Panecillos con masa madre y salvado de avena


Estos panecillos los hice a mano porque cuando me voy los fines de semana a la playa, a veces, que son pocas, no me llevo la TMX. Amasar, relaja, es un placer, pero claro, no evitas ensuciarte un poco más. Dio igual porque los panecillos estaban muy ricos, crujientes. El pan con aceite y sal, siempre ha sido mi comida favorita. Como no tomo sal, he tenido que prescindir de ella, incluso al elaborar los panes, pero la verdad, el resultado es bueno y en mi familia, ya todo el mundo está acostumbrado.

He elegido la receta del Pan integral con masa madre que hago un montón de veces y la cocción es la misma que la de los Panecillos rápidos y crujientes, porque me gustó mucho el resultado, aunque en este caso, tuve que añadir más tiempo de horno.

El salvado de avena, lo utilizo cada vez más en mi cocina y en especial en los panes, es imprescindible en nuestra dieta. Se ha hecho famoso por la dieta Dunkan, que yo no recomiendo porque su exceso en la cantidad de proteínas ingeridas, puede perjudicar seriamente al riñón y de ese tema, yo ya entiendo un poco.

El salvado de avena es beneficioso porque:

- Favorece la reducción del colesterol.
- Puede prevenir la aparición de la diabetes al reducir el índice glicémico del bolo alimenticio, por lo tanto, también es beneficioso para las personas que son diabéticas. La fibra soluble del salvado de avena es un “atrapa azúcares” y evita que éstos sean absorbidos por nuestro cuerpo, por lo cual es muy útil en las dietas para adelgazar.
- Protege contra el cáncer de colon y de recto.
- Al igual, que el salvado de trigo favorece el tránsito intestinal.

Una receta de pan más en mi blog que espero que os guste.
Ingredientes

Masa madre

- 50 g de agua mineral
- 5 g de levadura fresca de panadero
- 1 cucharada de azúcar
- 110 g de harina de fuerza

Para la masa de pan

- 300 g de agua mineral
- 20 g de levadura fresca de panadero
- 540 g de harina de fuerza (yo puse 500 de harina de fuerza y 40 de harina integral)
- 4 cucharadas de salvado de avena
- 1 cucharadita de sal

Preparación con TMX

Masa madre

- Poner todos los ingredientes en el vaso y mezclar 15 segundos, velocidad 4. Formar una bola con las manos, hacer una cruz con un cuchillo y ponerla en un bol con agua templada. Dejar reposar hasta que comprobemos que la bola flota.

Para la masa de pan

- Echar el agua en el vaso y programar 2 minutos, 37º, velocidad 1.

- Añadir las harinas, la sal, la levadura, el salvado de avena y la bola de masa madre.

- Mezclar 6 segundos, velocidad 6 y 5 minutos velocidad espiga.

- Dejar levar la masa en un bol untado con aceite y cubierto con papel film untado en aceite para que la masa no se pegue, durante una hora o hasta que doble su volumen. (en invierno, la tengo 2 horas, pero he comprobado que ahora, 2 horas es excesivo y la masa tiene demasiado sabor a levadura).

- Una vez levado, desgasificar y dividir la masa en dos, bolear, dejar que repose durante 10 minutos. Hacer una barra con cada bola, partir a la mitad y luego en tres.

- Dar forma a los panecillos que dejaremos levar, durante media hora.

- Colocarlos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y separados entre ellos.

- Precalentar el horno a 200º (en mi caso). Justo antes de hornearlos les haremos un corte longitudinal y los meteremos en el horno, calor sólo abajo y poniendo un recipiente con agua para producir vapor.

- A los 10 minutos podemos abrir el horno para que salga todo el vapor, sacamos el recipiente con agua y ponemos calor arriba-abajo. Hornearemos 10 minutos más o hasta que estén bien dorados. En estos panecillos, he necesitado unos minutos más.

- Enfriar sobre una rejilla.

Preparación tradicional

Masa madre

- Poner todos los ingredientes en un bol y mezclar con la ayuda de una cuchara de madera.

- Formar una bola con las manos, hacer una cruz con un cuchillo y ponerla en un bol con agua templada. Dejar reposar hasta que comprobemos que la bola flota.

