Pan de espelta integral al vapor

13 Comentarios


Este pan es la receta que publico para celebrar hoy mi 6º cumpleblog. Es la primera receta de una trilogía que espero, os guste.  Además os invito al Concurso 6º Aniversario, que también se inicia hoy. Os espero.

El pan en varoma es famoso en el mundo TMX. Yo no lo tenía en el blog y cuando probé a hacerlo, me pareció muy sencillo y útil para poder degustar un pan rápido y con buen sabor. Por fin, tenía en el blog la receta original del Pan en varoma. Al cabo del tiempo, modifiqué algún ingrediente y publiqué, el Pan de espelta y semillas en varoma, pero siguiendo el mismo proceso y utilizando el mismo tipo de molde, el de cake. Se obtiene un pan alargado de tamaño bastante pequeño para mi gusto.

Hace unos quince días, pensando en otra receta en la que quería utilizar pan, volví a recordar éste, pero después de darle muchas vueltas, se me ocurrieron unos cambios que han hecho que, a partir de ahora, ya no vuelva a repetir el proceso original. Las cantidades son exactamente las mismas, pero debido a que no sólo he dejado leudar la masa, sino que, la he plegado varias veces, el pan al vapor no se parece en nada, en cuanto a calidad y sabor a los dos anteriores, es decir al famoso Pan en varoma elaborado en TMX. Os lo explico en la preparación. 

Me ha gustado cambiar el molde utilizando uno redondo, pero es importante que comente que mi varoma es el de la TMX 5, que es un poco más grande. Debajo del molde he colocado un salvamanteles metálico para permitir que saliera el vapor sin problemas.

El uso de harina de espelta integral, mezclada con harina blanca de fuerza y las semillas de kalonji (ajenuz, niguella), que compré en El Amasadero, le confieren un sabor diferente y muy agradable.  Por si no conocéis las semillas de Comino Negro, también denominado Negilla Sativa, Niguilla, Niguela, Ajenuz, Pebreta, Ezkarte, Chernushka, Black cumin, Kalonji ......, os indico que son unas pequeñas semillas negras que proceden de una bellísima flor de color azulado usadas en medicina tradicional  y en la cocina durante cientos de años en Oriente y la Cuenca Mediterránea para tratar multitud de enfermedades y estados de dolor; en la antigua Roma se utilizaban como moneda de cambio y para pagar impuestos.  Son negras con un 40% de aceite y han de consumirse en pequeñas cantidades como ocurre con casi todas las especias.

El comino negro tiene sabor exótico picante y aroma ligeramente dulce a nuez moscada, es carminativo. Resultan muy ricas para aromatizar el pan, las ensaladas, los guisos y sofritos, patatas salteadas, aperitivos, aliños y encurtidos, etc. Os dejo al final, dos enlaces por si queréis saber más información sobre estas semillas.

En breve, publicaré una receta que os encantará en la que utilizo este pan. Se conserva mejor envuelto en una servilleta o bolsa de algodón, siempre que os sobre, claro. En casa ha sido un éxito. Esponjoso y con agujeritos, suave, queda menos mojado y se corta, una vez frío, sin dificultad. Al día siguiente, tostado, la textura permanece perfecta.

Ingredientes

- 150 g de agua mineral
- 15 g de levadura fresca de panadero
- 1 cucharadita de sal
- aceite para engrasar el molde 
- 150 g de harina de fuerza
- 100 g de harina de espelta integral
- 1 cucharada sopera de semillas de kalonji
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
- 1'5 litros de agua para el vaso

*Molde redondo de silicona de 20 cm diámetro x 5 cm de alto
*Salvamanteles metálico para el varoma
*Papel film untado en aceite
*2 hojas de papel de cocina 
Preparación TMX

- Poner el agua y programar, 1 minuto, 37º velocidad 1.

- Añadir la levadura y mezclar 6 segundos, velocidad 6.

- Añadir las harinas y la sal. Programar, 6 segundos, velocidad 6. Comprobar si es necesario agregar un poco de harina o de agua. Amasar 1 minuto, 30 segundos, velocidad espiga. Cuando pasen unos minutos, quitar el cubilete para que la masa se airee.

- Verter el aceite y las semillas de kalonji. Programar, 1 minuto, velocidad espiga. La masa tiene que ser lisa y no debe pegarse a las manos.

- Sacar la masa del vaso y ponerla en un bol untado con un poco de aceite.

- Es hora de empezar con los plegados. Estirar la masa desde los bordes al centro. Tapar el bol con papel film o con un paño y dejarlo en un sitio cálido. Yo lo suelo poner dentro del microondas. Al cabo de 5 minutos, repetir la operación. Hacer los plegados cada 5 minutos, y 5 veces. Cada vez que se haga un plegado, se debe girar el molde ¼ de vuelta.
- Untar el molde de silicona con un poco de aceite.

- Sacar la masa del bol, bolear y colocarla en el molde, aplanándola con la mano. Cubrir el molde con papel film engrasado con aceite para que no se pegue al plástico. Dejar que leude durante una hora, aproximadamente.

