Tarta crujiente de fresas y rosas

14 Comentarios


Para ser un buen maestro y para disfrutar siéndolo, es fundamental tener vocación, pero también muchas otras cualidades, entre ellas, la creatividad. La creatividad en los niños es de vital importancia para formar adultos innovadores, capaces de conseguir logros exitosos en la vida. Es labor del maestro y también de los padres, fomentar la creatividad desde la edad infantil. 

Hace unos días, recordaba cuántas veces, preparando mis clases, se me ocurrían actividades de muchos tipos que, contribuían a desarrollar la creatividad en los niños y cuántas veces, eran ellos los que me sorprendían con su capacidad innata para crear. Un disfrute.

Andaba en esas divagaciones, consciente de cuánto ha cambiado la escuela desde entonces; hoy en día, las artes plásticas y la música, no son asignaturas muy valoradas, tanto en la carrera de Magisterio, como en el currículum de primaria y secundaria. ¿Se está matando la creatividad?

Y de creatividad se trata cuando me tengo que poner a pensar en recetas especiales. Y sí, me puedo poner muy pesada, repitiendo recetas, con el fin de ser lo más creativa posible. Me impongo a mí misma, en muchas ocasiones, un gran nivel de exigencia pero tan sólo, porque soy así, no con el fin de superar a nada, ni a nadie, tan sólo, sentirme satisfecha con el resultado, después de horas de trabajo.

En la receta de Bombones de cafloutis de fresa, del planteamiento, al resultado, el camino no fue complicado, pero para llegar a darle el visto bueno a esta tarta de fresas, que hoy publico, pasaron a mejor vida, otras dos preparaciones. Igual, igual que en la escuela. Al fin y al cabo, Vida – Escuela – Cocina - Blog, se entrecruzan, pero realmente, todo forma parte de una persona, de mí misma. Una maestra vocacional, no deja de serlo incluso, cuando ya no está trabajando y eso, me parece que se percibe fácilmente al entrar en Thermofan. Si conocéis a otros maestros, o lo sois, igual estáis sonriendo. 

El planteamiento final para llegar a esta Tarta crujiente de fresas y rosas, llegó tras esas divagaciones sobre la creatividad y los niños. Todo, empezó cuando decidí que quería hacer algo que fuera creativo y fácil, atractivo para hacer con niños en casa y que a la vez, gustara tanto, a niños como a mayores. También, que llamara la atención de los niños con el fin de que coman fruta y la disfruten.

Volví al supermercado por segunda vez en el día, a comprar maíz para rosas, que es como en mi casa y en muchas otras casa valencianas, llamamos a las palomitas (rosas, roses en valenciano) y de ahí, todo fue, rodado. Me llevé, además, un paquete de hojas de masa filo y ya, una vez en casa, sólo quedaba, sacar la crema de vinagre balsámico de chocolate. Tenía almendra molida que, no sólo sirve para darle sabor a la tarta, sino también para absorber la humedad de las fresas y que la base de la tarta, no quede blanda, sino crujiente.

Y como el resultado, probado y testado, me encantó, me parece que también esta Tarta crujiente de rosas, apta para niños y padres creativos, es otra buena opción para participar en el II Concurso de Fresas de Europa organizado por Fresas de Europa.

Espero que os guste. 
Ingredientes 

No indico cantidades porque dependerán del tamaño de la tarta. La mía era pequeña.

Para hacer las rosas  (palomitas)

- maíz en grano
- aceite de oliva virgen extra
- sal rosa

Para hacer las tarta

- 5 hojas de masa filo (las mías eran rectangulares)
- fresas de tamaño similar 
- 3 cucharadas de almendra molida
- unas pocas palomitas caseras saladas
- crema de vinagre balsámico de chocolate a gusto
- azúcar o azúcar de abedul para espolvorear (opcional)

*un plato llano
*un plato de postre
*papel sulfurizado

Antes de empezar…

- Elegir fresas de tamaño similar.

- Lavar las fresas y quitarles el pedúnculo. Colocarlas sobre papel de cocina para que absorba el agua. Cortarlas por la mitad. 

- Precalentar el horno a 180º, calor arriba, abajo.

- Sacar las hojas de masa filo del frigorífico. 

- Colocar un plato de postre en el borde de una hoja y con la ayuda de una puntilla, cortar con cuidado un círculo del tamaño del plato. En la misma hoja de masa, recortar una segunda hoja. Repetir la operación con tres veces. Obtendremos 6 redondeles de masa pequeños.

