Mini panecillos de queso


Hacía dos semanas que no publicaba. Necesitaba descansar, pero eso no significa que no haya cocinado nada, he seguido haciendo recetitas, pero más relajada y sin obligarme. Por otro lado, he tenido problemas con internet en el hotel del pueblo y el otro día fui para nada.

Así que hoy mi hijo me ha dicho otro sitio en el que me puedo conectar y no os riáis, pero estoy dentro del coche al lado de un pub, conectada y super bien, la conexión, no yo, que me estoy muriendo de calor. Pero vale la pena porque ya tenía mono de blog.

Esta es la segunda vez que hago estos panecillos. La primera vez, no me gustó cómo me quedaron. Era una receta que tenía hace años, que guardaba porque era un pan sin levado, pero el resultado no fue de nuestro agrado. La miga quedaba muy apelmazada y el panecillo muy pequeño.

Estar en la playa ya unos años, hace que hagas amigos. Yo tengo una especial predilección por los pequeñajos y eso unido a mi pasión culinaria, hace que, a veces, invite a algún niño a cocinar conmigo. El otro día vino Andrea. Es nieta de unos amigos y vecinos. Le dije que íbamos a hacer pan y acabamos haciendo los panecillos de queso. Tenía la masa ya preparada y leudada, así que sólo faltaba enseñarle a darle forma a los panecillos. Como el otro día compré unos aros con formas para hacer galletas se los di para que se divirtiera más. Le saqué también las gotas de chocolate y se lo pasó pipa haciendo sus panecillos especiales. Andrea tiene ocho años recién cumplidos, pero tiene un hermano de tres que es un encanto y muy, muy espabilado. 

Puse los panes en el horno, y se fueron a la piscina. Como mi casa está junto a la piscina, los llamé cuando estaban cocidos. El pequeñajo entró en tromba y cuando nos dimos cuenta, ya había dado cuenta de uno de los panecillos. El resto, se los llevaron, pero me quedé uno y la verdad, es que estaba muy bueno.

La conclusión, en esta receta al menos, es que queda mucho mejor dejando a la masa levar unos minutos.

Espero que os guste.
Ingredientes

- 300 g de queso blanco desnatado
- 2 cucharadas soperas de aceite de girasol
- 1 cucharada sopera de aceite de oliva
- 50 g de harina de trigo fuerza
- 1 sobre de levadura de panadero seca
- 1 cucharadita de café de sal
- semillas de amapola
Estos son los panes que hizo Andrea, ahora los míos
Preparación

- Poner en el vaso todos los ingredientes. Programar 3 min, velocidad espiga. 

- Cuando la masa esté lista, lisa y homogénea, colocarla sobre una superficie enharinada.

- Hacer bolas de unos 100 g, alargarlas dándoles formas de panecillos..

- Dejarlas levar 30 min.

- Amasar para quitar el aire. Pintar las con leche y hacerles unos cortes . Espolvorear con las semillas de amapola. 

- Cocer unos 25 minutos o hasta que estén dorados en horno precalentado a 200°.

Bon profit!

Comparte o Imprime este Post:

Y ADEMÁS EN EL BLOG

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por comentar. Me alegra leer tus palabras y si aprendo de ellas, todo un placer.
Espero tu visita de nuevo.
Este blog no participa en cadenas de premios. Gracias si has pensado en mí.