- Poner el agua en el vaso y el molde dentro del recipiente varoma. Como he indicado arriba, mi coloqué bajo el molde un salvamanteles metálico para permitir que el vapor saliera perfectamente por todos los orificios. Poner también dos hojas de papel de cocina encima del film para que absorba el vapor.

- Programar, 50 minutos, varoma, velocidad 1. 

- Sacar el pan del molde y dejarlo enfriar sobre una rejilla.
Notas.

- En la receta original, no se utiliza el aceite, pero a mí me gusta mucho añadirlo los últimos minutos de amasado.

- En vez de semillas de kalonji, se puede utilizar otro tipo de semillas o nada. 

- Si en vez de harina de espelta integral, utilizamos otra harina o sólo de fuerza, a lo mejor, tendremos que modificar las cantidades.

- El tamaño del pan es más grande que el que obtuve en las otras dos recetas.

Nota:

- Si no tenéis TMX, podéis amasar la masa a mano y cocer el pan en una vaporera.

Bon profit!

13 comentarios:

  1. Te quedo maravilloso este pan. Nunca hice pan al vapor y este me ha encantado, se ve con una miga maravillosa y bien rica seguro, el pan casero es delicioso y sabes lo que comes, con una buena tosta de esas desayunaba en este preciso momento bien a gusto....Bess

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    No he hecho nunca un pan al vapor Marisa, y tengo a mi hija detrás para que le haga uno japonés, así que no creo que tarde. La miga que te ha quedado es magnífica, me encanta de verdad. La harina de espelta está bien rica y la compro en una panadería/pastelería que no está muy lejos de casa, me encanta porque el dueño es un chico joven, muy amable y nos damos una buena charleta cada vez que voy jaja
    Estoy deseando ver las otras dos partes de la trilogía, ahora me paso por el concurso.
    Besotes mi niña, hoy más especiales si cabe.

    ResponderEliminar
  3. Nunca he echo pan al vapor y ahora no tengo disculpa con tu maravillosa receta en cuanto pueda me pongo manos a la masa.
    Una pena no poder meter la mano por que daba buena cuenta de un trozo seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente.
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  4. Marisa, felicidades por el blog y por la receta, debe estar buenísimo. También quiero felicitarte por tener un mantel tan bonito, bordado a mano. Me encantan esos manteles, me recuerdan los que bordábamos en el instituto en una asignatura que ya ni recuerdo como se llamaba (algo del hogar) y que me traian por el camino de la amargura. Ahora los valoro muchísimo.

    ResponderEliminar
  5. Una forma nueva de hacer pan...esta no la he probado aun...y por el aspecto que tiene este pan debe estar delicioso!! ves...siempre que paso por aquí aprendo algo nuevo...Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Yo si hago pan al vapor y la verdad que siempre queda estupendo.

    Una receta especial para celebrar el 6º año del blog, la primera entrega de la trilogía de 10, deseando ver la segunda parte.

    Bss

    ResponderEliminar
  7. Wowww que delicia mi querida amiga, me encanta tu pan y también tú maravilloso 6º cumpleblog, 6 años ya regalándonos tus deliciosas recetas, espero que sean muchíiisimos más!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Con el pan no avanzo mucho, me limito a lo que puedo buenamente hacer a mano pues no tengo ninguna máquina que me ayude y creo que no la tendré, mi marido ¡me destierra! si compro alguna cosa más, jajaja. No puedo tener constancia con las cosas pues me falta tiempo para usarlo en hacer pan, por eso lo hago esporádicamente y a mano siempre cuando me sobra.
    He usado la Nigella en panes planos indios y la conozco bien, me gusta mucho. Imagino cómo debe estar este pan con esa miga tan estupenda, eres genial. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Hola preciosa gracias por tus bonitas palabras, y muchas felicidades por tu 6º cumpleblog !!ya estoy por aquí, sabes me ha encantado este pan así que me lo llevo haber cuando tengo un huequito y lo hago, sabes no conocía estas semillas así que tomo nota para ver si las encuentro.
    Ahora me voy a ver el concurso que haces y intentare buscar otro hueco para participar en el, muchas gracias bonita por acordarte de mi.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. No conocía esta receta y curioso que se haga en varoma.
    Tampoco había oído hablar del comino negro ni de las semillas de kalonji. Así que 'tomo nota'.
    Nuevamente ¡Muchas felicidades por tu 'cumpleblog'!.

    ResponderEliminar
  11. Marisa este pan se ve esponjoso y suavecito debido al vapor te quedo muy bonito y la miga como debe ser un buen pan integral ^_^ que rico!!!, se me hace agua a la boca, los tiempos de levado son claves para desarrollar más sabor. Muchas gracias por tu receta y por tus comentarios con respecto a las semillas de comino, no tenía idea de que eran las mismas de nigella y aunque no las conozco en vivo y en directo, si las he visto en muchas recetas. Con lo que me gustan las semillas, me encantan los cambios que has hecho a la original. Un beso querida!

    ResponderEliminar
  12. ¿No se puede hacer en una vaporera normal??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nane. Sí que se puede hacer en una vaporera. Añadiré en notas luego. Al ser un pan típico de tmx, no lo puse. Gracias.

      Eliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.