Mermelada de ciruelas a la vainilla, con o sin azúcar


Esta mermelada es otra más que añado a la ya gran lista. Sigo experimentando con la tagatosa y los resultados me gustan. A veces el agar-agar no es necesario, otras pongo sólo una cucharadita como en este caso.
El sabor es un poco ácido y es mejor poner poca vainilla para que no desvirtúe el sabor de la fruta.

Espero que os guste. Aprovechad ahora que es época de ciruelas.


Ingredientes

- 500 g de ciruelas (las mías eran de carne amarilla)
- 100 g de tagatosa o 325 g de azúcar
- ½ vaina de vainilla
- zumo de medio limón
- 1 cucharadita de agar-agar en copos

Preparación en TMX

- Lavar las ciruelas bien y secarlas. Quitarles los huesos pero no la piel.

- Abrir la vaina de vainilla y rascar el interior.

- Introducir las ciruelas en el vaso. Programar 4 segundos, velocidad 5.

- Añadir la tagatosa o el azúcar, el limón y la raspadura de vainilla. 

- Programar 30 minutos, 100º, velocidad 1 poniendo el cestillo sobre la tapa y sin el cubilete, claro.

- Añadir el agar-agar y programar 10 segundos, velocidad 3. Después programar, 3 minutos, 100º, velocidad 1. Seguimos colocando el cestillo encima de la tapa.

- Remover con la espátula, y programar de nuevo 6 minutos, varoma, velocidad 1. Seguimos colocando el cestillo encima de la tapa.

- Verter rápidamente en botes previamente esterilizados en agua hirviendo, llenar hasta el borde y tapar. Poner los botes boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.

Preparación tradicional

- Lavar las ciruelas bien y secarlas. Quitarles los huesos pero no la piel.

- Abrir la vaina de vainilla y rascar el interior.

- Partir el limón en dos y reservar las pepitas. Ponerlas en una gasa y cerrarla bien.

- Poner las ciruelas en una cacerola. Añadir el azúcar o la tagatosa, el limón, la gasa con las pepitas y la vainilla.

- Cocer a fuego vivo. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego e ir removiendo a menudo. 

- Poner un plato en el congelador. Para comprobar que la mermelada está cocida, verter una cucharadita en el plato helado y comprobar si resbala con dificultad al inclinarlo.

- Verter rápidamente en botes previamente esterilizados en agua hirviendo, llenar hasta el borde y tapar. Poner los botes boca abajo sobre un paño de cocina hasta que se enfríen.

Notas:

- Me ha asombrado el color de la mermelada. Eran ciruelas de piel negra y carne amarilla y mirad qué color tan bonito y rojizo tiene la mermelada.

- Si la preparáis con azúcar, no es necesario, utilizar el agar-agar.

- Yo la conservo en la nevera porque es sin azúcar.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

16 comentarios:

  1. fijate que este año, en mi zona no se dieron nada de ciruelas, eh? pero si me dieran alguna, seguro las utilizaría para aprovecharlas de esta forma :)

    ResponderEliminar
  2. No conocía el truco para saber si está cocida... tomo nota!
    Ayer hice de higos con moscatel, tengo un vicio con las mermeladas que no es normal...

    ResponderEliminar
  3. Marisa deberías montar una tienda de mermeladas, creo que este año has preparado mermelada con todas las frutas posibles, nena ya viene la fruta de otoño-invierno, ni pensar quiero lo que se te ocurrirá. Me encanta la mermelada de ciruelas, aunque siempre la he hecho con la claudia. Bss.

    ResponderEliminar
  4. que color tan bonito ! y de sabor tiene que estar buenisima, bicos

    ResponderEliminar
  5. El color si que ha variado y queda precioso.
    Que ricas las ciruelas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. Que rica me pido un tarrito para las tostadas de mañana ;) me iba a poner yo fina!

    ResponderEliminar
  7. Hola Marisa... qué mermelada tan fantástica!!!
    Parece que sin azúcar no quede tan rica, pero.... ya lo creo que si!!!
    Qué color más bonito tiene!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marisa preciosa, pero qué delicia, me encanta!!
    Tiene un color impresionante, la textura es fantástica y ese toque de vainilla me parece exquisito!
    Un besito enorme y feliz semana!

    ResponderEliminar
  9. Que buena pinta ,yo ya me estoy acostumbrando a comerlas menos dulces ,estos días hice otra de melón y una de moras y arándanos,tengo que probar la de ciruelas.besinos

    ResponderEliminar
  10. Aque pinrtaza y que color esta decine ii tu para mi seras la reinna de las mermeladas te quedan todas genial....Bessss

    ResponderEliminar
  11. Hola, preciosa! Ya ando por aquí y vengo a deleitarme en tu cocina. Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Si te digo la verdad, las mermeladas caseras me gustan todas. Ésta no podía ser menos y el color que te ha quedado es precioso, sin duda la piel ha hecho de colorante natural. Ya te lo he comentado en alguna ocasión, pero la tagatosa me parece riquísima, así que no dudo que esta mermelada quedó de lujo.
    Besotes, mi niña, un gusto como siempre venir a verte. Que tengas buena semana.

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisa!

    Que maravilla, que lujo de mermelada y de sabor debe ser espectacular!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  14. Te ha quedado fabulosa, qué textura tan buena, vaya color más precioso y el sabor tiene que ser delicioso. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  15. Hola corazón, si ya estoy de vuelta y con ganitas de leeros otra vez.. :)..Ya veo que sigues con tus ricas mermeladas..Por cierto en nada tendremos nuevo reto,no?
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias por la receta. Saber hacer estas cosas siempre viene genial !!

    http://moralessruth.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.