Bollos con sabor a pan de siempre, sin amasado


Desde ayer tenía planificado hornear este pan, pero entre unas cosas y otras, fue pasando la mañana y decidí dejarlo para hoy porque si quieres que un pan te salga bien, necesitas tiempo, paciencia, cariño y pocas interrupciones.

Este pan es tal vez, uno de los más tiernos y esponjosos de los que he hecho. Algunos no han visto la luz porque quiero mejorarlos, pero hoy he querido demostraros que los ingredientes más importantes son los que he mencionado: tiempo, paciencia, cariño y pocas interrupciones. 

Lo digo porque en estos bollos no he utilizado ni harina de fuerza, ni sal (ninguno de mis panes la llevan), ni masa madre y no he amasado. Por otro lado, la masa pegajosa no sólo se ha podido formar, sino que ha facilitado que el pan quedara esponjoso y con la miga alveolada y ligera; la corteza fina pero crujiente. No puedo pedir más, ¿verdad?. Un pan con sabor a pan de siempre.

Es uno de los panes en los que creo que no vale la pena utilizar la TMX. Al ser la masa tan blanda y pegajosa y no tener que amasar, casi es más complicado sacarla del vaso que mezclar bien los ingredientes en un bol. 

Espero seguir mejorando y que os sirva mi experiencia al igual que a mí me sirve la de los demás.

Con esta misma masa y procedimiento, hice ese mismo día esta Hogaza de pan con pimientos asados. Parecía una receta diferente y estaba de lo más buena también.

Hoy 15 de febrero de 2014, he tenido la sorpresa y la alegría al ver que una gran bloguera y persona, con un blog de gran éxito, ha horneado su primer pan y ha elegido estos bollos. Julia, del blog, Julia y sus recetas. Me encanta colgar fotos de recetas mías publicadas en otros blogs, pero en esta ocasión, aún más porque para Julia es su primer pan. Le ha quedado precioso. abajo tenéis la foto.

También mi amiga Pilar, del blog Y a la Luna se le ve el ombligo los ha horneado. Tenéis la foto también al final. Ella ya ha experimentado alguna más de mis recetas de pan. También le han quedado muy bonitos. Gracias a las dos.


Ingredientes (4 bollos)

- 400 g de harina de repostería
- 1 cucharadita bien llena de sal (no le he puesto)
- 12 g de levadura fresca de panadero
- 300 ml de agua mineral tibia

Preparación en TMX

- Poner en el vaso el agua y programar, 1 minuto, 37º, velocidad 1. 

- Añadir la harina y la levadura. Programar, 6 segundos, velocidad 6. La masa queda muy blanda. Nos espolvoreamos las manos con harina y con cuidado la vamos sacando del vaso y la ponemos en un bol untado con aceite. Costará un poco.

- Una vez hecho esto, espolvorear la masa con un poco de harina y cubrir el bol con papel film o un paño. Dejar leudar 1 hora y media.


- Una vez pasado el tiempo, la masa habrá doblado su volumen. Espolvorear bien con harina la superficie de trabajo y colocar la masa encima. Estará muy esponjosa, es normal, pero no se manejará fácilmente y nos tendremos que enharinar las manos un poco.

- Espolvorear la masa de nuevo con un poco de harina y pesarla y dividirla en cuatro piezas de 120 g cada una (o a vuestro gusto). 

- Bolear y dejar que reposen tapadas durante 10 minutos. 

- Dar forma a los bollos metiendo los bordes hacia el centro de la masa, dar la vuelta y bolear apretando con el dedo pulgar para dar forma. 

- Colocarlos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o en una placa perforada especial para hornear pan. Deben estar separados entre ellos. Dejar levar una media hora.

- Es el momento de espolvorearlos con harina tamizada y hacer unas incisiones en forma de cruz con unas tijeras de cocina.

- Precalentar el horno a 230º. 

- Meter la bandeja en el horno, calor sólo abajo y poniendo un recipiente con agua para producir vapor.

- A los 10 minutos, abrir el horno para que salga todo el vapor, sacar el recipiente con agua y poner calor arriba-abajo.

-Hornear 10 minutos más hasta que estén bien dorados. Ir observando si hay que bajar un poco la temperatura.

- Dejar enfriar sobre una rejilla.


Preparación tradicional

- En un bol grande, diluir la levadura fresca en el agua tibia. Verter encima la harina y la sal. Con la ayuda de una cuchara de madera, mezclar todos los ingredientes hasta que se integren bien.

- La masa queda muy blanda. Nos espolvoreamos las manos con harina y con cuidado la ponemos en un recipiente untado con aceite.

- Una vez hecho esto, espolvorear la masa con un poco de harina y cubrir el bol con papel film o un paño. Dejar leudar 1 hora y media.

- El resto, como en la preparación en TMX.

Bon profit!


bollos leudados 

Bollos de Julia 


Bollos de Pilar 

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

25 comentarios:

  1. Que quieres que te diga, ME ENCANTANNNNNNNNNNNNN, son parecidos a la masa de mi pan facil con batidora, asi que entiendo que el sabor sea como el pan de antes. Lo guardo en pendientes. Graciassssssssssssss. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  2. Desde luego tiene una pinta alucinante! Nunca diría que son tan fáciles!

