Coca de chocolate y mandarina

25 Comentarios


No quería dejar de mostraros esta sencilla receta de coca de chocolate que hice días antes de Navidad, pero ya para celebrarla. Voy a clases de yoga desde hace unos meses y mi profesora y su marido nos invitaban a chocolate. No me lo pensé mucho y le dije que traería algo. Ese día, fue el primero en el que el tiempo cambió y menos mal que por la tarde no llovió mucho, porque al día siguiente, y durante todo el fin de semana, diluvió. El mal tiempo impidió que mucha gente viniera, pero yo fui precavida y llevé a mi profesora mi coca el día anterior. Bueno, mi coca y unos trozos de la misma coca, pero sin azúcar. Si no iba yo a tomar chocolate ni nada dulce, al menos, tendría un trocito de coca sin azúcar y disfrutaría un poco, a la vez que experimentaría la receta de las dos maneras. También pensé que mi compañera de clase de yoga, Amparo, que tampoco puede tomar azúcar, estaría y podríamos compartir los trocitos, pero no vino y hoy, la publico para que tenga la receta y empiece a experimentar con ésta y otras cositas dulces, 0 azúcar.

Os aseguro, que no fui la única que la probó y me comentaron que no se notaba la diferencia entre una y otra. Un poquito sí, la que lleva azúcar está mejor, pero en la textura y esponjosidad, no se aprecia diferencia y, además, se conserva a la perfección varios días, si queda, claro. Tal vez es la receta dulce en la que utilizo el azúcar de abedul (sin tener en cuenta las mermeladas), que mejor sale en comparación con la que lleva azúcar. Sólo tenéis que ver las fotos.

Esta receta es de mi estimado y recordado amigo Jaime. Estoy segura de que le hubiera gustado mucho saber que ha sido un éxito. La repetí y mi hijo la regaló a la familia de su novia y también me felicitaron. La volveré a hacer sin duda, es muy sencilla y está realmente buena.

Ya publiqué otra coca de llanda de chocolate. Si la queréis ver, pinchad aquí. Espero que ésta con mandarina, también os guste, con o sin azúcar. Feliz semana.
Ingredientes 

Para una lata de 40 x 28 cm para la coca grande con azúcar y una lata de 31 x 21 cm para la coca pequeña sin azúcar. en la que dividí por la mitad las cantidades que os indico. Si no tenéis de esa medida exacta, es una idea aproximada.

- 250 g de leche, desnatada la mía
- 150 g de chocolate para postres (o 85% de cacao para la de sin azúcar)
- 280 g de azúcar o de azúcar de abedul
- 3 huevos L
- 150 g de aceite de oliva virgen extra
- 150 g de zumo de mandarina
- 400 g de harina repostería de fuerza
- 3 sobres de gasificante (3 de cada color)
*papel de hornear

Para decorar la coca

- azúcar glas o azúcar de abedul
- gajos de mandarina 
Antes de empezar,

- Pesar todos los ingredientes. Los huevos tienen que estar a temperatura ambiente.

- Tamizar la harina junto a los gasificantes. Yo lo hice con un tamizador manual tres veces para que no quedaran grumos. Reservar.

- Trocear el chocolate, agregarlo a la leche que ya habremos vertido en un cazo. Poner éste en el fuego e ir removiendo hasta que se funda el chocolate; apartar y dejar que se enfríe. Yo lo hice en el microondas a baja potencia, parando cada minuto y removiendo. En dos minutos, estuvo listo. Con los dos chocolates, sale bien.

- Precalentar el horno a 180º si es con azúcar y a 170º, si es con azúcar de abedul.
Preparación en TMX

- Poner el azúcar o el azúcar de abedul en el vaso de la TMX y programar 10 segundos, velocidad progressiva, 5-10.

- Añadir los huevos y programar 3 minutos, 37º, velocidad 3. Cuando termine el tiempo, programar, otros 3 minutos, velocidad 3, sin temperatura.

- Incorporar la leche con el chocolate ya derretido, el aceite y el zumo de mandarina. Programar, 15 segundos velocidad 3.

- Añadir los sobres de gasificante y la harina tamizada y dar 6 golpes de turbo.

- Volcar la mezcla sobre una lata cubierta con papel de hornear y hornear de 30 a 35 minutos a 180º si es con azúcar y a 170º si es con azúcar de abedul (todo dependerá de cada tipo de horno). Pinchar con un palillo y si sale limpio estará en su punto.

- Dejar que se enfríe y espolvorear con azúcar glas o azúcar de abedul. Decorar con gajos de mandarina.

Esta es la coca con azúcar de abedul
Preparación tradicional

- Batir los huevos con el azúcar con la batidora de varillas durante unos minutos hasta que blanqueen.

- Incorporar la leche con el chocolate ya derretido, el aceite y el zumo de mandarina y seguir batiendo.

