Mini panes anudados con aceite y orégano


En mi familia somos muy pocos y no vivimos cerca. Preparar recetas navideñas, es complicado y a veces, toca cocinar a distancia, transportar con cuidado la comida medio preparada o ya lista. Y, además de todo esto, no todo el mundo tiene el mismo gusto, o puede comer de todo. Mi madre ya está mayor para cocinar para todos y ahora, soy yo la que no sólo lleva comida porque me gusta, sino la que, desde hace ya algunos años, tengo que pensar, decidir, comprar y cocinar; os aseguro, que no es fácil, pero no me quejo porque lo hago con cariño y si me sale bien, disfruto, esperando que también lo hagan ellos.

Por eso, en mi blog, no encontraréis muchas recetas navideñas. También, porque no me gusta nada adelantar la Navidad preparando comida para dos o tres personas, sólo con el fin de publicar en el blog con antelación. Este año, hay tantas recetas en los blogs y en las redes, que seguro que me vais a perdonar que no lo haga y os vais a poder surtir de maravilla. Eso no quiere decir que no vaya a publicar nada, pero seguiré como siempre, lo haré cuando cocine para las fiestas o regale y si no puedo, lo dejaré ya fotografiado para el año próximo.

Esto fue lo que pasó con estos mini panes anudados. Son del año pasado y como las fotos ya no me valían, los tuve que dejar esperando y creo que hoy ya os los puedo mostrar porque, me parece que os van a gustar. Seguro que, si los colocáis en una fuente, disimulando, a lo mejor, antes de que os deis cuenta, ya han desaparecido unos cuantos, o muchos. Es verano, hacemos ensaladillas, patés, guacamole, hummus… pero si no os los coméis con lo que os sugiero, simplemente partidlo por la mitad, meted el trocito de pan “a saco” en lo que más os guste o en la boca, sin nada más. Ahora que llegan las fiestas navideñas, pueden ser perfectos para acompañar patés o cremas, pero, como os he dicho antes, con sólo dejarlos en la mesa, no será necesario nada más.

Es una masa muy fácil de manejar y que os sirve perfectamente para utilizarla como base de pizza. El mayor trabajo que tienen estos panecitos es formar los rulos y enrollarlos. Si los hacéis con tiempo, los podéis congelar y ya los tenéis listos para servirlos sin trabajar en esos días en los que hay tanto que cocinar.

La harina me la regaló mi amigo Fernando, una harina molida a la piedra y pensé utilizarla en esta receta y no me equivoqué. No sé si le añaden algún tipo de mejorante, pero me sorprendió lo esponjosos que me quedaron. Por si os apetece ver otra receta de unos panecillos anudados, pero sin levadura, aquí os dejo el enlace. Están anudados de otra forma que os puede servir también para formar éstos.

Animaos a hacerlos, pero doblad las cantidades, porque seguro que os hará falta. 
Ingredientes

- 180 g de agua mineral
- 1 sobre de levadura seca de panadero (7 g) o 15 g de la fresca
- 300 g de harina de fuerza 
- 1 cucharadita de sal
- 15 g de aceite de oliva
* aceite de oliva y orégano para pintarlos
Preparación en TMX

- Poner el agua y la levadura en el vaso. Programar, 2 minutos, 37º, velocidad 2.

- Agregar la harina, la sal y el aceite. Programar, 6 segundos, velocidad 6. Programar, 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. La masa queda lisa y elástica, fácil de manejar. Si no es así, agregad o un poco más de agua o de harina.

- Untar un bol con aceite. Pasar la masa al bol y taparla con papel film o un paño limpio. Dejarla reposar durante una hora o hasta que haya doblado su volumen.

- Pasado el tiempo, sacar la masa del bol, colocarla sobre la superficie de trabajo y amasarla un poco para desgasificarla.

- Con la ayuda de un rodillo, aplanar la masa y formar un rectángulo. Cortar bandas de unos 10 cm de largo y 1 cm de ancho. 

- Formar un rulo con las dos manos. Coger un extremo con cada mano y anudar el rulo, pero dejando un buen orificio en medio y metiendo los bordes hacia dentro.

