Pastel de brócoli y parmesano en microondas


Desde que vi cómo preparaba un pastel salado en el microondas mi amiga Pilar, Y a la luna se le ve el ombligo, siempre sigo su técnica. Sencilla, rápida y queda perfecto. Sirve para elaborar pasteles de pescado, carne o verduras como ha sido mi caso. Tenía brócoli cocido al vapor. Últimamente lo como bastante porque me gusta y porque es bueno para los huesos, entre muchas otras propiedades.

Hace unas semanas, tenía que preparar una comida rápida y especial. Quería que fuera algo que estuviera bueno, pero al mismo tiempo que quedara vistoso. Al ver el brócoli, se me ocurrió probar y jugar con los colores. Justo, el verde y el naranja son colores complementarios. El verde y el naranja se complementan y eso queda muy bien en las fotos. Recordad cómo aprendíamos la rueda de los colores en el colegio.

Se complementan los colores, compramos ropa que se complementa, nos gusta usar complementos al vestir, en matemáticas, se complementan los conjuntos y existen los números complementarios; también los ángulos complementarios y los suplementarios. Y sabéis, cuando jugamos a la Primitiva, seleccionamos seis números y se extrae de forma adicional el complementario.

Parezco de matemáticas y no lo soy, más bien os estoy explicando, pero utilizando el lenguaje, que sí que es lo mío, cuántas veces está en nuestra vida la palabra complementario y no nos damos ni cuenta. Los complementos de un vestido es todo lo que lo realza: bolso, zapatos, collares, sombreros, etc.

Y en lengua aprendemos qué son los antónimos complementarios. Son aquéllos en los que la afirmación de uno, elimina la posibilidad de que exista el otro. Y esto, ya es gramática de la que ni nos acordamos.

Podría seguir, pero me parece muy interesante comentaros una curiosidad. Si escribes en Google, “persona complementaria”, sólo aparecen entradas relacionadas con la psiquiatría y la psicopatía, la Ley del enjuiciamiento criminal, medicina complementaria y hasta que el Sr. Monedero, de Podemos, presentó una declaración complementaria… Alucinante, ¿verdad?

Las personas nos complementamos y para eso no es necesario que exista una relación sentimental, pero sí, afectiva, incluso laboral. Da igual ser de igual o diferente sexo. Sólo se trata de tener cualidades, gustos, intereses, formas de trabajar afines pero, no es necesario coincidir en todo, ni en el carácter o en la forma de ser. Creo que las “no afinidades”, también son un acicate que conduce a incrementar el interés por aprender esas cosas, esos temas en los que no se coincide. Eso contribuye a que esa complementación sea cada vez mayor.

Este pastel de brócoli, acompañado de una buena ensalada y como postre mi Mousse de chocolate mágica, fueron los platos de una comida preparada para compartir con una persona complementaria en muchas cosas. 

Le dedico esta entrada porque acaba de pasar por una intervención quirúrgica y sé que cuando me lea, se olvidará de las grapas, de las molestias y sonreirá. Dedicada también a todos los complementarios que me leéis y a mi amiga Pilar por la receta y porque también se complementa conmigo una barbaridad.

¡Ah! ahora más de uno va a ir corriendo al ordenador, va a abrir a D. Google y va a comprobar que estoy en lo cierto. Yo hubiera hecho lo mismo.

Sed felices estos días de puente, o al menos, intentadlo. Pero cuidado, si os encontráis con vuestro “antónimo complementario”, huid, porque sois realmente incompatibles.


Ingredientes


- 3 huevos L
- 2 cucharadas de tomate frito casero
- 200 g de nata (yo, queso blanco 0%)
- sal y pimienta negra
- ramitos de brócoli cocidos al vapor (la cantidad que quepa en el molde)
- 2 cucharadas de parmesano rallado o a gusto
*un molde de corona apto para microondas



Preparación

- Batir los huevos junto con el queso o nata, la sal, la pimienta y el tomate frito. Yo lo hice en la TMX.

- Separar con cuidado los ramitos de brócoli. Si queremos que esté triturado, lo añadimos a la preparación de huevo y lo trituramos.

- Untar un molde redondo de silicona con un poco de mantequilla vegetal (nunca me fío de la silicona).


- Verter la mitad de la mezcla de huevos. Distribuir los ramitos de brócoli a gusto. Espolvorear por encima el queso parmesano rallado. Verter el resto de mezcla por encima.

- Meter el molde en el microondas durante 7 minutos a máxima potencia. Dejarlo dentro del micro para que repose unos 5 minutos más.

- Desmoldar y pintar con salsa de tomate con una brocha.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

17 comentarios:

  1. Cierto, estos dos colores se complementan perfectamente y quedas muy vistosos!! Seguro que disfrutasteis mucho comiendolo , porque seguro que está delicioso, el brocoli me encanta. Bs. Feliz puente!!

