Trufas choco-café al Cointreau


Después de un verano casi desaparecida del blog y del facebook, publicando como he podido debido a que no tenía conexión a internet, aquí estoy de vuelta con mono de blog y de contactar de nuevo con todos vosotr@s. Gracias a todos los que habéis visitado ésta vuestra casa y disculpas por no haber podido estar en vuestras cocinas. Dejadme que poco a poco, me vaya poniendo al día.

¿Qué tal unas trufas de chocolate, café y Cointreau?. Deliciosas, sencillas y con poca materia grasa.

Os recomiendo que las preparéis. No os decepcionarán. Ideales para momentos especiales.


Ingredientes

- 200 g de chocolate negro 
- 2 cucharaditas y ½ de café soluble 
- 1 cucharada de agua
- 40 g de azúcar glas 
- 2 cucharadita de vainilla en polvo
- 2 cucharadas de nata o de crema fresca 
- 4 cucharaditas de Cointreau (opcional)
- 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar para rebozar

Preparación en TMX

- Trocear el chocolate y ponerlo en el vaso. 

- Triturar con varios golpes de turbo. En mi caso al ser verano, ha quedado casi derretido en seguida, por lo tanto depende de la temperatura y del tipo de chocolate.

- Añadir una cucharada de agua y el café soluble. Programar 3 minutos, 50°, velocidad 2. 

- Añadir el resto de los ingredientes, salvo el cacao sin azúcar. Programar 5 minutos, 50°, velocidad 2. Se debe obtener una consistencia de pomada. 

- Verter en un recipiente e introducir en la nevera durante una hora o hasta el momento de formar las trufas. 

- Sacar la masa de la nevera y formar las trufas. Deben tener el tamaño que obtenemos al coger masa con una cucharilla pequeña. Formar la bola. Volver a introducir en la nevera.

- Poner el cacao en un plato, rebozar las trufas en el cacao varias veces.

- Guardar en la nevera en una caja hermética. Esperar al menos una hora antes de consumirlas.


Preparación tradicional

- Trocear el chocolate. 

- Ponerlo en un recipiente apto para microondas o en un cazo y añadir una cucharada de agua y el café soluble. Derretirlo a baja temperatura, con cuidado de que no se nos queme.

- Añadir el resto de los ingredientes, salvo el cacao sin azúcar. Seguir removiendo con cuidado y a fuego bajo (o a baja potencia en el microondas). Se debe obtener una consistencia de pomada. 

- Verter en un recipiente e introducir en la nevera durante una hora o hasta el momento de formar las trufas. 

- El resto, como en la preparación en TMX.

Notas:

- Controlar que el chocolate no se queda pegado a las paredes del vaso en los primeros pasos de la receta. 

- Los ingredientes como el Cointreau, el café o la vainilla, los podemos añadir a gusto, dependiendo del sabor que queramos que predomine. O si son para comer los niños.

- Si queda alguna, se conservan bien en la nevera en una caja hermética. 

- No sale mucha cantidad, por lo tanto, podéis doblar las cantidades si deseáis disfrutar mucho más.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

13 comentarios:

  1. Querida Marisa: feliz y delicioso regreso a la rutina del blog con conexión estable a internet !
    NO sé si te dije que ya que llevo varias semanas sin "mi compu" y hasta que no la tenga de vueltas me cuesta comentar en otros blogs. muchos más publicar. Igual leo y leo ... espero que la aduana deje entrar el repuesto esta semana para que en breve pueda retornar a mi querida máquina. Con el cariño de siempre.

    ResponderEliminar
  2. Deliciosas, y no te preocupes por la conservación, si las hago te aseguro que no queda ni una. Besos.

    ResponderEliminar
  3. me alegra verte de nuevo por aqui¡¡¡¡¡¡ y trufitas con cointreau...que ricas por favor¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Marisa bienvenida , y ademas llegas con estas trufas que se comen solas ,por dios que ricas tienen que estar
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  5. Que ricassssssssssss uf con cointreau! De morirse!

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay! Marisa, bienvenida a nuestro pequeño mundo y además con que receta nos vienes, me muero por probarlas, hace tiempo que los hago y me estas tentado, mil besotes preciosa
    Sofía

    ResponderEliminar
  7. Que ricas,me gusta mucho el chocolate y en mi casa no durarían casi nada ,a mis nietos les encanta el chocolate.besinos

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida, me alegro que hayas descansado, de vez en cuando es muy necesario y además ahora encontrarás un montón de novedades.
    Las trufas parecen muy ricas...a mi todo lo que lleve chocolate, me parece divino.
    Un biquiño

    ResponderEliminar
  9. Hola guapisima, unas trufas deliciosas!!! Me encanta!!!! Con tu permiso te robo un par! un besito guapa

    ResponderEliminar
  10. Hola preciosa:
    Que dulce reencuentro, no te parece????
    Yo también he estado un poco en "stand bay", un poco por el trabajo, otro poco por asuntos familiares y otro poco por "salud" (necesita un descanso para mi cuerpo y mi mente). El verano es la mejor época para tomarnos ese descanso necesario y disfrutar un poco con la familia, con los amigos y con el entorno (mi playita).
    Ahora, ya de vuelta a la normalidad, o lo que es lo mismo, a la rutina diaria, espero estar algo más por aquí compartiendo con vosotros. Espero que tu "veranillo" haya sido fructífero.
    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  11. Esta me la guardaré para las Navidades , que me gustan mucho poner en la mesa trufas.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. bienvenida de vuelta, ahora que vuelves con muchísima fuerza con estas delicias, que hay que comer con mucha precaución ya que son adictivas, ummmmmmmmmmmmmm. un fuerte abrazo, voy a echar un vistazo a tus espumas, que se las ve fáciles y ricas. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  13. Ainss me pirra el chocolate, pero el licor no puedo con el. Vaya.
    Supongo que la receta será igual, o se podrá hacer igual pero si añadir el licor ¿verdad?

    http://moralessruth.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.