Rosquilletas valencianas y borreguets de Salamero


Hoy os traigo una receta especial. Las rosquilletas son típicas en la Comunidad Valenciana. Las venden en todas las panaderías y en los supermercados, pero os aseguro, que como las caseras, no.

Las rosquilletas de toda la vida son las que llevan anises y nosotros las llamamos rosquilletas de “llavoretes”. De hecho, éstas junto con las que llevan sal, “saladitos”, son mis preferidas. Ahora que no como saladitos, ya me quedo con las de llavoretes o las integrales. Desde hace tiempo, se comercializan con otro tipo de ingredientes: chocolate, pipas de girasol, de calabaza, semillas, queso, sobrasada…

No había un recreo en el cole con o sin patio que cuidar, en el que faltara un paquete de rosquilletas. Entonces no engordaba y os aseguro que nunca miré la cantidad de calorías que tienen las comerciales. También son una buena merienda o sirven para meterlas en el bolso y comerlas en el cine o por la calle, sí por la calle. Aquí en Valencia, comer por la calle es de lo más normal y sé que en otras partes de nuestro país no está muy bien visto.

Aunque las rosquilletas son parecidas a los colines, picos, grisinis… no debemos confundirlas con estos otros palitos de masa de pan. Nuestras rosquilletas son crujientes, menos densas, más ligeras y sencillas de elaborar. La única pega que os podéis encontrar es a la hora de formar los palitos. Si la harina no es harina floja, la masa se encoje y cuesta mucho darles la forma. Si están hechas a mano se nota porque no son perfectas.

Os cuento la historia de estas rosquilletas. En enero, mi ya archiconocido por todos vosotros, amigo Fernando, estaba de baja. Le propuse que se viniera a casa y nos pusimos con las manos en la masa.

Fernando es hijo de panadero, de los panaderos de antes y aunque él no siguió con el oficio familiar, tiene experiencia y conocimientos y sigue muy relacionado con ese mundillo y con el gremio de panaderos de Valencia. Su padre se llamaba Salamero y le enseñó a hacer una preciosidad que hoy os presentamos y que se elabora con la misma masa de las rosquilletas. Os presento a LOS BORREGUETS. Además de buenísimos, quedan muy bonitos.

La pena es que no hice fotos del formado, mi cocina tiene una luz fatal y como estaba observando e intentando hacer mi práctica de borreguets, lo mejor posible, olvidé por completo hacer alguna. Os explico bajo cómo lo hizo Fernando, pero no es tan fácil como parece.

Como Fernando tiene un blog, Los bocadillos de Fernando y algo más, le voy a dar la sorpresa y voy a publicar esta entrada en su blog sin que se entere. Para eso me ha dado la clave. ¿Qué os parece?, se va a alegrar y a ver si así lo animo a seguir publicando sus bocadillos que ya hace tiempo que no nos regala uno.

Gracias Fernando por tu amistad incondicional y por compartir conmigo esta receta y los maravillosos borreguets. Esto hay que repetirlo con más tiempo.

No espero que os gusten, espero que os requetegusten.


Ingredientes

- 180 ml de aceite de girasol
- 275 ml de agua mineral
- 10 g de sal
- 4 g de azúcar
- 700 g de harina floja (Tipo 00)
- 60 g de levadura fresca
- 150 g de masa madre (opcional, ver notas)
- 3 cucharadas de anís en grano “llavoretes”
* sal gorda o escamas de sal si queremos hacer “saladitos”



Preparación de la masa en panificadora de Lidl

- Poner los ingredientes (menos los anises) en la cubeta, según el orden indicado.

- Pulsar el programa 5, expreso. Cuando pite, añadir los anises (llavoretes) y dejar la máquina amasando hasta que se integren bien en la masa.

- Sacar la masa de la cubeta y ponerla en un bol untado con aceite. Tapar con papel film y dejar leudar hasta que doble el volumen. Una hora más o menos.

- Desgasificar un poco la masa.

- Formar las rosquilletas y los borreguets y colocarlos sobre la placa de horno.


Preparación de la masa en TMX

- Poner el agua en el vaso y calentar 1 minuto, 37º, velocidad 1. Añadir la levadura y dejar reposar 15 minutos.

- Agregar el aceite de oliva, la harina, la masa madre, la sal y el azúcar. Mezclar 3 segundos, velocidad 6.

