Brownie de chocolate y calabaza. En buena onda

9 Comentarios


Mi compañera bloguera Rosa, administradora de Comer especial también ha celebrado su 8º aniversario. Tal y como nos indicaba, cuando publiqué la exitosa Mousse de chocolate con Aquafaba, seleccioné una receta favorita las Croquetas de bacalao con cebolla caramelizada y sin lactosa. Hoy, para participar en su concurso de nuevo he tenido en cuenta la segunda condición que nos propone Rosa, preparar una receta de su blog. He elegido otra que ella publicó para nuestro proyecto, En buena onda que se adapta perfectamente a mi dieta. Ya le dije que iba a hacer su Brownie en 4 minutos, sin harina ni lactosa, he cumplido mi promesa, pero lo he modificado un poco. Es mi otra receta favorita. 

Un brownie sin mantequilla, sin azúcar y sin harina. Ella utilizó leche y chocolate sin lactosa, para mí no era necesario. Lo hice el sábado y como por aquí estábamos en Fallas, coincidió que tenía calabaza asada, ingrediente muy utilizado en esta tierra y en Fallas, especialmente. La verdad es, que la calabaza le aporta sabor y humedad a una masa que no lleva harina. El mío es sin azúcar y le puse muy poco azúcar de abedul. Además de nueces, añadí almendras.

Mi chocolate, como ya es costumbre, tiene un 85% de cacao y por eso, puse un poco más azúcar de abedul que la cantidad de azúcar que indica la receta de Rosa. Aun así, no está muy dulce. Es tan sencillo, que en tan sólo 4 minutos, está hecho. Recomiendo dejarlo en el microondas sin abrir varios minutos y no consumirlo enseguida. 

No es muy grande y como se me rompía al cortarlo, he preferido hacer las fotos utilizando esos trozos irregulares y darles un toque de color con el contraste del bonito naranja de la calabaza asada. Comerlo acompañado de la calabaza y un café calentito, nos hará disfrutar.

Es el primer brownie que publico en Thermofan y el primero que hago. Las cantidades de mantequilla que suele llevar, siempre me habían parado, pero al ver el de Rosa, lo tuve claro. 

Espero que te guste mi adaptación Rosa. Está rico y se come de forma adictiva.

Pinchad en el siguiente enlace que os dirige a los recopilatorios  de cada mes para que podáis acceder fácilmente a todas las recetas presentadas en En buena onda desde su inicio.


Y si queréis saber en qué consiste el proyecto, pinchad aquí o en el logo. Os invito a participar.
Ingredientes 

- 75 g de chocolate negro 85 % cacao 
- 3 cucharadas soperas de leche desnatada 
- 25 mililitros de aceite de oliva suave 
- 25 mililitros de aceite de girasol 
- 150 g de calabaza asada 
- 25 g de nueces peladas 
- 25 g de almendras peladas 
- 2 huevos (115 g) 
- 75 g de azúcar de abedul o de azúcar glas 

* un bol para fundir el chocolate 
* un recipiente cuadrado de cristal 
* una hoja de papel sulfurizado
Antes de empezar… 

- Si no tenemos calabaza asada, asarla en el microondas o en el horno. 

- Si se utiliza azúcar, hacerlo glas. 

- Trocear el chocolate menudo. Se puede picar con un cuchillo para que se funda más fácilmente. 

- Mojar el recipiente de cristal con un poco de agua y pegar el papel sulfurizado. Se puede untar con mantequilla, pero yo no lo hago. Reservar.

Preparación en microondas

- Poner el chocolate en el bol y agregar la leche. Como el mío tiene un gran porcentaje de cacao, añadí una cucharada más de leche. 

- Fundir el chocolate durante 1 minuto a 350 W. Remover bien con una cuchara. No necesité más tiempo. Si es necesario, programar fracciones de 10 segundos, removiendo después con la cuchara, hasta que termine de fundirse. 

- Mezclar el chocolate con los 50 mililitros de aceite (los 25 de cada), hasta que esté totalmente integrado. 

- Añadir al chocolate con aceite, las nueces y las almendras y remover bien. 

- Agregar la calabaza asada y remover bien hasta que se integre. Obtendremos una mezcla untosa y homogénea. 