- Ir colocando cada pieza sobre una bandeja de hornear perforada o cubierta de papel sulfurizado. 

- Poner en un bol aceite de oliva, agregar orégano y pintar los panecitos con esta mezcla. Si os apetece, podéis agregar sal. 

- Meter en el horno precalentado a 180º. Colocar una bandeja con agua en la base del horno. Hornear durante 10 minutos, sólo calor abajo y después, de 8 a 10 minutos, calor arriba-abajo.

- Comprobar que están dorados y sacar del horno.

- Dejar que se enfríen sobre una rejilla.
Preparación tradicional

- Poner el agua tibia y la levadura en un bol. Esperar 5 minutos y mezclar con una cuchara de madera hasta que se disuelva.

- Agregar la harina, la sal y el aceite. Amasar bien hasta que todos los ingredientes estén totalmente incorporados. La masa queda lisa y elástica, fácil de manejar. Si no es así, agregad o un poco más de agua o de harina.

- El resto, como en la preparación en TMX.
Notas:

- Si no queréis utilizar orégano, utilizad cualquier otra hierba o como os indicaba arriba, con escamas de sal. En vez de aceite, leche o agua, también puede valer.

- La forma también se puede cambiar y dejarlos como palitos, pero ya no estarán tan bonitos.

- La cantidad de agua dependerá del tipo de harina que utilicemos.

Bon profit!

Esta receta fue enviada a Hearth and Soul Blog Hop
This post is linked to Hearth and Soul Blog Hop

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

17 comentarios:

  1. Marisa pedazo paneckllos has preparado, aquí harina de molienda de piedra la encontramos facilmente y me encanta su sabor, te han quedado fabulosos como siempre claro, ideales para poner en la mesa en estas fiestas, los panecillos pequeños me encantan, así cada uno tiene su ración y no manchas nada cortando pan, me han gustado muchisimo reina....Bess

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Me parece un razonamiento estupendo el tuyo sobre las publicaciones navideñas. Tampoco pienso hacer nada con antelación para publicarlo en el blog, demasiadas ideas hay ya por la red y no me voy a volver loca haciendo platos especiales por tal de publicar.
    Me gustan mucho tus panecillos Marisa, también me gusta darle formas especiales a los que preparo para las comidas de navidad, y por supuesto desaparecen por encanto.
    La harina que utilizo a dirio integral, también está molida a la piedra y te confieso que me encanta la textura y el sabor que tiene, a mí me parece especial.
    En fin querida Marisa, que me llevaba unos cuantos de los tuyos y sin relleno, que a palo seco estarán divinos igualmente.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Marisa coincido contigo en muchas de las cosas que cuentas sobre adelantar las recetas navideñas para ir dando ideas. Yo estoy tirando de las del pasado año y publicaré alguna cosita que ya voy preparando pero ni estoy haciendo ya roscón ni nada por el estilo que se agobia el personal y yo más aún.

    Nosotros también somos poquitos en mi familia y no estamos acostumbrados a muchos jaleos así que no hay que hacer comida en cantidades ingentes y se agradece.

    Estos panes me han gustado muchísimo. Quedan muy elegantes y no parecen complicados de preparar ¡me guardo tu receta!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Me apunto para hacerlos estas navidades, una pregunta ¿los congelas totalmente hechos?
    Muchas gracias por la receta y muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen. No los congelé porque no quedó ni uno y no los he vuelto a hacer. Pero así y todo, yo siempre congelo el pan ya horneado. Con estos pequeños, es más cómodo hacerlo así. En otros panes más grandes, hay quien lo congela antes de que termine el horneado y acabar el horneado al sacarlos del horno, pero yo no lo he probado.
      Gracias a ti y espero que te salgan bien y te gusten.

