Cassola d’arròs al forn de mi familia


Esta receta la reedito de nuevo porque he descubierto hoy que ha desaparecido del índice de recetas y como es la receta salada más importante de mi recetario familiar y de mi cocina, no puede faltar. Ya que la hice ayer, aquí os la traigo con nuevas fotos. Mirad qué pinta. 

Fue la primera receta que escribí en el blog y después la volví a publicar para presentarla en un concurso. Ninguna de las dos, estaba en el índice y claro, me he puesto manos a la obra y las he vuelto a publicar. Como muchos no me seguís desde el principio, me alegra volveros a presentar mi preciado Arrós al forn. Este arroz es muy típico en la Comunidad Valenciana y varía un poco, según las zonas. Esta receta es la que se ha hecho toda la vida en casa de mi madre, de mi abuela... yo lo preparo desde hace muchos años.

Adapté la receta a la Tmx para ver qué tal y la verdad es que me evito ensuciar la cocina y me sale muy bueno, pero lo suyo, es hacerlo de la forma tradicional como el que veis en las fotos y que preparé ayer.

Soy de Ontinyent (Onteniente), un pueblo del sur de la provincia de Valencia, capital de comarca de la Vall d'Albaida, también llamada, la Vall Blanca. Aunque salí de allí con diecisiete años para venirme a estudiar a Valencia y me quedé, me siento de allí y no podría ser yo sin mis recuerdos de la infancia. De esa época un recuerdo muy especial, es el del olor de la "Cassola" (se llama así porque se cuece en una cazuela de barro), así es como allí se llama al arroz al horno. Allí tiene el sabor especial que le da la no menos famosa morcilla de cebolla, "botifarra de ceba", que es deliciosa. Yo no puedo hacerlo con morcillas de aquí de Valencia, no me sabe igual. Recuerdo a las mujeres llevar la "cassola" a cocer al horno (En Valencia a las panaderías las llamamos "horno" "forn") del barrio antiguo La Vila, haciendo equilibrios por la calle para que no se vertiera el caldo y el olor a pan recién hecho.

Cuando empecé a vivir sola con sólo 19 años, empecé a hacerla sin preguntar, porque había visto mil veces a mi tía Carmen y a mi madre prepararla, pero el truco que mi madre me dio, no falla y os lo añado al final. Probadla, es una delicia. Y si queréis comprar las morcillas, mirad los enlaces que os añado al final.

Dedicada a mi madre, como su Cassola, no hay otra.

Nieves, La cajita de NievesElena, ha horneado este arroz que tanto significa para mí y le ha gustado mucho. Tanto, como alegría me ha dado a mí. Gracias guapa. Os dejo la foto al final.


Ingredientes 3 raciones

- 2 patatas medianas
- 25 g de aceite de oliva virgen extra
- 1 cabeza de ajos
- 2 tomates (uno cortado por la mitad para colocar en la superficie)
- 1/2 pimiento rojo
- sal al gusto
- azafrán en hebra
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- 100 gramos de costillas de cerdo
- 100 gramos de panceta
- 1 o 2 morcillas de Ontinyent frescas u oreadas, no secas
- 2 o 3 longanizas de Ontinyent (opcional)
- 500 g de caldo de pollo
- 2 puñados de garbanzos cocidos
- 300 g de arroz redondo
- colorante (opcional, yo no le pongo siempre)


Preparación en TMX

- Preparar un caldo de pollo y cocer al mismo tiempo los garbanzos puestos a remojo la noche anterior (se puede preparar con antelación). Reservar.

- Sofreír las patatas en una sartén. Reservar.

- Pesar el arroz y reservar en el cestillo.

- Añadir 1 tomate pelado y cortado y el pimiento. Trocear, 3 segundos, velocidad 4. Con la espátula, bajar los restos de verduras de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas. Reservar para su posterior utilización.

- Sofreír los ajos en el aceite, 3 minutos, 90º, velocidad 1.

- Poner la mariposa. Sofreír las costillas de cerdo y la panceta durante, 10 minutos 100º, velocidad 1, giro a la izquierda.

- Cuando falten 5 minutos, añadir el tomate y el pimiento.

- Quitar la mariposa. Añadir las hebras de azafrán y el pimentón dulce. Salar a gusto. Añadir el caldo de pollo una vez pesado y cocer 20 minutos, varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda.

- Precalentar el horno a 200º, pero si vamos a utilizar una cazuela de barro, mejor a 230º-250º (ver nota).

