Mermelada de mandarina con chispa de canela, sin azúcar


Las mandarinas en esta época están en su mejor momento. Ya elaboré una receta de mermelada de mandarina que no he publicado todavía, pero ésta surgió a partir de ver un dulce del que me enamoré y que os mostraré en la siguiente entrada.

Os dejo con esta mermelada. Tiene un punto amargo que combinado con esa chispa de canela la hace deliciosa. La he utilizado en esta receta y me ha encantado la combinación de sabores.

Espero que os guste.


Ingredientes

- 700 g de mandarinas
- 400 g de azúcar (200 g de tagatosa)
- ½ cucharadita de canela en polvo 
- 1 cucharadita de agar-agar en copos (si la elaboramos sin azúcar)
*ralladura de mandarina (opcional)

Preparación en TMX

- Elegimos una mandarina de buena calidad y que le quitaremos el máximo de filamentos blancos que tenga en su interior

- Introducimos todos los ingredientes en el vaso y programamos, 10, segundos, velocidad progresiva 5-10.

- A continuación, programamos, 30 minutos, 100º, velocidad 1.

- Añadir el agar-agar y programar 10 segundos, velocidad 3. Después programar, 3 minutos, 100º, velocidad 1. Seguimos colocando el cestillo encima de la tapa.

- Remover con la espátula, y programar de nuevo 6 minutos, varoma, velocidad 1. Seguimos colocando el cestillo encima de la tapa.

- Comprobamos si la consistencia, poniendo una cucharadita en un plato frío. Si la mermelada resbala con dificultad por el plato, la consistencia es la deseada. Si hemos elaborado la mermelada sin azúcar y con agar-agar, es normal que caliente esté más líquida y espesará al enfriarse.

- Una vez finalizado el tiempo, añadimos un poco de ralladura de mandarina.

- Verter rápidamente en botes previamente esterilizados en agua hirviendo, llenar hasta el borde y tapar. Poner los botes boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.


Preparación tradicional

- Elegimos una mandarina de buena calidad y que le quitaremos el máximo de filamentos blancos que tenga en su interior.

- Introducimos todos los ingredientes en una cacerola y los dejamos reposar durante toda la noche.

- Ponemos la cacerola al fuego y cocemos a fuego medio y removiendo de cuando en cuando hasta obtener una mezcla consistente. Comprobaremos si esa consistencia es la deseada, poniendo una cucharadita en un plato frío. Si la mermelada resbala con dificultad por el plato, la consistencia es la deseada.

- Comprobamos por el bocal la consistencia y si estuviera muy líquida, añadimos un poco más de tiempo. Una vez finalizado el tiempo, añadimos un poco de ralladura de mandarina.

- Una vez finalizado el tiempo, añadimos un poco de ralladura de mandarina.

- Verter rápidamente en botes previamente esterilizados en agua hirviendo, llenar hasta el borde y tapar. Poner los botes boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

13 comentarios:

  1. Hola guapi, que rica una tostada por las mañanas con esta deliciosa mermelada!! El toque de canela le va muy bien y el cardamomo también. Besos

    ResponderEliminar
  2. No se me habia ocurrido nunca hacer una mermelada de mandarinas, aunque ya no me extraña nada, pues he visto mermeladas de cosas impensables, seguro que esta tuya tiene que estar de 'vicio', por cierto que no conocia la tagatosa, tendré que investigar, jeje. Petons !!

    ResponderEliminar
  3. Marisa, no se me había ocurrido combinar la mandarina con la canela, pero me parece un contraste exquisito!!
    Un besito y feliz martes!

    ResponderEliminar
  4. Esta mermelada debes ser una delicia para el paladar... ahora que estamos en plena temporada de mandarinas habrá que aprovechar para hacerla. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Marisa, he visto el cheesecake donde has utilizado ésta maravillosa mermelada, pero las tartas de queso no son lo mío, así que me vengo directamente a la mermelada que debe estar deliciosa con ese toque de canela. Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué bueno! Ideal para aprovechar la temporada de mandarinas y poder disfrutar de su sabor durante más tiempo ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  7. La reina de las mermeladas te voy a llamar.
    Eres capaz de hacer de cualquier producto una estupenda mermelada. Me encantan las mandarinas por lo tanto seguro que esta mermelada (la mía con azúcar) me va encantar.
    Es un buen regalo para hacer a nuestros amigos en Navidad. Gracias amiga me entusiasma la mermelada de mandarina que por cierto están este año de muerte, muy buena cosecha.
    Bss.

    ResponderEliminar
  8. Una mermelada muy rica, que ademas con ese toque a canela tiene que ser una delicatesen.Besos

    ResponderEliminar
  9. uhmmmm que ricas las mermeladas caseras
    esta nunca la he elaborado y tiene que estar riquisima
    me la estoy imaginando con unas tostaditas...deliciosa
    esperare para ver donde mas podemos darle uso
    un besazo...

    ResponderEliminar
  10. Vengo desde el g+ para ver la chispa de tu mermelada. Nunca la he preparado con mandarina y seguro que me gustará. Ya sabes que me encantan hacer mermeladas!!.
    Veo que hay otra receta después... voy a ver!!
    Tu también estás que no paras!!!

    ResponderEliminar
  11. Pero que buena mano tienes, se me hace la boca agua con tu ,mermelada ummm una buena opción para una mermelada diferente!
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me encanta esta mermelada, las hago de casi toda la fruta que tenemos en el pueblo, pero de mandarinas que tenemos miles de kilos, no la he hecho nunca. Me llevo tu receta que además la has usado en otras recetas de lujo. Por cierto Marisa soy de Albololuy un pueblo de la alpujarra almeriense y Paterna es un pueblo tambien de Almeria en la falta de la alpujarra, ya se, en Valencia hay un pueblo igual, pero yo hablaba del que tengo mas cerca. Besos maricacharros.

    ResponderEliminar
  13. ¿Y no querrás más mandarinas?

    Porque al hilo del proyecto del que hablaba en mi último post, tengo varios kilos de mandarinas por casa... jejejeje

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.