Elvis Presley's Favorite Pound Cake


Este mes de mayo, Swathi Iyer, Zesty South Indian Kitchen en su reto Baking Partners nos propone una receta de lo más original e inesperada, el bizcocho favorito de Elvis, nada más y nada menos. En la receta que nos envió Swathi, el bizcocho lleva vainilla, pero se puede hacer de cualquier sabor (limón, naranja, almendra). Ni ella, ni yo, hemos añadido ninguna cobertura, pero si queréis, podéis elegir a vuestro gusto. El mío sí que es de vainilla.

Esta receta se publicó en un periódico, el Local Mississippi Newspaper, hace 20 o 25 años. Una antigua amiga de Elvis fue la que la aportó. Según el artículo, ella, solía prepararlo para Elvis en Navidad o en ocasiones especiales. Pidió al periódico que su nombre permaneciera en el anonimato por miedo a que la gente la bombardeara pidiéndole que horneara bizcochos para ellos.

He leído otras versiones que sí que nombran a la autora, Janelle McCombque, comentando que era su amiga de la infancia y que facilitó la receta en 1987 en el décimo aniversario de la muerte del cantante. Así que yo me quedo con la receta y ya no me planteo nada más. También se dice que era el bizcocho favorito del Rey del Rock.

Se hornea en un molde de los de cake, es decir, alargado, pero si queréis hacerlo en otro tipo bundt cake, tendréis que doblar las cantidades que son las reales de la receta original. Es muy importante no precalentar el horno, se debe hornear sin hacerlo. Swathi, nos pasó la receta comentando que ella había añadido un poco de maicena. 

El Pound cake (también Quarter pounder cake) es la denominación anglosajona de un tipo de bizcocho, que dependiendo de la región de América se denomina de diferente forma. Es un bizcocho compuesto de una libra (pound en inglés) de cuatro ingredientes básicos, harina, huevos enteros, mantequilla y azúcar. La medida puede ser distinta, pero la regla básica consiste en emplear siempre el mismo peso para cada ingrediente. 

La masa es muy buena. Se puede comer incluso sin hornear. Es tierno. No hay palabras para describir su delicada textura y su sabor. Esa textura se debe al prolongado proceso de tamizado. Lo podéis hacer sin preguntarle a la autora. ¡Palabra!.

El paño, como siempre, bordado por mi mami.





Mis ingredientes
masa

- 120 g de mantequilla blanda, más la necesaria para el molde (la mía light)
- 250 g de azúcar
- 4 huevos XL a temperatura ambiente ( 3 y ½ si son muy grandes)
- 2 cucharaditas de vanilla (yo he puesto una vaina, mejor dos)
- 350 g de harina de repostería tamizada no leudante + 2 cucharadas de maicena (tamizarlas 5 veces antes de pesar) más la necesaria para el molde
- una pizca de sal
- 1 cucharadita y ½ de levadura química (la receta original no la lleva)
- 1 cucharadita de bicarbonato (la receta original no la lleva)
- 100 ml de nata

* Mi molde es de 21 x 11,5 cm




Preparación en TMX

- Engrasar el molde con mantequilla, espolvorear generosamente con harina y quitar el exceso. Colocar un trozo de papel sulfurizado en la base. Yo lo pego bien en la mantequilla. 

- Tamizar 5 veces la harina junto con la maicena. Volver a pesarla hasta obtener la cantidad necesaria. Añadir la sal y volver a tamizar de nuevo. Si se utiliza harina de repostería, solo se debe tamizar 3 veces. Yo la he tamizado 4 veces y en la última, lo he hecho junto con la levadura y el bicarbonato.

- Derretir la mantequilla en un cazo o en el microondas. Yo la he dejado a temperatura ambiente porque con el calor que hace, ha sido suficiente.

- Verter en el vaso la mantequilla derretida y el azúcar. Programar, 3 minutos, velocidad 2, sin temperatura. La mezcla tiene que estar esponjosa y pálida. 

- Con la máquina en marcha y a velocidad 3, añadir los huevos (a temperatura ambiente) pero uno a uno. No poner el cubilete. Luego, añadir la vainilla. Lo he dejado batiendo a velocidad 3, 7 minutos.

- Añadir la mitad de la harina, programar, 20 segundos, velocidad 3. Añadir ahora toda la nata y el resto de la harina pero muy poco a poco para que no se formen grumos. Terminar de mezclar con la espátula y removiendo con delicadeza cada vez que añadamos un poco más de harina. La masa estará más cremosa y satinada. Cuesta un poco porque la masa es espesa.