- En una cazuela de barro, porcelana, o cristal apto para horno, colocar el arroz bien repartido. Lo tradicional es hacerlo en un recipiente de barro "cassola", tal y como veis en la foto.

- Repartir por encima la carne, los garbanzos, la morcilla o morcillas y las patatas. Medir el caldo por si al cocer ha disminuido y tenemos que añadir un poco más (seguir el truco que pongo al final ). El caldo siempre tiene que estar caliente. Salar y probar para comprobar si está a nuestro gusto.

- Cocer en el horno a 200º, media hora, dependerá del tipo de horno. Si se utiliza una cazuela de barro, tarda más tiempo. Id observando la cocción y si se dora mucho por arriba, cubrid con papel de aluminio o bajad un poco la temperatura.

- Dejar reposar 5 minutos, emplatar y a disfrutar.


Preparación tradicional

- Preparar un caldo de pollo y cocer al mismo tiempo los garbanzos puestos a remojo la noche anterior.

- Sofreír las patatas en una sartén hasta que estén doradas. Reservar.

- Pesar el arroz y reservar.

- Precalentar el horno a 200º, pero si vamos a utilizar una cazuela de barro, mejor a 230º-250º (ver nota).

- Picar el tomate y el pimiento. Reservar.

- Sofreír los ajos en el aceite (necesitaremos un poco más de aceite que con la TMX).

- Sofreír las costillas de cerdo y la panceta hasta que estén bien dorados. Reservar sobre papel de cocina.

- Reducir la cantidad de aceite y sofreír el tomate y el pimiento reservados.

- Añadir las hebras de azafrán y el pimentón dulce, cuidando que no se queme. Añadir el arroz y sofreírlo en la mezcla dándole vueltas con una cuchara de madera.

- El resto, como en el modo TMX.

Notas importantes:

- Este arroz tiene que quedar seco, sin nada de caldo. Yo tengo un truco que es multiplicar la cantidad de arroz por 2 y restarle 100 y el resultado es la cantidad de caldo o agua. Me explico: 300 g de arroz por 2 = 600 - 100= 500 de agua o caldo. Me lo copié de mi madre y funciona.

- Si utilizamos una cazuela de barro, es mejor al principio poner el horno a 230º-250º hasta que el barro haya transmitido bien el calor y el caldo empiece a hervir.

Bon profit!

Más información.

Venta de embutidos on-line (no tengo comisión ninguna, os pongo varios enlaces que considero que son de calidad y que he encontrado en internet)

http://embotitsontinyent.es
http://www.alforins.com/vinos/art.php?ref=EMB008
http://www.carniceriadonat.es/

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

23 comentarios:

  1. Este es un arroz que en casa nos gusta a todos y lo hago a menudo, me encanta cómo te ha quedado! Delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Nunca hice un arroz así Marisa!! que pintaza tiene, lo haría encantada pero los ingredientes aquí seguro que es dificil conseguirlos. lo bueno de estas recetas de tradición familiar es no variarlas y hacerlas tal cual para poder captar bien los sabores, te ha quedado maravilloso...Bess

    ResponderEliminar
  3. Marisa que pasada, este arroz es calórico a tope, pero la verdad que tiene una pinta espectacular y con el cariño que pones en la receta seguro que rico esta y mucho. Estas son las mejores recetas las que además de ricas tienen una historia importante detrás.
    bss.

    ResponderEliminar
  4. Ummmm, no sabes cómo me iba relamiendo mientras leía la receta. Ya he visto este arroz en varios blogs, y cada uno añade la esencia de su familia, porque por lo que veo son siempre recetas familiares, que salen tan buenas que no hay que mover ni una coma para tener el mismo resultado.
    Delicioso, mi querida Marisa. No es para hacerlo todos los días, pero no te digo yo que algún día me líe la manta a la cabeza y lo acompañe de una buena pieza de pan pataqueta :)
    Besotes gordos mi niña, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  5. Como siempre me a gustado mucho tu post Marisa y prueba de ello esta deliciosa receta.Bsssss

    ResponderEliminar
  6. Qué delicia de arroz. Lo probé una vez u desde entonces, de vez en cuando, nos damos u gusto porque es una delicia. Un plato para hacerlo a la familia un buen día de reunión. Me quedo con el truco de las medidas que es estupendo para no equivocarnos.Mil gracias por compartir los recuerdos de tu niñez y esta estupenda receta!! Un beso

    ResponderEliminar
  7. Qué rica receta!!! Te ha quedado estupenda, me gustaría prepararla en breve, se ve tan apetecible, que se me ha antojado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Con lo que en casa gusta el arroz, éste con ese acompañamiento se lo van a comer sin piar!! Y con tu truco para calcular el arroz y el caldo lo tengo la mar de fácil. Gracias. Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
  9. mmmmmmm! menudo arrocico te ha quedado guapa! Qué buenos los arroces al horno. Aquí en Elche, es la costra la que más se hace, aunque el tuyo también. Y las fotos chulisimas.

