Confitura de kiwi y manzana al moscatel


Esta receta un poco diferente se la vi a mi amigo Jose del blog “Aisha Kandisha”, al que seguro conocéis todos. Me aconsejó que comprara la panificadora el pasado verano y al ver que había preparado esta rica mermelada en su pani, me decidí yo también.

No la he probado, ha sido regalada, como tantas otras, pero me han dicho que está muy rica. Mis modificaciones os las pongo en otro color.

No había hablado de la cesta. La hizo mi abuelo, al que ni mi madre conoció, cosas duras de la guerra. Todavía nos quedan algunas cosas hechas por su sus manos y esta cesta se conserva de maravilla.

Gracias Jose por esta receta “gourmet”, ahora ya hago como tú y voy mirando por ahí los tarros de mermelada que se venden en las tiendas.

Espero que os guste.

 

Ingredientes

- 500 g de kiwis
- 250 g de azúcar
- zumo de 1/2 limón
- 1/2 sobre de gelatina neutra (no le puse)
- 2 taponcitos de brandy (moscatel)
- 1 manzana en dados

Preparación en Panificadora de Jose


- Trituramos los kiwis pelados y los vertemos en la cubeta de la panificadora.

-Añadimos el resto de los ingredientes y conectamos el programa "mermeladas" (El número 11 en la panificadora del Lidl).

- Una vez terminado, vertemos en un tarro de cristal y dejamos enfriar.


Preparación en TMX

- Pelar los kiwis y la manzana.

- Pelar el limón cuidando que no queden pepitas ni nada de parte blanca.

- Verter todos los ingredientes en el vaso menos la gelatina. Programar, 6 segundos, velocidad 4.

- Programar 30 minutos, 100º, velocidad 1. Si es necesario, cuando falten 10 minutos, poner el cestillo para que evapore mejor o añadir 1 minuto, varoma, velocidad 1.

- Verter en seguida en los botes previamente esterilizados en agua hirviendo. Tapar y poner boca abajo sobre un paño de cocina.

Preparación tradicional

- 12 horas antes de realizar la mermelada o la noche antes, se quita la piel y las pepitas del limón. 

- Trocear el kiwi y la manzana. Añadimos el azúcar, capa de trozos de frutas, capa de azúcar. Lo dejamos macerando en la nevera.

- Añadir el resto de ingredientes, menos el limón y el vino y se ponen en una olla a fuego lento y se va removiendo, de vez en cuando.

- Añadimos el zumo de limón y el moscatel.

- Dejamos cocer más o menos 1 hora y media más o menos a fuego lento o hasta que poniendo una cucharadita en un plato que hemos puesto en el congelador, la mermelada se desliza con dificultad en él. 

- Pasamos la batidora y volvemos a poner al fuego para que hierva de nuevo.

- El resto, como en la TMX. 

Nota:

- Me resulta mucho más cómoda la TMX para las mermeladas, especialmente porque tritura y pesa, pero también por el tiempo. De todas formas, al tener ambos artilugios, siempre se puede echar mano del que nos apetezca.

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

22 comentarios:

  1. Que buenísima Marisa!!!!!Yo hice este verano una muy parecida,con melón y kiwis no la publique y estaba deliciosa..Feliz noche guapa bs

    ResponderEliminar
  2. Muy rica mermelada, cargada de vitaminas, menuda combinación, Kiwi y manzana. Una mermelada muy sana, yo también miro las mermeladas para ver ideas. La panificadora no la tengo pero con la thermo salen geniales, preguntaremos a Jose la diferencia de poner gelatina o no ponerla.Me uno a tu recordatorio de este Día contra el Cancer. Bss.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Marisa, en primer lugar, me uno a tu homenaje a esas personas que luchan contra el cáncer y desde aquí todo mi apoyo. Muchas gracias por tus palabras y me alegro mucho que la mermelada haya gustado. Me ha parecido muy original sustituir el brandy por el moscatel, es de mis vinos preferidos y tiene que darle un toque magnífico, la próxima vez la haré así. Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Sabes, Marisa? Tengo la panificadora, pero jamás he hecho en ella otra cosa que no sea panes y bizcochos. De hecho, ahora que leo tu entrada me acuerdo de que se puede hacer mermelada. Yo también la hago en la THX, pero voy a probar a ver que tal me queda ahí.

