Knish de queso y …


El Knish se pronuncia (/ˈknɪʃ/) es un aperitivo del Este de Europa muy popular entre las comunidades judías y que lo dieron a conocer en Norte América los emigrantes de esta zona de Europa. Estos inmigrantes llegaron alrededor de 1900 y trajeron los knishes (palabra judía que significa pastelito). 

La primera panadería que elaboró el knish, se fundó en Nueva York en 1910 y este pastelito tuvo un nuevo renacer a principio de los años 2000 convirtiéndose en una especialidad en determinados establecimientos en Nueva York y en muchos otros lugares del país.

Un knish consiste en un relleno cubierto de una masa que puede ser cocinada al horno, asada o frita. Los knishes pueden ser comercializados en puestos callejeros, a veces en puestos de hot dog e incluso en carnicerías de ciertas áreas urbanas donde la comunidad judía es mayoritaria.

En las versiones más tradicionales los rellenos se hacen por completo de puré de patatas, Sauerkraut (choucroute), cebollas o queso. También se puede rellenar de carne, batata, judías negras, brócoli, tofu o espinacas, entre otros.

Los Knishes pueden ser redondos, cuadrados o rectangulares. Pueden estar totalmente cubiertos de masa o parte del relleno se puede salir por la parte de encima. Los tamaños varían dependiendo de si se van a comer como entrantes o de un solo bocado. (Wikipedia).

Yo he elegido un relleno potente para mi hijo, el más tradicional y uno un poco más ligero, que no demasiado, para mí. La forma me parecía más bonita viéndose el relleno ya que creo que le da mucho colorido.

Espero que os guste mi versión y si no conocíais el Knish, no dudéis en prepararlo, sabiendo de antemano que es un plato consistente. A nosotros nos ha sorprendido gratamente.

Con estos “knishes de queso y...” participo  en el concurso "PASTELES, PASTAS, GALLETAS, MERENGUES, TARTAS, PANES DULCES Y SALADOS" que organiza mi amiga Yolanda COCIDO DE SOPA
Ingredientes

Para la pasta

- 190 g de harina para todo uso
- 1 cucharadita de levadura química tipo Royal
- 2 cucharadas de aceite de oliva o de girasol
- 1 huevo L
- 6 o 7 cucharadas de agua (depende del tipo de harina)
- una pizca de sal

Para el relleno

- 320 g de patatas cocidas(2 o 3)
- 100 g sw cebolla
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- 1 cucharada de pan rallado
- 100 g de cheddar o cualquier queso no cremoso
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 huevo L
- sal y pimienta

Para el relleno light

- los mismos ingredientes pero sin añadir bacon
- 4 cucharadas de espinacas cocidas o al vapor
- piñones

Para acompañar

- verduras cocidas al vapor (en mi caso las que vienen preparadas para cocer en el microondas en 6 minutos).
Preparación en TMX

De la pasta

- Introducir todos los ingredientes en el vaso y programar 6 segundos, velocidad 6 y 1 minuto velocidad espiga. Comprobar que hemos obtenido una masa homogénea.

Del relleno

- Aprovechar que estamos preparando un puré y poner las patatas cortadas en dados en el recipiente varoma. Programar 25 minutos, varoma, velocidad 1. Dejar escurrir en el recipiente y reservar.

- Lavar el vaso. Poner la cebolla y triturar 5 segundos, velocidad 5.

- Añadir el aceite y programar 7 minutos, 90º, velocidad 1.

- Añadir la patata cocida, el queso cortado en dados, la sal, el azúcar, la pimienta, el huevo (reservar dos cucharadas de huevo para pintar)y el pan rallado. Dar 3 o 4 golpes de turbo de 1 segundo.

- Sacar del vaso la farsa y dividir la masa en dos partes no necesariamente iguales. A una le añadiremos el bacon y a la otra las espinacas.
Preparación Tradicional

De la pasta

- Mezclar todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.

Del relleno

- Pelar las patatas y cortarlas en trozos pequeños. 

- Colocarlas en una cacerola con agua fría. Cuando el agua hierva, cocer las patatas durante 20 minutos o hasta que estén tiernas. Escurrir y reservar.

- Trocear finamente la cebolla y sofreírla en el aceite hasta que tome color, unos 10 minutos aproximadamente.

- Triturar las patatas con un tenedor o con un utensilio especial para ello. Añadir la cebolla y el queso cortado en dados pequeños. Mezclar bien.

- Incorporar el pan rallado y el huevo batido (reservar dos cucharadas de huevo para pintar). Salpimentar.

