Bizcocho de naranja, la otra cara de S. Valentín


Ayer vi a Jose, Aisha Kandisha este bizcocho. No lo pensé mucho y como tenía todos los ingredientes a mediodía ya lo tenía horneado. ¡Cómo puede ser que una valenciana no tenga un bizcocho de naranja en su blog!. Tengo muchas recetas guardadas pero el de Jose me pareció tan rápido de hacer… El único cambio fue adaptarlo a la TMX y os aseguro que además de fácil y rápido está muy rico. Hoy lo he repetido sin azúcar para poder ofrecer a todos las dos versiones.

Y os estaréis preguntando el porqué de hornearlo con un molde en forma de corazón cuando por la red se ven maravillas decoradas, el rojo pasión predomina, corazones por doquier y el chocolate nos invita a pecar en la tan publicitada festividad de S. Valentín. También os preguntaréis a qué viene esto si resulta que en mi blog no hay ni una receta, que yo recuerde, para ese día. Os lo voy a contar.

Yo no soy de celebrar esta fecha. De hecho, tengo pocos recuerdos en los que mi pareja en ese momento, haya destacado por celebrar S. Valentín, pero también guardo en mi memoria bonitos momentos, detalles especiales que nunca olvidaré y es una fecha que cada año recuerdo con nostalgia y no porque sea S. Valentín. Pero hoy no vengo a hablar de mí, tampoco vengo a celebrar S. Valentín en el estricto sentido de la palabra y os voy a explicar mis razones.

En todas las festividades en las que se hallan involucradas las emociones y los sentimientos, quien “dirige” el mundo comercial y de la publicidad, sólo piensa en un grupo de personas. Hablemos de la Navidad, los Reyes… S. Valentín. FELICIDAD A BORBOTONES OBLIGADA. Pero, ¿qué ocurre con el otro grupo de personas las cuales, por mil razones, no pueden ser felices tal y como marcan los cánones impuestos por esos “dirigentes”?. 

A veces, un simple dibujo con frase de esos que encuentras en Facebook te hace pensar y a mí me pasó eso el otro día y ayer conecté todo. Esta mañana una amiga ha colgado otro dibujo con frase y ya he tenido claro que no me había equivocado ayer al tomar la decisión.

La frase que yo tengo guardada dice así: “No necesitas buscar el amor, tan sólo sé consciente de que tú eres un AMOR”.

La frase de mi amiga es ésta: “El 14 de febrero pondré un helado en mi mesa y tendré la satisfacción de ver que se derrite por mí”.

Son dos frases diferentes, con sentido diferente pero en ambas, el objetivo es que todo ser humano, ante todo, tiene que valorarse a sí mismo, antes que esperar que otro (que es de lo más bonito, claro), venga a completarle. También se desprende que con este tipo de publicidad cansina, las personas de ese grupo, en esos días, pueden estar más tristes y o sentirse más solas. Pero sobre todo, que no falte el humor. Que el helado sea de chocolate, que ese y todos los días te mires al espejo y pronuncies que tú vales mucho y te quieres mucho más porque ERES UN AMOR de persona.

Y como eres un AMOR también tienes buenos amigos y amigas que te hacen sentir de maravilla, que están ahí cuando los necesitas y tú lo estás también cuando ellos caen. 

Así que mi fabuloso bizcocho con forma de corazón y un rico sabor a naranja se lo regalé ayer por sorpresa a mi mejor amigo desde hace más de 20 años. Siempre que quedamos le llevo un pan calentito, pero ayer merecía algo más porque es UN AMOR DE PERSONA, UN AMIGO PARA SIEMPRE, DETALLISTA, UNA BUENA PERSONA, UN MAESTRO VOCACIONAL, UNA PERSONA JUSTA, HONRADA Y TRASPARENTE, REIVINDICATIVA… y tenemos en común muchas cosas. Gracias Salva, por estar siempre ahí.

Así que este sencillo, pero rico bizcocho con forma de corazón, con y sin azúcar va desde Thermofan hasta cada uno de los que sois unos AMORES y no necesitáis que sea S. Valentín para ser felices. Por supuesto que también lo envío a todos los que en esa fecha, pero no sólo esa, tenéis y entregáis lo mejor de vosotros a la persona que está a vuestro lado. 

