Leche condensada desnatada

14 Comentarios

Con lo que me gusta la leche condensada, con lo adicta que he sido, no entiendo por qué he tardado tanto en publicar en el blog esta leche desnatada y sin azúcar. Desde que mi vida es sin azúcar, tomar leche condensada, a cucharadas, apretando el tubo y dejando caer el chorrito directamente en la boca o cubrir un buen trozo de mona de Pascua seca, ha sido imposible. También, pedir el famoso café bombón tan típico en tierras valencianas, ha sido imposible. No tomo café, pero un bombón, me gustaba tomarlo, de cuando en cuando. La verdad sea dicha, mi adicción a la leche condensada tuvo que desaparecer, cercenando disfrute y placer. Pero, ¿qué le vamos a hacer? A todo se acostumbra una.

La hice hace un tiempo utilizando una leche en polvo desnatada pero que no me gustó nada, porque quedaban unos grumos, nada agradables al degustarla. Ahí quedó la receta y no volví a repetir. En esta ocasión, tengo que aconsejar una buena marca de leche en polvo, para que esto no ocurra. Al ser desnatada y sin azúcar, no espesa tanto, pero el sabor y la textura me gusta. El punto de vainilla, tanto como el dulzor, va a gustos.


La excusa para hacerla ha sido utilizarla en este Postre de fresas fácil, que presento en un concurso. Por eso, publico las dos recetas al mismo tiempo. Queda ya en mis básicos, que ya era hora.

Espero que os guste y os sea de utilidad.
Ingredientes 2 botes pequeños o 1 más grande 

- 120 g de leche en polvo semidesnatada La Asturiana
- 140 g de azúcar de abedul o de azúcar 
- 1 cucharada de vainilla líquida (5 g aprox.) 
- 150 g de agua mineral 

* uno o dos botes de cristal esterilizados 
Preparación TMX 5 

- Poner en el vaso la leche en polvo, el azúcar de abedul o azúcar y la vainilla. Bajar los restos con la espátula. Programar, 6 segundos, velocidad 10. 

- Agregar el agua y programar, 10 minutos, 90º, velocidad 3 y medio. 

- Verter el contenido en los botes de cristal. 

Notas: 

- Se conserva en la nevera varios días, pero antes de utilizarla, es mejor removerla con una cucharilla. Al no llevar azúcar, no hagáis más cantidad y como ocurre con las mermeladas u otras preparaciones, puede verse un poco de líquido en la mezcla. 

- El dulzor depende de la cantidad de azúcar de abedul o de azúcar que utilicemos, por eso, dependerá del paladar de cada uno.

- No os indico el modo tradicional de prepararla, porque no he tenido tiempo de informarme cómo hacerla. Todo llegará. Mientras, os dejo un enlace que me ha parecido útil.

Bon profit!

14 comentarios:

  1. Una leche condensada casera y además light, no dejas de sorprenderme! Me gusta la idea, en casa consumimos mucha ahora en temporada de fresas, tendré que probarla. BSS guapa!

    ResponderEliminar
  2. Marisa , siempre me sorprendes y con esta leche condensada también lo conseguiste , gracias por compartir tantas cosas que sabes hacer
    besinos

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima !!!
    Me encanta como a tí la leche condensada, aquí se toma mucho el café Leche y leche, que es un buen pegote de leche condensada, café soloy un poco de leche líquida . . . un despiporre vamos. No lo pido nunca porque es un vicio malo :)y la compro dos veces al año a lo sumo.
    Te quedó una receta de diez, y unas fotos que hablan solas, simplemente preciosas. Ya de paso te comento que el postre de fresas está para repetir, que esos vasitos son pequeños y las ganas de golosinear muchas jajaja
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Hola Bonita,me llevo tu l condensada light,es maravillosa
    Muchos besitos y feliz semana¡¡

    ResponderEliminar
  5. Nunca hice leche condensada y me ha gustado tu receta, me parece sana y rica tiene que estarlo mucho, vaya, el experimento funciono a la prefección, no hay más que verlo...Bess