- Colocar un plato llano en otra hoja de masa y recortar, un redondel con la ayuda de la puntilla. Repetir la operación con una segunda hoja. Obtendremos, 2 redondeles de masa grandes.
Preparación tradicional

De las rosas o palomitas 

- Poner un poco de aceite en una cacerola, agregar los granos de maíz y un poco de sal rosa. 

- Tapar la cacerola y esperar a que el maíz vaya abriéndose. Levantar la olla del fuego, moverla con un golpe brusco para facilitar que se abra la mayor cantidad de granos de maíz. 

De la tarta crujiente de fresas

- Colocar una hoja de papel sulfurizado sobre una bandeja de horno.

- Encima de la hoja de papel, colocar un redondel de masa filo grande. Pincelar con aceite.

- Superponer sobre ese redondel el otro grande y repetir la operación.

- Colocar en el centro, un redondel pequeño, pincelar de nuevo e ir colocando los tres restantes.

- Distribuir una capa de almendra molida sobre la superficie del redondel pequeño.

- Ir colocando por encima las mitades de fresas formando círculos, empezando por el borde exterior hacia el interior.

- En los huecos entre las fresas, introducir rosas (palomitas) no muy grandes. Yo utilicé pocas, pero se pueden colocar más.

- Verter en un cuenco la crema de vinagre balsámico de chocolate. Con la ayuda de una cucharilla, ir rociando las fresas y rosas (palomitas), formando hilos por toda la superficie de la tarta.
Horneado 

- Introducir la tarta en el horno precalentado y hornear 8 minutos a 180º. Bajar la temperatura a 160º y hornear durante 5 minutos más. La temperatura y el tiempo, dependerá de cada horno. El objetivo es que la masa no se queme y que las fresas, queden blandas, pero no en exceso.

- Sacar con cuidado del horno, porque la tarta es muy frágil. Dejar que se enfríe y espolvorear con un poco de azúcar o azúcar de abedul, si así se desea.

Notas:

- La crema de vinagre ensalza el sabor de la fresa. Se puede utilizar de otro sabor.

- Elegir fresas de un tamaño similar.

- Si encontráis hojas de masa filo redondas, se desperdiciará menos al recortar.

- Se puede utilizar más cantidad de rosas (palomitas). Yo no puse más, porque quería que predominara la fresa y que contrastara la textura blanda de ésta, con la crujiente de la rosa y de la masa filo. Sobrarán palomitas, hojas y recortes de masa filo.

- La tarta hay que comerla en el día.

Bon profit!

Esta receta fue enviada a Hearth and Soul Blog Hop
This post is linked to Hearth and Soul Blog Hop

14 comentarios:

  1. OHHH QUÉ rica tarta, me la comería toda solita! Realmente se ve muy buena.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Siempre es un gusto pasar por tu cocina Marisa, no sólo te llevas buenas recetas sino que la mayor parte de las veces sales con una sonrisa pintada en la cara.

    A pesar de que ya compartiste el turrón de chocolate y rosas hoy al leer el título de la receta he vuelto a pensar que hablábamos de rosas tradicionales en lugar de palomitas de maíz y estaba muy intrigada ¡qué despiste tengo! Bueno, más bien falta de tiempo, que este mes es muy intenso de trabajo y saco cuatro ratillos para despejarme y estoy pensando en volver a las obligaciones de momento...

    Es fundamental dar con un centro donde no quieran meter conocimientos en nuestros hijos sin enseñarles a pensar, razonar y encontrar la solución y la respuesta por sí mismos al igual que es fundamental que fomenten su creatividad e imaginación.

    Aunque Lara es muy pequeña en su escuela de educación infantil hacen muchísimas actividades y la evolución en la niña es más que evidente. En casa yo intento despertar su curiosidad dentro de la limitación de su edad y creo que lo estamos consiguiendo entre todos.

    En fin, que me voy de tema, que esta tarta es preciosa además de estar seguramente deliciosa y te deseo mucha suerte en el concurso

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Siempre es un placer leerte, pero hoy estoy absorta pensando en lo que cuentas. Yo siempre he sido muy imaginativa, y recuerdo cómo mi abuela me dejaba experimentar a la hora de decorar mis flanes con frutas o lo que hubiese por casa...
    (Me acaba de hacer click algo por la azotea ;D)
    Una receta sencilla, deliciosa, imaginativa y por supuesto, preciosa.
    Besos Marisa.