Por cierto, por si os sirve, yo celebré la Nochevieja una vez a finales de enero con uvas, bizcocho y cava. Sorprender fuera de fecha, es precioso.

Gracias Jose por la receta. Todo un éxito.


Ingredientes para un molde de 21 cm x 22 cm

- 220 g de harina de repostería
- 180 g de azúcar o 90 g de tagatosa
- 4 huevos L
- 180 ml. de aceite de girasol
- 1 naranja mediana entera con su piel (200 g)
- 1 sobre de levadura de repostería


Preparación en TMX

- Precalentar el horno a 180º (si utilizamos tagatosa 165º). Engrasar un molde con un poco de mantequilla por los laterales y colocar pegado en la base papel de sulfurizado para horno.

- Lavar bien la naranja y cortarlas en trozos. Ponerla en el vaso junto con el azúcar y los huevos (a temperatura ambiente). Programar, 3 minutos, 37º, velocidad 5.

- Agregar el aceite. Programar, 5 segundos, velocidad 4.

- Agregar la harina y la levadura. Programar, 20 segundos, velocidad 3. Terminar mezclando con la espátula, mediante movimientos envolventes.

- Verter la mezcla en el molde y golpear suavemente sobre la encimera para que la masa se distribuya bien y no se formen burbujas de aire. Suelo poner un paño de cocina en la encimera.

- Hornear durante 40 – 45 minutos, a 180º. El tiempo depende siempre del horno. Yo lo tuve listo en 40 minutos. Pinchar con una brocheta y si sale limpia, ya está perfecto.


Preparación tradicional de Jose

- En el vaso de la batidora vertemos todos los ingredientes (la naranja lavada y cortada en trozos pequeños, con su piel y todo) a excepción de la harina y la levadura, y batimos bien hasta obtener una mezcla bien homogénea.

- Añadimos la harina y la levadura tamizadas y las integramos bien con una espátula, varillas, robot, lo que tengáis a mano y vertemos la mezcla en un molde engrasado con mantequilla o con spray antidesmoldante.

- Introducimos al horno precalentado a 180º (si utilizamos tagatosa 165º) durante 45 minutos aproximadamente hasta que esté hecho.

Notas:

- Yo no lo he decorado con nada, pero siempre se puede glasear azúcar y repartirlo por la superficie cuando esté frío. También con chocolate estará delicioso.

- Con estas cantidades sale un bizcocho grande. He medido el corazón de largo y en la parte más ancha. 

- Con tagatosa queda perfectamente, suele subir menos, pero sale igual de esponjoso. Como yo he hecho la mitad de las cantidades, con 20 minutos ha sido suficiente. Comprobad en vuestro horno. Si lleva tagatosa, no hay que olvidar que se dora en seguida y hay que cubrirlo con papel de aluminio.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

24 comentarios:

  1. Marisa, solo voy a decirte: ¡¡Eres un ser excepciona!!, que me alegro de que te cruzaras en mi camino por medio de la red y aunque nos vemos poco, (pero tenemos una cita pendiente), me siento agradecida de tener tu amistad.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Que bonito te quedó ese bizcocho!! Se ve maravilloso, y que mejor que empezar el día desayunando con un buen trozo de bizcocho casero como dios manda....Bess

    ResponderEliminar
  3. Hola Guapa !!! Pero como puedes ser que no tengas un bizcocho de naranja en tu blog.No tienes perdón ,ja,ja,ja..El bizcocho delicioso uno de mis preferidos.Besets

    ResponderEliminar
  4. Yo hago un bizcocho parecido y desde luego que me encanta, pero lo que más me ha gustado es lo que has escrito de los "amores verdaderos"

    Bss

    Elena

    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Yo no soy de celebrar San Valentín mas que cualquier otro dia pues creo que los detalles y el cariño deben mostrarse a cada momento y no en esas fechas en las que nos quieren meter por los ojos tanto amorrrr , sólo por consumismo ....pero por supuesto , respeto a todo aquel que lo celebra y si me apetece también me uno , pero lejos de imposiciones .........Y La felicitación , como bien dices , se hace extensible a toda aquella gente a la que queremos , no solo la pareja , ya que los amigos o la familia son bien importantes.
    Me imagino lo que habrá valorado y saboreado tu amigo este regalo dulce que le has preparado lleno de cariño .
    En mi casa, el bizcocho denaranja es de los quemas triunfan , incluso , esta misma masa la utilizo para hacer magdalenas que a mi suegrín le encantan y cada vez que voy a verlo , selas llevo .
    Besinos mi guapa .