- Dividir la masa en dos partes no necesariamente iguales. A una le añadiremos el bacon y a la otra las espinacas.

Dar forma y cocción del Knish

- Enharinar bien la superficie de trabajo, separar un trozo de masa para preparar el knish de espinacas y piñones, si lo vamos a hacer, sino, no es necesario.

- Aplanar la masa hasta obtener un rectángulo y que tenga poco grosor.

- Extender el relleno a lo largo sobre el borde más largo y enrollar. Sellar los dos extremos con el fin de que el relleno no se salga (pintar con agua el interior de la masa y pegar presionando con una cuchara con cuidado). 

- Cortar porciones del tamaño deseado con un cuchillo bien afilado y lavado antes de cada corte. Se obtienen discos abiertos por los lados ( a parte de las extremidades que quedan cerradas).

- Colocar cada disco sobre una bandeja de horno recubierta con papel sulfurizado con el fin de tener el relleno por encima y por abajo. 

- Dar forma de metiendo con los dedos la masa hacia adentro, como si estuviéramos formando una flor o dejarlos redondos.

- Pincelar con el huevo batido tanto la masa como por encima del relleno. 

- Hornear de 20 a 40 minutos en horno precalentado a 180° hasta que estén dorados (yo con 20 he tenido suficiente, dependerá del tipo de horno).

- Poner la bolsa de verduras en el microondas y cocerlas.

- Servir los knish acompañados con las verduras rociadas con un poco de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.

Notas:

- Es una receta que nos ha sorprendido en casa.

- Debido a su composición, llena mucho por lo tanto, si no sois muchos comensales, sobrará. Se pueden recalentar o congelar, pero como recién hechos, nada.

- Otro tipo de acompañamiento puede ser, el queso blanco, una salsa, pero creo que mi versión es muy adecuada porque de verdad es un plato muy contundente.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

36 comentarios:

  1. Los ví en NY en la zona judía, pero ni idea de la receta, me parece maravillosa, tu explicación como siempre excelente, las fotos te llevan, probaré a ver como me salen, bss

    ResponderEliminar
  2. No había oído hablar de estos Knish en mi vida, y me ha gustado conocer un poco de la historia y su receta. Las fotos hablan solitas, el relleno fabuloso, quedan genial para una reunión en casa, esta receta no se puede dejar escapar.
    Suerte en el concurso, la cosa está reñidísima por lo que veo.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Marisa y los probare...................y luego te cuento,,,,,,,,,,,,,,,,hice una receta que creo que vale para el nuevo blog cuando puedas pásate.........y de llamarme cuando quieras......un bico

    ResponderEliminar
  4. Coincido con Nuria, no conocía estos pasteles, pero Marisa me parecen geniales y la verdad que tiene que estar muy ricos. Gracias Marisa por tu explicación y por darnos una receta más que añadir a la carpeta de pendientes. Pronto podremos votar en el concurso de Yolanda, allí nos vemos. Bss.

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa, pues no tenía ni idea de lo que eran, desde luego me parece una receta de lo más original para el concurso de Yolanda. Te deseo mucha suerte en él. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Qué buena pinta tienen esos pastelitos! mucha suerte en el concurso y gracias por la información de la entrada, no tenía ni la menor idea de la historia. Besos

    ResponderEliminar
  7. Con esta entrada nos transportas un poquito al otro lado del charco,NY debe ser fabuloso!!! aunque me apetezca mucho el bacon, para mi tambien hare la version de espinacas, que me encantan y si es un poquito mas ligero, pues mejor!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa,solo por la explicación ya te mereces el premio eso sin contar la pinta que tienes estos knish,que los había oído jamás.Me la anoto por que pirrar estas delicatesses..Ya he publicado la coca de llanda,si puedes pásate...

    besets

    ResponderEliminar
  9. pues mucha suerte para tí tambien en el concurso!! genial receta!

    ResponderEliminar
  10. Marisa, no conocía estos los knish, y te han quedado geniales, me encantan!! Me gustan de las dos formas pero para mi los de espinacas, y a mi hijo seguro que le encantan porque le gustan mucho las espinacas, me llevo la receta!! Mucha suerte en el concurso. Besitos amiga!!

    ResponderEliminar
  11. Vaya ricos los pastelitos! No los conocía, la verdad, me resultan interesantes y sorprendentes!

