Confitura de melón y canela


Sigo con las confituras, ahora en verano, apetece mucho prepararlas. Esta de melón y canela es deliciosa. 

A mí la canela me gusta una barbaridad y el melón si está dulce, todavía más. En el mercado de El Puerto de Sagunto que es donde compramos en verano, encontramos melones amarillos, como los que siempre se han cultivado en mi pueblo. A estos melones se les llama Melons d'or (melones de oro) y ahora con la crisis el Ayuntamiento está intentando volver revivir esta producción que data de hace más de 700 años. Incluso, fue elogiado por Winston Churchill durante la 2ª Guerra Mundial. 

Otra vez, recuerdos de infancia, mis hermanas y yo nos hacíamos collares con las pepitas, una vez secas. El sabor de este melón es diferente al de piel de sapo, totalmente. Es muy dulce y si está maduro incluso, no importa, porque sigue igual de bueno. En la época de mi madre y de mi abuela eran muy famosos “els melons de la melonera”.

Me hado el capricho y he probado esta confitura porque por las noches me permito un poquito de dulce y acompañé una salchicha de pollo casera con ella.

Se puede preparar con tagatosa y controlar si se necesita más tiempo de cocción.

Espero que os guste.


Ingredientes

- 660 g de carne de melón cortada en cubos
- 330 g de azúcar (160 g de tagatosa)
- zumo de 1 limón
- 2 cucharaditas de café de canela en polvo (se puede poner una, si no os gusta muy fuerte de sabor o el melón no es muy dulce)


Preparación TMX

--La noche antes, cortar el melón en dados y mezclarlo con el limón y el azúcar. Dejar en el frigorífico toda la noche.

- Poner la mezcla de melón, limón y canela en el vaso. Triturar 2 segundos, velocidad 4.

- Añadir la canela.

- Programar 40 minutos, 100º, velocidad 1. Esta confitura queda demasiado líquida, es necesario programar 20 minutos más, varoma, velocidad 1. Poner el cestillo para ayudar a la evaporación.

- Verter en botes esterilizados. Ponerlos boca abajo para que se haga el vacío y si desea, se pueden hervir al baño de maría unos 15 minutos.


Preparación tradicional

- La noche antes, cortar el melón en dados y mezclarlo con el limón y el azúcar. Dejar en el frigorífico toda la noche.

- Al día siguiente, añadirle la canela en polvo y cocer, a fuego fuerte y después a fuego medio hasta que espese y sin dejar de remover.

- Verter en botes esterilizados. Ponerlos boca abajo para que se haga el vacío y si desea, se pueden hervir al baño de maría unos 15 minutos.

Notas:

- Se puede preparar, igualmente, mermelada, triturando la confitura más.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

12 comentarios:

  1. Qué recuerdos Marisa, esos melones amarillos se cultivan en Marruecos, sin ningún tipo de pesticidas y de una manera totalmente natural y tienen un sabor extraordinario y la canela me gusta que ni te cuento. Me parece una combinación exótica y muy atractiva, digna de probar, por supuesto. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. que original¡¡¡¡nunca se me hubiera imaginado¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Que rica confitura melón y canela se puede pedir mas.

    ResponderEliminar
  4. Que rica!, ahora haz buen acopio de todo tipo de confituras, luego se agradece muchísimo tener unas cuantas en la despensa, besos guapa.

    ResponderEliminar
  5. debe estar de lujo con el toque de sabor a canela. a ver si lo preparo.
    besos!

    ResponderEliminar
  6. Pues aqui estoy yo para ratificar las costumbres de nuestro pueblo,yo encantada de venir a contarlo... Efectivamente se siguen cultivando y hasta vendiendo, mi verduleria del barrio creo que tiene, este fin de semana lo puedo comprobar, que yo alguna verdura tengo, pero la fruta la tengo que comprar!! Como anecnota tambien contaré que la costumbre era colgarlos de uno en uno con una cuerdecita alrededor, en el "terrat" (buhardilla o desvan) y aguantaban perfectamente hasta navidad, y esos melones estaban dulcisimos....mi madre aun tiene en la terracita de la cocina los clavos para colgarlos, porque mi padre mientras tuvo huerta los cultivaba, y despues los comprabamos para poderlos colgar...

    ResponderEliminar
  7. aqui me he emocionado yo contado batallitas y menos mencionar la receta!!!!
    sabiendo el dulzor que tienen estos melones, la confitura debe estar espectacular y si para el membrillo el toque de canela me encanta, me imagino el resultado final, deliciosa!!

    ResponderEliminar
  8. Una receta estupenda!!!!! mmmmmm que rica tiene que estar.
    Saludos, Sandra.

    ResponderEliminar
  9. Nunca he preparado confitura de melón lo que si que hay costumbre es de confitar la corteza de sandia. Esta confitura con la canela quedará deliciosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. esto debe saber a gloria!!! que receta tan rica Marisa!!

    ResponderEliminar
  11. Como veis, mi amiga Cristina, corrobora y añade información sobre este melón y me alegra que todavía se sigan cultivando y vendiendo. Preparadla que está muy rica. Gracias por vuestros comentarios, un beso fuerte

    ResponderEliminar
  12. sí que tiene que estar buena sí, además el melón amarillo para mi gusto es el mejor, bsts

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.