Flanecitos de requesón, roquefort y espinacas


Me gusta participar en el Recetario Mañoso no sólo por cómo está diseñado sino porque he tenido la suerte de disfrutar de la experiencia siendo anfitriona. Pero lo mejor es el placer de haber conocido a casi todos sus miembros. Me falta la mentora de este mes y como ella bien dice, lo conseguiremos. Ella es Sefa, del Blog El Buen Yantar de Sefa y fue la encargada de introducir en el Mañoso a Rosa, del Blog Las recetas sanas y ligeras de mamáRosa.

Rosa inicia y termina su presentación y su entrada con una frase con la que estoy totalmente de acuerdo y que intento utilizar no sólo en mis recetas sino también en la vida: "El mejor ingrediente para una buena receta es la imaginación". 

Este mes de noviembre el ingrediente no es uno, son muchos porque nos piden que elaboremos recetas con Verduras de hoja de Aragón. Nada mejor para utilizar en este otoño, que por aquí se niega a asentarse.

En esta primera receta he elegido las espinacas, una verdura que me encanta y que utilizo mucho en casa, bueno en casa las verduras nunca faltan.

Como Rosa nos pide imaginación, yo he escondido a la espinaca dentro de unos flanecitos que espero que os gusten porque están muy ricos.

Gracias a las dos y felicidades por el trabajo realizado.




Ingredientes

Para las espinacas

- 300 g de espinacas frescas (una bolsa)
- 20 g de aceite de oliva virgen extra
- sal

Para los flanecitos

- 180 g de requesón
- 40 g de queso roquefort
- 280 g de leche evaporada
- 100 g de leche desnatada 
- 2 huevos L (reservar las cáscaras)
- 2 dientes de ajo o ½ cucharadita de pasta de ajo
- sal y pimienta blanca
* mantequilla para untar el molde
* moldes de flan

Preparación en TMX

De las espinacas

- Si da la casualidad de que vais a hacer algún plato en el que tengáis que utilizar el varoma, se pueden poner en el recipiente y cocerlas en los últimos minutos. 

- Si lo queremos realizar en el cestillo vertemos en el vaso 800 g de agua y una pizca de sal y programamos, 7 minutos, varoma, velocidad 3.

- Introducimos el cestillo con las espinacas y programamos 8 minutos, varoma, velocidad 3, terminado el tiempo sacamos el cestillo, tiramos el agua del vaso y reservamos las espinacas.

- Las sacamos y las dejamos escurrir cuidando de que pierdan toda el agua.

- Añadimos el aceite en el vaso y sofreímos 2 minutos, varoma, velocidad 1.

- Incorporamos las espinacas y programamos, 2 minutos, varoma, velocidad 1. Reservar.

De los flanecitos

- Untar bien con mantequilla los moldes.

- Poner en el vaso el requesón, el queso roquefort, la leche desnatada, la leche evaporada, los ajos o la pasta de ajo, los huevos, la sal y la pimienta. Programar, 40 segundos, velocidad 8. Comprobar que queda todo bien triturado.

- Verter la preparación en las flaneras. Colocar las flaneras en una bandeja de horno llena de agua ya caliente. 

- Coger pequeñas porciones de espinacas e introducirlas en la mezcla cuidando de que queden lo más centradas posible.

- Colocar las cáscaras de huevo flotando en el agua. Esto se realiza para evitar que el agua caliente salpique en el interior de los moldes.

- Hornear al baño maría a 170º. Si vemos que se están dorando demasiado rápido, bajamos la temperatura a 160º-150º.

- Comprobar la cocción pinchando con un palillo de brocheta. Si sale limpio, están en su punto. 

- Dejar enfriar y meter en la nevera.

- Desmoldar y servir.


Preparación tradicional

De las espinacas

- Cocer las espinacas en una olla con un poco de agua o al vapor. 

- Sacarlas y dejarlas escurrir cuidando de que pierdan toda el agua.

- Verter el aceite en una sartén, añadir las espinacas y sofreírlas. Reservar.

De los flanecitos

- Untar bien con mantequilla los moldes.

- Poner en el vaso de una batidora el requesón, el queso roquefort, la leche desnatada, la leche evaporada, los ajos o la pasta de ajo, los huevos, la sal y la pimienta. Comprobar que queda todo bien triturado.

- El resto, como en la preparación en TMX.

Bon profit!.

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

25 comentarios:

  1. Marisa este mes en el Mañoso te me has adelantado. Que flanes mas ricos, sanos y con tan buena pinta.
    Yo ando dando vueltas a ver que se me ocurre, en mi casa al contrario que en la tuya soy yo la verdulera.
    Pero algo se me ocurrirá, tu receta me la anoto, con en truqui de las cascaras de huevo incluido.
    Bss.