    Un besico!

    ResponderEliminar
  10. Platazo de lujo Marisa, estoy apuntando ahora mismo lo que me falta en la despensa para hacerlo este mismo finde que tengo invitados a comer, seguro que triunfoooo!!!! ya te contaré ;-)
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  11. Realmente rico Marisa, a estas horas me comía la "tortera" entera, a ver cuando me preparas uno para que mi familia te haga la ola :)
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Pues yo te agradezco que la hayas incluido de nuevo porque no la había visto . Menuda pintaza que tiene Marisa . Me voy a volver a leer la receta con detenimiento .
    Besinos guapa.

    ResponderEliminar
  13. Uau potente, completo, lo tiene todo y de todo este arroz y pecado no lo he comido nunca
    Muas

    ResponderEliminar
  14. Anda que no esta buena,cada cucharada de este arroz vale por dos!! ...eso si, como bien dices,el embutido tiene que ser de Ontinyent..el millor del mon!
    Besets.

    ResponderEliminar
  15. Marisa. que plato , espectacular , lo estuve mirando un gran rato , que apetecible
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  16. Sería una gran pérdida la falta de esta receta en tu blog Marisa, ya que los sabores de nuestra infancia, nos marcan de por vida. El arroz se ve fabuloso, y viniendo de una valenciana, la receta es un tesoro. Nunca lo he preparado, y me dan miedo este tipo de platos tan tradicionales, pero te aseguro que viendo esta maravilla y leyendo tus explicaciones, dan ganas de ponerse por la receta de inmediato.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  17. Pero que pintaza, Marisa, encima en horno, las ganas que tengo yo de arreglar el mio, para hacer ricos platos como este, es un lujo tener un horno; seguro que en horno de piedra sale de lujo, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  18. Pues me ha encantado que tengas tu también esta receta tan significativa y tradicional en la Comunidad Valenciana. Mira que yo no soy de grasas, pero en este caso me puede más la tradición y los sabores de recuerdos que lo que tengo en el plato. Así que en mi casa tampoco falla, y se hace a menudo. Tengo que felicitarte el punto de arroz que te ha salido clavado. En cuanto a las morcillas, en Mercadona venden las morcillas de cebolla de Ontinyent. Las has visto?. Por cierto, el truqui de este arroz como bien has explicado es sofreirlo y darle mucha caña al horno al principio. Desconocía el truqui del agua, así que muchas gracias por compartirlo. Un beso guapa y feliz semana¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Una receta "heredada" maravillosa! Personalmente son las que más me gustan... Gracias por compartirla!
    Tiene una pinta espectacular! Y el sabor ha de ser excelente!
    Besos y feliz domingo!

    ResponderEliminar
  20. Pues como lo prometido es deuda aquí vengo con tu platazo que nos encantó y que ya forma parte de mi recetario habitual, te invito a que lo cates ;-)
    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/2014/12/cassola-darros-al-forn-de-marisa.html
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow, menuda alegría. Genial. Añado la foto y enlace en la entrada. Me ha hecho muy feliz. Gracias, Nieves.

      Eliminar
  21. Aaaaiiiiinssss que ahora me he emocionado yooo, no había visto mi foto aquí, la verdad es todo un honor tener una foto mía en tu blog te lo digo de corazón, mil gracias por todo y por supuesto por la receta.
    Un fuerte abrazooo!!
    Nieves

    ResponderEliminar
  22. Hola Marisa, hay que ver la que he liado con el arroz al horno, solo por ponerle choricito...jajaja. Bueno, pues después de leer otra vez el tuyo, me he dado cuenta que tampoco he hecho muchas cosas mal... he seguido los mismos pasos que tu y que Bego, solo que he sustituido las longanizas por chorizo...que por cierto le daban un saborcito estupendo...la verdad es que no me acordé de que tu tenías uno, hablando con Bego en facebook me sugirió que mirara el suyo y eso hice, ademas de muchas otras recetas de la web, bien cierto que lo del chorizo ha sido cosa mia, pero porque lo había visto en muchas recetas.. A nosotros nos encantó y mis comensales disfrutaron mucho, para mi eso es lo mas importante. Un besito guapa.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.