Conejo en salsa

14 Comentarios


Aunque soy amante de la carne de conejo, en casa no gusta, así que si preparo alguna receta, diferente a la paella, es sólo para mí. 

Esta vez, tuve para dos días porque, aunque el conejo tiene huesos, elegí las partes que más me gustan y así evité tener que cocinar un día. 

Es una receta tradicional de las que apetece comer hasta fría. Si no te gusta el conejo, puedes usar pollo igualmente, pero no puedo asegurarte que los tiempos de cocción sean exactos. 

Tenía una botella de vino Ribeiro recién empezada y lo utilicé en esta receta y ya veréis que también en alguna otra. Como en esta casa no se bebe vino, prefiero comprar vinos blancos con un mínimo de calidad para cocinar, pero sin pasarme en el precio. 

Espero que os guste, está realmente bueno. 
Ingredientes 

- 100 g de cebolla 
- 200 g de pimiento rojo 
- 30 g de aceite de oliva virgen extra 
- 3 dientes de ajo 
- 500 g de conejo troceado 
- sal y pimienta 
- 200 g de tomate en conserva 
- 1 cucharadita de azúcar (opcional) 
- 60 g de vino blanco 

Antes de empezar… 

- Pelar la cebolla y cortarla en cuartos. Pelar los ajos y quitarles el germen. 

- Cortar el pimiento en trozos y quitar las semillas. 

- Salpimentar el conejo. 

Preparación en TMX 5 

- Poner en el vaso la cebolla, los dientes de ajo y el pimiento rojo. Programar, 4 segundos, velocidad 4. 

- Bajar los restos con la espátula y verter el aceite. Programar, 6 minutos, 120º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Verter el contenido del vaso en un bol y reservar. 

- Añadir los trozos de conejo. Programar 15 minutos, 120º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Puede ser que el conejo quede enganchado a las cuchillas o se oiga un ruido debido a los huesos. Si esto ocurre, parad la máquina y comprobar que todo está perfecto. 

- Incorporar la verdura, el tomate y el azúcar (para suavizar la acidez del tomate). Programar, 15 minutos, 120º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. 

- Pasado el tiempo, verter el vino blanco por el bocal y programar, 15 minutos, varoma, velocidad cuchara, giro a la izquierda. 

- Comprobar la cocción y si es necesario, programar algún minuto más.
Preparación tradicional 

- Trocear la cebolla en brunoise y picar los dientes de ajo. Cortar el pimiento rojo en trozos no demasiado grandes. Reservar 

- Verter el aceite en una cazuela y agregar los trozos de conejo. Sofreír a fuego medio hasta que se doren, removiendo de cuando en cuando. 

- Incorporar la verdura, el tomate y el azúcar (para suavizar la acidez del tomate). Seguir sofriendo removiendo a menudo durante unos 15 minutos aproximadamente. 

- Verter el vino blanco y continuar la cocción unos 15 minutos más o hasta que el sofrito esté en su punto. 

Bon profit!

14 comentarios:

  1. Ya ves Marisa, en casa nos gusta a todos a mi hijo no tanto pero lo come también.Te quedó 10 y muy jugoso.Un besito desde Madrid.

    ResponderEliminar
  2. En casa nos encanta el conejo Marisa, ahora viene mi madre a comer todos los días y como a ella no le gusta lo voy dejando de lado, estos días no esta ella y me pegaré un atracón, esta receta te ha quedado maravillosa, la carne tiene que quedar deliciosa, no hay más que verla.....Bess

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa! La foto de tu plato me ha recordado a cómo cocinaba a veces el pollo mi abuela, he tenido como una sensación de déjà vu, qué raro jeje! No me va mucho el conejo así que haré tu receta con pollo y así tendré en el recuerdo a mi abuela también :) Se ve delicioso y con un buen pan casero para mojar en la salsa ya sería perfecto!! Un besote!!

    ResponderEliminar
  4. Marisa no tengo nada en contra del conejo. A mi madre no le gusta y nunca lo hace en casa y yo he heredado ese "no gusto"

    Adaptaré esta receta para hacerla con pollo y tan contentos todos ¡porque tiene una pinta sublime!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Marisa tiene un aspecto extraordinario este conejo . Lo habrás disfrutado a tope, no me cabe duda .
    Yo utilizo siempre Albariño , me encanta como quedan los guisos con él.
    Buenas tardes guapa !

    ResponderEliminar
  6. Marisa, un plato precioso y para mojar pan y no parar. Casi nunca he cocinado conejo y no entiendo por qué, debe ser que en mi casa nunca se comía..., lo he probado con arroz y me encanta, en algunos pueblos de Cádiz se hace muy a menudo, así que no tengo excusa para no probar tu rica receta. Me la guardo. Ya te contaré
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola! a mi el conejo me gusta y mucho. También lo cocino para un par de días, y la verdad que no sabes si está mejor al día siguiente... te ha quedado muy bueno, me lo llevaría :) besets.

    ResponderEliminar
  9. Ahora mismo he leído que había bajado mucho el consumo de conejo y es que ya nadie quiere guisar. El conejo es una carne delicada y muy rica, pero necesita un poco de mimo y más tiempo que unas pechugas a la plancha.
    En casa solemos ponerlo con arroz y también al horno que está muy rico y se hace el solito.
    Cómo ya te he dicho...q no falte el pan!!
    Besicos

    ResponderEliminar
  10. Marisa sería un pecado olvidarse del pan con esta receta jeje
    Se ve extremadamente rica!!!
    Hago muy poco conejo en casa porque luego nadie sabe comerlo, al tener tanto huesecillo al final dejan toda la carne.
    Estupenda receta!!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa, el guiso se ve espectacular, pero yo lo haré con pollo.
    Todos los años me propongo comer conejo, pero nunca lo hago, y no dudo que este buenísimo.
    Yo utilizo brandy caso siempre para cocinar.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que lo compro poco. Me gustaría hacerlo más frecuente, pero siempre voy a lo que me parece menos trabajoso. El pollo, el pavo o el cerdo (lomo o solomillo) son las carnes que más gasto. Este guisillo de conejo lo preparo alguna vez, curiosamente igual que tú, y queda espectacular, me has hecho desear comerlo pronto. Fijo que mañana compro conejo. Bonitas fotos. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. En casa tengo la suerte de que nos gusta a todos. Eso si, los compro a una señora que los cría porque de muy pequeña, vi una camada con una enfermedad en los ojos y me quedó grabada esa imagen, por lo que soy incapaz de comprarlos en ninguna carnicería, por si acaso jajaja. Yo también lo cocino generalmente de forma tradicional y está buenísimo. Quién pudiera alarga la mano a ese platín, con un buen trozo de pan ;-)

    Un besín.

    ResponderEliminar
  14. Marisa , a mi la carne de conejo me encanta , asi que este plato tuyo me parece fantástico
    besinos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.