    ResponderEliminar
  2. Ohh ! se ven deliciosos y ese corte fantastico! bicos

    ResponderEliminar
  3. buenos y ricos días con esta receta que veo ya de buena mañana. No sabia el truco de las cascaras de huevo así que me lo guardo. besicos

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa, que cosa más rica nos has traído, la imaginación se estira y dá para mucho y creo que es una receta perfecta, ahora a por la segunda. Muchas gracias, a ver que imaginamos, sobre todo yo, que todo lo que pienso es con espinacas jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Que buenos y ligeros! Bueno, el roquefort ligero no es, pero tampoco es para tanto, no?

    ResponderEliminar
  6. Hola guapi, vaya sorpresa se llevan al comer estos deliciosos flanes!! Perdóname, pero me estoy imaginando la cara de a los que no les gustan las espinacas!!jajaja no es mi caso, porque así pasadias con un ajo hasta me las como en bocata!! Besitos

    ResponderEliminar
  7. Interesante receta , me gusta mucho. Solo verlo he pensado: y las espinacas ??? Pero si esto es muy blanco jajajaja.
    Me lo apunto!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. Marisa,que ricos deben estar esos flanecitos y encima ligeritos..Besos

    ResponderEliminar
  9. En cuanto he visto la foto en el Face me he dicho, esta entrada no me la pierdo y aquí me tienes, sabía que me gustaría por lo rico de sus ingredientes y por la bonita presentación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los flanes salados, y estos con roquefort son una delicia. Gracias por pasarte por mi blog y por tu acogida en el reto. No conocía tus otros blogs y son fantásticos, me quedo por qui para no perderme nada. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué bonitos quedaron, da hasta pena comérselos! La combinación de requesón, roquefort y espinacas me encanta.
    Besos y feliz semana.
    http:comerespecial.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Que sorpresa de espinaca mas buena, un plato completo y resultón, me gusta mucho. Besicos.

    ResponderEliminar
  13. Mmmmm esto tiene una pinta estupenda! que rico!!!! :-)). A mi no hace falta que me escondas las espinacas pq' me encantan jijiji.
    Petons, Sandra.

    ResponderEliminar
  14. Oye, qué cucos Marisa. Una receta estupenda sin duda y con una presencia sensacional. Los verduleros la verdad es que disfrutamos con todas las recetas que la llevan, qué lucha tengo en casa para que coman más verde.
    El truquito, pues no lo había visto nunca, así que tomo nota.
    Besotes, mi niña.

    ResponderEliminar
  15. Cortados quedan genial!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  16. Que corte más perfecto, es una idea buenísima. Gracias por tu aportación.

    Besicos

    ResponderEliminar
  17. Yo tampoco conocía el truco de las cáscaras de huevo y realmente es genial.
    me encantan las verduras, en casa también se comen mucho y en general llama la atención que mis hijos desde pequeños comían cosas como brócoli, coliflor, espárragos y lo que se cruce ! ja-ja!
    Disfruto mucho de tus entradas del recetario mañoso, Marisa. creo que una de las cosas que más me gusta es la conciencia que tienen acerca del lugar de origen de determinados productos. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Marisa ,estupenda receta rica y original ,que al abrir el flanecito se vean esas espinacas es sorpresa total
    besinos

    ResponderEliminar
  19. Seguro que están muy ricos con esa sorpresa en el interior.besinos

    ResponderEliminar
  20. Gracias por tu receta, como siempre muy rica y con sorpresa, bs.

    ResponderEliminar
  21. Cuando vi la receta en facebook no veía las espinacas por ningún lado, ahora que vengo aquí las he descubierto bien escondidas dentro de los flanes. Tienes que darme un cursillo varoma/thrx para que le pueda sacar todo su jugo al aparato. Se me va a hacer viejo sin utilizarlo!!!. Tampoco había oído lo de las cáscaras de huevo en el baño María. Yo recuerdo que mi madre las ponía en la bandeja de las magdalenas cuando las llevaba a hornear al horno del pueblo... pero era para distinguir su bandeja de las otras.
    Me la llevo y te dejo un besico.

    ResponderEliminar
  22. Que flanes más ricos, y además con sorpresa en el interior. Muy interesantes. besos

    ResponderEliminar
  23. ¡¡ Me encantan, tienen que estar deliciosos !!

    ResponderEliminar
  24. Wooooow, me ha encantado esta receta Mañosa! Además es sencillota y sana, perfecta para una cena! Besitos y encantada de conocerte!

    ResponderEliminar
  25. Hola Marisa, me encanta tu blog, tengo una pregunta sobre esta receta ¿ se pueden congelar? gracias!
    Saludos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.