Pan con suero de leche y semillas de sésamo


Ya tenía mono de publicar un pan. Hago cada semana más de uno, pero la mayoría, son rápidos y en panificadora para el consumo diario. Amasar y hornear, siempre os digo que requiere tiempo y paciencia y no siempre tengo tiempo, que la paciencia, viene de marca registrada.

Tenía congelado suero de leche que guardo al hacer el Requesón casero. Recordé que mi amiga Pilar, había publicado una receta de pan con suero de leche y que el resultado valía la pena, como así ha sido.

Últimamente, suelo amasar por la noche y dejar que el pan fermente en frío y a su vez, hornear la hogaza en una cazuela. Es como más me gusta y en esta ocasión, recibí la felicitación en casa porque os aseguro que este pan, está muy, pero que muy bueno. Lo único que he modificado en el horneado ha sido, dejar que el pan se tueste mucho más quitando la tapa de la cazuela y esperando unos minutos más.

También, me quedaba harina de trigo que me regaló mi amiga Milia cuando vino a Valencia y esta harina molida a la piedra, es otro de los factores que favorecen a que el pan, de tan crujiente y tan bueno, desaparezca en un santiamén. En esta Hogaza de pan de harina de castaña, también utilicé una de estas harinas gallegas.

No hay duda de que esta rica hogaza de pan, os tiene que gustar. No quedaron ni las migas. 
Ingredientes

- 365 g de suero de leche
- 225 g de harina de trigo gallego molida a la piedra
- 300 g de harina de fuerza
- 30 g de harina de espelta integral ecológica
- 1 cucharadita de sal
- 10 g de levadura fresca
- 10 g de aceite de oliva virgen extra

*una cazuela o cocotte apta para horno y con tapadera
*papel sulfurizado

Preparación en TMX

- Poner el suero de leche en el vaso. Programar, 1 minuto, 37º, velocidad 1.

- Agregar, las harinas y la sal. Programar, 6 segundos, velocidad 6. 

- Programar de nuevo, 4 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Cuando falte 1 minuto, agregar la levadura desmenuzada.

- Quitar el cubilete y volver a programar, 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Echar el aceite por el bocal y no volver a colocar el cubilete.

- Comprobar la textura de la masa. Tiene que despegarse de las paredes. Si es necesario, añadir un poco más de agua o de harina.

- Sacar la masa del vaso y colocarla en un bol untado con aceite. Tapar con papel film también untado con aceite y dejar en la nevera durante toda la noche.
Preparación tradicional

- Poner las harinas y la sal en un bol y formar un hueco en el centro. Verter el suero de leche. Amasar bien hasta que el suero esté integrado.

- Sacar la masa del bol, aplastarla y mojar la superficie. Distribuir la levadura desmenuzada por encima y volver a amasar hasta que esté bien integrada.

- Agregar el aceite y volver a amasar hasta obtener una masa elástica y que se despegue de las manos. Si es necesario, añadir un poco más de agua o de harina.

- Colocar la masa en un bol untado con aceite. Tapar con papel film también untado con aceite y dejar en la nevera durante toda la noche.
Horneado

- Al día siguiente, sacar el bol del frigorífico y dejar reposar la masa hasta que pierda el frío. Yo la tuve una hora.

- Cortar un trozo de papel sulfurizado del tamaño de la base de la cazuela donde vayamos a hornear el pan y pegarlo sobre la misma con un poco de agua.

- Sacar la masa del bol y colocarla sobre la superficie de trabajo. Desgasificarla, estirarla y darle unos golpes sobre la encimera.

- Bolear la masa con las dos manos. Colocarla en la cazuela y hacer dos cortes en forma de cruz. Mojar la superficie con un poco de agua y espolvorear con semillas de sésamo.

- Colocar la cazuela tapada dentro del horno frío. 

- Hornear el pan a 250º durante 40 minutos. 

- Pasado el tiempo, comprobar que el pan está dorado. Si no está a nuestro gusto, destapar la cacerola y hornear unos minutos más.

- Sacar el pan de la cazuela y dejarlo sobre una rejilla hasta que se enfríe.

Notas:

- Si no tenéis estos tipos de harina, podéis usar harina de fuerza o cualquier tipo de harina, sabiendo, que se las cantidades pueden variar.

- También se puede amasar el pan en la cubeta de la panificadora utilizando el programa “masa”, agregando el aceite al final.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

24 comentarios:

  1. Marisa el pan me vuelve loca; hace un par de años que mi padre me compró la panificadora y todos los días hacía pan, ¡qué bien que huele la casa! y lo bueno que está, sin duda nada que ver con el comprado, aunque yo tengo cerca de casa una tahona, que sigue horneando pan a la antigua usanza, y con esto de estar todo el día entre dos casas, me resulta más práctico comprarlo, pero claro cuando veo las maravillas que publicáis quienes aún siendo un trabajo de muuuuucha paciencia, le dedicáis el tiempo que haga falta para hacerlo, es cuando me arrepiento de no dedicarle el tiempo necesario para aprender a hacer pan, que es mi asignatura pendiente por los siglos de los siglos.
    Sin duda tu pan tiene mucha miga, jejeje...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Menudo olorcito rico habría en tu cocina al hornear este pan, imagino que casi seria imposible dejarlo enfriar para probarlo, porque yo no se si habría aguantado se ve perfecto y riquísimo!!
    En casa también hago pan a menudo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Impresionante hogaza Marisa. Quedan geniales con este sistema y con el suero de leche. Hace tiempo que no hago queso, pero sólamente por tener el suero para el pan, voy a ponerme manos al queso jajaja. Te quedó precioso!!
    Si te parece, cambia en las explicaciones del "horneado" la indicación de "sacar la masa del vaso" porque aunque está claro que ya la tenías en el bol, si alguien no es muy experto puede pensar que has metido el vaso en la nevera. (Disculpa, si soy quisquillosa :-(

    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nieves, es un error que ahora mismo corrijo. Besos.