    ResponderEliminar
  4. Ademas de bonita, encima riquísima!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Una preciosa entrada que tienes que leer hasta el final porque te engancha.y te entiendo perfectamente , en mi familia hay muchos maestros . Uno se fue hace poco mas de un mes, pero sus hijas ( mis sobrinas )siguen su legado y una de mis hijas tambien es profesora.
    La tarta me parece una delicia , esa pasta filo crujiente con las fresas tiene que ser capricho de dioses. Bs

    ResponderEliminar
  6. Marisa , tiene que estar estupenda , un lujo de postre ,maravillosa y sencilla
    besinos

    ResponderEliminar
  7. Mi querida amiga, mi padre siempre dice que la profesion de maestro es la ,as importante del mundo, por que de hay salen toda clase de carreras, desde las mas dificil, todas, vosotros sois los primeros en enseñar a escribir y leer eso es lo mas importante, mi hija es tambien maestra de primaria y su ilusion es ejercer algun dia , ahora esta ejerciendo la de periodismo, que es en lo que trabaja, pero su vida son los niños y la enseñanza, ybueno cielo decirte que esta tarta no puede ser mas original y rica, que eres una gran maestra qes la palabra que me gusta decir, no solo de ensenñanza eres maestra de la vida y de las buenas de verdad. Mil besicos de tu amiga que te quiere

    ResponderEliminar
  8. Quien encuentra un buen maestro, encuentra un tesoro. Una profesión a la que yo no podría dedicarme, creo que no tengo tanta paciencia jijiji.
    Es totalmente vocacional, y por supuesto, se necesita también un punto de creatividad que a mí tanto me falta.
    Desde luego que a ti no, porque mira qué tarta crujiente de fresas has preparado, original y desde luego con un resultado delicioso.
    Mucha suerte en el concurso.
    Feliz fin de semana largo .
    Ah!, ahora entiendo tu sonrisa al ver mis magdalenas de espinacas.
    Besotes,
    Sil

    ResponderEliminar
  9. Hay que ver como le das a la azotea, como dice nuestra amiga Mabel... y claro, recoges los resultados, la tarta es preciosa, tiene pinta de estar rica y es sencilla, pero para llegar ahí, hizo falta experimentar. Enhorabuena, valió la pena.
    Biquiños y buen finde

    ResponderEliminar
  10. Marisa esta tarta se ve preciosa, espero que tengas suerte en el concurso, porque las dos opciones que has presentado son merecedoras de premio, por mi parte y si yo fuera jurado, me quedaría con esta tarta, porque es la prueba tangible que no es necesario tener un super molde carísimo para crear toda una obra de arte. ¡Espectacular!
    Besos, que pases un buen fin de semana. Aquí el temporal amaina y se ve el cielo con algunos claros en el horizonte.

    ResponderEliminar
  11. Esta tarta parece un anuncio o mejor dicho llamada a la primavera.

    Muy colorida con el rojo pecaminoso de la fresa y desde luego llena de sabor.

    Mucha suerte en el concurso
    Bss

    ResponderEliminar
  12. Cuanta razon tienes ,para no variar ,un buen maestro o profesor es un tesoro , desde que nacio mi hijo tuve claro a que colegio iria porque aunque los padres somos los encargados de educarlos en el colegio es donde pasan la mayor parte de su infancia.
    En el colegio donde va mi hijo hacen hasta cuarto de la Eso asi que imaginate la de años que ha pasado y pasara en el aun le queda este curso y otro mas antes de empezar bachiller ,aunque hay quien dice que nada como la educacion en un colegio pubico el nuestro es un colegio concertado y el ambiente es totalmente diferente asi como el trato al alunnado ,tienen un monton de actividades extraescolares y dentro del calendario escolar y siemrpe le han dado mucha importancia a la creatividad ademas de educar en familia .
    Tengo muy claro pese a que te conozco desde hace poco tiempo y solo virtualmente que tu eres y has sido una gran maestra y has dejado huella en tus alunnos ,eso muy pocos pueden decirlo , han pasado años y no me olvido de mi profesora de Egb Carnen asi como de Marisa de Bachiller cuanto aprendi de ellas.
    La Tarta te ha quedado espectaculaaaaar y no dudo este de rexupete mucha suerte en el concurso.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  13. Pues sí que están limitando la creatividad de los niños cada vez más. Les dicen qué tienen que hacer, cómo, de qué color, y en qué orden. Son como robots repitiendo órdenes.
    Una pena.
    Tu tarta, maravillosa, como siempre.

    ResponderEliminar
  14. What a beautiful summer tart! It looks so fresh and delicious, Marisa. I love the way you used filo pastry too. Thank you so much for sharing, and for being a part of Hearth and Soul.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.