- Incorporar la mezcla de harina y gasificantes. Batir sólo lo justo para que se integren.

- El resto, como en la preparación en TMX.

Aquí podéis ver la esponjosidad de la coca sin azúcar

Notas:

- En esta receta se utiliza aceite de oliva virgen extra. También se puede usar aceite de oliva suave o de girasol, pero a mí me gusta mucho cómo queda con aceite de oliva virgen.

- Los sobres de gasificante se pueden comprar de diferentes marcas. Los míos son de Hacendado, de color morado y blanco. Jaime utilizaba harina de repostería de fuerza que es de la marca Gallo, pero sale perfecta con harina de repostería normal.

- Sale un tamaño bastante grande. En la que hice con azúcar de abedul dividí los ingredientes por la mitad. Os indico las medidas de las dos latas. Jaime, utilizó un molde redondo, lo engrasó y no utilizó papel de hornear, pero para mí, valenciana que soy, una coca, no es coca, si no la hago en una lata como la “coca de llanda”. Como sé que muchos de vosotros no tendréis una lata, os vale perfectamente la bandeja del horno o cualquier molde rectangular o redondo, pero tened en cuenta, el tamaño que yo he utilizado.

- Jaime utilizaba mandarinas confitadas en almíbar para decorar y acompañar la coca. Lo realizaba de esta forma: “Primero pelamos las mandarinas y las limpiamos bien de pieles y huesos, si los tienen. Tomamos los 100 g de azúcar y un poco de agua y elaboramos un almíbar, cuando esté casi hecho, agregamos los gajos de mandarina y lo dejamos a fuego muy lento, que no llegue a los 2 minutos, retirar del fuego y dejar enfriar. Una vez la coca este fría, la desmoldamos, le ponemos por encima azúcar glas y la decoramos con los gajos de mandarina y hojas de menta fresca.

- No es una coca muy dulce, porque a mí no me gusta así. Si os apetece más dulce, añadid un poco más.

Bon profit!

25 comentarios:

  1. Yo también prefiero que no sea muy dulzona y en cuanto al aceite de oliva virgen para mi es el preferido también.
    Quiero ser buena, que si no ahora mismo me iba a la cocina a practicar con esta coca.
    Dejemos la tentación para el fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Marisa, estaba leyéndote y no podía deja de pensar en la gran labor que estás haciendo con este tipo de recetas especiales para los que al igual que tú, no pueden o no deben comer y/o abusar del azúcar.
    Tengo un primo que es pastelero, y tiene un obrador de pastelería, donde puedes imaginar como huele, y que cantidad de dulces a cada cual más rico hace, pero no hay ni uno que sea especial sin azúcar, porque se sale de su recetario y técnicas, supongo, y no lo piensa hacer de momento.
    Sin embargo creo que para los que no podéis comer azúcar supone una frustración, porque basta tener algo prohibido, para que apetezca hacerlo con más ansias.
    Así que disponer de blogs como el tuyo, tienen tan amplio recetario específico, es una alegría pues a pesar de no deber abusar de los hidratos, que se acaban convirtiendo en azúcares cuando se comen en exceso, es bueno poder darse de vez en cuando un gusto al cuerpo.
    Tu bizcocho con y sin azúcar, así a simple vista, no tienen ninguna diferencia, seguro que está para no dejar ni las migas, ninguno de los dos.
    Besos, que pases una feliz tarde.

    ResponderEliminar
  3. Marisa la Coca Llanda siempre es un acierto, mira que de chocolate nunca la he preparado y desde luego se ve una pinta estupenda. Que suerte que tengo la llanda que me regalaste para hacerla y que quede perfecta de forma.
    Bss

    Buena semana.

    ResponderEliminar
  4. Marisa me ha encantado esta coca, que esponjadita, que tierna se ve, tanto con azúcar como sin el tiene que estar d cine, un bocado ideal para disfrutar entre amigos como tu la has disfrutado, te ha quedado de cine...Bess

    ResponderEliminar
  5. Que pinta tan buena!! Me ha encantado para tomarla en.la merienda así que la probaré ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  6. tiene que estar delicioso ¡¡¡ ideal para acompañar una taza de café ¡¡¡ besotes guapísima

    ResponderEliminar
  7. Que precavida eres y eso que en tu comunidad llueve poco, pero por si acaso tu ya te adelantas a los acontecimientos, eso me ha encantado!
    La coca, como siempre te quedó divina y ese toque de mandarina me encanta, casa divinamente con el chocolate.
    Biquiños corazón y feliz semana

    ResponderEliminar
  8. Hola, da gusto estar cerca tuyo, siempre pendiente de todo. Porque estamos lejos , porque si no hasta pensaría en ser tu conduegra, jajajaaj, tengo dos hijas y una sin novio, jajaja!! Bueno , ya sin bromas, no dudo que triunfarías con tus compañeros de yoga y con la familia de la novia del niño. Donde pones tus manos, el éxito está asegurado. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parto. Con las hijas tan guapas que tienes y lo guapo que es el mío. Seguro que seríamos unas consuegras ideales. El mío tiene novia, ja, ja.
      Lo que seguro que funcionaría, es que estuviéramos más cerca. La de líos que íbamos a montar. Bsos guapa. Me has hecho reír y eso que toso a la mínima que abro la boca.