    ResponderEliminar
  6. Que color y corte Marisa perfectos :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  7. Marisa, creo que sobran las palabras, yo también miro a San Valentin por la espalda, en el espejo de la otra cara de este día seguro que nos reflejamos más de una.

    Pienso que el amor no se mide por el tamaño, ni por lo caro que sea el regalo, que la pareja " entre comillas", haga al otro, hay detalles del día a día que marcan la diferencia entre estar enamorado o convivir amigablemente.

    Me llevo mi trozo de bizcocho, creo que una porción es para mi.

    Felicidades amiga mía.

    ResponderEliminar
  8. Yo no soy una persona a la que gustan las grandes manifestaciones de cariño...me explico...los pequeños detalles del día a día son los que verdaderamente yo valoro mas...en mi casa no se celebra ese día especialmente, de hecho hasta que no he tenido el blog nunca he hecho nada especial para celebrarlo, y tampoco lo hago ahora, pero mi hija...esa si que le encanta todo lo relacionado con ese día... divina juventud!! ella es la encargada de hacer los dulces en forma de corazón...jajaja.
    En fin, que al igual que se hacen dulces tipicos de Navidad o S.Santa, tambien hay que hacer algo para ese bendito santo...y como a mi los pequeños detalles me encantan, he de decir que éste tuyo a tu amigo me ha encantado y que me gustaría llevarme un trocito de ese bizcocho en nombre de la amistad y del cariño que te tengo. Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Hola Marisa !!!
    que bueno y que bonito detalle...ésto si es lo que merece la pena
    tener personas a tu lado que con todo cariño te demuestren lo que te quieren o te aprecian
    este bizcocho lo lsuelo preparar mucho, y ahora que es temporada de naranjas mucho más
    de hecho la semana pasada en una comida con la familia lleve uno que quedó bien poco de él.
    Me ha encantado tu entrada y se me ha hecho cortita....
    Como este bizcocho era para regalarlo no me llevo ningún trocito...pero otro día tomo doble ración
    Sigo pensando que San Valentin fue obra de los grandes comercios y les salió muy bien dicho invento
    y ahora voy a pensar si pongo algo para dicho día o para carnaval...que todavía no me he decidido...jj
    un besazo gupaisima !!!

    ResponderEliminar
  10. Los blog de cocina que me gustan, no sólo es por las recetas que me encuentro en ellos, sino por las historias, anécdotas y sentimientos que voy descubriendo a través de su lectura. La entrada de hoy me ha encantado y se me ha hecho demasiado corta, como me ocurre cada vez que pincelas algo de tu vida, mi querida Marisa.
    Reconozco que hubo un tiempo, allá cuando las mariposas empezaba a aparecer por mi vida adolescente, que me encantaba este día, pero que una vez ya consciente del transfondo comercial del asunto, vas relegando y prefieres detalles en días anónimos, sin santos de por medio y sin motivos obligados.
    Aunque tengo una receta de bizcocho de naranja, que es todo un éxito cada vez que lo preparo, no dudes que tengo que hacer también éste, el tuyo y el de Jose ¿se puede tener mejor garantía?
    Besotes bien gordos mi niña, feliz día...así salgo hoy de tu cocina.

    ResponderEliminar
  11. Yo no tengo Termo, pero seguro viendo la foto, y sobre todo el color de esas naranjas, apetece ponerse a ello ya. Claro que naranjas como las de ahí no las hay.
    Besinos

    ResponderEliminar
  12. Yo, querida Marisa, ya he dejado San Valentín para los jóvenes... no recuerdo haber celebrado nunca ese día, ya sabes que en mi casa son de "hacer pocos regalos". En Malcomidos y Chandros he preparado un postre de corazón porque sé que a ellos les encantará celebrarlo.
    Tengo ese bizcocho en mi recetario y está buenísimo, hace tiempo que no lo hago.
    Besicos

    ResponderEliminar
  13. Marisina, yo publicaré mañana mi post en el que empiezo " soy cero valentinera" jajajaa,, aunque como tú si he hecho receta, me gusta este bizcocho tuyo y de Jose, es fresco rico, con sabor y la verdad!! muy bonito, bssss