Para la masa de pan

- Poner el agua en un bol y calentar unos segundos en el microondas para que no esté fría.

- Añadir las harinas, la sal, la levadura, el salvado de avena y la bola de masa madre.

- Mezclar bien y amasar bien.

El resto de pasos, como en la TMX. 

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

15 comentarios:

  1. Marisa, que panecillos tan ricos ,te quedaron con una forma como los profesionales ,estupendos
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  2. Me encantan estos panecillos, tienen una pinta deliciosa y es cierto que la cocina relaja, a mi tambi
    en me pasa, espero tener tiempo de participar en el reto, un beso de la dulce Ali

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado perfectos, gracias por la receta. Un abrazo y feliz fin de semana, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Marisa cielo, que panecillos mas fabulosos te han quedado, es cierto que el amasar relaja, mucho y se disfruta cuando notas que la masa tiene vida, vengo de una larga familia de panaderos y me he criado entre panes, y te puedo asegurar que te han quedado perfectos. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  5. Se ven tan ricos, Marisa !!
    Casualmente este fin de semana mi mamá le contaba a mis hijos que la cena de su abuela -piamontesa- siempre fue pan con aceite de oliva. Nunca lo hemos probado, solo nos ha llegado el relato de los abuelos.
    Cariños, querida.

    ResponderEliminar
  6. Qué ricos se ven! Tienes razón con la dieta Dukan... a mí me parece un peligro para el riñón y el hígado >.<! además teniendo la dieta mediterránea tan nuestra y deliciosa... no hace falta otra cosa ^^ yo también uso avena (con moderación). Me encanta su sabor y es muy saciante. Va genial para empezar el día con energías y aguantar toda la mañana si no puedes parar para almorzar.

    Los panecillos se ven deliciosos.Ahora me comería uno rellenos de unas rodajas de tomate, lechuga, buen aceite, queso fresco y pechuga de pavo. ¡me encanta!

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Que panecillos mas chulos te han salido, yo me tengo que meter en este mundo del pan, cuando los veo dijo este lo voy hacer, pero siempre se queda atras, bikiños

    ResponderEliminar
  8. Aunque la thx nos evite manchar la cocina... el placer de amasar a mano es muy reconfortante también y recuerda la canción aquella de "siempre que vienes a casa... me pillas en la cocina.." El primer programa de cocina de la única tele de aquellos tiempos! La señora Elena Santonja cuántas cosas me enseñó!
    Por cierto... me he levantado con ganas de hacer pan, pero se me ha pasado la mañana cambiando cajas de sitio y mira la hora que es!! Si lo hago por la tarde y dejo fermentar toda la noche sabrá mucho a levadura dices tu, así que para el martes!!! así me da tiempo y puedo comprar salvado.
    Ala buen domingo y besos

    ResponderEliminar
  9. parece fácil, me voy a animar!!!! por cierto os invito a participar en el concurso de recetas de setas que está organizando el Valle del Jerte: https://www.facebook.com/soprodevaje?sk=app_79458893817&app_data

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa,yo también uso el salvado de avena,antes de dicha dieta por que es muy saciante..Los panecillo tienen buena pinta...Besets.

    ResponderEliminar
  11. Que pintaza tienen y que bonitos te han quedado. Sin palabras me voy, pero me la llevo seguro, con lo que a mi me gusta hacer pan!!! Ya mismo me pongo a ello!! Un saludo guapa

    ResponderEliminar
  12. Unos panecillos deliciososss Marisa, gracias y muchas suerte con el reto.Besossss

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa, me encanta la receta y me llama mucho la atención el comentario que haces sobre el salvado. Tiene unas propiedades excelentes, pero mi pregunta es ¿si atrapa los azucares para que no los retenga el cuerpo... será bueno para los que padecemos de hipoglucemia (o sea que tenemos bajadas de azucar)?
    Muchos besos bombon.

    ResponderEliminar
  14. Con esos ingredientes, has conseguido unos panecilllos riquisimos!!!! Que buena pinta.. Besosss,

    ResponderEliminar
  15. Que panecillos tan ricos!!! tiene una pinta estupenda y seguro que estan riquísimos.
    Un beso guapa
    cocinando con Montse

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.