    ResponderEliminar
  6. Hola Marisa! Eso de no poder tomar un ingrediente que sea leche, azúcar o huevo por cuestión de salud es muy triste. Quiero decir que me da mucha pena cuando veo que hay gente que se tenga que cuidar tanto a la hora de comer y sobre todo hacer sacrificios como tu dejando de comer leche condensada, pobrecita mía! Pero al ser tan buena cocinera tu vas y encuentras soluciones, esa es la actitud!! Esa leche condensada tuya tiene buenísima pinta y seguro que es mil veces más sana que la normal jeje! Muchos besitos!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa!! Recuerdo que de muhacha, cuando tenía un antojo de algo dulce a media tarde, compraba una pequeña lata de leche condensada y galletas María que partía en trocitos y mezclaba con la leche, qué ricura!! jaja, ahora sólo la uso en preparaciones, porque ya no me atrevo a hacer esas gracias.
    En el blog tengo una receta de leche condensada con leche regular líquida y vegetal pero requiere cocción; probé a hacerla con edulcorante en lugar de azúcar, pero no me gustó el resultado por el sabor que dejan los edulcorantes, he visto otras recetas a las que agregan mantequilla, así que hay para todos los gustos y necesidades.
    En estos días que he estado rehaciendo mis viejas recetas del blog, voy a sacar también la leche condensada y seguir experimentando. Besitos!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa, sabes no soy muy de leche condensada por lo de empalagos por el dulce, pero he de reconocer que en postres si me gusta mas y alguna vez la utilizo.
    Veo que es muy facil de preparar!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola, qué bien que hayas publicado esta lech cndensada. A mí también me encanta pero me privo de ella. Me guardo la receta para que no se me olvide. Un beso!!

    ResponderEliminar
  10. Me sorprende tu ingenio, no se te resiste nada, y lo bueno es que te quedan las cosas mejor que las originales, al menos respecto de ser mucho más sanas, lo que en realidad nos conviene a todos.De pequeña sí que tomaba leche condensada, yo creo que fue moda de nuestras madres, que por entonces no se planteaban mucho eso de que nos podía hacer daño de alguna manera. Incluso recuerdo que mi madre ponía la lata con dos aberturas a cocer al baño María en la exprés, con lo que la leche se caramelizaba y aquello era todo un manjar, hoy puede pasar por un dulce de leche. Después se untaba en rebanadas de pan ¡y a merendar todo el mundo! Un trozo de historia de leche condensada.
    Tendré en cuenta tu receta porque me ha encantado. Besitos.

    ResponderEliminar
  11. No se te resite nada ,me encanta ver como consigues adaptar recetas ,no queda tan espesa como la que se hace con leche y azucar pero no dudo lo mas minimo que el sabor sea divinisimo.
    Como siempre la receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  12. Marisa vine a ver esta delicia porque somos del mismo bando querida, niñez marcada por tubitos de leche condensada que cosa más rica!!!!, no era una niña muy golosa pero cuando en raras ocasiones llegaba a mí un tubito se me abrían los ojos de la dicha, esa textura y rico sabor!!!. Fui a ver el enlace que nos dejas de leche condensada tradicional por simple curiosidad y te confieso que se me abren los ojos un poco por la cantidad de azúcar que lleva, pero creo que de ahí la textura. Pues yo me quedo con tu versión de lejos, tal cual, más ligera. (Acá me pasa como cuando leo la dichosa fórmula de los bizcochos que no puedo con ella, igual cantidad de harina, de materia grasa y de azúcar es una proporción que puede ser la formula maravilla de textura, sabor y "esponjosidad".... pero no la puedo aplicar, no me cabe en la cabeza esa proporción), pero ya sabemos cada una con sus maneras, cada cocina con la forma de hacer las cosas, lo bueno es cada una adaptarlas a su gusto, por ahora tu versión ligera me la guardo.

    Picos, besos, abrazos apapachados para ti mi querida amiga,
    desde la tierra de la saudade te mando un soplo de calor con aires de bossa y samba

    ResponderEliminar
  13. Se la tendré que hacer a mi hermano, porque es un fanático de la leche condensada y desde que le sacaron azúcar no la prueba el pobre!! a ver si me sale bien, porque mi robot no es el mismo que el tuyo...Bs.

    ResponderEliminar
  14. me encanta y la estoy haciendo , creo que por lo que estoy viendo ya és un éxito , me encanta para mis tostadas y mi café . un beso

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.