- Transferir la masa al molde y golpear éste sobre la superficie de trabajo una vez o dos para eliminar las posibles burbujas de aire. 

- Colocar el molde en el horno frío y encenderlo a 180º. No hay que precalentar el horno.

- Hornear durante 1 hora o hasta que el bizcocho esté dorado. Comprobar el punto de cocción con una brocheta de madera, si sale limpia, el bizcocho está bien horneado; si no es así lo dejaremos hasta que la brocheta salga limpia. Si se dora demasiado, cubrir con papel de aluminio.

- Dejar enfriar en el molde colocado sobre una rejilla durante unos 30 minutos. Desmoldar con cuidado sobre la rejilla y dejar enfriar completamente.


Preparación tradicional

- Engrasar el molde con mantequilla, espolvorear generosamente con harina y quitar el exceso. Colocar un trozo de papel sulfurizado en la base. Yo lo pego bien en la mantequilla. 

- Tamizar 5 veces la harina junto con la maicena. Volver a pesarla hasta obtener la cantidad necesaria. Añadir la sal y volver a tamizar de nuevo. Si se utiliza harina de repostería, solo se debe tamizar 3 veces. Yo la he tamizado 4 veces y en la última, lo he hecho junto con la levadura y el bicarbonato.

- Derretir la mantequilla en un cazo o en el microondas. Batirla junto con el azúcar con una batidora de varillas a velocidad media y hasta que la mezcla esté esponjosa y pálida. Unos 6 u 8 minutos si lo hacemos a mano. 

- Añadir los huevos pero de uno en uno, batiendo bien tras cada adición. Luego, añadir la vainilla. 

- Reducir a velocidad baja y añadir la mitad de la harina, luego, toda la nata y el resto de la harina. Mezclar bien tras cada adición. 

- Bajar los restos de masa de las paredes del bol y seguir batiendo a velocidad baja durante 5 minutos más. La masa estará más cremosa y satinada. 

- El resto, como en la preparación en TMX.


Notas:

- El bizcocho no lleva ningún tipo de levadura, pero yo para asegurarme un buen resultado y como también he visto que una compañera de reto lo ha hecho, he añadido un poco de levadura y de bicarbonato. Ha subido una barbaridad. Habrá que probar otra vez a prepararlo sin, a ver qué tal. Ahora tenía la presión de la publicación del bizcocho en el Reto y por eso no me he atrevido.

- En la receta que nos envió Swathi, se añadían 3 huevos y medio muy grandes. Los míos, aunque eran XL, no me lo han parecido y por eso he añadido cuatro.

- Sólo le he puesto una vaina de vainilla, pero le vendrían muy bien dos.

- Una de las compañeras ha sustituido la nata por yogur. Es una opción para aligerarlo un poco de grasas. La mantequilla que he usado era baja en calorías, pero mi hijo me ha pedido que lo repita con la normal.

- Si os gusta más dulce, podéis añadir más azúcar. No lo considero necesario.

- Se mantiene en buen estado hasta 5 días o cubierto con film o dentro de una caja de lata.




Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

18 comentarios:

  1. Delicious you made it perfectly, Glad your son liked it . Pinning and tweeting and sharing in google plus.

    ResponderEliminar
  2. Me a gustado mucho como as elaborado este rico pan el cual se ve muy jugoso y sano.Te felicito Marisa.Un beso

    ResponderEliminar
  3. Elvis no era tonto..sabía lo que quería y le gustaba...jajaja , no hay quien se resisita a un trozo de este bizcocho!! Bs.

    ResponderEliminar
  4. spongy soft and delicious dear..yummy one!!

    ResponderEliminar
  5. El bizcocho preferido de Elvis, qué curioso!! Pues si Elvis probara el tuyo seguro que le gustaría más que ningún otro que hubiera probado antes!! te ha quedado de super estrella de Hollywood!! jejejeje!! Un beso Marisa y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno, lo que aprende una por aquí. Así que éste era el bizcocho favorito del rey del rock, mmmm sabía elegir.

    Por cierto, a mi también me apetece así, sin cobertura.