- Añadir, y los anises o llavoretes. Amasar 2 minutos, velocidad espiga.

- Sacar la masa del vaso y ponerla en un bol untado con aceite. Tapar con papel film y dejar leudar hasta que doble el volumen. Una hora más o menos.

- Desgasificar un poco la masa.

- Formar las rosquilletas y los borreguets y colocarlos sobre la placa de horno cubierta con papel sulfurizado.

- Precalentar el horno a 150º.


Preparación tradicional

- En un recipiente incorporar la harina, formar un agujero en el centro.

- Añadir el aceite de oliva, la sal y el azúcar. Añadir los anises o llavoretes.

- Amasar muy bien, hasta conseguir una masa elástica. Aplastar la bola de masa y desmenuzar la levadura encima. Amasar de nuevo hasta que esté bien integrada.

- Poner la masa en un bol untado con aceite. Tapar con papel film y dejar leudar hasta que doble el volumen. Una hora más o menos.

- Desgasificar un poco la masa.

- Formar las rosquilletas y los borreguets y colocarlos sobre la placa de horno cubierta con papel sulfurizado.

- Precalentar el horno a 150º.

Formado de las rosquilletas

- Formar cilindros muy finos de 5 g de masa o más, según el tamaño que deseemos obtener. La masa no se tiene que encoger. Si lo hace es porque la harina no es floja. El largo y grosor es a gusto de cada uno. Dejar fermentar. 

- Si queremos hacer “saladitos”, es decir, rosquilletas con sal en la superficie, mojaremos la superficie con agua pero con cuidado y espolvorearemos la sal por encima.


Formado de los borreguets en forma de flor

- Pesar 20 g de masa, aplanar bien con las manos formando una tira ancha y no muy larga pero que quede igual por todos los lados. Hacer cortes juntos y casi hasta el final (como si fueran los dientes de un peine). Enrollar la masa por la base cuidando que los cortes se vayan enrollando también pero sin pegarse. Debe quedar la forma que veis en la foto.´


Horneado

- Hornear a 150º, calor arriba y abajo, sin ventilador. No os pongo tiempo porque ya sabéis que cada horno es un mundo y también dependerá del grosor de las rosquilletas. Lo que sí que os digo es que necesitan temperatura baja y controlar hasta ver que están doradas pero no en exceso. Lo importante es que no se queme la base y que no queden blandas, sino crujientes. Si sacáis una y no está crujiente, horneáis unos minutos más.

Nota:

- Si no tenéis masa madre, podéis hacer una rápida. Pinchad aquí y veréis una masa madre rápida que podéis añadir a la masa. Como no lo he puesto en práctica, es mejor que hagáis el doble de cantidad para obtener los 150 g que se necesitan en esta receta y si os sobra os sirve para un pan.

Bon profit!

Hace un tiempo, publiqué unas rosquilletas, las únicas que había hasta ahora en el blog. No sabia tanto de masas, ni de fotos, pero recuerdo que estaban buenas. 

Os dejo la receta de las Rosquilletas con pimentón de la Vera.


Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

18 comentarios:

  1. Marisa qué ricas!! No las conozco y si los picos y colines son un vicio para mí , imagino estas rosquilletas lo ricas que estarán!! me legro que animes a Fernando que hace mucho que no publica uno de sus bocatas tan ricos y buenos. Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Marisa vengo del blog de Fernando, eres la monda dando sorpresas, eso solo lo hace una buen amigo como tú.

    De la receta que te voy a decir?, que deberían nombrarte embajadora de la gastronomía tradicional Valenciana, no conozco a nadie que la defienda y que le de la vida y repercusión que tu le das en tu blog.

    Felicidades por esta receta, me encantan los dos formatos.

    Bss.

    ResponderEliminar
  3. ufff madre que ricas!! esto es comenzar a picar y no parar!! te han quedado perfectas!

