Crema de marisco y pan tostado

14 Comentarios


Antes de que llegue el calorcito, quiero compartir esta receta de reciclaje de lujo. La hice después de Navidad y no quería que se quedara en borradores hasta el año que viene. El día de Reyes no éramos muchos en casa de mi madre y, como me tocaba cocinar a mí, me llevé conmigo la TMX y preparé una receta de pescado a la que no hice fotos y que pienso repetir porque gustó incluso a mi madre que no es de pescado. Tuve que preparar un caldo de mejillón y langostinos frescos, pero me sobró bastante y lo vertí una botella que viajó de vuelta a casa. No me equivoqué en traerlo, pero tenía que pensar rápido qué hacer con él.

Para la crema preparé un fondo de marisco en el que reciclé, el resto de caldo de mejillón y langostinos frescos, una zanahoria pocha y unos gambones. Agregué a este fondo los ingredientes que os indico y el resultado fue una crema con un sabor potente y delicioso y, tal y como decimos, cuando algo nos gusta mucho… “despierta a un muerto”.

Para que sepáis cómo hice el caldo de mejillón y langostinos, os añado los ingredientes y cómo lo preparé. No os lieis, porque hay que seguir unos cuantos pasos. Os numero cada fase y pongo a continuación la explicación para ayudaros a seguir la receta sin problemas.

Espero que os guste. Para mí fue una fiesta tomarla.
Ingredientes 3-4 raciones

1. Ingredientes del caldo de mejillón y langostinos frescos

Para cocer los mejillones

- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- 1 hoja de laurel
- 1 kg y 200 g de mejillones con cáscara
- sal 
- ½ limón 
- ½ vaso de agua 

Para el caldo

- las cabezas y pieles de 16 langostinos frescos (pueden ser congelados)
- 1 puerro
- 25 g de aceite de oliva virgen extra
- 600 g de agua
- 100 g de huesos de rape 
- sal
- unas hojas de perejil
- el jugo resultante de cocer los mejillones

Preparación tradicional de los mejillones 

- Antes de nada, cocer los mejillones en una cacerola. No utilizo la TMX porque tardan mucho más tiempo y en este caso, tenía que utilizar la máquina para preparar otra cosa.

- Verter los mejillones bien limpios y con barbas, quitando los que están rotos o totalmente cerrados (es mejor no quitárselas porque puede ocurrir que no se abran).

- Verter el aceite en una cazuela y agregar la hoja de laurel. Rehogarla y añadir los mejillones, la sal, el limón y el agua.

- Tapar la cazuela subir el fuego, mover la cazuela sin abrirla y esperar unos minutos a que los mejillones se abran.

- Cuando se enfríen, ir cortando con unas tijeras las barbas de los mejillones desde la raíz.

- Reservar el jugo de cocción y separar 150 g de mejillones para la crema.

Preparación en TMX del caldo

- Verter en el vaso las cáscaras y las cabezas de los langostinos, el puerro troceado y el aceite. Programar, 3 minutos, varoma, velocidad 4.

- Agregar el agua, los huesos de rape, el jugo de los mejillones, la sal y el perejil. Programar, 8 minutos, 100º, velocidad 2. 

- Colar el caldo utilizando el cestillo y si queda algún resto, pasarlo por un tamiz fino. 

- Reservar los cuerpos de los langostinos para otra preparación.

Preparación tradicional del caldo

- Verter el aceite en una cacerola. Sofreír las cáscaras y las cabezas de los langostinos y remover durante unos minutos. Agregar el puerro troceado y seguir sofriendo hasta que esté blando, pero no dorado.

- Incorporar el agua, los huesos de rape, el jugo de los mejillones, la sal y el perejil. Cocer de 8 a 10 minutos.

- Colar el caldo utilizando un colador y si queda algún resto, pasarlo por un tamiz fino. 

- Reservar los cuerpos de los langostinos para otra preparación.

2. Ingredientes del fondo de marisco

- 180 g de tomate de pera
- 4 dientes de ajo (10 g)
- 40 g de zanahoria
- 100 g de las pieles y cabezas de los gambones 
- 800 g de caldo de mejillón y langostinos frescos (preparado en punto 1)
- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- 20 g de ron añejo
- 100 g de gambones
- una cucharadita de sal

Preparación del fondo de marisco en TMX

- Poner en el vaso las pieles y cabezas de los gambones, los tomates cortados por la mitad, la zanahoria y el caldo de langostinos y mejillones. Programar, 1 minuto, velocidad 7. 

- Bajar los restos con la espátula y agregar el aceite. Programar, 25 minutos, varoma, velocidad 1. Colocar el cestillo sobre la tapa.

- Colar el contenido del vaso en un bol. Yo utilicé el cestillo, pero si veis que quedan impurezas, es mejor volver a pasarlo por un colador más fino.

