Salsa de tomate (básica)


El año pasado por estas fechas vi esta receta a Silvia del blog, “Jugando a las cocinitas”. Comenté y guardé la receta con la intención de hacerla “ya mismo”, pero no sé qué ocurrió que lo olvidé.

El caso es que compré dos kilos de magnífico tomate valenciano a sólo 1 €. Imposible encontrarlos a ese precio y en su punto justo de maduración, ideales para hacer una buena salsa de tomate. Busqué entre mis carpetas blogueriles y di con la receta de Silvia. Y aquí tenéis mi adaptación a la TMX. Mi hijo no me perdona que la haga con la maquinita porque dice que cuando estuvo en junio en Londres, compartía casa con unas italianas y hacía la salsa en sartén y con los tomates con piel y todo. Lo siento, pero como todavía no ha osado a prepararme ninguna salsa ni nada de lo aprendido… pues yo sigo la receta de Silvia pero sin sartén que no son horas de fregar más la cocina.

¿Me entendéis, verdad?. Igual otro díaaaa.

Gracias Silvia, nos ha encantado y ¡no ha quedado para hacer conserva!.

Ya avisé ayer que en breve iba a publicar uno de los usos que he dado a esta salsa. Es esta "tarta rústica de tomate y mozzarella". Una tarta de lujo y sencilla a la vez y a la que la salsa le va genial.

Espero que os guste. Añadimos la receta a básicos que nunca viene mal tenerla a mano.



Ingredientes


- 1 kg de tomates maduros
- 220 g de cebolla (1 grande)
- 70 g de aceite de oliva virgenextra
- 1 cucharada de sal 
- 1 cucharada de azúcar


Preparación en TMX


- Pelar la cebolla, cortarla en 4 trozos. Ponerla en el vaso y triturar, 5 segundos, velocidad 5. Bajar los restos con la espátula.

- Añadir el aceite y programar, 5 minutos, 90º, velocidad 1.

- Mientras, pelar los tomates y partirlos por la mitad.

- Terminado el tiempo necesario para sofreír la cebolla, añadir el tomate, la sal y el azúcar. Triturar, 15 segundos, velocidad 5.

- Programar 60 minutos, varoma, velocidad 2. Poner el cestillo.

- Verter caliente en los botes, poner las tapas y colocarlos boca abajo.

- Seguir el procedimiento que explico al final para la esterilización correcta de la conserva.


Preparación tradicional de Silvia


- Lavamos y partimos el tomate, eliminando el pedúnculo y la parte fea de la base. Reservamos en un bol.

- Pelamos, picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén con un chorro generoso de aceite de oliva y una pizca de sal.

- Cuando la cebolla va tomando color es el momento de incorporar el tomate.

- Echamos una pizca de azúcar para corregir la acidez y movemos, dejamos cocinar a fuego suave durante unos 30 minutos aproximadamente, lo cierto es que nunca mido el tiempo, se ve perfectamente cuando está listo. Lo que si os digo es que no tengáis prisa, es una salsa muy agradecida y si la tratáis con mimo será deliciosa. Comprobamos el punto de sal.

- Pasamos por el pasa puré (me gusta mucho más que con la batidora pero eso lo dejo a vuestra elección) y si queremos una salsa mucho más fina lo pasamos por el chino, yo lo dejo tal cual.

- Y ya está listo para consumir en el momento o para congelar en Tupper pequeños o bolsas de congelación e ir sacando a medida que necesitemos. También podéis embotarlo.


Silvia sugiere:


Las bolsas de congelación resultan una opción muy cómoda a la hora de congelarlo porque ocupan menos, a veces uso las bolsas más pequeñas para bocadillos, las que traen un "alambre" para cerrarlas como el pan de molde.

Silvia dice en su entrada:

Que no sabe embotar. Así que aquí os dejo cómo lo hago yo. 

- Simplemente hay que buscar tarros de vidrio en buen estado, que la tapa no esté muy usada, ni oxidada.

- Esterilizarlos en una olla con agua hirviendo o lavarlos en el lavavajillas, sacarlos y taparlos.

- Verter la salsa inmediatamente y bien caliente en los tarros, taparlos y ponerlos boca abajo sobre un paño de cocina.

- Si no estamos seguros del tiempo que vamos a tardar en usarlos, es preferible, poner un paño de cocina ya viejecillo en la base de una olla grande. Poner los tarros encima del paño, cubrir con agua que no llegue a la tapa de los tarros y hervir durante 25 minutos. Dejarlos en la olla hasta que el agua se haya enfriado. Es importante que los tarros sean de un tamaño similar para que el agua no cubra a los más pequeños.


Nota:


- He programado 60 minutos de cocción porque el tomate era natural. Si lo utilizamos en conserva, con unos 20 minutos, será suficiente.

Espero que os sirva.

Bon profit!




Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

10 comentarios:

  1. Tu salsa me parece fantástica, te entiendo perfectamente con lo de limpiar la cocina, es que mira que salpican los condenados, jajaj, gracias por explicarnos la esterelización,bss

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapa, te quedó rico y espesito, con un huevo frito madre mía, yo mermelada de tomate ...casi nos pusimos de acuerdo jajaja.Besos

    ResponderEliminar
  3. Marisa, pero seguro tu hijo se la comió igual no?
    Porque ya sea en la sartén o en éste caso en la thermomix el resultado salta a la vista, toda una delicia!!
    Y la textura que tiene es fantástica!
    Un besito preciosa y feliz viernes

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola, Marisa!!
    Coincido con Esmeralda, aunque como tu hijo prefiero el viejo método de la sartén ! ja-ja!!
    En materia de salsa de tomates me es imposible escapar a la tradición napolitano-genovesa que corre por mis venas.
    Qué fantástico el precio al que conseguiste el tomate. Casualmente por estos días, el precio se ha disparado por aquí. Normalmente es estacional aunque este año la cuestión del tomate viene bastante complicada. Es increíble lo que pueden hacer las pésimas políticas económicas de un país.
    Tanto como que sigo a media máquina porque mi compu aún no sale del service. Veo de escribirte en estos días largo y tendido, querida amiga.

    ResponderEliminar
  5. jjajajajaj, Marisa cuando tu hijo tenga que estar moviendo y vigilando el tomate en la sarten seguro que se compra una Thermomix, eso sin contar lo de limpiar la cocina, madre con lo que salpica el tomate. Una receta estupenda, yo también la hago así pero no pelo los tomates, la piel le da un sabor mucho más auténtico y con la thermo luego ni se notan los pellejitos.Bss.

    ResponderEliminar
  6. Es una receta fácil de preparar con la themomix no da pereza ninguna y sale perfecta jajaja. Un besazo preciosa, espero que estés bien.

    ResponderEliminar
  7. Que salsa mas rica! a la próxima ya la hare yo, que a mi también me gusta,jejeje! Ahora voy a publicar yo una receta en la le va de lujo el tomate del otro dia.Besos

    ResponderEliminar
  8. Lo importante es que quede buena,no con qué maquinita la has hecho y yo la veo perfecta.
    Yo también he hecho algún bote esta semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la receta, y la idea de la congelación me ha parecido genialíiiiiiiiiiisima.

    Besos


    http://moralessruth.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa!

    Es una maravilla como sale de bien la salsa de tomate, a mi me encanta!
    Lo de la conserva una idea estupenda, mi madre lleva ya un montón de botes aprovechando los tomates buenos.

    Bsitos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.