no faltan una vez por semana o dos nos encantan y me solucionan el dejar la comida preparada para que mis chicos no tengan mas que calentar.
    Tomo nota de tu idea de poner el sazonador de espaguettis a las albondigas en el adobo seguro le va de vicio al igual que los champiñones a la salsa de tomate .
    Seguro que estan de rexupete se ven divinisimaas.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaa.

    ResponderEliminar
  5. Marisa en mi casa se tira de forma habitual más de carne que de pescado porque es lo que da la zona. En los pueblos de interior tenemos la costumbre de hacer platos contundentes que hemos heredado de nuestros ancestros en los que tiene especial protagonismo el cerdo ya que el invierno había que pasarlo con los víveres que se habían preparado durante la matanza. Además al ser una zona muy fría y con trabajos relacionados con el campo era imprescindible un plato calentito y contundente para aguantar el ritmo. Evidentemente ahora los empleos no son tan duros pero sí que se siguen cocinando más platos a base de carne que de pescado.

    Yo rompo un poco la tradición (para males de mi marido que siempre ha estado acostumbrado a mucha carne y mucha grasa en casa de su madre) y tiro más de verduras, legumbres (viudas o casi ja ja ja) y pescados. De hecho a mí las albóndigas de pescado me gustan más que las de carne, al contrario que a la mayoría del mundo, aunque en realidad no le hago ascos a ningunas.

    Me ha encantado tu receta de hoy con tomate y setas Portobello (que me han recordado muchísimo a Raquel de Mi diversión en la cocina) y aunque no dispongo de estas setas te aseguro que me llevo una buena idea para próximas comidas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  6. Mi Marisa paso en esta tarde de viernes por tu cocina y me alegra ver albóndigas, de las formas de comer carne en albóndigas es una de mis preferidas. Siempre me ha llamado la atención la manera en que las preparan en distintos lugares, siendo tradicional lo del pan y la leche, así como que las fríen en muchos casos. En casa mi padre las preparaba con miga de pan, pero te confieso que me opaca un poco el sabor de la carne al ponerle pan, por lo que creo que mis albóndigas van adobadas con cebolla ajos, especias y las formó sin nada más.Luego las cocino entre su salsa, sin freír.
    Esta versión que nos traes con esa rica salsa de tomates y portobelo me parece deliciosa. Me encanta que no vayan fritas y por mi parte con lo ratona que soy, quesito entre la carne si me lo propones en tus notas lo acepto feliz!
    Te mando un gran abrazo y que tengas un buen fin de semana
    Besitos calurosos desde estas latitudes donde el calor hace presencia...

    ResponderEliminar
  7. Qué rica receta! Las setas le darán un toque buenísimo a la salsita y unas albondigas caseras, son palabras mayores. Me guardas un tupper plis!! Bsitos guapa!

    ResponderEliminar
  8. Marisa,que albondigas más ricas,......en casa tambien somos más de pescado que de carne,pero con esta receta tienes un almuerzo sano y completo
    Ultimanente,me esyoy aficionando mucho al portobello,porque la encuentro ya con facilidad en los supermercados y la verdad es que me encanta.
    Muchos besitos y feliz fin de semana¡¡

    ResponderEliminar
  9. Hola guapísima !!!
    Pues fijate Marisa, que al ver las fotos mi primera idea ha sido la de mojar bien de pan, porque la salsa te ha quedado divina. Cuando hago las albóndigas con tomate, nunca las enharino ni frío antes, van directas a la salsa y quedan super jugosas y bien ricas.
    Al vapor no las he preparado nunca, pero es una técnica que me gusta mucho, así que tiempo al tiempo.
    Deliciosa de verdad la receta de hoy, y si, hablando de portobellos me vienen a la cabeza Concha y Raquel, una por comerlas jaja y la otra por recogerlas a tutiplen.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  10. esta receta es divina ¡¡¡ me encantan las albóndigas ...un besote

    ResponderEliminar
  11. Me apunto a tus albóndigas, mira que me llegan a gustar, y hechas en casa tan naturales y tan buenas que quedan. Me encanta tu salsa y lo bien acompañadas que están :) Y no da nada pereza, en un ratín las tenemos. Me vengo con el pan debajo del brazo, jaja un beso!! y muy buen domingo :)

    ResponderEliminar
  12. looks creamy and delicious meat balls..yummy dumplings!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa, qué ricas albóndigas!!! Y esa salsa deliciosa, con un buen pan de los tuyos, ainssss, maravilla!! A veces también hago las albóndigas en el varoma, realmente quedan muy ricas y ahorramos calorías y aceite. Estuepnda receta , como siempre!! Un beso

    ResponderEliminar
  14. Oh! Si lleva Portobello no se habla más, Concha me los hizo descubrir y es verdad que ahora yo también en cuanto tenga la ocasión los compro! No los tengo muy a mano porque donde vivo hay que desplazarse bastante para encontrarlos pero son una delicia y vale la pena el desplazamiento! Tus albóndigas se ven tremendamente ricas con su salsita para mojar pan y del bueno encima porque es casero, tu receta lo tiene todo, ya me paso un día por tu casa y lo confirmo jajaja! Un besote!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.