Mi salsa barbacoa un poquito picante


Aprovecho los momentos en los que me puedo conectar para publicar más de una receta. Ahora, desde la cafetería del hotel...

Mi hijo es de los que suelen pedir “para ya” lo que se le antoje en ese momento y con la comida, me lo hace a menudo. No ocurre al contrario, cuando yo le pido algo… lo sabe, pero le cuesta un poco, hasta que lo hace.

El otro día, día de limpieza general en la casa, me pidió que le hiciera masa de pizza y salsa barbacoa porque se iba a comer a casa de una amiga. Yo pensé: será que no tiene madre, la niña, que sí que la tiene, pero mi hijo ya sabe lo buena que me sale la pizza y la salsa barbacoa. 

Me parece que la idea era poner la salsa como por encima de la base de la pizza. Le pregunté si la quería un poco picante y me dijo que sí.

Mezclando ingredientes, el resultado ha sido excelente y no lleva kétchup ni ningún producto que no sea natural. Ahora, calorías, una barbaridad.

Espero que os guste.
Ingredientes

- 1 cebolla pequeña
- 1 cucharadita de comino molido
- 1 cucharadita tomillo
- 1 cucharadita de romero
- 1 cucharadita de orégano
- 6 dientes de ajo pelados
- 250 g de aceite de oliva virgen extra
- 1 guindilla (cayena pequeña o más si la queremos muy picante) 
- 1 cucharadita de pimentón ahumado de la Vera. 
- 1 botecito de concentrado de tomate de Mercadona
- 1 cucharadita de sal (a gusto)
- 45 g de miel

Preparación en TMX

- Poner la cebolla en el vaso y triturar 5 segundos, velocidad 5.

- Añadir el resto de ingredientes. Emulsionar 1 minuto, velocidad 7.

- Programar 2 minutos, 37º, velocidad cuchara.

- Comprobar si la salsa está bien emulsionada. Yo suelo triturar de nuevo, programando 1 minuto, velocidad 7.

- Verter en uno o varios recipientes y utilizar en seguida o esperar al día siguiente dejándola reposar en la nevera.

Preparación tradicional

- Picar bien la cebolla, lo más menuda posible.

- Poner todos los ingredientes en el vaso de una batidora y emulsionar hasta que la salsa tenga una textura homogénea.

- Se puede poner un minuto o dos en el microondas a potencia media y tapado para que no salpique o en un cazo y dejar que cueza unos minutos, a fuego muy lento.

- Si la textura no queda muy fina, se puede pasar por un chino.

Nota:

- Suelo preparar más cantidad y la congelo en recipientes de plástico pequeños. Hay que contar con que el plástico se tiñe y no se suele desaparecer por mucho que lo lavemos.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

3 comentarios:

  1. Bien interesante que ese toque picantito :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. jajaja Marisa!!! tú, los niños y las calorías, yo no las veo,jeeje. Me gusta mucho la salsa barbacoa y nunca la había hecho, está copiada y creo que no pasará del fin de semana. bsss

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ Increible !! Magnifica receta, estoy deseando hacerla...

    http://moralessruth.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.