      Eliminar
  5. Se ven en estas fotos fabulosos!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. Quedan muy monos con su nudito, aunque para mi son apetecibles en cualquier época del año. Estoy segura que desaparecerán de la mesa o antes de llegar a ella.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Marisa no me extraña que no sobrara ni uno solo de estos preciosos panecillos, al menos en mi casa pasaría tres cuartos de lo mismo, porque en cuestiones de pan, no sobran ni las migas, que por cierto es uno de los platos que solemos hacer casi todos los años el 1 de enero.
    Marisa me pasa igual que a ti, yo no cocino nada específicamente para el blog en estas fechas previa a la navidad, me es imposible, solo comparto lo que cocino en casa habitualmente y voy seleccionando lo que aparentemente podría servir como menú festivo. En casa de mis padres, que es donde nos reunimos toda la familia, llegamos a ser unos 25 comensales, y el grueso del trabajo recae sobre mí, y una de mis hermanas, y te puedes imaginar el caos para que todo esté a punto y bien servido, y en lo que menos pienso es tomar fotos, esos días son para la familia exclusivamente, aunque luego me arrepiento porque solemos hacer platos especiales, que no cocino el resto del año.
    De todos modos, como tú dices la red está inundada en estos días de platos maravillosos, que incluso a nosotras nos vienen de maravilla.
    Besos, que pases una buena tarde.

    ResponderEliminar
  8. Siempre me gustan tus panes,yo hice muchos este verano pero no me gustan las fotos,estaba tan bueno en mi horno de leña que lo repetiré y veo si se pueden mejorar.
    Yo en fiestas casi siempre repito recetas que le gustan a la familia y no me complico mucho en la cocina,prefiero esta de charla con la familia.besinos

    ResponderEliminar
  9. Sabes a mi tampoco me gusta adelantar mucho las recetas de navidad, este año tengo alguna foto y la receta preparada del año pasado para publicarla, porque no suelo adelantar según que receta, a no ser que sean polvorones y turrones.
    Tus panes me encantan, seguro no quedo ni uno se ven tan ricos!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  10. A estos me apunto , no se si me saldrán tan bonitos pero lo voy a intentar. Se ven ricos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola, qué voy a decirte, pues que estoy encantada con tus panes. me parecen delciosos y no me extraña que no los congelaras , imposible que quede ni imo solo.
    En cuanto a las recetas Navideñas en los blogs, pues yo lo que estoy haciendo es publicar lo que tengo del año pasado, ya que en Navidad no publico pues cierro par vacaciones, jejejeje!! Y también lo que preparo con antelaciób para no tene que cocinar en fechas señaladas y darme un respiro que también me gusta disfrutar y no morir en el intento, jajaja!! Bueno preciosa, muchas gracias por tus panes y yo encanatda de verlos!!

    ResponderEliminar
  12. Son unos panecillos preciosos Marisa!! creo que te los voy a copiar para este año... tu sabes lo que hago yo...publico como tu, de un año para otro, lo que comemos este año, lo dejo para la próxima temporada, así no tengo que hacerlo dos veces... jajaja. Me han encantado, como todos tus panes!! Ya te contaré... Bs.

    ResponderEliminar
  13. What beautiful bread rolls, Marisa! I love the shape and how they are flavoured. It is hard when your family lives a long way apart, especially at Christmas. Thank you so much for being a part of Hearth and Soul.

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa ! estos panecillos se ven deliciosos ,voy a prepararlos y los congelare,porque el día de nochebuena no da el horno abasto
    besitos

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa! En casa de mis padres me pasaba eso, que era yo quien cocinaba para el fin de año y quedaba molida! Ahora que somos tres (mi esposo, mi nena y yo) pues el jaleo es menor. En mi blog sí que estamos a todo trapo con la navidad, es que pasa tan pronto que cuando te percatas ya han pasado los reyes por el otro camino, jaja!
    Me encantan tus pancitos, he visto unos parecidos en la tv pero con tanta mantequilla y ajo que no me provocan para nada; los tuyos están perfectos con esa adición de hierbas y supongo que la harina hace su magia también, me encanta!
    Te dejo un abrazo!!

    ResponderEliminar
  16. Beautiful bread Marisa, thanks for sharing with Hearth and soul blog hop, pinning. tweeting.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.