    ResponderEliminar
  2. Marisa te ha quedado un pastel estupendo. Me han gustado los cambios que has hecho con respecto a la receta original, a mí me encanta quitar calorías a todo (cualquiera lo diría visitando mi blog)

    Tengo que usar más el microondas para cocinar, que tiro mucho de horno ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. El pastel te quedo maravilloso Marisa, que pintaza y que sepas que es totalmente de mi gusto, y la verdad que eres un cielo, se lo hiciste a una persona que no esta pasando su mejor momento, que buena eres y encima seguro que la sorprendiste de lo lindo, porque el pastel esta de foto, amigos así hay que cuidarlos, porque la verdad ahora ya no quedan y hablo por ti, genio que lo eres y mucho...Bess

    ResponderEliminar
  4. Querida complementaria mía, mil gracias por tus menciones y tus cariños :) La verdad que la técnica de microondas para este tipo de pasteles es estupenda y se hacen en muy poquito tiempo. Me encarta compartir contigo.
    Un beso y pasa un feliz puente.

    ResponderEliminar
  5. Yo he probado un par de cosas en el micro y no le cojo el punto. Al final siempre las acabo haciendo en el horno, pero si tú dices que va bien, tendré que intentarlo de nuevo. Tu pastel tiene una presencia inmejorable. Besitos guapa y que pases un feliz finde

    ResponderEliminar
  6. Hola, pues así es. El verde y el naranja se "aman" y queda una pareja perfecta. Sin duda un pastel riquísimo que tengo que probar sí o sí. El brocolí me encanta, y usar el Microondas es acertadísimo en muchos aspectos. Así que lo dicho, me lo llevo guapa. Un beso :)

    ResponderEliminar
  7. Exquisito marisa y con un color precioso, me va encantar y sobre todo que se hace en un plisss..bsss

    ResponderEliminar
  8. Marisa estos pasteles son la caña. Yo que uso bastante el microondas los preparo con cierta frecuencia, salados o dulces, siempre salen genial.
    También como mucho brócoli, es una verdura que me encanta. Del color que te voy a decir, el naranja y el verde una combinación , que yo definiría como alegre.

    Bss.

    ResponderEliminar
  9. Mmmmm yo no sé si soy complementaria contigo o no lo soy ;-) pero me ha gustado mucho tu post y conmigo hubieras acertado de pleno con este pastel.
    Y eso, no sé si somos o no complementarias, pero a mi también me da por escribir posts que se salen de lo puramente gastronómico, tú ya me entiendes ...

    B7sssss y buen puente

    ResponderEliminar
  10. A mi estos pasteles me encantan, y encima hechos en el microondas, hay mucha gente que no valora el micrroondas, y yo creo que es muy cómodo y muy rápido.
    besos,

    ResponderEliminar
  11. Menuda entrada has hecho, me ha encantado leerte, me he enterado de unas cuantos conceptos que ni me acordaba. Donde tendré yo esa gramática de bachiller o de COU o de EGB, lo de mate ha sido más fácil acordarme.
    Aparte de esto, me ha gustado mucho tu receta, y la voy a hacer en breve, porque en casa nos va a gustar. Se ve muy rica y sana, para hacerla enseguida.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  12. Estos pasteles me encantan, ya sabes que yo utilizo mucho el microondas, asi que me lo apunto apra probarlo que se ve muy rico.bsssss.

    ResponderEliminar
  13. Una entrada preciosa, la receta deliciosa , con colores espectaculares y lo mejor es que la dedicas a una buena amiga en no muy buenos momentos, Seguro que ya pilar está mejor y con el ánimo levantado que es lo mejor para su recuperación.
    Mil gracias cariño por todo!!

    ResponderEliminar
  14. Querida Marisa, me he reído con tu entrada porque me has recordado lo pesada que me pongo a veces con los complementos en mi vida, y a mis hijos se lo he contagiado.
    Bueno, confieso que con el brocoli no puedo. Más porque terminé saturada en una etapa de mi vida de comerlo y porque lo asocio a una persona non grata jaja, pero su prima la coliflor que es blanca e igual de ceremoniosa, se complementa perfectamente con el naranja y te aseguro que pienso probarlo.
    Espero que a tu amiga le haya gustado el pastel y se recupere pronto. Y Pilar habrá quedado encantada, porque nos gusta ver recetas nuestras bien hechas en otros blogs.
    Besotes y feliz puente.

    ResponderEliminar
  15. Que colorido......hace juego con los de la Navidad,la suerte que tenemos es que este pastel lo podemos disfrutar y se hace pronto algo que es de agradecer........
    Seguro que a tu amiga le habrá servido para sonreir ,maravillosa terapia
    Muchos besitos guapa !!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Mariza, me encanta y con tu permiso me llevo la receta y mas que es en microondas, gracias por compartirla, besos!!!

    ResponderEliminar
  17. Qué buena combinación Marisa, yo ando también con pasteles viejunos, me chifla tu receta, bss

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.