Pizza di riciclo


1 de Octubre, nada más y nada menos que han pasado 6 meses desde que Rosalía y yo, os presentamos nuestro proyecto Reciclando Sabores. Es una de las entradas más vistas del blog y estoy muy contenta de que así sea. Nos gusta compartir con vosotros estas recetas en las que aprovechamos al máximo cualquier ingrediente, los que cariñosamente denominamos, “tristes de nuestra cocina”.

La pizza que os traigo hoy creo que os va a dejar un poco asombrados. Es un reciclaje de muchas cosas, pero lo más novedoso es que he reciclado la masa madre que se suele tirar antes de refrescarla. Me explico: Cuando elaboramos masa madre para utilizarla para hacer pan o enriquecer masa de pizza o bollería, cada semana hay que refrescarla, es decir, hay que desechar una cantidad y añadir agua y harina en la misma proporción, luego se deja que fermente y ya puede ser utilizada de nuevo. Si no se utiliza, se vuelve a conservar otra semana más en la nevera. Pues bien, este resto de masa madre que se desecha es la que yo he utilizado para elaborar la masa de mi pizza.

Dependiendo del tiempo que haga del último refresco, la masa puede estar más o menos ácida. Una fermentación en frío o muy larga, produce una mayor acidez en la masa y una fermentación rápida o con temperatura alta produce una masa menos ácida. A mí, tras bastante tiempo de leudado y teniendo en cuenta que hacía mucho calor, la masa no me leudó mucho y eso le gustó mucho al catador oficial que alabó el resultado. 

Como no todo el mundo tiene en casa masa madre, os indico cómo podéis sustituirla.

Espero que os guste mi Pizza di riciclo y que la preparéis a vuestro gusto.


Ingredientes (1 pizza)

Para la masa

- 120 g de masa madre sin refrescar y recién sacada de la nevera (ver notas)
- 50 g de agua mineral templada
- 150 g de harina de fuerza
- 1 cucharadita de sal
- ½ cucharadita de levadura seca instantánea 

Mi masa madre es hidratada al 100% es decir, la he alimentado con la misma cantidad de agua que de harina en cada refresco. Os indico la sustitución que debéis hacer si no tenéis masa madre con el fin de que podáis elaborar la masa de la pizza sin ella. 

- 250 g de harina de fuerza
- 150 g de agua mineral templada
- 4 g de levadura seca de panadería en total (dependiendo del tipo de harina que utilicéis, igual tendréis que añadir más harina o agua)

Guarnición 

- resto de tomate frito casero
- resto de queso havarti en lonchas
- resto de jamón york
- resto de pollo rebozado y frito
- pebrella, orégano o hierbas provenzales

Preparación en TMX

De la masa

- Sacar la masa madre de la nevera y verter en un bol 120 g. Reservar.

- Verter en el vaso el agua y programar 3 minutos, 37º, velocidad 1. Añadir la levadura seca instantánea. Programar, 2 segundos, velocidad 6.

- A continuación, añadir la harina, la masa madre y la sal Mezclar bien y amasar programando, 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga, hasta obtener una masa ligeramente pegajosa.

- Untar las manos con aceite y sacar la masa del vaso. Colocarla en un bol untado con aceite y dejar leudar hasta que doble su volumen. Yo la dejé 2 horas, pero no subió demasiado. Dependerá de la fuerza de la masa madre. Si queremos que suba más, se puede añadir un poco más de levadura.

- Formar la base de la pizza, aplanando la masa con las manos o con un rodillo enharinado.

- Colocar la base sobre una placa cubierta con papel de hornear o una rejilla perforada que es la que yo utilizo. Cubrir la masa con un paño limpio y un poco enharinado para que no se nos pegue. 

- Dejar reposar la masa de nuevo unos 15 minutos. Una vez pasado el tiempo, presionar bien los bordes hacia la lata y dejar reposar 15 minutos más. Volver a presionar los bordes hacia la lata.

- Si queremos una masa de pizza gruesa, la volveremos a dejar leudar, pero si no es así, ya se puede utilizar. Como estamos utilizando una masa madre que no se ha refrescado, tardará mucho más en leudar y eso conlleva, que preparar esta masa nos ocupe mucho tiempo. También dependerá de la temperatura ambiente. Se trata de prepararla varias veces y anotar los resultados y los tiempos de leudado para quedarnos con el que más nos guste.

- Precalentar el horno a 230º. 

- Si queremos que la base de la pizza sea gruesa, se puede hornear sin el relleno durante 8 minutos o sólo 4 o 5 minutos, si la queremos más fina. Yo no lo hice y horneé con todos los ingredientes a la vez con la masa.

