Pastel jugoso de caqui


Sigo bien, cuidándome mucho, yendo cada semana al hospi y evitando salir mucho de casa. Eso hace que cocinar se haya convertido mi actividad preferida, junto con escuchar mucha música.

Esta es la primera receta dulce que preparo. No estoy recibiendo muchas visitas porque estos primeros meses después de la operación es más aconsejable evitar el contacto con mucha gente. 

El jueves vino a verme mi mejor y más antiguo amigo (chico), Salva. Nos conocimos hace 21 años estudiando la especialidad de inglés en la Escuela de Magisterio. Ambos éramos ya maestros en activo. Desde entonces, Salva y yo, (dos tauros constantes, justicieros y muy sensibles entre otras cosas, sí ya sé que todos pensaréis que también somos muy cabezotas… y trabajadores), somos amigos, de esos amigos que no necesitan verse porque los dos saben que cuentan el uno con el otro siempre). Para ser sinceros, nos podemos pasar un buen rato de cháchara telefónica y no vernos en meses. Pero eso también ocurre con el resto de mis amigas, solemos quemar el teléfono. Ellas vinieron cuando yo estaba recién operada y como no pude obsequiarlas con nada dulcecito, dedico esta receta a todos.

Espero que os guste. Es inventada y el resultado también ha sido del agrado de mi familia.
Ingredientes

- 4 huevos
- 500 g caquis persimón (2 caquis muy grandes)
- 200 g azúcar
- 80 g de aceite de oliva virgen extra
- 1 yogur natural no azucarado
- 210 g de harina de repostería
- una cucharada de levadura en polvo para repostería
- una pizca de sal
- trocitos de caqui y azúcar para poner por encima.

Preparación en TMX

- Precalentar el horno a 180º. 

- Untar el molde con mantequilla y reservar.

- Pelar los caquis y triturarlos a velocidad 5, el tiempo dependerá de si queremos que se hagan puré o que queden a trocitos. Reservar.

- Poner en el vaso los huevos y el azúcar, y programar 2 minutos a 37º y velocidad 3.

-.Añadir el caqui, el yogur y el aceite. Programar 20 segundos a velocidad 3.

- Añadir la harina tamizada, la sal, y la levadura en polvo Programar 5 segundos a velocidad 6. Terminar de mezclar con la espátula.

- Verter la masa en el molde y colocar los trocitos de caqui por encima. Espolvorear con azúcar (opcional)

- Hornear 35 minutos (siempre comprobar si está hecho introduciendo un palo de brocheta porque depende mucho del tipo de horno. Apagar el horno, esperar 4 o 5 minutos, sacar y desmoldar.


Preparación tradicional

- Precalentar el horno a 180º. 

- Untar el molde con mantequilla y reservar.

- Pelar los caquis y trocearlos o triturarlos, dependiendo de si queremos que se hagan puré o que queden a trocitos. Reservar.

- Batir con unas varillas los huevos y el azúcar.

-.Añadir a la mezcla, el caqui, el yogur y el aceite. 

- Añadir la harina tamizada, la sal, y la levadura en polvo y mezclar con una espátula.

- Verter la masa en el molde y colocar los trocitos de caqui por encima. Espolvorear con azúcar (opcional).

- Hornear 35 minutos (siempre comprobar si está hecho introduciendo un palo de brocheta porque depende mucho del tipo de horno. Apagar el horno, esperar 4 o 5 minutos, sacar y desmoldar.

Notas: 

- Una vez desmoldado y cortado, veremos que está muy jugoso, incluso que suelta un juguillo que está muy bueno.

- Yo lo he pincelado por encima con mermelada de albaricoque que todavía me quedaba de la que preparé en primavera, pero no es necesario porque sólo era para darle un poco de brillo y no le aporta sabor.

- Utilicé un molde de pirex rectangular y como me sobró masa, preparé 2 tartaletas.

Bon profit! 

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

6 comentarios:

  1. me parece un pastel saludable además de muy rico, no le perderé de vista para hacerlo

    ResponderEliminar
  2. Marisa, muy rico este pastel, se le ve muy jugoso.
    Marisa no se porque no se actualiza tu blog en mi lista de blog
    Espero que se solucione pronto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa,
    Por lo que dices, ya vas recuperándote poco a poco. Que original es la primera vez que veo un postre de caqui.
    A mi la verdad es que no me gustan, pero voy a pasar la receta a mi madre que en casa gustan mucho.
    Besos y cuidate.

    ResponderEliminar
  4. en las recuperaciones lo importante es la paciencia y la cocina ayuda mucho

    ResponderEliminar
  5. Qué original, tiene una pinta estupenda. Besicos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa!

    Que chuli este postre, me encantan los persimon así que me lo apunto. A ver si me voy desliando, que no me da tiempo a nada!

    Espero que estés estupenda!

    Un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.