Sandwichón de queso y jamón York

13 Comentarios


Este sandwichón tan rico es la receta final de la trilogía. Comencé con el Pan de espelta integral al vapor y después, el Queso fresco casero con arándanos y nueces. Ambos los preparé expresamente para elaborar esta receta que tenía ya pensada y en vez de hacer pequeños sándwiches o utilizar queso comercial, decidí que fuera todo casero. Fue un éxito. Os voy a contar toda la historia que es verídica y reciente.

Estaba esperando mucho tiempo en el hospital sin comer nada antes de una analítica. Después, esperando el resultado, no tuve más remedio que comprarme un sándwich, en la máquina expendedora para cenar un poco. Me llamó la atención uno con queso de cabra y pan blanco con semillas de sésamo; en el momento que lo probé, mi cabeza empezó a dar vueltas. Suelo maquinar recetas y no siempre salen bien, pero a veces, como en esta ocasión, el trabajo, los experimentos y el resultado, valen la pena.

Recordé el Pan en varoma y se me ocurrió que, con ese formato, no me quedaría el sándwich a mi gusto y por eso lo modifiqué. Una visita al supermercado, ver unos arándanos y mi jamón york favorito desde siempre, el de Campofrío y surgió la chispa. Siempre que quiero comprar un jamón york recién cortado en lonchas finas, lo elijo, porque para mí es mejor que sea bajo en sal. Pedí a la charcutera que me cortara unas lonchas y me lo llevé junto a la barqueta de arándanos, unas nueces y rúcula. En mi cabeza, a no ser, que fallara algo, todo estaba bien claro.

En el mismo día lo tuve todo listo con la idea de sorprender a mi hijo cuando volviera a casa por la noche. El pan, ya sabéis cómo lo preparé, una mezcla de harinas y las semillas de Kalonji de El Amasadero. Mientras el pan leudaba, me puse con el queso. Quería que se pudiera untar pero que estuviera muy cremoso. En tres horas lo tenía listo y le añadí los arándanos y nueces picadas menudas. El queso fresco casero con arándanos y nueces, ya era una realidad.

Mi impaciencia crecía. Después de tanto trabajo, sólo faltaba que el pan me fallara, pero cuando, tras dejar que se enfriara, lo corté por la mitad, tuve claro que mi invención iba a salir bien.

Os presento mi sandwichón sano y repleto de propiedades; un disfrute debido a los sabores dulzones de la crema de queso y del jamón york, los ligeramente picantes de la rúcula y de las semillas, junto a la ligera acidez de los arándanos y la textura esponjosa del pan. ¿Os apetece?
Ingredientes 1 o 2 personas

- una base del Pan de espelta integral al vapor
- queso fresco casero con arándanos y nueces
- 100 g de jamón york
- hojas de rúcula a gusto
Preparación tradicional

- Hornear el pan y preparar la crema de queso. Pinchad en los enlaces superiores para ver ambas recetas.

- Cuando el pan se enfríe, partirlo teniendo en cuenta que la base no sea muy gruesa.

- Separar la parte superior del pan y reservarla para otras preparaciones o mini sándwiches.

- Extender por encima de la base de pan una buena capa de queso de arándanos y nueces.

- Coger porciones de lonchas de jamón york y enrollarlas formando flores. No es necesario que sean perfectas, pero sí del mismo grosor.

- Decorar con las hojas de rúcula.

- A la hora de servir, cortar triángulos. Lo bueno de este pan es que no tiene corteza; también se puede utilizar la parte superior y formar pequeños sándwiches, tal y como se ve en la foto.

Notas.

- Quería un sándwich diferente, pero si os gusta más utilizar otro formato, e incluso, hacerlo con pan comprado, el resultado, no será el mismo, pero os gustará también.

- Es mejor cubrirlo de flores de jamón york y hojas de rúcula totalmente. Yo no lo hice para las fotos, pero después, para comerlo, sí.

- Es un pan en el que utilizo harina de harina de espelta integral, pero tenéis la posibilidad de usar otra.

- Las propiedades de todos y cada uno de los ingredientes, así como, la elaboración casera, hacen de este sandwichón una opción original y sana, apta para cualquier dieta. 

- Los arándanos azules que utilicé son menos ácidos que los rojos y también mejores para combinarlos con los ingredientes de este sandwichón.

Bon profit!