Preparación Tradicional

- Sacar la masa madre de la nevera y verter en un bol 120 g.

- Añadir el agua caliente, la harina, la sal y la levadura seca instantánea. 

- Mezclar bien y amasar hasta obtener una masa ligeramente pegajosa (unos 7 minutos).

- El resto, como en la preparación en TMX.

Guarnición y horneado

- Pincelar la masa con la salsa de tomate, colocar encima el jamón de york y el queso havarti por encima.

- Trocear el pollo rebozado y repartirlo por encima del queso.

- Hornear hasta que la masa esté dorada y el queso bien fundido.

- Sacar del horno, colocarla sobre una rejilla si no habéis utilizado una placa perforada. De esta forma, la base de la pizza se mantendrá crujiente. 

- Espolvorear con las hierbas aromáticas y servir caliente.

Notas:

- Tenemos que tener en cuenta que la masa madre que he utilizado es la que iba a desechar antes de refrescar el resto. La he utilizado recién sacada de la nevera. 

* Si esa madre, lleva mucho tiempo en la nevera sin utilizar, estará más ácida y eso provocará que la masa de la pizza, leude muy lentamente y el sabor sea más fuerte. Por lo tanto, será mejor empezar a trabajar por la mañana para tener lista la pizza para la cena.

* Por el contrario, si se trata de una masa madre que se refresca a menudo, la masa, estará mucho menos ácida y leudará más rápido. En este caso, se puede empezar a trabajar por la mañana y tener lista la pizza a la hora de comer.

* Si no tenéis masa madre y adaptáis la receta con los ingredientes que os añado para sustituirla, puede ser que leve más al llevar la levadura seca.

En ambos, casos, la masa queda perfecta. Como en casa gusta fina, tuvo mucho éxito. Probaré más veces y añadiré lo que vaya descubriendo. Ha sido un experimento con el que he disfrutado.
Ingredientes reciclados
“Los tristes de nuestra cocina”
Posible sustitución
Masa madre 250 g de harina de fuerza
150 g de agua mineral templada
4 g de levadura seca de panadería en total (dependiendo del tipo de harina que utilicéis, igual tendréis que añadir más harina o agua)
Resto de tomate frito casero Tomate frito comercial
Resto de queso havarti en lonchas Cualquier tipo de queso que se funda
Resto de jamón york Otro tipo de fiambre
Resto de pollo rebozado y frito

Carne picada, pavo rebozado, pollo asado u otro tipo de carne
Para finalizar, os presento la receta de mi amiga y compañera de Proyecto, Rosalía: Unas croquetas de lo más originales en las que ha reciclado absolutamente todo: arroz blanco, pisto, sobras de quesos y 2 lonchas de jamón de york. Como bien dice ella, “unas croquetas, que sólo llevan del nombre la forma”. Yo me pido un par, como mínimo.

Os invitamos de nuevo, como cada mes, a dejarnos vuestras recetas de reciclaje. Tenéis desde hoy hasta el 15 de octubre. En la parte inferior está la herramienta que utilizamos cada mes y que de forma muy sencilla os facilitará colgar vuestra receta.

Pinchad en Inklinkz (en azul) y seguid las instrucciones. En unos segundos, vuestra receta estará enlazada, tanto en Rossgastronómica como en Thermofan.

Os esperamos. Muchas gracias

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

23 comentarios:

  1. Madre mía!!! es lo primero que se me ocurrió y así lo digo, qué maravilla de pizza!!! y de croquetas!!!! ufff saco la masa madre que está ahí en la nevera en un pispas, sois la bomba las dos, os adoro, bss

    ResponderEliminar
  2. Hola Marisa esa pizza tiene una pinta deliciosa, mira por donde me acabo de enterar que puedo usar la masa madre según se saca de la nevera ... bueno mezclada y 7 minutos .. eso tengo que hacerlo, hace tiempo que no la uso.
    Por cierto a mi también me gustaría tener una cena una comida y una sobremesa, no pararíamos de charlar, seguro que algún día, muchas gracias por tu comentario tan cariñoso en mi blog.
    Besinos
    El toque de Belen

    ResponderEliminar
  3. Querida vas a crear escuela con tus inventos y la utilización de lo que sobra del refresco de la masa madre.
    Cuando me decida a tener un tamagochi vivo y de verdad en la nevera, haré masa madre, jajajaj, esto es broma, me refiero a lo del tamagochi.

    Genial Marisa un mes más demostramos que con poco que sea y las mil pizcas que todos tenemos en la nevera, se pueden hacer platos tan geniales como tu pizza.

    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Menuda pizza te has marcado, el pollo crujiente me parece superoriginal y esa masa mimada, mmm tiene que estar deliciosa. BSS!!

