Pisto de verduras veraniegas


Esta receta es de un pisto rápido y sencillo con mucho sabor a verdura y en el que el tomate no predomina, ni en cantidad, ni en sabor. Mis verduras, estaban recién cogidas de la huerta. Las compré a un señor que las cultiva y la verdad, se nota. No utilicé tomate natural, porque el pisto hubiera salido más caldoso y no tenía mucho tiempo para realizarlo.

Lo repito a menudo para untar en tostadas, acompañando un huevo frito, o como salsa de un plato de pasta. Es similar a un pisto que ya publiqué y al que llamé Pisto del revés, pero en el que no pude utilizar verduras de verano.

Está muy rico y los sabores están integrados. A ver si se os ocurren otros usos.

Espero que os guste.

Ingredientes

- 2 pimientos rojos medianos 

- 1 berenjena grande rayada y con piel (es la que tiene rayas lilas y blancas, si no la encontráis o no es tierna, pelarla) 

- 1 calabacín verde claro mediano con piel (si utilizáis el verde oscuro, mejor pelarlo)

- 5 dientes de ajo grandes

- 30 g de aceite de oliva virgen extra

- 1 lata de tomate triturado (unos 400 g) 

- sal y una cucharadita de azúcar

Preparación en TMX

- Poner en el vaso todos los ingredientes, menos el aceite, cortados en trozos grandes y sin pelar. Triturar 6 segundos, velocidad 5. 

- Añadir el tomate (bien escurrido), el aceite, la sal y el azúcar. Programar 25 minutos, varoma, velocidad 1, giro a la izquierda. 
- Dejar enfriar.


Preparación tradicional

- En una sartén honda o en una olla cubierta el fondo con aceite de oliva, se fríen los ajos, los pimientos y la berenjena. Cuando estén un poco blandos, se añade el calabacín.

- Una vez todo pochado, se agrega el tomate y la sal y el azúcar (para quitar la acidez del tomate).

- Poner a fuego fuerte para que se fría bien el tomate, removiendo de vez en cuando para que no se pegue al fondo.

- Una vez todo bien frito, se aparta y se reserva.

Notas:

- No es necesario escurrir el pisto, al llevar poco tomate y éste no tener caldo, programar varoma y llevar muy poco aceite… el pisto, sale ya listo para ser utilizado.

- Sabe mejor si se come al día siguiente y puede aguantar en el frigorífico unos días. Si no lo vais a utilizar o preparáis más cantidad, se puede congelar en tarrinas.

- Lleva muy poco aceite, y creo que no necesita más, pero si os gusta más aceitoso, a vuestra elección.

- El tiempo y velocidad de triturado también es a vuestro gusto. A mí me gusta este pisto así, con los trocitos pequeños.

- Si lo preparáis en una temporada que no sea verano y las verduras son menos tiernas, mejor pelarlas. 

- No lo he probado, pero puede ser un buen relleno de una coca veraniega.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

7 comentarios:

  1. Que rico este pisto amiga huuuuu...y bien presentado.Muchos besos cielo

    ResponderEliminar
  2. Que bueno Marisa y que presentación más bonita para enseñarnos este pisto, que estoy segura esta delicioso, aunque lo que más hace falta es una buena de barra de pan, porque el de este pisto no se pueden dejar ni las sobras, besotes
    Sofía

    ResponderEliminar
  3. En cada región se hace el pisto de una manera.......todas ellas ricas porque me encantan las verduras. Aquí, bueno yo el que me enseño mi madre es solo cebolla, tomate y pimientos.
    Besinos

    ResponderEliminar
  4. El pisto es uno de los platos que más me gusta, tiene una pinta estupenda y está muy rico tanto frio como caliente. Un besito

    ResponderEliminar
  5. Me encanta, y sobre todo cada vez que veo tu blog me da mucha hambre y también mucha ansia de tener una termomix... jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Vuelvo otra vez al pisto y sigo diciendo que ¿cómo puede ser tan fácil hacer un pisto con las horas que te pasas haciéndolo de la forma tradicional? QUIERO UNA TERMOMIX, JAJAJA.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.