Acquacotta umbra


La acquacotta es un un antiguo plato campesino que pertenece a la tradición rural de la región de Umbría en Italia. Se solía consumir por los campesinos en el desayuno, antes de ir a los campos. Es una receta hecha simplemente con pan y tomate. Forma parte de las recetas cotidianas de la región. Es un plato bien rico realizado con materias primas pobres.

Con esta receta participo en el reto de Cocina regional Italiana de mi amiga Margot, El cajón desastre de Maggie. Si queréis ver todas las recetas saladas pinchad aquí y las dulces las encontraréis, aquí mañana.

He tenido que modificar las cantidades de la receta original y la he adaptado a la TMX. La receta que nos envió Margot no llevaba entre sus ingredientes caldo, pero lo he visto en otras recetas por internet. Mientras estaba cocinando, he comprobado que era imprescindible añadirlo porque se quedaba demasiado seco.

Para mí, la originalidad de esta receta está en el pan tostado colocado en la base y que la mezcla de tomate y cebolla no es líquida, sino espesa. Mi hijo me ha pedido que le añadiera cayena y creo que no le va mal. No le he puesto la menta porque en casa no hubiera gustado, pero creo que le añadirá un toque especial.

Espero que os guste.




Ingredientes (2 personas)

- 600 g de tomate pelado y sin semillas
- 300 g de cebolla
- rebanadas de pan casero tostado
- 15 g de aceite de oliva virgen extra más el necesario para rociar el pan
- 150 g de caldo de verduras
- 60 g de parmesano rallado
- hojas de menta (no le he puesto)
- sal y pimienta

Preparación en TMX

- Lavar y pelar los tomates quitándoles las semillas.

- Pelar las cebollas y cortar en trozos.

- Poner en el vaso la cebolla y el aceite. Programar, 3 segundos, velocidad 5. Bajar los restos de las paredes del vaso. Programar, 5 minutos, varoma y velocidad 1.

- Añadir el tomate, la menta y la sal. Yo además he añadido el caldo de verduras. Programar, 30 minutos, varoma, giro a la izquierda, velocidad 1. Comprobar si la cebolla está cocida y no queda dura, pero sobre todo comprobar durante la cocción que no quede demasiado seca la mezcla o se pegue al vaso. Yo he añadido, 10 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad 1.

- Cortar las rodajas de pan por la mitad (lo he puesto tostado). Ponerlas en los platos. Rociar con aceite de oliva, sal y pimienta.

- Verter por encima la salsa de tomate y espolvorear con el queso rallado.

- Servirla bien caliente decorada con hojas de menta (si os gusta) y pan tostado.


Preparación tradicional

- Lavar y pelar los tomates quitándoles las semillas.

- Pelar las cebollas y cortar en rodajas finas.

- Poner en una cacerola el tomate cortado en trozos y la cebolla. Añadir la menta y la sal. Yo además he añadido el caldo de verduras.

- Cocer a fuego lento unos 30. Comprobar si la cebolla está cocida y no queda dura, pero sobre todo comprobar durante la cocción que no quede demasiado seca la mezcla o se pegue.

- Cortar las rodajas de pan por la mitad (lo he puesto tostado). Ponerlas en los platos. Rociar con aceite de oliva, sal y pimienta.

- Verter por encima la salsa de tomate y espolvorear con el queso rallado.

- Servirla bien caliente decorada con hojas de menta (si os gusta) y pan tostado.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

24 comentarios:

  1. No conocía esta receta, y mira que me gusta la cocina italiana. La tengo que probar en casa que os ha quedado con una pinta estupenda. Un beso!

    www.laurillafondant.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. No conocía esta receta, pero tiene una pinta deliciosa!! me he quedado con muchas ganas de probarla, así que tomo nota, besotes

    Elena

    ResponderEliminar
  3. Marisa eres la wikipedia de la blogosfera, con tus recetas y participaciones en retos nos enseñas recetas de los variopintas.

    Lo que más me alucina de las recetas regionales e internacionales es la semejanza que hay entre ellas.