- Batir los huevos con unas varillas hasta que obtener una mezcla espumosa. Agregar el azúcar de abedul o el azúcar y batir de nuevo. 

- Si se utiliza la TMX, poner los huevos en el vaso, junto con el azúcar y programar, 4 minutos, 37º, velocidad 4. Después, 4 minutos, sin temperatura, velocidad 4. 

- Verter cucharadas de la mezcla de chocolate sobre los huevos batidos con azúcar. Hacerlo con mucho cuidado y con movimientos envolventes para que no se baje la esponjosidad del huevo. 

- A continuación, vaciar el preparado en el molde. Extender bien. 

- Hornear durante 4 minutos a máxima potencia. Yo agregué un minuto más. 

- Dejar reposar unos 3-4 minutos dentro del microondas. 

- Sacar del microondas, dejar enfriar y desmoldar. 

- Cortar en porciones.


















Notas: 

- No está muy dulce. Se puede añadir más azúcar de abedul o azúcar, si así se desea. El tipo de calabaza que utilicemos aportará más o menos dulzor. La calabaza valenciana que utilizamos en repostería es más dulce. 

- No recomiendo utilizar calabaza cocida al vapor o hervida porque añadirá mucha agua a la mezcla.

- No trituré los frutos secos porque iba con prisa. Aconsejo hacerlo al igual que en la receta de Rosa. Simplemente porque es mejor para cortar el brownie y comerlo. 

Bon profit!

9 comentarios:

  1. Se ve un brownie muy jugoso. En el levante se aprovecha mucho la calabaza y esta es una idea estupenda para darse un capricho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ya me gustaría probarlo, tiene una pinta deliciosa :) y con los frutos secos queda genial, así que una más para pendientes :) Besets.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Marisa:

    ¡Qué arte tienes! Claro que lo probaré, pues tiene una pinta deliciosa. Estos brownies en microondas son rápidos y, como bien dices, adictivos. Además, no son muy dulzones para los que no somos tan amigos de los postres empalagosos. Tomo nota y lo prepararé.

    ¡Quiero agradecerte tu participación en el aniversario de mi blog! Quizá no me expliqué correctamente, y es que por hacer la receta ya participabas directamente en los dos sorteos. Pero "no hay mal que por bien no venga", porque nuevamente tienes número para el sorteo de menciones y número para el sorteo de recetas, siendo el 6 en ambos casos. Te recuerdo que por mencionar las croquetas en tu otro artículo tienes el número 4 para el sorteo de menciones. ¡Muchísima suerte, guapa!

    Un besazo enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. AInsss, qué cabeza tengo!!! Creía que teníamos hasta fin de mes, y eso que tengo hasta mi receta elegida y todo. Tengo entonces hasta mañano. Espero que me dé tiempo a publicarla pues es muy fácil de elaborarr. Menos mal que he visto tu receta. abes que me ha encantado y ahora que me he unido a estos postres me viene genial, sin azúcar y sin harina. La pinta es estupenda, para dar ese capricho dulce que no alegra el momento. Estuepnda aportación a nuestro proyecto, EN Buena Onda siempre y adelante, mil besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Marisa ! el brownnie tiene una pinta espectacular ,nadie diria que no lleva ni harina ni azúcar , me lo guardo en mi nueva carpeta ahora que como dice Elisa yo también me he unido a estos postres
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Al final has encontrado una receta de brownie que te acopla. Me alegro infinito porque así nos beneficiamos todos, jejeje. Tengo calabaza asada en el congelador, tengo chocolate negro. Esta cae seguro.
    Un beso grande, Profe.

    ResponderEliminar
  7. Que rico se ve... tiene que ser un bocado dulce irresistible. Yo creo que me va a encantar cuando lo prepare umh... no puedo dejar de pensar en hacer toneladas de brownies jajaja Un beso!

    fitnomasfat.com

    ResponderEliminar
  8. Madre mía Marisa!!! En tan solo 4 minutos???!!!
    Se ve increíble!!
    Te deseo mucha suerte en el concurso.
    Me hubiera gustado también participar pero es que voy muy liada y sobre todo con mucho estrés.

    Un besote gordo!!!

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Con calabaza, vaya combinación!!. Debe quedar genial. También el boniato con chocolate esta muy bueno.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.