Helado de sandía y jengibre


Y, ¡va de helados!
Sí, lo confieso, este verano, me va a saber mal que se termine, que ya no queda casi nada, la temporada de sandía. He comido mucha, porque, además de no tener calorías, es muy refrescante y las que he comprado, estaban muy buenas. También he hecho helado, pero os aseguro que éste en el que se me ocurrió añadir jengibre, es más refrescante que cualquier otro preparado con esta fruta. Si te gusta el jengibre, si sabes de sus magníficas propiedades, si no te importa ese punto picante que le da a cualquier receta, no debes dejar de preparar esta crema helada.

Ya, en el anterior helado que publiqué, la Crema helada de albaricoque y almendra, os enlazaba otras recetas en las que he utilizado la sandía, pero en ésta, las únicas modificaciones son que he utilizado azúcar de abedul, en lugar de tagatosa y que le he añadido el jengibre. El azúcar de abedul, ya tengo comprobado, desde que lo usé en el primer helado, impide que se formen cristales y tal vez, si no es un helado como éste, en el que predomina la cantidad de agua, también favorece que sea más cremoso. La sandía tiene mucha agua, por eso, podéis ver en las fotos, la textura de este helado, el color, precioso. 

Dedicado a mis amigas Carmen, À table con Carmen y Silvia, Chup, chup, chup, a las que sé que el jengibre, les encanta. Aunque estéis de vacaciones, os envío un vasito para cada una.

Espero que preparéis este helado antes de que la sandía, esté demasiado pasada para utilizarla y deseo que, si lo hacéis, os guste. Creo que voy a repetirlo, porque se terminó hace unos días y me apetece un montón. Gracias a las lluvias del pasado miércoles, hoy podéis tener este helado y las fotos listas para disfrutarlo, si os así lo deseáis.
Ingredientes 

- 500 g de sandía congelada en trozos
- 80 g de azúcar de abedul o de azúcar
- de 5 a 10 g de jengibre fresco (dependiendo de lo fuerte que lo queramos)
- 1 clara de huevo L
Preparación en TMX

- Cortar la sandía en trozos no muy grandes y sin pepitas. Congelar en bolsas aptas para ello. 

- Poner en el vaso el jengibre pelado y cortado en trozos no muy grandes. Añadir el azúcar de abedul o el azúcar. Programar, 6 segundos, velocidad 9.

- Bajar los restos de las paredes y de la tapa con la ayuda de la espátula. Comprobar que no quedan fibras de jengibre y quitarlas si es así.

- Agregar los trozos de sandía congelada y la clara de huevo. Dar 4 golpes de turbo (de 2 segundos en TMX 5)

- Programar a continuación, 40 segundos, velocidad 5. Introducir la espátula por el bocal con el fin de ayudar al triturado y a que la mezcla sea más homogénea.

- Introducir la mariposa y programar, 20 segundos, velocidad 3.

- Servir en seguida o verter la mezcla a un recipiente y dejar en el congelador como mínimo durante dos horas.
Notas:

- Para evitar que queden hilos de jengibre, es importante cortar trozos pequeños y si vemos que en el centro es más fibroso, utilizar la parte exterior. En este helado no tuve ningún problema y además, usé 15 g porque me gusta notar bien el sabor del jengibre.

- Esta receta se tiene que elaborar de forma rápida y se va a consumir en seguida el helado. Si no es así, no pasa nada porque quedará perfecto tras el reposo en el congelador. También es importante para evitar que las cuchillas se congelen. En este caso, se deberá introducir en seguida la espátula por el bocal para ayudar mejor a que se produzca el triturado. 

- Tened cuidado al introducir la mariposa en las cuchillas. Debe quedar bien colocada para que no se salga. Con esta cantidad de helado, se introduce sin ningún problema.

Bon profit!

Esta receta fue enviada a Hearth and Soul Blog Hop 
This post is linked to Hearth and Soul Blog Hop 

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

13 comentarios:

  1. Buenos días Marisa! Me acabo de levantar y aquí estoy, con la casa aún dormida.. bueno, con el vecidario entero dormido que es muy pronto para ser día de fiesta. Así que me he hecho mi café y me he dicho que este era el momento perfecto para venir a ver tu helado de albaricoque...y se me encuentro con este de sandía! fantástico. Yo también adoro el jengibre, me chifla ese punto picantoso de la raíz fresca y el aroma cuando es en polvo. Curioso lo diferentes que me saben uno y otro pero ambos me gustan mucho.

    Poco más te cuento que me voy ver al albaricocado helado anterior :-) un besazo

    ResponderEliminar
  2. Este no l'havia vist...Com he saltat del facebook al blog...
    Em reirtere en lo dit en l'anterior gelat... tenim que "instaurar" la cultura del gelat de hivern amb la fruita de temporada,clar...Açò son delicateses que s'han de asaborir tot l'any...
    Mes besests...

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! Madre mia que bueno tiene que estar!!! Me encanta el jengibre y la sandía. Pues me pilla fuera q sino lo hacía hoy mismo. Pero q pendiente queda. Muchísimas gracias por tu dedicatoria, me ha emocionado mucho ☺️💋😘😘 muchos besos !!!!

    ResponderEliminar
  4. Mmmmm muchísimas gracias por esta invitación virtual ¡cómo me gusta!

    Es verdad que me gusta mucho el toque que le da el jengibre a muchas frutas de las que utilizamos en sorbetes y a la sandía le va de cine.

    B7ssss y buen verano. Nos leemos a la vuelta!

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que los haces bastante light. Así entran mejor, son mas refrescantes y te los comes sin remordimientos. Yo no me canso de comer sandia, así, que nunca dejo para hacer un helado,ja,ja,ja
    Un besazo de Maricacharros.

    ResponderEliminar
  6. Que hermosura t de la manera que lo haces muy recomendable y sano.Un besito guapa y buenas noches desde Alicante.

    ResponderEliminar
  7. Que rico y que sano. Me encanta tu helado. Besos

    ResponderEliminar
  8. No se que me gusta más, si el color, la textura o el imaginarme el sabor que debe tener ... No soy muy de sandía porque tanta agua no me termina de sentar bien, pero este es mata copiarlo sin excusas.
    Menudo veranito de helados me estoy pegando (eso sí, comprados que no tengo tiempo), sólo me alimentó prácticamente de ellos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Tiene buena pinta efectivamente, y yo también soy fan del jengibre, siempre tengo una raíz a mi alcance y por supuesto molido, me gusta su sabor y sobre todo sus beneficios. Y en cuanto a la sandia, más de lo mismo, casi no espero a que se acabe una para coger otra, en helado no suelo hacerla, pero si sigue el calor igual me animo, esa mezcla de sabores me llama mucho.
    Por aquí también ha llovido esta mañana ¡menos mal! porque hace mucho que no vemos la lluvia ¿quien nos lo iba a decir?
    Biquiños corazón

    ResponderEliminar
  10. Que helado más rico Marisa. Me encanta la sandía y me gusta el sabor del jengibre, pero juntos no los he probado.....otro helado que caerá!!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  11. Sabes que me pasa a mi con la sandía? que me encanta, tan fresca y jugosa, pero es como comer aire! jajajaja me da una rabia que llene tan poco...En helado se ve preciosa y combinada con el jengibre tiene que tener un sabor genial.

    ResponderEliminar
  12. Who can resist this combo of watermelon and ginger . I am in thanks for sharing with Hearth and soul blog hop, pinning and tweeting,

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.