    Ésta tuya tiene una pinta excelente!!! Con tu permiso, me llevo la receta!

    Un beso desde Madrid!

    IDadnia

    ResponderEliminar
  5. Que rica mermelada , y con ese toque de moscatel ummm una delicia !!!
    Nunca he usado la panificadora para las mermeladas la tengo que sacar
    y aprovecharla un poco más.
    Me uno contigo a este día del cáncer.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa! Que pinta tan rica! y el toque de moscatel me parece buenisimo. Me ha encantado. bss

    ResponderEliminar
  7. Marisa, como tiene que estar de rica esta mermelada y de kiwi copn la combinación de la manzana y el mostaquel .bs.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa!! Aprovecho y me uno a ti en este día, para desearles mucho ánimo y fuerzas para todas las personas que luchan día a día...y sus seres queridos!!
    La mermelada de se ve una delicia, a mi me pasa lo que a ti...probar pruebo poca mermelada, pero como regalo es inmejorable...me encanta regalar mermeladas...esta me la anoto que es muy original en color, sabor,...y el toque de moscatel...umh!
    Salu2 preciosa!!
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  9. Buena idea para dar una nueva oportunidad a los kiwis! La última vez que hice mermelada con esta fruta tuve que utilizarla como base de un bizcocho de compota porque estaba tan dulce que no se podía comer... creo que me animaré otra vez :)

    ResponderEliminar
  10. Marisa por dios no me digas que eso lo has hecho en la panificadora???. Yo llevo tras de la del Lidl meses, y hace muchísimo que no la ponen, entre panes y ahora esto cuando la consiga no tendrá descanso jajaj.
    Besinos

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa!!!! que pinta tiene la mermelada,no la he probado nunca la de kiwi y con manzana seguro que estará más buena aún....Yo también me uno contigo para dar ánimos a todas las personas que están pasado por un momento difícil....
    Besets,

    Mary

    ResponderEliminar
  12. Hace tiempo hacía una mermelada parecida, pero sin el moscatel, seguro que está buenísima.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Es muy tentador reproducir algunas recetas...es lo bueno de compartir... Igual me ánimo y elaboro la tercera generación de esa rica mermelada!

    ResponderEliminar
  14. Me uno a ti para dar todo mí apoyo a las personas que sufren o han sufrido esa maldita enfermedad y a sus familiares también.Mucha fuerza y a pesar de todo siempre SONREIR!!
    Bueno ahora hablo de tu receta muy rica y la cesta preciosa para un picnic..:)
    Un besazo guapetona

    ResponderEliminar
  15. Me parece una mermelada fantastica!! que pintaza tiene y que bien queda en esos tarritos...besitos

    ResponderEliminar
  16. la mermelada será deiciosa pero esa cestita es PRECIOSA.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Estupenda mermelada y presentación, y gracias por recordar el día mundial del cáncer.Besitos Marisa

    ResponderEliminar
  18. Esta Mermelada tiene que estar buenísima, con tu permiso me llevo la receta y la probare de hacer, me encantan las mermeladas.
    Muy bonito recuerdo para este día tan especial, sea cáncer o sea leucemia, gracias a la insistencia de muchos se va avanzando mucho en todo este tema, algo muy importante para los que lo padecemos.
    Besos,
    Jaime

    ResponderEliminar
  19. Esa mermelada tiene que estar buenisima????????? besos

    ResponderEliminar
  20. Hola Marisa, a mi me encantan los kiwis, suelo comerlos a diario, así que esta mermelada tan fantástica seguro me la devoraría, que ricaaaa!!!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  21. Gracias por estar ahí comentando con cariño. Yo estoy un poco liada y no puedo pasarme mucho por los blogs, además de que es imposible estar al día con todos. Buenas noches y me alegra de que os haya gustado esta receta. besos

    ResponderEliminar
  22. Marisa,una mermelada fantástica, y el toque de moscatel le va de maravilla.
    un beso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.