    B7sssss y buena semana

    ResponderEliminar
  7. Me equivoqué de rey y no gané la apuesta, me quedo sin apartamento en Torrevieja, espero tener más suerte la próxima vez!! como dice Julia, Elvis no era tonto, no. Tiene una pinta estupenda el bizcocho, ya puede... con cinco tamizados jejej.
    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Vaya! Así que nada menos el que favorito de Elvis... empiezo a entender ese ligero sobrepeso de la criatura jajajaja xD

    ResponderEliminar
  9. A mí este hombre me tenía enamoradita perdida jaja. Y todavía me acuerdo el día que falleció, yo era niña ¿eh? y él ya había dejado hace tiempo el porte y la belleza, pero seguía siendo el rey, eso sin duda.
    Oye, amiga Marisa, qué historia más fantástica acerca de este bizcocho. Me recuerda a lo que nosotros llamamos bizcocho tres cuartos ¿ a tí también? pero vamos, no te preocupes que ésto lo tengo que hacer si o si.
    Me hace ilusión probar algo, que sé que le gustaba a mi Elvis jaja
    Dile a tu madre que es una artista y que me han encantado los pañitos. No sabía que te los hacía ella, qué suertuda tú jaja
    En fin, que me ha encantado, que tiene una pinta de las de corto un trozo y vuelvo al momento a cortar otro.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. Madre mia Marisa pedazo de pintaza tiene, te ha quedado divino reina, el corte es estupendo y con una textura increible...Bess

    ResponderEliminar
  11. Mmmmmm......¡receta impresionante! Yo que estoy en fase de enamoramiento de bundt cakes i pound cakes.....me la quedo!
    ¡Besos, Marisa!
    Olga

    ResponderEliminar
  12. Hola Marisa !!!
    un bizcocho que le gusta a cualquiera
    ya había visto en algún blog hablar de el bizcocho faborito de Elvis...
    es cierto que tiene que estar riquisimo por los lingredientes que lleva y por todas vosotros
    que lo habéis preparado y comido
    habrá que hacerlo...para no quedarnos sin catarlo
    se ve muy jugoso
    de momento me llevo un cahito de este tuyo
    un besazooooo guapisimaaaa !!!

    ResponderEliminar
  13. jajajaj, llego un poco tarde para comentarte las lindezas de este bizcocho, las malditas elecciones no me dejan ni respirar, menos mal que solo nos quedan dos días y terminamos.

    Después de ganar un apartamento en Torrevieja, te diré que ahora entiendo el volumen corporal que tenia mi adorado Elvis, entre el bizcocho y otras sustancias no tan saludables, el pobre terminó de aquella manera............

    Estupenda tu versión del bizcocho preferido del Rey del Rock, me encanta el paño de tu mami, es una joya para conservar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola preciosa !
    Ya había visto mencionar este bizcocho en algún que otro blog pero si tu me dices ven lo dejo todo jajajaja......asi que tendré que copiar la receta y prepararlo un dia , pero últimamente voy falta de tiempo y no me dan las horas a nada.
    Te quedó impresionante de bueno Marisa.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Marisa. Siempre se aprende algo leyéndote. No tenía ni idea de todo lo que has relatado y como bien se dice "no te acostarás sin saber una cosa más".
    Un bizcocho que por su aspecto no me cabe ninguna duda de que estará sensacional. Se ve muy esponjoso y su sabor será fabuloso. No es de extrañar que le gustara tanto al cantante pero ¿a quien no le gusta? yo no soy Elvis y te aseguro que sin probarlo me ha encantado así que imaginate si lo llego a probar, te hago la ola jj.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. De tal palo tal astilla ¿no? con esa mamá tan hacendosa y tan manitas, tenias que salir una cocinera de pro... entre otras muchas cosas.
    Yo ya había oído hablar del real bizcocho, aun que de no ser por la perspicaz Rosalía, no había acertado de que rey se trataba... ¡hay tantos! Pero me encanta que sea este precisamente, cantaba como los ángeles, y por lo que se ve, su monumental figura no solo se debía a comida basura (entre otras cosas), también se tomaba de vez en cuando algún manjar exquisito... es lo que tiene tener buenos amigos!
    Bicos amiga

    ResponderEliminar
  17. Hola Marisa! siento no poder venir mas a tu blog, pero el tiempo y el estres me llevan de cabeza. Has subido recetas muy muy ricas y la historia de este bizcocho me ha parecido muy interesante y el viendo el corte ya se ve que tiene que estar riquisimo y esponjoso. Vaya preciosidad de bordados que hace tu madre.
    Un beso muy fuerte de maricacharros.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.