    ResponderEliminar
  14. Me encanta tu entrada. Yo tampoco soy de celebrar nada, no soporto este tipo de "celebraciones" impuestas y horteras al máximo. Me horrorizan los dulces hiperdecorados, de color rojo, las flores multicolores, los peluches y todo ese tipo de regalos máximamente cursis que la gente se intercambia en san valentín.
    No lo he celebrado nunca. Y Nochevieja tambien hace años que no la celebro, y la navidad si puedo escaparme también me escapo!!!!!!
    Qué anti todo esto me siento! Y me ha encantado ver tu publicación!
    Un abrazo grande guapa!

    ResponderEliminar
  15. Marisa este bizcocho enamora!! Una delicia y con esa pinta que tiene me dice que debe estar rico y delicioso!! ya sabes que yo soy de celebrar todo, por qué no?? No me gustan las celebraciones ostentosas ni impuestas, las cosas me gustan celebrarlas a mi manera. De nada me sirven grandes regalos, pero si cada día te dicen;"Te quiero ", aunque sea con la mirada, por qué no en San Valentín. Jajajaja!! Un buen pretexto para hacer una deliciosa cena, sencilla pero para seguir enemorando a tu pareja!!Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  16. Vaya, vaya Marisa una valencia y sin publicar un bizcocho de naranjaaaaa... te a llegado el momento y la verdad que si lo tengo a mano no si lo probarias, que bueno tiene que estar, bsss

    ResponderEliminar
  17. what a beautiful color,splendid one dear !!

    ResponderEliminar
  18. Nosotros no lo celebramos normalmente fuera de casa, pero algún detalle en ese día, sí. TU bizcocho de naranja me parece una opción muy rica para este día. Se lo puedes regalar a tu pareja o para ese amigo que es un amor, que de lo que se trata es de demostrar amor y cariño a alguien.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Que bonito! Tu también eres un amor Marisa... y el día de San Valentín un invento comercial, muy rentable para algunos (los de siempre), pero si vale para que haya personas que disfruten y las haga felices ¡que viva eternamente!
    Me sorprende lo de que sea tu bizcocho de naranja... pero la causa me ha encantado... yo creo que la amistad es el único amor eterno.
    Un bico grande

    ResponderEliminar
  20. Marisa, te ha quedado estupendo y tiene que saber a gloria. Decirte que tienes toda la razón, que lo importante es querernos y valorarnos. Disfrutar de pequeños detalles a diario, buscar esos momentos de complicidad con la pareja, amigos y familia. Eres un amor y lo demuestras en cada entrada. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  21. Preciosisima entrada llena de verdades Marisa, me ha gustado muchisimo tu reflexión y la frase de tu amiga es buenisima. Estamos influenciados por los estereotipos y no se nos ocurre, o por lo menos a mi, regalar flores a una amiga o una hermana en un dia señalado o cualquier dia, solo para recordarle que la quieres, voy a tomar nota.
    Este bizcocho esta muy rico, yo tambien lo hago con la naranja entera que le da un super sabor, pero lo cubro con chocolate, en ambos casos un bizcocho divino.
    Un beso muy fuerte de maricacharros.

    ResponderEliminar
  22. Marisa, a mi me gusta celebrar el amor siempre porque, nunca sabes lo que te va a durar... a si que cada día juntos es una prueba de amor. yo si puedo siempre hago algún postre para San Valentin, Soy una romántica pastelosa jajja pero lo que no me gusta es comparar algo por comprar y esas historias, ni que me regalen cosas no me gusta, a mi me sirve un te quiero eso sii, el amor no se compra con dinero ... el amor es otra cosa ..
    Bueno este bizcocho me encanta porque lo hago muchas veces para mi es uno de los mas ricos
    Besinos
    El Toque de Belén

    ResponderEliminar
  23. Marisa, una buenísima reflexión que no había tenido tiempo de leer y un bizcocho que sólo mirarlo lo dice todo.

    Buen fin de semana!


    B7sssss

    ResponderEliminar
  24. Menudo colorcito que tiene y el aroma que tiene a naranja seguro que impregna el ambiente a frescor y dulzor, me ha gustado mucho!! me llevaba un buen trozo, besos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.