    ResponderEliminar
  12. Hola, Marisa !
    Me encantan los knish. Suelos prepararlos para Pascuas con base a un relleno de espinacas, aunque claro los tradicionales son de papa (patata).
    Los e-books y el propio blog BBSS han quedado preciosos. Colgué la entrada en mi perfil de G+ y estoy segura de que poco a poco irá tomando las repercusiones que amerita. Y si no lo hiciese así, vos podrás estar tranquila con que cumpliste tu misión con toda la entereza y dedicación de la que eras capaz.
    Un beso y hasta la próxima !
    Silvia

    ResponderEliminar
  13. Pero que buena pinta tienen, yo no los he probado nunca, pero me encanta ese relleno.
    Anyol blog

    ResponderEliminar
  14. Hola Marisa, más detallado es prácticamente imposible. Muy buena elaboración y con todo tipo de información relevante. Mis felicitaciones, ¡feliz martes!

    Saludos desde felicidadenlavida;
    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  15. Marisa, si te ha sobrado voy a por ellos, que pinta mas rica. bs.

    ResponderEliminar
  16. Gracias por darlos a conocer, tienen una pinta estupenda, suerte en el concurso! besos

    ResponderEliminar
  17. ohhhhh Marisa, me he comido un buen plato de lentejas....pero mi estómago ha dado un vuelco cuando ha visto esta foto y me he leído la receta, creo que pide la merienda adelantada..........pero claro pide estos knish... Se ven riquísimos!!!
    Besinos

    ResponderEliminar
  18. Madre míaaaaaa, que pastelitos más ricos nos preparas Marisa, se me hace la boca agua solo de mirarlos, te han quedado preciosos!!!!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Marisa ,estupenda explicacion de los knish ,ademas te quedaron buenisimos
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  20. Ay que rico, marisa!!!!
    Lo encuentro delicioso con el queso....
    Tendré que probarlos!!!!
    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  21. Ala!! que receta tan estupendisima!!! no la conocia asi que gracias! te deseo mucha suerte en el concurso! un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  22. Una receta buenisima! tienen que estar exquisitos. Suerte en el concurso. besitos

    ResponderEliminar
  23. Buenooo te han quedado estupendos. Una explicación muy detallada, como siempre :) Me han parecido muy originales con ese relleno, nunca los había probado.
    Tomo nota.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Marisa me encanta madre mia si me ves ahora estoy con la boca abierta de mirar esto tan bonito , para mi serias ya, la ganadora del concurso !!! ESPECTACULAR !!!
    !!!! un besin !!!!
    el toque de belen

    ResponderEliminar
  25. Que ricos ,te quedaron genial con mirar las fotos me entra hambre.besinos

    ResponderEliminar
  26. No los conocia Marisa me parecen un bollitos saldos muy apetitosos..Mucha suerte en el concurso!!!
    Bs

    ResponderEliminar
  27. ¡Hola Marisa!

    Pues sí, puedes descansar y estar orgullosa de tu aportación a mi concurso porque me ha gustado mucho, mucho. Desconocía por completo esta receta tan típica del pueblo judío, y que con la emigración, seguro que supuso que los norteamericanos también se adueñaran de ella ...

    Te recuerdo que el 18 de marzo podrás ver el recopilatorio que publicaré con todas las recetas participantes, para que así puedas pensar qué tres recetas son merecedoras de tus votos.

    Mucha suerte!!

    Y muchas gracias por tus amables palabras hacia mi!

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Marisa, desconocía totalmente la existencia de estos bocaditos llamados knish y me ha gustado no sólo descubrir su origen e historia sino ellos en si. ME da que me gustaría si o si.

    Suerte en el concurso !!!

    ResponderEliminar
  29. Genial entrada Marisa!! Con unos pastelitos salados como éstos quedas como una reina. Me llevo la receta, caerán en mi mesa seguro!!!

    Suerte en el concurso!!
    Mil besos

    ResponderEliminar
  30. Que buena esta entrada, si te digo la verdad cuando estuve hace dos años no se si los vi, y mira que me fijaba mucho en la comida. Estos pastelitos me gusta comerlos delante una peli o cuando hago cenas de picoteo. Petons

    ResponderEliminar
  31. Mmmmmmm que cosita más rica Marisa!!!! y la introducción me ha encantado, gracias!. Seguro estan bien ricos.
    Molts petons, Sandra.

    ResponderEliminar
  32. Me uno al club de l@s que no tenían ni idea de la existencia de esos pastelitos pero los adopto encantada. Suerte. Beso.

    ResponderEliminar
  33. Yo me apunto al relleno con bacon. Me encanta la pinta que tienen con el corte. Un besazo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  34. Se ven deliciosos. No conocía estos pastelitos.

    ResponderEliminar
  35. Gracias Marisa! que casualidad! cuando empezaron las votaciones te voté a ti. Me ecantó la receta y la explicación. Besitos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.