- Vaciar y enjuagar el vaso. Verter el líquido contenido en el bol y agregar el ron y los cuerpos de los gambones. Programar, 10 minutos, varoma, velocidad 1. Colocar el cestillo sobre la tapa.

- Cuando acabe el tiempo, triturar, programando, 30 segundos, velocidad 7.

- Verter en una botella de agua o en un bol y dejar que se enfríe.

Preparación tradicional del fondo de marisco

- Pelar los tomates y cortarlos en dados. Pelar la zanahoria y cortarla en trozos.

- Verter en una cacerola el aceite. Cuando esté caliente, agregar las pieles y cabezas de los gambones, los tomates cortados por la mitad y la zanahoria y el caldo de langostinos y mejillones.

- Cocer durante 25 minutos.

- Colar el contenido en un bol. Si veis que quedan impurezas, es mejor es mejor volver a pasarlo por un colador más fino.

- Vaciar la cazuela y enjuagarla. Verter el líquido contenido en el bol y agregar el ron y los cuerpos de los gambones. Cocer durante 10 minutos más.

- Cuando acabe el tiempo, triturar bien.

- Verter en una botella de agua o en un bol y dejar que se enfríe.
3. Ingredientes de la crema de marisco

- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- 40 g de cebolla dulce
- 80 g de tomate de pera
- 170 g de patata
- 720 g de fondo de marisco
- 150 g de mejillones al vapor (reservar alguno para decorar)
- sal y pimienta
- una rebanada de pan tostado por persona

Preparación de la crema en TMX

- Poner en el vaso el aceite y la cebolla. Programar, 4 segundos, velocidad 4.

- Agregar el tomate pelado y troceado y la patata cortada en trozos. Programar, 8 minutos, varoma, velocidad 1.

- Agregar el fondo de marisco. Programar 15 minutos, 100º, velocidad 1. Cuidar de que no hierva demasiado y se salga por el bocal.

- Incorporar los mejillones reservados, dejando algunos para decorar. 

- Dejar que se enfríe la crema un poco y programar 2 minutos en velocidad 5. La crema debe quedar fina y sin grumos. Si es necesario, programar más tiempo.

- Yo no le puse sal, pero por si acaso, está sosa, será necesario probarla y agregar un poco. Sí que se le puede agregar un poco de pimienta.

Preparación tradicional de la crema

- Poner en una cazuela el aceite y la cebolla picada. Sofreír hasta que la cebolla esté blanda.

- Agregar el tomate pelado y troceado y la patata cortada en trozos. Seguir sofriendo a fuego bajo y removiendo de cuando en cuando.

- Agregar el fondo de marisco. Cocer durante 15 minutos.

- Incorporar los mejillones reservados, dejando algunos para decorar. 

- Dejar que se enfríe la crema un poco. Triturar hasta obtener una textura fina y sin grumos. 

- Yo no le puse sal, pero por si acaso, está sosa, será necesario probarla y agregar un poco. Sí que se le puede agregar un poco de pimienta.

Servimos la crema

- Tostar una rebanada de pan por persona, colocarla en el fondo de cada bol y verter la crema caliente por encima. 

Notas:

- Al ser una crema en la que se recicla especialmente, un caldo ligero de pescado, si no lo queréis preparar ex profeso, agregad agua al preparar el fondo en lugar del caldo o para intensificar el sabor, se puede sustituir el agua por caldo de cocer mejillones. Si sois de utilizar pastillas de caldo preparado, también puede servir. Yo nunca las uso.

- Si hemos preparado el caldo específicamente para esta receta y nos sobra, se puede congelar en porciones y nos será útil para utilizarlo en cualquier plato de pescado. También, si no habéis utilizado los mejillones como yo, para otra receta, podéis picar tomate, cebolla y pimiento y aliñarlos para tomarlos de aperitivo o como más os guste.

- Tenemos que pedir al pescadero que nos corte los huesos de rape para que quepan en el vaso de la TMX. Si es de la forma tradicional, no será necesario.

- Se puede servir la crema acompañada de un chorrito de nata, o si queremos evitar las grasas, un poco de queso fresco 0% mg.

- Mi pan era casero y se hidrató mucho más que un pan comercial.

Bon profit!