    ResponderEliminar
  5. Que pizza más rica se ve fantástica :) me pido un trocito... y si es usando cosas que nos quedan emprezadas pues mucho mejor. Un beso!!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  6. Ummmm... qué pinta más rica tiene esta pizza!!! y la masa te ha quedado genial, tiene que estar deliciosa y las croquetas de tu compañera son muy originales y tienen una pinta riquísima!! besotes

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Marisa, una pizza riquísima, vamos, no te dejo ni los filos jaja
    En cas no quieren masa madre, fijate qué cosas. Todos dicen que les sabe ácido el pan. Comprenderás que he probado antes de desistir a utilizarla más refrescada, menos...pero no hay modo. Así que ya ni tengo.
    En casa siempre se ha utilizado la comida para no tirarla, y de vez en cuando se hacía el día de los "retales" que no era más que comer cada uno un plato diferente de lo había quedado.
    Vosotras hacéis lo mismo, pero con gran creatividad y acierto.
    Besotes gordos, mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Marisa , que pizza mas buena , desde luego eres una artista con el reciclado , todo te queda estupendo
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  9. una buena manera de reciclar la masa madre y el resultado a la vista esta
    besitos

    ResponderEliminar
  10. Hola Marisa! Ya estamos de vuelta y aunque cuesta un poco ponerse al dia,cuando ves recetas como esta te sube el animo enseguida....La pizza tiene una vista buenisima,vamos para mi la quisiera...y las croquetas mas de lo mismo...solo falta una cervecita y adisfrutar!
    Besets.

    ResponderEliminar
  11. Acabo de programar mi recetica de reciclaje para mañana.
    Lo he hecho así por dejar 2 días a la vista la receta del Mañoso pero mañana a las 8 sale la de este mes.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  12. Marisa, como siempre que vengo a tu blog, ¡me quito el sombrero! Estas recetas de reciclaje me parecen estupendas, y de las fotos ¡mejor ni hablo! Chica, es un gustazo entrar en tu cocina. Me voy ahora a cotillear a la de Rosalía

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  13. Reciclaje total del todo, no se puede pedir más!!. No hace falta el catador hoy, sólo viendo las fotos ya se ve una pizza estupenda. Felicidades!!

    ResponderEliminar
  14. Una forma fantástica de reciclar y aprovechar todo lo wue va quedando en la nevera, imaginación al poder;))
    Un resultado delicioso!!!
    Besos y enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  15. Un reciclado delicioso y seguro que no quedó ni las migas.Bsss

    ResponderEliminar
  16. como siempre, habéis bordado el reciclado!! una pizza de lo mas sabrosa y unas croquetas muy originales... no hay quien pueda con vosotros para estas cosas. Bs.
    Julia

    ResponderEliminar
  17. Madre mía que rica se ve, me comía un trozo ahora mismo!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Toma ya! que corte tiene esa pizza Marisa! Y con trozos de pollo rebozado??? Esto no lo había visto en mi vida, pero que riquísimo tiene que estar. Ésta no se la enseño a mi hijo que me la pide para hoy mismo, jajajaja Besitos guapa

    ResponderEliminar
  19. Yo estoy de acuerdo con el catador oficial, a mi también me gustaría más así.
    El reciclaje es fan-tás-ti-co, sobre todo por lo de la masa madre que siempre que la refresco me parece un despilfarro de recursos, no siempre, pero de vez en cuando preparar una pizza así es una propuesta estupenda... estos reciclajes están resultando geniales ¡cuanta imaginación en la cocina!
    Un bico

    ResponderEliminar
  20. Me encanta la pizza que has preparado. Rica, rica, y super original las croquetas de tu amiga, yo que soy como los niños que allí donde voy pido croquetas, se me van los ojos, que riquísimas las tengo que probar.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. marisa que buen recurso el de reciclar y que bien hemos aprendido de nuestras madres y abuelas eran las reinas del reciclado por lo menos las mías con cualquier cosa te hacían un guiso buenísimo. Así que vosotras habéis aprendido bien la pizza estará riquísima y las croquetas seguro que también.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Hola Marisa!! Que idea más buena la del reciclaje porque la pizza te ha quedado de lujo ummmm.Gracias por pasar por mi blog, siempre es una alegría leerte; a ver si me organizo un poco y puedo pasar más por aquí, que llevo una racha de no tener tiempo ni para mi blog!!!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  23. Pues no te digo como se pondría el catador oficial, yo estoy babeando sólo de verla. Ay Marisa, llego in extremis pero llego. Al final tendré que estudiarme bien lo de las masas madres y tener siempre en casa.
    Besets y me voy corriendo a por una croqueta de Rosalía!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.