    Esta mismamente me ha recordado mucho al pan con tomate ( catalán), pan boli ( mallorquin), mismos productos, diferente presentación y cocinado, pero al final son lo mismo.

    Felicidades amiga, una receta para probarla.

    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Que delicia Marisa, me hubiera encantado hacer este plato pero la falta de tiempo me hace decidirme por uno de los dos y me decidí por el dulce que saldrá mañana.
    De todos modos todos estos me los guardo porque me encantan y los haré seguro.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  5. Que curiosa esta receta...es como una sopa de tomate que hacía mi madre pero mas seca... debe estar muy rica! Bs.

    ResponderEliminar
  6. No dejas de enseñarnos cosas ricas Marisa. Nos llevas de la mano a recorrer diferentes cocinas y yo encantada!!!. Me falta probarlo todo, pero ya lo haré poco a poco.
    Un besico

    ResponderEliminar
  7. Marisa te ha quedado fantastico! Lo mejor de esto es que cada una le da su toque, mola! Gracias por participar guapa, te veo en próximos! Un besito

    ResponderEliminar
  8. Nunca había oido hablar de este plato, y es que últimamente, Marisa, me llevas un ritmo que sólo haces que descubrirme cosas ;-)


    B7ssss

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa. Nos preparas unas recetas de las que nunca había oído hablar y más si son de cocina no de la nuestra jj. Obviamente este plato no lo he probado, tiene un nombre ya de por sí, llamativo, como todo lo italiano jj, y leyendo como lo has hecho y viendo la foto estoy seguro que tiene que estar muy rico. La verdad es que no es complicado de hacer y si le has hecho caso a tu hijo dándole un toque picante con la cayena creo que el resultado aún debe mejorar más. Un plato estupendo y por supuesto muy de aprovechamiento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. No conocía este plato y la verdad, tiene una pinta de lujo! Con lo que lleva seguro que me encantaría. Besitos

    ResponderEliminar
  11. Qué buena Marisa!! Todas las versiones que he visto me encantan, ésta es deliciosa!!Un beso

    ResponderEliminar
  12. Qué receta tan rica y tan sanona,precioso el nombre, la pinta no puede ser mejor!!! me gusta como aperitivo!!! la haré. gracias Marisina, bss

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía, pero tiene una pinta que él solo delata lo bueno que tiene que estar. Me ha gustado mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Yo no la conozco pero por los ingredientes y con estos fríos un platito seguro que me como pero muy a gusto Marisa.Bssss y buenos días.

    ResponderEliminar
  15. Imposible conocer estas recetas, pero gracias por enseñarnos parte de la cultura y tradicion culinaria de otras partes del mundo. Un plato pobre pero sano y rico seguro que si.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  16. Pues te ha quedado un plato muy sabrosa y muy saludable! Me entran ganas de probarlo en casa! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Te ha quedado maravilloso el plato aunque no lo conocía, menuda hermosura y que sabroso estaría, y que historia tienen detrás, la verdad es que gusta más si cabe.....Bess

    ResponderEliminar
  18. Hola Marisa, te ha quedado deliciosa. Yo también le hice algún cambio, no le puse menta y la dejé muy espesa, entonces la pude comer casi como una PIZZETA, qué rico! Es verdad que el pan tostado le da una textura agradable.
    Es que somos las locas de los panes, ja, ja, ja...
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Marisa , que receta mas estupenda , te quedo niquelada
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  20. flavorful one,nice recipe dear :)

    ResponderEliminar
  21. Mmmm te ha quedado genial. qué apetecible!! Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Pues realmente con uos ingredientes bien sencillos parece quedar un plato apetecible
    Muas

    ResponderEliminar
  23. Un plato sencillo y delicioso. Coincido con tu hijo, la cayena le tiene que dar ese punto picanta perfecto. Un abrazo y feliz fin de semana, Clara.

    ResponderEliminar
  24. Me encanta por lo sencillo y el puntito picante,
    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.