      Eliminar
  9. Menuda pinta que tiene, estoy muy liada con mi nueva casa cerca de mis hijos cerca de Madrid y no tengo tiempo casi de naaaa.Pero voy poco a poco poniéndome al dia dentro de lo que puedo.Un beso guapa y menudas manos que tienes

    ResponderEliminar
  10. ¡A la rica coca! Creo que esta combinación me va a encantar y estoy segura de que más de una de las compañeras que la probó agradece tener la receta a mano.

    En casa tomamos muchas mandarinas y naranjas y es curioso que tenga tan pocas recetas con ellas en el blog (cero con mandarinas, es delito, lo sé)

    Es una labor increíble la que haces adaptado la receta para los que no podéis tomar azúcar. Sin duda hay blogueras que sois una gran salvación para familias en las que de repente irrumpe alguna intolerancia o la imposibilidad de tomar algún alimento. Yo no sabría por donde empezar y blogs como el tuyo suponen una ayuda enorme.

    ¡Gracias por esta maravilla! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. Las cocas poco dulces son más agradables :o) Te ha quedado de 10!
    Palmira

    ResponderEliminar
  12. nadie diría que es sin azúcar...se ve muy esponjosa y seguro que está para no dejar ni las miguillas!! me la guardo par hacerla para mi madre y hermano, que seguir darían buena cuenta de ella!! Bs.

    ResponderEliminar
  13. Qué rica tiene que estar esta coca Marisa, y la has presentado muy bonita, bsts guapa :-)

    ResponderEliminar
  14. Por cierto, perdona pero he visto tarde lo de la receta de aprovechamiento para ponerla este mes...es que voy bastante liada y tiro de entradas programadas....bsts y perdona :-)

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa ! se ve muy esponjosa y seguro que con el chocolate queda estupenda ,he utilizado el azúcar de abedul en algunas preparaciones y la verdad es que queda muy bien, apunto tu receta
    besitos

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado extraordinaria, lo que no me extraña nada. Las fotos son también buenísimas. Sólo por salud convendría seguir tus recetas. Gracias Marisa por todo lo que nos aportas. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  17. Querida Marisa,es que eres un Angel,que cuidas y mimas a todas las personas que tienes a tu alrededor (afortunadas)yo no solo disfruto de tus receta sino también de ti......aunque sea a través de nuestros blogs......algo es algo
    Seguro que todos disfrutaron de la coca.....he disfrutado yo solo con verla
    Muchos besitos preciosa

    ResponderEliminar
  18. Que buena te ha quedado y con estos sabores esta coca se ve genial, esponjosa y rica.
    Besoss

    ResponderEliminar
  19. Hola guapísima !!!
    Espero que estés algo mejor, que vaya tela el frío que veo en la tele y los resfriados que habéis cogido todas...no se os puede dejar solas :)
    Has hecho una coca deliciosa que sabese que haré, además me has enseñado el blog de Jaime, que no conocía y que he cotilleado bien a gusto. Aunque ya no esté por aquí, seguro que si, que estaría contento de ver estas ricas recetas reproducidas tan estupendamente.
    Precioso todo mi querida Marisa, para dar envidia de la buena.
    En cuanto pase el mes de Enero, que estoy castigada sin dulces para compensar las navidades, me pongo con ella.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  20. Marisa , seguro seguro que tu coca les encanto porque tiene una pinta espectacular y es que tienes unas manos que todo te sale estupendo
    besinos

    ResponderEliminar
  21. Qué rica se ve Marisa! ya sabes que en casa somos de pocos dulces pero me gusta el toque cítrico y con el café vendría bien un trocito.
    Me la llevo vale? Un besito

    ResponderEliminar
  22. El azúcar de abedul no es tan dañino como el azúcar de remolacha.
    Mucho mejor cuidar ahora nuestra alimentación que cuando ya no haya remedio fácil :-((((
    Se ve muy bien tu coca.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  23. Hola!! me la agencio, ahora que aún tenemos mandarinas ricas vale la pena aprovechar. Tiene una pintaza tremenda y seguro que nos gustará, porque además es de chocolate y eso es un éxito seguro. en nuestra casa seguro, jaja. Muy buen fin de semana y cuidadín con las nieves y el frío, un beset !!

    ResponderEliminar
  24. Con tu permiso voy a hacer esta receta para concursar en tu "cumpleblog". Aunque son Fallas, los buñuelos no nos gustan mucho y este dulce me parece muy valenciano, ideal para estas fechas.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.