    ResponderEliminar
  4. Que suerte tienes tener amigos con esos conocimientos, ya tu tienes y muchos y encima tienes gente a tu lado que controla, madre de dios es que tanto las rosquillas como los palitos tienen que estar para rebañar a cachitos, que bien tehan quedado, eres la reina de las masas...Bess

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima !!!
    Ya de vuelta a la normalidad, vengo a comerme todas tus rosquilletas jaja, bueno y tampoco dejo atrás los borreguets. Sólo el nombre ya me encanta, y claro que son un vicio, si no necesitan acompañamiento. Por si solos, ya tienen suficiente personalidad, para conformar un picoteo estupendo.
    Sorpresón precioso para tu amigo Fernando. Y si, ya que tenemos la suerte de encontrar buenos amigos por el camino, hay que cuidarlos ¿verdad?
    Me ha llamado la atención eso que has dicho de comer por la calle, cuando estuve estudiando en Inglaterra, allí también era harto común, sólo lo hice una vez con un kebab y me sentí tan raraaa jaja, lo que son las costumbres.
    Bueno, amiga, no me enrollo más, que por mí puedes hacer kilos y kilos que siempre me parecen pocas, me encantan.
    Besotes gordos mi niña, feliz día.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué buena receta Marisa! Yo no conocía las rosquilletas valencianas y por es me gusta tanto el mundo bloger, porque es como tener una ventana abierta a todos los rincones del mundo y disfrutar con lo que se cuece en las cocinas de todos y cada uno.

    Espero que a tu amigo Fernando le haya gustado esta sorpresa y que se anime a seguir publicando en su blog

    ¡Feliz y dulce día!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  7. Que buen comienzo con la rutina!! y tú para que se nos haga menos dura nos traes un pan que se sale mucho de lo rutinario!!! jajaja, vamos, una maravilla de las tantas que hacen tus manos!! esto no necesita acompañamiento, por si solas son un bocado exquisito!! y los borreguets son la mar de bonitos y con una pintaaaa...Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Qué buenas!!! No conocía los borreguets, ahora ya no tengo excusa
    Besets

    ResponderEliminar
  9. Qué ricas!! Ahora venían de miedo, esta hora es muy mala. Seguro que le gustan a Fernando y le animan. Espero que hayas disfrutado la Semana Santa. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  10. Seguro que me encantan las Rosquilletas!!! Para mi con anís tambien por favor!!! Las borreguetes parecen fáciles tal y como las cuentas pero estoy segura que no lo es como tu bien dices jajaja habrá que hacerlas para comprobarlo!! Por cierto en la prepa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marisaaaaa !!!
      jooo que si las conozco....y que ricas que están
      vamos que me he tenido que levantar a tomar un par de ellas, y no es broma...de las ganas que me han dado
      de comerlas al verlas...
      que ricassss... y las borreguets...que graciosas ....
      espero que tu amigo se haya puesto muy contento con el detalle...
      yo las hago muy amenudo pues te picas como con las pipas
      es un bocado al cual le coges un vicio...jjjj
      me gustan mucho.... te han quedado divinas tanto las rosquilletas como las borreguets
      un besazooooo enormeeeeee preciosa
      que tengas una feliz semanaaaaa

      Eliminar
  11. Marisa me han encantado las dos cosas que nos has enseñado, las rosquilletas y los borreguets, ahora entraré en el blog de tu amigo Fernando, vaya suerte que tienes con amigos así.
    besos,

    ResponderEliminar
  12. Cuanta razón tienes con lo de las rosquilletas que nos acompañan a cualquier parte y lo de ir comiendo por la calle ;-)

    Por cierto, me has creado otra necesidad: ¡probar els borreguets!

    B7ssss

    ResponderEliminar
  13. Imagino la cara de Fernando cuando haya visto que han entrado a su casa sin avisar jajajaj. Si es que eso es lo que pasa cuando le dejas las llaves a las amigas... bueno, al menos le has dejado el trabajo hecho!!. Si es que... lo que no se te ocurra a ti jajaja.
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  14. Marisa yo no las conocía, y me parece una receta deliciosa y te han quedado de rechupete.
    Me gusta el nombre rosquilletas lo peor es que empiezas a comer y no paras
    Ahora voy a entrar en el blog de Fernando
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  15. loved the shaped bread,looks interesting and beautifully made as well :)

    ResponderEliminar
  16. Vaya¡¡¡ Marisa no había visto nunca Els Borreguets, pero me parecen de lo más acertado. Lo cierto es que esta masa se deja hacer casi cualquier cosa, pues es muy fácil de manejar. Tal y como hice en mi blog, cuando las publiqué enseguida me quede con ganas de hacer más y más tandas. Están riquísimas y a ti te han quedado super chulas. Enhorabuena. Un beso¡¡¡

    ResponderEliminar
  17. Que rica para picoteo y con un buen trozo de queso un casamiento perfecto guapa.Bssss

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.