13 comentarios:

  1. Que rico Marisa, se maravilloso ese pan y el relleno ni te cuento, vamos que para hacer un fstín con el conjunto. Tiene que estar sabrosisimo, no hay más que ver lo bonito que te ha quedado.Yo hice queso fresco el otro día y el resultado me ha encantdo, volveŕe a hacerlo de nuevo, no llego a nada jeje....Besss

    ResponderEliminar
  2. Desde luego no cabe duda, que el pan es una pasada y lo digo con conocimiento de causa, el queso con esos arándanos ya ni te cuento y todo ello complementado con jamón de jork....en formato bocatilla. Me encanta y más saludable no puede ser. Hay que ver lo que se maquina, aunque sea en las horas largas de espera en el hospital.

    Bss

    ResponderEliminar
  3. Hola Marisa ¡ creo que te ha quedado un sandwich de lo que ahora llaman de autor ! me encanta ese pan y el queso con los arandanos ,bueno en realidad me gusta todo ,se ve perfecto
    besitos

    ResponderEliminar
  4. Marisa desde luego la trilogía que has creado, pronto pasará a ser un best seller, ¡me encanta!
    En casa tiro de vez en cuando de sándwiches para cenar, sobre todo en noches en las que llego agotada mentalmente de casa de mis padres, no cocinaría ni siquiera un bocadillo, con una pieza de fruta y un yogur me vale, lo malo es que yo no pierdo nunca las ganas de comer por muchas preocupaciones que tenga encima, así es imposible estar delgada.
    Ya imagino lo delicioso que debe estar este pan, y del relleno ya ni hablamos, porque debe ser puro placer, con ese queso tan rico, sano y equilibrado.
    Para consolarme y sentir algo parecido al placer que tú habrás sentido al comerlo, quizás me lo monte en plan gourmet, comprando algún pan especial, y ese jamoncito que también es mi preferido, con todo lo demás, va a ser una gozada comer casi tan rico como tú lo has hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Prefiero tu trilogía a la del Sr. de los Anillos! ya me animaste con el pan al vapor y ahora con ese relleno ya es que me has conquistado. Se ve delicioso.
    Feliz semana y muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Marisa qué riquísimo este sandwichón y qué saludable, me ha encantado y me ha entrado un hambre que no te imaginas ejej. bsts guapa

    ResponderEliminar
  7. Marisa,te estoy haciendo la ola ahora mismo........que monumento de sandwichon¡¡¡¡¡
    Con es e pan tan tiernecito......me tengo que comprar harina de eespelta.....pero más adelante porque ahora tengo que gastar la de centeno que compre¡¡¡¡
    Y que te digo de pan al vapor¡¡¡¡¡
    Bueno cariño que tengas una feliz semana y muchos besitos¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa. Espero que esas visitas al hospital sean pura rutina.
    Me ha gustado tu historia jj, maquinas a la perfección y ante una dificultad te superas. Preparas el pan, haces el queso y como final te montas este sandwichon que no se lo salta un caballo jj.
    Eres una cocinera experta y maravillosa. Tu hijo debe sentirse en la gloria comiendo lo que cocinas. Una sensacional entrada.
    Te he comentado esta mañana la dificultad para publicar en Reciclando Sabores. No sé a que puede ser debido ya que otras veces lo he hecho perfectamente pero en esta ocasión no me ha dejado. Después de estar mucho tiempo salía la página en blanco y debía cerrar. Te agradezco por tanto el que mireceta la hayas publicado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Uummmmmmmmmmmm como tenia que estar ese sandwichon seguro que tu hijo no dejo de hacerte la ola ,seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente una pena no poder catar un trozo ,te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  10. Las horas de espera en los hospitales, desgraciadamente a veces dan para escribir el primer capítulo de un libro. En tu caso, para una trilogía. Tengo harina de espelta en casa y hace mil que no hago pan. Aunque no tengo Tx habrá que intentar hacer uno de esos aunque sea con corteza. Me llevo un sandwichon, que me encantan.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  11. Em fa falta moooooolt temps! Vull fer moltes coses i no arribo! Entre altres, la teva trilogía!
    M'encanta aquest sandwichón!
    Petonets,
    Olga

    ResponderEliminar
  12. Que rico pan y relleno, para una buena cena, viene super bien. Bsssss

    ResponderEliminar
  13. Estas son las trilogías que a mí me gustan ¡qué maravilla de sandwich! en el fondo casi podemos decir que los análisis y la espera en el hospital tuvieron su lado bueno ¡y tan bueno! si gracias a aquel sandwich de máquina maquinaste este ¡menudo trabalenguas!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.