Ingredientes reciclados: Los tristes de nuestra cocina
Posible sustitución


Cabezas y pieles de langostinos frescos
por
Cabezas y pieles de langostinos congelados, de gambas frescas o congeladas

Caldo de mejillón y langostinos frescospor
Cualquier otro resto de caldo de pescado o marisco

Huesos de rape
por
Huesos de mero o pescado de roca

Una zanahoria pocha
por
Una zanahoria fresca

Unos pocos gambones
por
Más cantidad de gambones o gambones frescos


Para finalizar, os presento la receta de mi amiga y compañera de Proyecto, Rosalía: Un rico Pastel de suizos flaneado. Tenía unos suizos caseros que estaban ya un poco duros, también toffe que le sobró cuando hizo el Pijama. Un pastel cocinado en el micro en tan sólo 5 minutos. Yo me apunto a probarlo.
Os invitamos de nuevo, como cada mes, a dejarnos vuestras recetas de reciclaje. Tenéis desde hoy hasta el 15 de abril.


14 comentarios:

  1. Que delicia de crema, te quedo maravillosa y con un sabor riquísimo seguro, que bien me vendría, hace frió y llueve que no veas y esta crema de marisco resucitaría mi estomago del infierno jaja, los platos de cuchara me apasionan y este con marisco el favorito...Bess

    ResponderEliminar
  2. Marisa me encantan las cremas y las sopas. Esta de marisco además de reciclaje se ve de lujo, una vez más demuestras que con poco se hacen platos de fiesta.

    Feliz fin de semana
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Qyué deliciosa crema, me encanta!!!Una elaboración buenísima, de reciclaje es de lo mejorcito. Que platito tan rico me gustaría comer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa, en casa tomamos cremas sopas en cualquier época del año, más o menos frías pero cremas al fin al cabo. Esta crema de marisc nadie diría que es de reciclaje pues es un verdadero plato de fiesta. Se ve deliciosa y para repetir sin duda alguna- No sé que pasa últimamente que no me sobra nada y no me quedan restos para hacer reciclajes. Un beso muy grande!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Me ha encantado tu propuesta! Una tremenda delicia, sí señora....A mí las cremas me gustan mucho, hasta que no llegue el calor no las abandono.
    Un beso,
    Olga

    ResponderEliminar
  6. Mrisa , que maravilla de crema , super aptecible con un color de lo mas llamativo , me imagino que el sabor tiene que ser total
    besinos

    ResponderEliminar
  7. Todavía apetecen platos calentitos y esta crema es digna de la mejor celebración!! no podías haber reciclado mejor e4se caldo!! Bs.

    ResponderEliminar
  8. Querida Marisa, si me dijeras que esta crema la has cocinado ex-profeso para Navidad, me lo creería a pie juntillas, porque es tal el trabajo, y las explicaciones tan detalladas que nos das, que te ha quedado un plato perfecto para ocasiones muy especiales.
    Hace años que no "hago" crema de marisco, bueno más bien mi marido, es el que me la traía de su cocina, cuando la cocinaba, porque sabe que me encanta. Pero de nuevo sale la voz de mi conciencia, gritando por un lado lo que me gusta, y por el otro que no tengo tiempo ni para leer, ¡¡horrible!!
    Desde luego Marisa, no tengo perdón, mira que tengo post-it por todos lados para no olvidar ciertas cosas, resulta que ayer hice en casa de mis padres una tortilla de merluza, y que me quedó espectacular, además creo que sería perfecta para tu Reciclando, y ni una sola foto tomé, ¡¡no me lo puedo creer!! se me olvidó, y es que tengo mil cosas en la cabeza que me traen como loca, y en lo más importante, meto la pata.
    Bueno a ver si me pongo alguna vez al día, porque me encantaría poder participar.
    Besos, que pases una feliz semana.

    ResponderEliminar
  9. Las cremas de marisco me chiflan. Curiosamente, el marisco me resulta indiferente, jajaja. Me encanta tu receta, tiene una pinta deliciosa. ¡La probaré!

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los mariscos y esta crema debe estar deliciosa, me guardaré la receta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola guapísima !!!
    Porque tú nos estás explicando que esto es reciclaje y me lo creo a pies juntillas, pero la crema de marisco que has preparado es un lujo para todos los sentidos.
    Todavía tengo fumet de gambas en el congelador desde las pasadas navidades, en el fondo guardamos las mismas cosas jajaja, el otro día hice con él un guiso de fideos con chocos, quedaron para rebañar el plato, y no hay foto porque no dio ni tiempo.
    Una presentación fantástica, hoy he disfrutado de veras, leyendo al detalle la receta y relamiéndome de gusto. Si es que a los que nos encanta el pescado, estas recetas saben a gloria.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  12. Mi querida Marisa, esta es una crema para los dias grandes, para nada parece reciclaje, que completa y rica se ve, ideal para un dia fresquiro, aunque a mi no me importa tomarla con calor, la caliento poco y perfecta, me ha encantado. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  13. Que delicia de crema, puedo imaginar el sabor potente que tiene, a mi me encanta el pescado y los mariscos así que me la apuntaré.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Excelente propuesta. Me encantan las cremas y sopas. Asi que, ya tengo una idea más.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.