    ResponderEliminar
  3. Vine corriendo cuando los vi en face!! Están deliciosos!! Si eres una experta en pan!!
    Un besote guapi

    ResponderEliminar
  4. Querida Marisa, como a tí, me gusta amasar el pan a mano, en un bol amplio, con tranquilidad, paciencia y cariño y dándole su tiempo. !!ojo!! me ha costado un montón entender que el pan tiene vida propia, jajaja. Me gusta muchísimo como siempre tu receta, bsss

    ResponderEliminar
  5. Te quedaron geniales, me gustan lo rusticos que te quedaron.Buenas nocges querida Marisa.

    ResponderEliminar
  6. Madre de dios son un escandalo Marisa ii vaya miga que tienen y que cortecita estan para mi gusto perfectos.......Besss

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué ricos Marisa! Tu casa tiene que oler ¡a gloria! Besos

    ResponderEliminar
  8. Te quedaron espectaculares y seguro que estan muy ricos.Yo no tengo tiempo para el pan pero me gusta mucho el hecho en casa.besinos desde Asturias

    ResponderEliminar
  9. sabor a pan de siempre, ¨Si!! bien!! jajaj me encanta. Un besuco

    ResponderEliminar
  10. Que panecillos mas bonitos te han quedado, así que sin amasar ni nada, ¡como me gustan! Besicos.

    ResponderEliminar
  11. buenas Marisa !!!
    uhmmmmm hasta aquí me llega la olorcita a pan recien horneado
    me gusta cocinar pan y sobre todo comerlo
    una receta bien facilita y como bien dices no es necesario pringar la thermomix
    que cuesta mas trabajo limpiarla que preparar la masa
    me ha encantado estos panecillos que me llevo con mucho gusto
    besosssss y feliz fin de semana !!!

    ResponderEliminar
  12. En serio? Sin amasado y con harina floja? Impresionante.

    ResponderEliminar
  13. Una delicia Marisa, se ve fácil... pero un poco pringosa no? claro que si no hay que amasar! La miga está perfecta y la corteza bien dorada, como a mi me gustan.
    Estupendo tu pan como siempre. Un besico

    ResponderEliminar
  14. Te han quedado de 10 estos panes Marisa. Este tipo de masas más pegajosas al principio acaban dando unos panes excelentes, pero no hay que caer en la trampa de añadir más harina porque nos quedarían piedras.
    Dan ganas de coger uno, puedo?
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. tienen una pinta fantástica, lo mismo me animo y los hago, tengo un reto en el que tengo que hacer pan casero y este me ha gustado mucho. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  16. Que maravilla Marisa, sigue experimentando hija, que esto es un gustazo! Yo de momento me llevo la receta, porque me han encantado...cuando la mejores la cambio.
    Un saco de bicos y buen finde

    ResponderEliminar
  17. Hay veces que creo en la coincidencias :) Hoy he hecho un pan exactamente igual a estos. No he dividido la masa, sólo en una pieza......pero al verlos, he pensado: si es igual.....y al ver la receta, he constatado que era la misma :)....bueno, le tuve que añadir un poco más de harina para que se dejase gobernar.
    Ni foto he hecho, porque ha sido devorado el momento y en caliente.
    Así que sí, doy fe que este pan está escandalosamente bueno.
    ¿qué casualidad, verdad? ayyyy, mi querida Marisa, qué cosas tiene la vida.
    Espero que estés buena del todo, libre de virus y fiebres y puedas disfrutar de este finde.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
  18. no solo son bonitos que se ve que son tiernos y ricos,debes estar muy orgullosa,yo es que a los que hacéis pan os tengo un respeto increible por que me parece algo dificil y de paciencia,en fin,será todo ponerse....besos

    ResponderEliminar
  19. Marisa que panes más estupendos y lo fácil que nos lo pones.
    Fijaté que siendo tan sencillo hacer autentico pan en casa, hay gente que regala panes comprados y se quedan tan anchos, tu me entiendes....................
    Me encantan y sobre todo por no tener que amasar, seguiré tu consejo y pasare de usar la thermo, que mira que me cuesta no usarla, pero creo que tienes razón, recuperar la masa del interior del vaso, es todo un reto.
    Oye ya me dirás si pongo bien las comas, que no quiero que se entienda una cosa, cuando intento decir otra.
    Besos, un pan magnífico.

    ResponderEliminar
  20. Esta me la llevo Marisa. Ya sabes que me encanta hacer pan. Le voy a hacer estos panecillitosxa mi hijo para ir al cole!!! Que pinta tienen. Te han quedado estupendos!!! Feliz domingo!!

    ResponderEliminar
  21. Que preciosidad de panecillos Marisa! Da gusto verlos tan esclatadets.....quina gracia!!!
    Besets.

    ResponderEliminar
  22. Te han quedado geniales y tienen que ser una delicia!!! Tomo nota. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  23. Que recetas de pan tan apetecibles. Gracias Marisa, Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Oleee que bien se ven mis bollos junto con los tuyos y los de Julia. Gracias maestra :) y buen finde

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.