Leche de almendras


La leche de almendras tiene muchísimas propiedades. Tenía que utilizarla para preparar otra receta y preferí no comprarla. No invento nada porque la receta está adaptada del recetario de Worvek. La mía es sin azúcar, ni miel y está poco dulce, pero no por eso, menos buena y sana. Os dejo aquí, un enlace para que sepáis todas las propiedades que esta leche tiene. Entre ellas destaco que no contiene lactosa, es baja en carbohidratos y promueve el equilibrio del colesterol, sin embargo, no es adecuada para una dieta baja en proteínas por ejemplo la que tienen que seguir los enfermos renales.

En la TMX es muy sencilla su elaboración, pero lo más farragoso es colarla. En la receta original aconsejan usar un paño de algodón, pero a mí no me gusta. Me funciona mejor, es más rápido y limpio, utilizar un filtro de café rígido.

Se puede conservar en la nevera de 4 a 7 días. Será necesario agitar la botella antes de servirla para revolver el líquido. Os aconsejo no tirar los restos de almendra molida. Ya os enseñaré cómo utilizarla.

Espero que os guste y la preparéis. Fresca, está muy buena y es bien sana.


Ingredientes


- 120 g de almendras crudas enteras
- 90 g miel o 100 de azúcar de abedul
- 1 cucharadita de azúcar vainillado o 6 gotas de aroma de vainilla
- 1 cucharada aceite de girasol
- 1500 g de agua

Preparación en TMX

- Verter en el vaso todos los ingredientes y programar, 10 minutos, 90º, velocidad 6.

- Filtrar la leche con un tamiz de tela o un filtro de café. No me gusta utilizar un paño porque se suele salir por los lados si no se tiene mucho cuidado.

- Una vez colada la leche, verterla en una botella y meterla la nevera. Está poco dulce y muy buena.


Preparación tradicional

- Si vamos a elaborar la leche sin utilizar la TMX, es mejor poner las almendras en remojo unas horas para que sea más fácil de procesar. 

- Como estarán más blandas, triturarlas muy bien con una batidora o robot junto con el agua. 

- Agregar el azúcar de abedul o la miel. Volver a triturar.

- El resto, como la preparación en TMX.

Bon profit!

Adaptación de esta receta

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

11 comentarios:

  1. Hola Marisa!! La empecé a hacer este verano y nos encantó. Yo la publiqué pero añadiendo canela, me ha gustado tu propuesta, con vainilla tiene que estar deliciosa. Pruebo seguro . No sé cuántas veces la hice en verano, resultó el mejor refresco y una deliciosa merienda.
    Ver estas fotos y me ha vuelto a entrar ganas de probarla. Un beso y buenas noches amiga!!

    ResponderEliminar
  2. Marisa sin duda es buenísima, para un buen desayuno yo pongo la tostada también sana la acabo de publicar jje.
    Y hacia tiempo que me apetecía hacer esta leche yo tengo que tomarla sin lactosa y lo cierto es que esta me gustara seguro.
    Muchas gracias por compartir la receta y todas sus propiedades, otra que te copiare
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  3. Marisa , pues si que tiene que estar buena
    besinos

    ResponderEliminar
  4. Tengo una sobrina que sólo toma leche de almendras, así que ya le estoy pasando la receta, jjj Desde luego yo también quiero probarla, me da que va bien para muchas recetas. Bss linda!!

    ResponderEliminar
  5. Nunca la he hecho ni tomado que yo recuerde, pero tiene unas propiedades muy interesantes. Creo que debería hacerla para tomarla de vez en cuando. Muy buena seguro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Nunca la he probado, no se como puede saber, así que la voy a probar, porque es una opción muy buena para los que como a mi les sienta mal la leche de vaca.

    ResponderEliminar
  7. Marisa!! Un placer llegar otra vez hasta aquí después de tanto tiempo y ver una vez más una estupendísima receta tuya y en ésta ocasión de la leche de almendras.
    Riquísima!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Quedan geniales y te ahorras un dinero, porque las leches vegetales de dietética no son baratas. Yo las hago con mucha frecuencia y además, sabes lo que estás tomando. Te ha quedado genial :-)

    Un besín.

    ResponderEliminar
  9. Hola, pues que buena hecha en casa, yo no lo he preparado nunca ;)

    ResponderEliminar
  10. Mi querida Marisa, esta es la segunda vez que vengo y la segunda vez que te dejo un comentario.
    El anterior se fue al inframundo jaja, reiré por no llorar.
    Te decía que a mí esta leche me transporta a la niñez porque durante mucho tiempo mi padre que padecía del estómago, era la leche que tenía que tomar, recomendada por el médico. Por supuesto se hacía casera.
    Y mi tía con la almendra molida, después de haberla colado, la ponía en la sartén con azúcar y uvas pasas y cuando tomábamos yogur (casero por supuesto) nos ponía una cucharada por encima, los niños hacíamos fiesta.
    Así que si, conozco esta leche y está riquísima y a tí te ha quedado escandalosa de buena, la presencia así lo indica.
    Hoy me has llevado de viaje a la niñez, y me ha gustado, tanto como tu leche.
    Besotes gordos mi niña, feliz día.

    ResponderEliminar
  11. Homemade almond milk sure taste delicious, You made it perfectly Marisa.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.