      Eliminar
  4. pedazo de pan que te has marcado ,la pinta es brutal ¡¡¡ debe estar buenísimo .... un besazo enorme guapísima

    ResponderEliminar
  5. Encantada estoy de haber podido aportar alguna idea a mi maestra #panarra. Estoy deseando volver a hacer queso para tener suero y repetir el pan. Ahora estoy con los panes de molde, si sé cuántos he hecho ya! los hago de dos en dos y se lo van llevando mis hijos. Estoy en racha jajajaj.
    Hoy estoy levando unos bollitos suizos para merendar!!! con un toque de cardamomo, ya te contaré.
    Besitos de domingo.

    ResponderEliminar
  6. Menudo pan te ha salido Marisa,hasta aquí me imagino ese olor tan maravilloso a pan recién sacado del horno¡¡¡¡
    Muchos besitos preciosa¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Que pinta mas buena tiene este pan...hace tiempo que no publico uno, y ya va tocando, y no es porque no los haga..es que no he probado ninguno nuevo... este me llama mucho!! Bs.

    ResponderEliminar
  8. Marisa que pan mas precioso te ha salido! Me guardo la receta porque me parece curioso hacerlo dentro de una olla. Ya te contare el resultado.

    Besicos

    ResponderEliminar
  9. Marisa , que locura de pan , es que apetece meter la mano en la pantalla y marchar con unas rebanadinas para la merienda , te quedo de lujo
    besinos

    ResponderEliminar
  10. Menudo pan !!!! siempre que te comento en una receta de pan , te digo lo mismo, que es mi asignatura pendiente pero que seguro que lo voy a intentar. Bs

    ResponderEliminar
  11. Te quedo fabuloso este pan!!Esta harina la conozco y me encanta, que ricura, te quedan unos panes maravillosos, y con un corte fántastico, este me comería yo un bocadillo encantada...Besss

    ResponderEliminar
  12. Mi querida amiga, yo tambien te felicito por este pan, y me tomo la licencia de decirte que de panes se un poquito, ya que como sabras mi familia desde mi abuelos mis padres mi querido hermano y ahora mi sobrino han sido panadereos, asi que he visto muchos panes en mi vida, y este tiyo es uno de los buenos de verdad. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  13. Ooohhh....un pan impresionante! Perfecto, te ha quedado perfecto! Una hogaza espectacular!
    Besos,
    Olga

    ResponderEliminar
  14. Sólo por probar este pan merece la pena sacar el suero de la leche. ¡Se ve impreisonante!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  15. Marisa, los buenos panaderos ya tendrán que plantearse pedirte consejo para hacer pan. Madre mía qué maravilla!! Eres maestra en muchas cosas pero el pan , lo bordas. tengo pendientes mil panes tuyos, a ver si pasan las Navidades, pues tengo trabajo por delante en estas fechas y me pongo a estudiar , jejejeje!! Un beso y mil gracias por estas delicias!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Marisa, qué bello pan, esa corteza lo dice todo! En las rebanadas se nota que es suave y algo húmedo, me encantan así, que además cuando se tuesta un poquito queda de maravilla para untarle algo de mermelada! La idea de la harina molida en piedra es algo estupendo aunque difícil de conseguir por acá :(
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  17. Menuda pintaza tiene este pan!!! A mi me gusta mucho hacerlo por el olor que queda en la casa es maravilloso. Y esta tan rico que merece la pena hacerlo. Nunca lo he hecho con suero de leche. me lo apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. He borrado este comentario por culpa de poner el dedo en teclado del móvil donde no tocaba. Disculpa Glòria. Beset.

    Te ha quedado es-pec-ta-cu-lar... Cogen ganas de poner-te a hornear!
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  19. Te ha quedado un pan tremendo, más por espectacular que por grande, jajaja. Dominas las masas y se nota. Me alegra ver estas maravillas domésticas. Un beso grande Marisa.

    ResponderEliminar
  20. Pues que envidia! Yo apenas hago pan. Y no hago pan por que si hago pan, no cocino otras cosas y cada vez parece que tenga menos tiempor ... en fin, que me gustaría probar los que tú preparas por que tienen una pinta!!!!

    B7sssss

    ResponderEliminar
  21. Esto si es un pan rico y no los que venden por ahí... Lo que daría yo por unas rebanadas! Las fotos son una maravilla! Felicidades!

    ResponderEliminar
  22. te quedo estupendo, habra que probar a hacerlo. besos

    ResponderEliminar
  23. Te ha quedado de cine, vaya rico! El pan es mi asignatura pendiente, tengo que decidirme y viendo las maravillas que haces, entran ganas de verdad.
    Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.